Diferencia entre revisiones de «Aprendizaje en red»

1849 bytes eliminados ,  hace 1 año
revierto ediciones de cuenta de propósito particular encaminadas a promocionar su revista (véase Especial:Contribuciones/Anyvalle)
m (algunas aspectos de formato)
(revierto ediciones de cuenta de propósito particular encaminadas a promocionar su revista (véase Especial:Contribuciones/Anyvalle))
Para algunos autores, el aprendizaje en red no tiene sentido alguno si no se valora el aprendizaje a través de la cooperación, la colaboración, el diálogo y/o la participación en una comunidad<ref>JONES, C. (2008). “Networked Learning - A social practice perspective” En: 6th International Conference on Networked Learning, 5-6 Mayo, 2008, Halkidiki, Greece, Disponible en: {{Enlace roto|1=http://www.lancaster.ac.uk/fss/organisations/netlc/past/nlc2008/abstracts/PDFs/Jones_616-6 |2=http://www.lancaster.ac.uk/fss/organisations/netlc/past/nlc2008/abstracts/PDFs/Jones_616-6 |bot=InternetArchiveBot }} 23.pdf</ref> porque asumen que el aprendizaje en general y el aprendizaje en red, en particular, es un hecho social que se potencia a partir las posibilidades facilitadas por las [[tecnologías de la información y la comunicación]].
 
Uno de los principales beneficios del Aprendizajeaprendizaje en Redred es que simplifica la cooperación entre pares, estimula la experimentación, reflexión y la generación de conocimientos individuales y colectivos, favoreciendo la conformación de un ciberespacio de intercreatividad que contribuye a crear un entorno de aprendizaje colaborativo. <ref>{{Cita publicación|url=http://dx.doi.org/10.1590/s0100-15742009000200018|título=Planeta web 2.0: inteligencia colectiva o medios fast food|apellidos=Halmann|nombre=Adriane Lizbehd|apellidos2=Argollo|nombre2=Rita Virginia|fecha=2009-08|publicación=Cadernos de Pesquisa|volumen=39|número=137|páginas=688–693|issn=1980-5314|doi=10.1590/s0100-15742009000200018|apellidos3=Aragão|nombre3=Géssica de Oliveira}}</ref>
 
Si bien, los especialistas hablan de posibilidades, hay otros que se refieren a algunas limitaciones o controversias sobre la construcción del conocimiento en la red. Esto implica un reto para las instituciones educativas donde se construye el saber. Algunos afirman que la tecnología proporciona herramientas que permiten crear espacios de comunicación, sistemas de documentos compartidos, de escritura grupal, de discusión a través de foros virtuales. Sin embargo, esto no implica que crea la comunicación ni el aprendizaje. El aprendizaje a través de entornos colaborativos supone un reto importante. No se trata sólo de que los estudiantes aprendan a partir de un modelo colaborativo, sino que también las instituciones aprendan ya que la dimensión social del conocimiento no alcanza sólo a la persona sino también a la propia escuela.
En su empeño para adquirir competencias, los usuarios de una red de aprendizaje pueden, por ejemplo (Koper, 2009):
 
• Intercambiar experiencias y conocimiento con otros.
 
• Trabajar en colaboración en proyectos (ej. de innovación, investigación, trabajos).
 
• Crear grupos de trabajo, comunidades, debates y congresos.
 
• Ofrecer y recibir apoyo a/de otros usuarios de la red de aprendizaje (como dudas, observaciones, etc.)
 
• Evaluarse a sí mismos y a otros, buscar recursos de aprendizaje, crear y elaborar sus perfiles de competencias.<ref>{{Cita publicación|url=http://www.redalyc.org/resumen.oa?id=15820024007|título=Redes de aprendizaje, aprendizaje en red|apellidos=Sloep|nombre=Peter|apellidos2=Berlanga|nombre2=Adriana|fecha=2011|publicación=Comunicar|volumen=XIX|número=37|fechaacceso=10 de junio de 2018|issn=1134-3478}}</ref>
 
Si bien, los especialistas hablan de posibilidades, hay otros que se refieren a algunas limitaciones o controversias sobre la construcción del conocimiento en la red. Esto implica un reto para las instituciones educativas donde se construye el saber. Algunos afirman que la tecnología proporciona herramientas que permiten crear espacios de comunicación, sistemas de documentos compartidos, de escritura grupal, de discusión a través de foros virtuales. Sin embargo, esto no implica que crea la comunicación ni el aprendizaje. El aprendizaje a través de entornos colaborativos supone un reto importante. No se trata sólo de que los estudiantes aprendan a partir de un modelo colaborativo, sino que también las instituciones aprendan ya que la dimensión social del conocimiento no alcanza sólo a la persona sino también a la propia escuela.
Jean Lave y Etienne Wenger, se centra en la situacionalidad del significado en las comunidades y en lo que representa aprender en función de formar parte de una comunidad. Este cambio en la unidad de análisis, desde el contexto de los individuos al contexto de la comunidad, conduce a un cambio en el que se entiende el aprendizaje como "el desarrollo de una identidad como miembro de una comunidad y llegar a tener habilidades de conocimiento como parte del mismo proceso" (Lave y Wenger, 1991).
Para estos autores, el aprendizaje es el resultado de formar parte de comunidades. Desarrollan el concepto comunidad de práctica para manifestar la importancia de la actividad como nexo entre el individuo y la comunidad, así como de las comunidades para legitimar las prácticas individuales. Bajo esta perspectiva, parten de una crítica a la manera cómo la institución escolar intenta promover el aprendizaje. Cuestionan la forma en que se enseñan aprendizajes abstractos y descontextualizados, conocimientos poco útiles y de relevancia social limitada (Díaz Barriga y Hernández, 2002).
=== Década del 80 ===
 
A fines de los 80, el Dr. Charles A. FIndelyFindely, lideró un proyecto de colaboración en una red de aprendizaje en la [[Digital Equipment Corporation]] en la costa este de los Estados Unidos. <ref> FINDLEY, C (1987). Collaborative Networked Learning Project - Digital Equipment Corporation. Primary documents stored on Internet Archive </ref> El proyecto llevó a cabo el análisis de tendencias y el desarrollo de prototipos para entornos de aprendizaje colaborativo, lo cual conformó un punto de partida para la posterior investigación y desarrollo de lo que denominaron "red de aprendizaje colaborativo" (Collaborative Networked Learning, CNL)<ref> FINDELY, C (1988) Collaborative Networked Learning: On-line Facilitation and Software Support, Digital Equipment Corporation. Burlington, MA. and Collaborative learning-work </ref> y "trabajo de aprendizaje colaborativo" (Collaborative Learning-Work, CLW).<ref> WRIGHT, KEITH C, AND DAVE, J (1999) Forecasting the Future: School Media Programs in an Age of Change. Scarecrow Press: Maryland, pps.33,106. </ref>
 
Más adelante, la idea de que Internet podría mejorar las oportunidades para el aprendizaje a través del desarrollo de redes fue considerada por varios autores a fines de los años 80 y principios de la década del 90. Se sugería por entonces que los estudiantes tendrían oportunidad de acceder tanto a la educación formal e informal de manera ubicua porque el "alumno en red" sería un participante activo que podría aprender tanto con sus pares como de expertos a los que tendría acceso. <ref> HARASIM, L; , HILTZ, S.Y; TELES, L; y TUROFF, M. (1995) Learning Networks: A field guide to teaching and learning. Cambridge, MA: [[MIT Press]].</REF>
Las redes de aprendizaje pueden diferir por diversas razones; por ejemplo, por su grado de formalidad, su articulación
con el mundo real, o el nivel de autonomía de los participantes.<ref>HENRI F., PUDELKO B. (2003). “Understanding and analysing activity and learning in virtual communities Journal of Computer Assisted Learning” Volumen 19, Nro. 4, pags. 474–487, Diciembre de 2003. Disponible en: http://hal.archives-ouvertes.fr/docs/00/19/02/67/PDF/Henri-France-2003.pdf</ref> Esto permite establecer diferentes tipos de redes según la forma en que se establecen como comunidades. En cualquier caso, estas comunidades utilizarán siempre medios digitales para comunicarse entre sí y sostener los vínculos sociales. La clasificación más frecuente distingue entre:
 
*Comunidades de interés: Los participantes se convocan para discutir un tema de interés común, tienen cierto nivel de informalidad y poca intensidad en los vínculos.
*Comunidades de interés guiada por objetivos: En este caso los participantes se reúnen pensando en obtener un producto en un determinado tiempo. Hay un nivel de vínculo y compromiso mayor para la colaboración en la consecución de los objetivos.
*[[Comunidad de aprendizaje en línea|Comunidades de aprendizaje en línea]]: Los participantes se relacionan en torno a una propuesta de enseñanza (como una carrera o curso de [[educación en línea]]) a través de la cual aprenden en colaboración. En este caso, la formación antecede a la práctica profesional. Una comunidad de aprendizaje no es espontánea sino que surge y se sostiene a través de un proyecto pedagógico guiado.
*[[Comunidad de aprendizaje en línea|Comunidades de aprendizaje en línea]]: Los participantes se relacionan en torno a una propuesta de enseñanza (como una carrera o curso de [[educación en línea]]) a través de la cual aprenden en colaboración. En este caso, la formación antecede a la práctica profesional. Una comunidad de aprendizaje no es espontánea sino que surge y se sostiene a través de un proyecto pedagógico guiado. El correo electrónico y las redes sociales son las plataformas mayormente preferidas por los estudiantes a la hora de establecer comunidades de aprendizaje en red en línea, mientras que la videoconferencia y el chat son los menos utilizados a pesar de las potencialidades que ambas tienen para la colaboración.<ref>{{Cita publicación|url=https://www.revistacomunicar.com/index.php?contenido=detalles&numero=54&articulo=54-2018-09|título=Strategies for the communication and collaborative online work by university students|apellidos=Gutiérrez-Porlán|nombre=Isabel|apellidos2=Román-García|nombre2=Marimar|fecha=2018|publicación=Comunicar|volumen=26|número=54|páginas=91–100|fechaacceso=3 de enero de 2018|idioma=es|issn=1134-3478|doi=10.3916/c54-2018-09|apellidos3=Sánchez-Vera|nombre3=Maria-del-Mar}}</ref>
*[[Comunidades de práctica]]: Se organizan en torno a profesionales que trabajan casos puntuales o desarrollos específicos en algún campo de saber con actividades similares. Además según algunos autores la producción del saber se realiza en la propia práctica de los contextos de trabajo similares. <ref>{{cita publicación|apellidos1=CORREIA|nombre1=Ana Paula|apellidos2=DAVIS|nombre2=Niki|título=Comunidades de práctica complementarias: el equipo del programa y la comunidad en línea del curso.|publicación=Revista Electrónica de la Educación: Educación y Cultura en la Sociedad de la Información.|fecha=2007|volumen=8|número=3|url=http://campus.usal.es/~teoriaeducacion/rev_numero_08_03/n8_03_correia_davis.pdf}}</ref> Es la práctica profesional la que genera la necesidad de aprendizaje (como es el caso de consultas con expertos o entre colegas para resolver problemas concretos de la práctica profesional) de manera tal que los interesados se reúnen en una red de intercambio a través de la cual colaboran espontáneamente entre sí.<ref>WENGER E, Communities of Practice: Learning, Meaning, and Identity, Cambridge University Press, 1998.</ref>
 
En este sentido es importante mencionar los [[colaboratorio]] como ejemplos de este tipo de redes.
 
== El aprendizaje colaborativo basado en el computador ==
El aprendizaje colaborativo basado en el computador es una metodología de que intenta verificar cómo las personas pueden aprender de manera conjunta mediante la intermediación de la tecnología computacional o a través de Internet.
* [[Web 2.0]]
* [[Servicio de red social]]
 
== Enlaces externos ==
* [http://www.revistacomunicar.com/index.php?contenido=detalles&numero=37&articulo=37-2011-07 Comunicar 37: La universidad Red y en Red].
 
{{Control de autoridades}}