Edificio

construcción inmobiliaria realizada por intervención humana
Iglesia Evangélica de Darmstadt. Un edificio puede evolucionar de diversas formas a través del tiempo, reflejando en ocasiones diferentes etapas de una ciudad.

Un edificio (del latín aedificĭum)[1]​es una construcción dedicada a albergar distintas actividades humanas: vivienda, templo, teatro, comercio, etc.

La inventiva humana ha ido mejorando las técnicas de construcción y decoración de sus partes, hasta hacer de la actividad de edificar una de las bellas artes: la arquitectura.

HistoriaEditar

Tipos de edificiosEditar

Instalaciones de los edificiosEditar

Las instalaciones son el conjunto de redes y equipos fijos que permiten el suministro y operación de los servicios que ayudan a los edificios a cumplir las funciones para las que han sido diseñados.
Todos los edificios tienen instalaciones, ya sean viviendas, fábricas, hospitales, etc., que en algunos casos son específicas del edificio al que sirven.

Las instalaciones llevan a, distribuyen y/o evacúan del edificio materia, energía o información, por lo que pueden servir tanto para el suministro y distribución de agua o electricidad como para la distribución de aire comprimido, oxígeno o formar una red telefónica o informática.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar