Connaisseur

Connaisseur ("conocedor" en lengua francesa") es un especialista del gusto en un dominio dado, particularmente en bellas artes, en gastronomía y en enología.[1]​ El juicio crítico de los connaisseurs está basado en la condición de experto que les da su erudición y experiencia, además de una panoplia de habilidades no necesariamente objetivas, destacando la intuición, aspectos sensoriales y una particular relación con el placer; que les permiten distinguir calidades y estilos y establecer atribuciones de autoría, procedencia o datación (sea de un fragmento literario, de una escultura o de un vino). No necesariamente ejercen profesiones regladas o pertenecen a ámbitos científicos (como las instituciones académicas y universitarias), y pueden ser simples aficionados (amateurs). Tanto unos como otros pueden encontrarse en los ámbitos de la crítica de arte, la crítica enológica o la crítica gastronómica, los museos, los grandes restaurantes y bodegas, tanto entre los espectadores o clientes (gourmet) como entre los que gestionan el producto (galeristas, comisarios, chefs, sumilleres, etc.) Erwin Panofsky indica en Meaning in the Visual Arts (1955): "el connoisseur puede ser definido como un lacónico historiador del arte, y el historiador del arte como un locuaz connoisseur".[2]​. Un notable ejemplo de connaisseur en ámbitos artísticos fue Bernard Berenson.[3]

Un connaisseur estudiando una pintura, de Henry Herbert La Thangue, 1887.
Catando el vino, escuela inglesa, siglo XIX.
Detalle de La tribuna de los Uffizi, de Johann Zoffany, 1772-1778.

EtimologíaEditar

La palabra "connaisseur" se utilizaba antes de 1835 con la ortografía "connoisseur". De manera similar, en francés medieval se utilizaba el verbo "connoistre" ("conocer algo o a alguien"), que da lugar a "connaître" en francés actual.

Términos italianosEditar

Las palabras italianas cognoscente y dilettante (en plural cognoscenti y dilettanti) se utilizan de forma similar; la primera de ellas exactamente con el mismo origen y significado que connaisseur o "conocedor",[4]​ mientras que la segunda con el significado de amateur o aficionado.[5]​ Deriva del verbo dilettare ("deleitarse"), del latín delectare ("seducir", "dar placer"), frecuentativo de delicere ("atraer", "tentar"); originalmente el concepto "dilettante", como el de "amateur" no tenían connotaciones negativas, pero las adquirieron desde finales del siglo XVIII, al oponerse en el uso al concepto "profesional".[6]

Ejemplos de usoEditar

... el título de connoisseur en ese arte [la pintura] es al presente el pasaporte más seguro para cualquier sociedad a la moda; encoger los hombros a tiempo, una actitud admirativa y uno o dos tonos exóticos de exclamación son suficientes cualificaciones para que hombres de bajo origen alcancen aceptación.
... los connoisseurs de arte dicen que los historiadores de arte escriben acerca de lo que no entienden; por su parte, los historiadores de arte menosprecian a los connoisseurs, y solo los ven como criados que reúnen materiales para ellos, pero que por sí mismos no tienen el menor conocimiento de la fisiología del arte.

The ConnoisseurEditar

The Connoisseur fue un periódico británico publicado entre 1754 y 1756 por George Colman el Viejo y el parodista Bonnell Thornton; y una revista británica de bellas artes, mobiliario y coleccionismo, publicada entre 1901 y 1992, con una edición estadounidense publicada entre 1981 y 1991 por Thomas Hoving.[9]

NotasEditar

  1. (en inglés) 'Connaisseur' in the Centre National de Ressources Textuelles et Lexicales, 3rd meaning
  2. The connoisseur might be defined as a laconic art historian, and the art historian as a loquacious connoisseur. Meaning in the Visual Arts, 1955, isbn=9780226645513
  3. Ernest Samuels, Bernard Berenson: The Making of a Connoisseur, Harvard University Press, 1979.
  4. dictionary.com
  5. dictionary.com
  6. etymonline.com
  7. Painting is and has been and now will someday become the sole object of fashionable care; the title of connoisseur in that art is at present the safest passport into every fashionable Society; a well timed shrug, an admiring attitude and one or two exotic tones of exclamation are sufficient qualifications for men of low circumstances to curry favour.
  8. art connoisseurs say of art historians that they write about what they do not understand; art historians, on their side, disparage the connoisseurs, and only look upon them as the drudges who collect materials for them, but who personally have not the slightest knowledge of the physiology of art.
  9. archive.org

Enlaces externosEditar