Ematión (griego antiguo: Ἠμαθίων), rey de Arabia o Etiopía, es un personaje de la mitología griega. Ematión era hijo de Titono y Eos.[1]

Fue muerto por Heracles porque cuando pasaba por Etiopía camino del jardín de las Hespérides, Ematión le quiso impedir el paso.[2]​ Heracles entregó el reino de Etiopía a Memnón, el hermano de Ematión.

ReferenciasEditar