Director de orquesta

persona que coordina los distintos instrumentos que componen una orquesta

Un/a director/a de orquesta es la persona encargada de conducir la música que interpreta una orquesta. Su labor es muy arduo. A partir del estudio profundo e intensivo de una partitura, deberá encargarse de unificar la interpretación de una obra que interpretará un grupo amplio de músicos. Mientras conduce la música, debe estar atento a que la versión que construyo en su cabeza (producto de su análisis) de determinada obra esté sonando en el momento del ensayo y/o concierto. Al mismo tiempo, debe potenciar a cada músico para lograr el mayor rendimiento de la agrupación música.

Un director de orquesta utilizando la batuta.

Durante los ensayos, debe dar las indicaciones que considere importantes a los músicos que integran una agrupación orquestal. Sus indicaciones pueden abarcar desde un matiz, una manera de vibrar los sonidos o sobre la manera de unificar la interpretación de determinada sección de una obra. También está atento a la afinación, al empaste, al ensamble y al balance que la orquesta desarrolla.

Si bien la figura del director es relativamente nueva en términos históricos, en algún punto su función estuvo siempre presente. Existen agrupaciones que no tienen director fijo pero que cuentan un director musical que, básicamente, decide varios puntos esenciales para la interpretación correcta de la obra.

HistoriaEditar

La dirección orquestal tiene origen en la tarea de conducción vocal que se realizaba durante la Edad Media. Con la incorporación de los instrumentos y la utilización de diversos elementos compositivos más complejos, la posición del maestro de capilla adquiere mayor protagonismo. Para lidiar con estas nuevas dificultades se implementó el uso de un bastón, con el que se muchas veces se marcaba el tempo golpeando el suelo. Es conocida la historia del compositor de la corte de Francia Jean-Baptiste Lully, quién aplastó su pie con el bastón mientras dirigía una agrupación. La herida derivó en gangrena y terminó con la muerte del compositor. Estos fueron los primeros intentos y las primeras experiencias de dirección, que denotaron la necesidad de una figura que pueda conducir la música en un grupo.

En los siglos XVII y XVIII era muy común que compositores fueran los encargados de dirigir la música que escribían. Cuando esto no era posible, se recurría a un músico de la orquesta, que casi siempre era el concertino o el realizador del bajo continuo. Con el transcurso del tiempo, la dirección de orquesta fue desarrollándose técnicamente y volviéndose más precisa, de manera que en el siglo XIX encontramos ya a músicos que únicamente se dedican a dirigir orquestas y agrupaciones musicales. Es así que, en el siglo XIX, se considera imprescindible la formación específica en la dirección orquestal de la persona que ejerciera ese rol.

Sin embargo, grandes compositores subsistieron principalmente de su labor como directores de orquesta. Sus figuras eran respetadas por las orquestas por la autoridad que les daba ser los compositores de las obras que se interpretaban. Algunos de ellos fueron: Hector Berlioz, Felix Mendelssohn, Ludwig Spohr, Carl Maria von Weber, Richard Wagner, Gustav Mahler y Richard Strauss.

FuncionesEditar

Entre los deberes del director de orquesta están: llevar el tempo, indicar la entrada de grupos instrumentales individuales, marcar los cambios de dinámicas y fijar cualquier otra instrucción relevante dejada en la partitura por el compositor. También son deberes del director coordinar los ensayos, resolver disputas y desacuerdos de índole interpretativa entre los músicos. Muchos directores también son los encargados de definir las programaciones que las orquesta llevan adelante en cada

Cabe notar que, si bien las funciones de cada director son las mismas, la forma en las que las ejecutan es lo que les distingue. Normalmente, cada partitura usa términos que se prestan a distintos grados de ambigüedad, y por donde están sujetos a la interpretación del director. Algunos ejemplos son rubato, allegro o forte.

Se ha dicho por esto que ninguna versión de una pieza es exactamente igual a otra, ni siquiera cuando son hechas por un mismo director en dos ocasiones distintas. Por ejemplo, Ígor Stravinski, quien dirigió al menos seis grabaciones de su obra La consagración de la primavera, notó que cada una de ellas era marcadamente diferente de las otras.

A veces, si el compositor o la compositora está presente en los ensayos de su obra, puede cambiar de opinión acerca de lo que escribió en la partitura e informárselo al director. En ocasiones, algunos directores se interesan por conocer bien no solo la obra que dirigirán, sino también al mismo compositor: sus gustos, conocimientos musicales y maestría, pues consideran que es esencial para una ejecución de calidad. Este es normalmente el caso ante el estreno mundial de la obra.

CaracterísticasEditar

Un director de orquesta debe tener la mayor cantidad de conocimientos musicales posibles. Esto le permitirá tener una visión más amplia de la música que está dirigiendo. Además, debe tener conocimientos sobre la orquestación y, por tanto, saber cómo se producen sonido los instrumentos de la orquesta (sin necesariamente poder ejecutarlos). Saber los registros óptimos y no óptimos de cada instrumento, le permitirá un trabajo más sutil en la construcción de la versión musical de la obra que está dirigiendo. Debe tener profundos conocimientos de armonía.

HerramientasEditar

La mayoría de los directores utilizan para dar sus indicaciones, además de gestos, una pequeña vara llamada batuta. La función de este elemento es ampliar el rango de visión para que todos los integrantes de una orquesta puedan verlo.Quienes no utilizan batuta, dirigen con gestos de los brazos y las manos.

El director utiliza todo su cuerpo para dirigir. La manera de esta parado, de ver a los músicos y de respirar condicionan el sonido resultante de la orquesta. Algunos directores utilizan también una tarima sobre la que se paran para que la orquesta los pueda ver con mayor facilidad. Esta tarima suele tener el nombre de "podio".

Directores reconocidosEditar

Algunos de los más ampliamente reconocidos directores de todos los tiempos son: Arturo Toscanini y Wilhelm Furtwängler.

Posteriormente ocupan los primeros puestos a nivel mundial los maestros: Carlos Kleiber, Roberto Minczuck, Sarah Brightman, Riccardo Muti, Kurt Masur, Leonard Bernstein, Daniel Barenboim, Valeri Gérgiev, Zubin Mehta, Herbert von Karajan, Gustavo Dudamel y Claudio Abbado.

TécnicasEditar

Técnica de Sergiu CelibidacheEditar

Una de las técnicas de dirección más sólidas que hoy existen es la que desarrolló Sergiu Celibidache. Uno de sus mayores aportes fue el concepto de relaciones (o proporciones). Con las relaciones, Celibidache estudia los movimientos y los tiempos internos que hay en la marca que realiza un director. Explica que según el tiempo que hay en el movimiento ascendente y descendente dentro de la marca del director, se pueden conducir tempos binarios o ternarios. También se puede diferenciar la música con caracter legato y staccato.

Diferencia entonces 6 tipos de relaciones:

- Relación 1/1: Se tarda la mitad del tiempo en subir y la mitad del tiempo en bajar al pulso. Se utiliza para dirigir ritmos binarios en legato.

- Relación 1/2: Se tarda dos partes del pulso en subir y una en bajar. Se utiliza para dirigir ritmos ternarios en legato.

- Relación 1/3: Se tarda 3 partes del pulso en subir y una en bajar. Se utiliza para dirigir ritmos binarios en staccato.

- Relación 1/4: Se tarda 4 partes del pulso en subir y una en bajar.

- Relación 1/5: Se tarda la quinta parte del pulso en subir y una parte en bajar.

Este concepto fue innovador y permitió un gran desarrollo en la técnica general de la dirección orquestal. Sergiu Celibidache también desarrolló la filosofía de la dirección orquestal. Su escuela de dirección marcó un antes y un después en la historia de la dirección orquesta.

Uso de la mano izquierdaEditar

En básica general de la dirección orquestal, la mano izquierda se utiliza para marcar las entradas a los diferentes instrumentos, para diferenciar los matices o para reforzar las indicaciones que da la mano derecha

Día internacionalEditar

Desde 2013 se celebra cada 13 de julio el día internacional del Director de Orquesta, por iniciativa de los alumnos de la Escuela de Dirección de Orquesta y Banda Maestro Navarro Lara, aniversario del fallecimiento del reconocido director Carlos Kleiber.[1]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar