Diferencia entre revisiones de «Ley de Gresham»

35 bytes añadidos ,  hace 4 años
m
(Bot) Normalización de fechas
m ((Bot) Normalización de fechas)
Las experiencias de [[dolarización]] en países con economías y monedas débiles (por ejemplo, Israel en la década de 1980, Europa del Este y países en el período inmediatamente posterior al colapso del bloque soviético, o países sudamericanos a fines del siglo XX y principios del siglo XXI) pueden ser vistas como la Ley de Gresham operando en su forma inversa (Guidotti y Rodríguez, 1992), porque en general el dólar no ha sido moneda de curso legal en tales situaciones, y en algunos casos su uso ha sido ilegal.
 
Adam Fergusson señaló que en 1923, durante la gran inflación en la [[República de Weimar]], la Ley de Gresham comenzó a funcionar a la inversa, ya que el dinero oficial se volvió tan inútil que prácticamente nadie lo quería. Esto fue particularmente grave porque los agricultores comenzaron a acumular alimentos. En consecuencia, cualquier moneda respaldada por cualquier tipo de valor se convirtió en el medio circulante de intercambio.<ref>{{Cita noticia|apellidos=Clay|título=When Money Dies|url=https://mises.org/library/when-money-dies|fecha=8 de enero de 2016-01-08|fechaacceso=2018-01-22 de enero de 2018|periódico=Mises Institute|idioma=en}}</ref> En 2009, la hiperinflación en [[Zimbabue|Zimbabwe]] comenzó a mostrar características similares.
 
Estos ejemplos muestran que, en ausencia de leyes efectivas de curso legal, la Ley de Gresham funciona a la inversa. Si se les da la opción de qué moneda aceptar, las personas realizarán transacciones con la moneda que consideren de mayor valor a largo plazo. Sin embargo, si no se les da la opción, y se les requiere aceptar todas las monedas, buena o mala, tenderán a mantener en su poder la moneda de mayor valor percibido, y le pasarán la mala a otra persona. En resumen, en ausencia de leyes de curso legal, el vendedor no aceptará nada más que moneda de cierto valor (buena), mientras que la existencia de leyes de curso legal hará que el comprador ofrezca solo moneda con el valor más bajo (mala) ya que el acreedor debe aceptar dicho dinero a su valor nominal.<ref>{{Cita web|url=http://worthwhile.typepad.com/worthwhile_canadian_initi/2009/07/the-states-theory-of-money-california-and-canadian-tire.html|título=Worthwhile Canadian Initiative: The State(s) Theory of Money: California and Canadian Tire|fechaacceso=2018-01-22 de enero de 2018|sitioweb=worthwhile.typepad.com}}</ref>
 
El ganador del Premio Nobel [[Robert Mundell]] cree que la Ley de Gresham podría ser presentada con mayor precisión si se expresara como: "La moneda mala expulsa a la buena si se intercambian por el mismo precio".<ref>{{Cita libro|apellidos=|nombre=|enlaceautor=|título="Uses and Abuses of Gresham's Law in the History of Money", Robert Mundell, Columbia University (August 1998)|url=|fechaacceso=|año=|editorial=|isbn=|editor=|ubicación=|página=|idioma=|capítulo=}}</ref>
Algunos también usan una explicación de la Ley de Gresham como "Cuanto más eficiente seas, menos eficaz serás"; es decir, "cuando intentes ir barato, dejarás de vender" o "mientras menos inviertas en tus servicios no tangibles, menos ventas obtendrás".
 
El exvicepresidente norteamericano [[Spiro Agnew]] usó la ley de Gresham para describir los medios noticiosos estadounidenses, afirmando que "las malas noticias expulsan a las buenas noticias".<ref>{{Cita web|url=http://www.americanrhetoric.com/speeches/spiroagnewtvnewscoverage.htm|título=American Rhetoric: Spiro Agnew -- Television News Coverage (Nov 13, 1969)|fechaacceso=2018-01-22 de enero de 2018|apellido=Eidenmuller|nombre=Michael E.|sitioweb=www.americanrhetoric.com}}</ref>
 
Gregory Bateson postuló un análogo a la Ley de Gresham operando en la evolución cultural, en la cual "las ideas simplificadas siempre desplazarán a las sofisticadas y las vulgares y odiosas siempre desplazarán a las bellas. Y sin embargo, lo bello persiste".<ref>{{Cita libro|apellidos=|nombre=|enlaceautor=|título=Gregory Bateson, Mind and Nature: A Necessary Unity 6 (1979).|url=|fechaacceso=|año=|editorial=|isbn=|editor=|ubicación=|página=|idioma=|capítulo=}}</ref>
508 711

ediciones