Faringitis

inflamación de la garngata que provoca dolor


La faringitis es la inflamación de la mucosa que reviste la faringe. Generalmente le acompañan síntomas como deglución difícil, amígdalas inflamadas y fiebre más o menos elevada. Existe faringitis crónica de larga duración y faringitis aguda, en esta última las causas más frecuentes son las infecciones víricas, y en algunas ocasiones, infecciones bacterianas o reacciones alérgicas. Los principales agentes causantes bacterianos son Streptococcus pyogenes y Haemophilus influenzae.

Faringitis
Pharyngitis.jpg
Faringitis viral.
Especialidad otorrinolaringología
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Faringitis aguda difusa (faringitis hipertrófica)Editar

Es la inflamación de la mucosa faríngea, desde la epifaringe hasta la hipofaringe, que se caracteriza por presentar la siguiente clínica:

EtiologíaEditar

  • Virus: Rinovirus, adenovirus, coronavirus, y parainfluenza. Que se manifiestan como enrojecimiento de la mucosa faríngea.
  • Bacterias:. Causadas principalmente por Streptococcus (comúnmente del Grupo B). La manifestación típica es la aparición de "plaquitas blancas" en la faringe.[1]
  • Hongos: Resultado de manejo antibiótico indiscriminado y en algunas ocasiones reflejo de incompetencia del Sistema Inmunológico.
  • No infecciosa: También puede ser causada por irritación mecánica, química o térmica, como por ejemplo el reflujo gastroesofágico o el aire frío, o por procesos de naturaleza inmuno-alérgica. Puede ser un síntoma que indique la presencia de una enfermedad celíaca no diagnosticada, incluso en ausencia de síntomas digestivos.[2]

DiagnósticoEditar

 
Frotis de garganta

Es difícil diferenciar entre una causa viral y una bacteriana de un dolor de garganta basándose únicamente en los síntomas,[3]​ por lo que a menudo se realiza un frotis de garganta para descartar una causa bacteriana.[4]

Los criterios de Centor modificados pueden utilizarse para determinar el tratamiento de las personas con faringitis. Basándose en cinco criterios clínicos, indica la probabilidad de una infección estreptocócica.[5]

Se da un punto por cada uno de los criterios:[5]

  •    Ausencia de tos
  •    Inflamación y sensibilidad de los ganglios linfáticos cervicales
  •    Temperatura superior a 38,0 °C (100,4 °F)
  •    Exudado o inflamación amigdalina
  •    Edad inferior a 15 años (se resta un punto si la edad es superior a 44 años)

La Sociedad de Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos recomienda que no se aplique un tratamiento empírico y considera que los antibióticos sólo son apropiados después de una prueba positiva.[3]​ No es necesario realizar pruebas en niños menores de tres años, ya que tanto el estreptococo del grupo A como la fiebre reumática son poco frecuentes, excepto si tienen un hermano con la enfermedad.[3]

TratamientoEditar

El abordaje de esta enfermedad tiene como objetivo el tratamiento de las molestias (odinofagia, fiebre, dolor muscular, etc), y como parte complementaria la erradicación de la infección, por lo que el mencionado tratamiento puede ser dividido en dos grupos:

  • Sintomático:
    • Administración de líquidos y reposo.
    • Analgésicos para la disfagia, antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y antipiréticos. En general se da paracetamol o ibuprofeno si no existen trastornos digestivos. Para la disfagia se utiliza comúnmente naproxeno.
    • Gargarismos con antisépticos de acción tópica.
    • Antisépticos administrados con caramelos.
  • Etiológico:
    • Antibióticos si es por bacterias. Amoxicilina es la primera elección
    • Si hay candidiasis, antifúngicos (en gel).
    • Si hay aftas bucales víricas, tratamiento y preparados especiales; si son bacterianas, penicilina.

Faringitis crónica difusa (faringitis atrófica)Editar

Pacientes con molestias faríngeas recurrentes producidas por el uso y/o abuso de tóxicos.

SitioEditar

  • Sensación de cuerpo extraño, por lo que hay un carraspeo por la mayor producción de moco.
  • Dolor faríngeo.
  • Prurito faríngeo.
  • Trastornos en la deglución.
  • Hinchazón de la garganta.

EvoluciónEditar

A) Comienza con edema, continúa con hipertrofia de la mucosa y finalmente aparece faringitis con costras con mucho dolor.
B) Si pasamos a la fase atrófica se observa una mucosa brillante, con moco seco y brillante. Palidez.

PrevenciónEditar

  • Hidratación.

Faringitis localizadasEditar

Afectación de las vegetaciones adenoideas (adenoiditis). Frecuente en lactantes.

Que hacerEditar

  • Dolor basal (nuca).
  • Nunca aparece disfagia dolorosa.
  • Nunca hay dolor.

TratamientoEditar

  • Antipiréticos.
  • Antiinflamatorios.
  • Analgesia.
  • Lavar con suero fisiológico antes de la deglución.
  • Gargarismos con antisépticos de acción tópica a base de soluciones electrolizadas de superoxidación con pH neutro.[6]
  • Antibióticos de amplio espectro.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Diagnóstico y Tratamiento de Faringoamigdalitis Aguda». 
  2. Rodrigo, L (2010). «Enfermedad celiaca». IT Sistema Nacional Salud (Revisión) 34 (2): 52. 
  3. a b c Shulman ST, Bisno AL, Clegg HW, Gerber MA, Kaplan EL, Lee G, Martin JM, Van Beneden C (9 September 2012). «Clinical Practice Guideline for the Diagnosis and Management of Group A Streptococcal Pharyngitis: 2012 Update by the Infectious Diseases Society of America.». Clinical Infectious Diseases 55 (10): e86-102. PMC 7108032. PMID 22965026. doi:10.1093/cid/cis629. 
  4. Del Mar C (1992). «Managing sore throat: a literature review. I. Making the diagnosis». Med J Aust 156 (8): 572-5. PMID 1565052. doi:10.5694/j.1326-5377.1992.tb121422.x. 
  5. a b Choby BA (March 2009). «Diagnosis and treatment of streptococcal pharyngitis». Am Fam Physician 79 (5): 383-90. PMID 19275067. Archivado desde el original el 8 February 2015. 
  6. Cabello C, et al. Efecto de una solución electrolizada de superoxidación con pH neutro sobre la infección del virus de influenza A en células MDCK. Revista del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias de México. 2009. 22(4): 280-287.

Enlaces externosEditar