Abrir menú principal

Se denomina diagnóstico prenatal y screening prenatal a diversos estudios de diagnóstico cuyos objetivos son detectar problemas anatómicos y fisiológicos en el cigoto, embrión, o feto tan temprano como sea posible, a veces aun antes de que comience la gestación (como es el acaso en el diagnóstico genético preimplantación) o tan temprano como sea posible durante la gestación. Permiten detectar defectos congénitos u observar otros elementos asociados a diversos factores de riesgo de la madre que requieran de control durante el periodo de gestación.[1]

Los especialistas recurren a pruebas y estudios médicos para detectar problemas tales como defectos en el tubo neural, anormalidades cromosómicas, y mutaciones genéticas que producen trastornos genéticos y defectos de nacimiento, tales como espina bífida, labio leporino, enfermedad de Tay-Sachs, anemia de células falciformes, talasemia, fibrosis quística, distrofia muscular, y síndrome X frágil. Los screening tienen por objetivo detectar problemas en un sector amplio de la población mediante campañas de estudios que utilizan métodos no onerosos y noinvasivos, mientras que el diagnóstico se concentra en buscar información adicional detallada una vez que se ha determinado la existencia de un determinado tipo de problema, y a veces puede recurrir a métodos más invasivos. Los estudios también pueden ser utilizados para determinación prenatal del sexo. Entre los procedimientos de estudio se cuentan amniocentesis, ecografía incluida translucencia nucal por ultrasonido, estudios del suero mediante biomarcador, o examen genético. En algunos casos los estudios se realizan para determinar si el feto será abortado, si bien los médicos y los pacientes también encuentran útil diagnosticar embarazos de alto riesgo temprano de forma tal que el parto pueda ser programado en un hospital con el equipamientos adecuado para que el bebé pueda recibir ni bien nace el cuidado apropiado.

El diagnóstico en el feto en etapa temprana de defectos congénitos permite adoptar medidas durante el embarazo y/o durante el parto, para minimizar los riesgos sobre la madre y su hijo, además de permitir una mejor prognosis del bebé luego de nacer. En algunas circunstancias y para ciertos defectos congénitos, es posible realizar tratamientos sobre el feto mientras se encuentra en el útero materno. Por otra parte el conocer sobre la presencia de determinada patología en el feto, permite que el equipo médico que atenderá al recién nacido se encuentre advertido y preparado para brindarle la atención que requiera el bebé según el defecto que se haya diagnosticado.

Técnicas de diagnóstico prenatalEditar

Existen ciertas técnicas y métodos que se utilizan para realizar diagnósticos prenatal.[2]​ El especialista elegirá la técnica más apropiada dependiendo de varios factores, estado y condiciones de salud de la embarazada, etapa del embarazo, tipo de defecto que se propone detectar.

Existen diversas formas de clasificar los métodos existentes, incluyendo consideraciones sobre el grado en que invaden a la madre/feto y cuando es que es conveniente utilizarla.

Invasividad Técnica Comentario Instancia para el examen
No invasiva Células fetales en la sangre materna (FCMB)[3] Basada en la concentración de células fetales que circulan con la sangre materna. Dado que las células del feto poseen toda la información genética del feto en desarrollo, se las puede utilizar para diagnóstico prenatal.[4] Primer trimestre
No invasiva ADN fetal en células libres en sangre materna Basada en el ADN de origen fetal que circula con la sangre materna. La técnica permite identificar aneuploidía fetal[5]​ y determinar el sexo de un feto a partir de la sexta semana del embarazo. El ADN fetal comprende una proporción de 2 al 10% del ADN total que hay en la sangre materna.

El ADN libre fuera de las células también permite realizar la secuenciación completa del genoma del feto, y así determinar la secuencia completa de ADN de cada gen.[6]

Primer trimestre
No invasiva Diagnóstico genético preimplantacional (PGD) Durante los procedimientos de fertilización in vitro (IVF), es posible recoger muestra de células de los embriones humanos antes de la implantación.[7]​ Si bien PGD es una técnica no invasiva, la IVF por lo general comprende procedimientos invasivos tales como toma de oocito transvaginal. Antes de la implantación
No invasiva Examen externo Examen de útero de la mujer desde fuera del cuerpo. Primer o segundo trimestre
No invasiva Detección por ultasonido Comúnmente denominadas ecografías programadas a partir de las 7 semanas para confirmar las fechas del parto y detectar posible presencia de mellizos. Se puede usar la translucencia nucal hacia la semana 12 para identificar riesgos asociados al síndrome de Down. Posteriormente a partir de la semana 18 se pueden realizar ecografías de morfología para observar si el desarrollo del feto es normal. Primer o segundo trimestre
No invasiva Monitoreo del palpitar cardíaco del feto Auscultación del corazón del feto Primer o segundo trimestre
No invasiva Non-stress test Uso de cardiotocografía durante el tercer trimestre para monitorear la salud fetal Tercer trimestre
Poco invasiva Recolección de células trofoblasto transcervicales Se puede utilizar aspiración de moco cervical, hisopado cervical, y lavado cervical o lavado intrauterino para obtener muestras de células trofoblasto para diagnóstico, incluido análisis genético prenatal. El índice de éxito en obtener células trofoblasto del feto varían del 40% al 90%.[8]​ Se la puede utilizar para determinación del sexo del feto e identificar aneuploidía.[8]​ Se ha demostrado que los marcadores de anticuerpos son útiles para seleccionar células trofoplastos para realizar estudios genéticos y para demostrar que la abundancia de células trofoplasto recuperables disminuye en embarazos anormales, tales como en un embarazo ectópico o un embarazo anembrionado.[8] Primer trimestre[8]
Poco invasiva Muestreo del suero materno Incluido β-hCG, PAPP-A, alfa fetoproteina, inhibina-A. Primer o segundo trimestre
Más invasiva Muestra de vellosidades coriónicas Comprende obtener una muestra de vellosidad coriónica y analizarla. Esto se puede realizar antes que la amniocentesis, pero posee un riesgo mayor de aborto, que se estima es del 1%. Luego de las 10 semanas
Más invasiva Amniocentesis Se puede una vez que se ha producido suficiente líquido amniótico como para permitir tomar una muestra. Las células del feto flotan en este fluido, y pueden ser separadas y analizadas. El riesgo de aborto producto de amniocentesis se estima en el 0.06% (1:1600).[9]​ Mediante amniocentesis también es posible criopreservar células madre amnióticas.[10][11][12] Luego de la semana 15
Más invasiva Embrioscopía y fetoscopía Aunque rara vez se la utiliza, la misma comprende meter un elemento en el útero de la mujer para observar (con una vídeo camera), o para muestrear sangre o tejido del embrión o del feto.
Más invasiva Muestreo percutáneo de sangre del cordón umbilical PUBS es un método de diagnóstico genético mediante el cual se examina la sangre del cordón umbilical fetal para detectar anormalidades en el feto. 24–34 semanas

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Diagnóstico prenatal. Genética. Ecografía. Bioquímica. Medicina fetal. J.M. Carrera. Editorial Salvat. (1987) ASIN: B00J8PJ14E
  2. Manual de Diagnostico Prenatal y Medicina Fetal. Henrion R; Dumez ;Aubry J P Elsevier (1990). ISBN 8431105135, ISBN 978-8431105136
  3. Wachtel, SS; Shulman, LP; Sammons, D (febrero de 2001). «Fetal cells in maternal blood.». Clinical genetics 59 (2): 74-9. PMID 11260204. doi:10.1034/j.1399-0004.2001.590202.x. 
  4. Herzenberg, LA; Bianchi, DW; Schröder, J; Cann, HM; Iverson, GM (marzo de 1979). «Fetal cells in the blood of pregnant women: detection and enrichment by fluorescence-activated cell sorting». Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 76 (3): 1453-5. Bibcode:1979PNAS...76.1453H. PMC 383270. PMID 286330. doi:10.1073/pnas.76.3.1453. 
  5. Fan HC, Blumenfeld YJ, Chitkara U, Hudgins L, Quake SR; Blumenfeld; Chitkara; Hudgins; Quake (octubre de 2008). «Noninvasive diagnosis of fetal aneuploidy by shotgun sequencing DNA from maternal blood». Proc. Natl. Acad. Sci. U.S.A. 105 (42): 16266-71. Bibcode:2008PNAS..10516266F. PMC 2562413. PMID 18838674. doi:10.1073/pnas.0808319105. 
  6. Yurkiewicz, I. R.; Korf, B. R.; Lehmann, L. S. (2014). «Prenatal whole-genome sequencing--is the quest to know a fetus's future ethical?». New England Journal of Medicine 370 (3): 195-7. PMID 24428465. doi:10.1056/NEJMp1215536. 
  7. Santiago Munne
  8. a b c d Imudia AN, Kumar S, Diamond MP, DeCherney AH, Armant DR; Kumar; Diamond; Decherney; Armant (abril de 2010). «Transcervical retrieval of fetal cells in the practice of modern medicine: a review of the current literature and future direction». Fertil. Steril. 93 (6): 1725-30. PMC 2847626. PMID 20056202. doi:10.1016/j.fertnstert.2009.11.022. 
  9. «Mid-Trimester Amniocentesis Fetal Loss Rate». J Obstet Gynaecol Can 29 (7): 586-590. 2007. Consultado el 15 de julio de 2015. 
  10. «European Biotech Company Biocell Center Opens First U.S. Facility for Preservation of Amniotic Stem Cells in Medford, Massachusetts | Reuters». 22 de octubre de 2009. Consultado el 11 de enero de 2010. 
  11. «Europe's Biocell Center opens Medford office – Daily Business Update – The Boston Globe». 22 de octubre de 2009. Consultado el 11 de enero de 2010. 
  12. «The Ticker». Consultado el 11 de enero de 2010.