Abrir menú principal

Fausto Moguel Bustamante fue abogado, juez, periodista y político mexicano. Se le considera uno de los padres del periodismo mexicano moderno. Nació en Cintalapa, Chiapas, el 14 de mayo de 1855, siendo hijo de don Manuel María Moguel Araujo y doña Manuela Bustamante. Junto con Emilio Rabasa y Emilio Pimentel, condiscípulos suyos en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, formó parte de la generación que reunió a tres esperanzas regionales en la carrera de derecho.

Fausto Moguel Bustamante

Coat of arms of Chiapas.svg
Gobernador de Chiapas.
1° de mayo de 1893.-30 de noviembre de 1895.
Predecesor Emilio Rabasa.
Sucesor Francisco León.

Información personal
Nacimiento 14 de mayo de 1855.
Cintalapa, Chiapas, Bandera de México México.
Fallecimiento 30 de mayo de 1926.
Oaxaca, Oaxaca, Bandera de México México.
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Liberal.
Afiliaciones Porfirista.
Familia
Cónyuge María Guadalupe De La Rosa Varela (primeras nupcias) y Josefina Santaella De la Rosa (segundas nupcias).
Educación
Educado en Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca.
Información profesional
Ocupación Abogado, juez y periodista.

Índice

Trayectoria políticaEditar

En 1884 presentó su examen profesional ante la Corte de Justicia del Estado y fue aprobado unánimemente por dicho tribunal para ejercer la abogacía. En 1885 recibió su título de abogado de manos de Luis Mier y Terán, gobernador de Oaxaca, con efectos de patente para ejercer la profesión de licenciado en derecho. Perteneció a la casta de ilustres políticos chiapanecos como César Castellanos (padre de la escritora Rosario Castellanos), Rómulo Farrera, Adolfo E. Grajales, Jesús Martínez Rojas (fundador de la camarilla “La Mano Negra”), Querido Moheno (que llegó a ser Secretario de Relaciones Exteriores) y Manuel Rovelo Argüello.[nota 1]

Además de haber sido varias veces diputado al congreso local ejerció como Juez de primera instancia en Tlacolula, Oaxaca; entidad donde también desempeñó el cargo de jefe de la Oficina Federal de Hacienda. Fue Tesorero General de Chiapas, a donde llegó en 1891 por invitación de Emilio Rabasa, entonces gobernador constitucional de ese estado. Se le atribuye haber pertenecido, junto con José Inés Cano, Raúl Del Pino, José María González, Francisco León, Emilio y Ramón Rabasa, así como Rafael Pimentel al régimen del "caciquismo ilustrado", derivado de la ideología liberal y positivista del caudillo oaxaqueño Porfirio Díaz, acorde con su época.[1]​ Se decía que, en esa línea de pensamiento, el régimen porfirista, representado en Chiapas por los Rabasa, Moguel, León y Pimentel, se identificaba más con los inversionistas extranjeros del Soconusco que con los finqueros de regiones como la de Simojovel.[2]

Del 1° de mayo de 1893 al 26 de febrero de 1894, don Fausto Moguel sustituye en el cargo a Emilio Rabasa por licencia.[3]​A la renuncia de este último a principios de 1894, en medio de una muy seria crisis política en el estado, que incluyó luchar en contra del movimiento sedicioso de “La mano negra” (que decía querer acabar con la marginación política y económica de San Cristóbal de las Casas y de Los Altos), don Fausto Moguel asumió como interino la gubernatura de Chiapas, del 27 de febrero de 1894 al 30 de noviembre de 1895; veintidós difíciles meses durante los cuales continuó aplicando el programa de Rabasa (según informó al entonces presidente de México, Porfirio Díaz); en los que persistieron las rebeliones indígenas en los Altos de Chiapas y resurgió el problema limítrofe de la región de Ocosingo-Selva Lacandona con Guatemala, derivado de la firma del tratado de 1882 en el que se reconoció que los territorios de Chiapas y el Soconusco pertenecían a México.[4]

Siendo gobernador de su estado natal continuó los trabajos de la carretera Suchiapa-Tuxtla Gutiérrez, iniciada dos años antes de su gestión, logrando vencer algunos obstáculos al parecer infranqueables en aquella época, y el 2 de abril de 1894 la inauguró.[5]​ En su informe rendido al Congreso estatal en el año de 1894, el señor don Fausto Moguel, Gobernador del Estado, decía que, aunque con pena, "había tenido necesidad de destituir algunos maestros porque no sabían leer ni escribir".[6]​ En diciembre de ese mismo año, el presidente Díaz es informado, por el gobernador Moguel, de las continuas invasiones chapinas al territorio chiapaneco, daños a las propiedades y cultivos y los robos de ganado que ahí cometían, por lo que don Porfirio dispuso de inmediato suspender las relaciones con Guatemala retirando a su Ministro y ordenó el traslado hacia Tapachula del 12° Batallón del ejército mexicano, para hacer frente a las movilizaciones de tropas guatemaltecas al sur de la frontera mexicana.

En enero de 1895, don Fausto Moguel envió a don Porfirio una carta en la que denunció que algunos finqueros locales (afiliados, todos ellos, a “La mano negra”) intentaban adquirir tierras a costa de “las clases más pobres” y expuso las dificultades que provocaban a su gobierno. Don Fausto Moguel también estableció en la capital de la República una oficina encargada de promocionar Chiapas para que los hombres de negocios extranjeros invirtieran en el estado.[7]​ Al igual que su predecesor, construyó caminos, tendió redes de telégrafo y teléfono, privatizó las tierras comunales, edificó escuelas y hospitales (y los dotó de personal), e intentó reformar (sin éxito) las abusivas prácticas laborales y, principalmente, la servidumbre por deudas. En suma, extendió geográficamente su control administrativo y disminuyó el poder de los caciques locales.

Trayectoria periodísticaEditar

Al concluir su labor como gobernador de Chiapas se mudó casi de inmediato a la ciudad de México a invitación del empresario oaxaqueño Rafael Reyes Spíndola, quien le ofreció, debido a sus dotes de administrador, que fuera socio suyo en la creación de una compañía editorial y gerente de los periódicos que publicó. Antes de eso, Moguel había sido accionista en el proyecto de Reyes Spíndola de editar, en Puebla, el semanario ilustrado “El Mundo”.[8]​ En agosto de 1896, don Fausto Moguel fundó, junto con Reyes Spíndola y Mucio P. Martínez, el periódico vespertino "El Mundo" y el semanario dominical "El Mundo Ilustrado".[9]​ También fue gerente y director (1896-1910) de ambas publicaciones.[10]

Desde la fundación, el 12 de septiembre de 1896, por Reyes Spíndola con la colaboración de Delfín Sánchez Ramos y Tomás Braniff, del matutino “El Imparcial - Diario ilustrativo de la mañana", trabajó como periodista y, también, fue gerente de dicho periódico (1896-1910). En 1897, siendo gerente, tomó la iniciativa de realizar una de las primeras acciones filantrópicas de ese diario, que fue la organización de una colecta a favor de la madre de un gendarme muerto en el cumplimiento del deber. A Reyes Spíndola le sucedieron en la dirección del diario Francisco García, Carlos Díaz Dufoo, Manuel Flores, el propio Fausto Moguel (1911-1912), Vicente Castro, Gonzalo de la Parra, Salvador Díaz Mirón, Rodrigo del Llano, Manuel Puga y Acal y Félix Fulgencio Palavicini antes de que "El Imparcial" fuese obligado a cerrar en 1914.[11][12]​ De los redactores de “El Imparcial” tanto don Fausto Moguel como Rafael Reyes Spíndola, los escritores Juan A. Mateos (autor del libro “El cerro de las campanas”, sobre Maximiliano de Habsburgo) y Francisco Bulnes (autor de “El verdadero Juárez”, sobre Benito Juárez), el caricaturista José María Villasana y Carlos Díaz Dufoo, fueron diputados de la federación en 1897.[13]​ En 1907 auxilió al periodista Fernando Ramírez de Aguilar, cuyo nombre de pluma era "Jacobo Dalevuelta", a obtener empleo en el diario "El Imparcial".[14][15]​ Además de los citados personajes, importantísimos en el periodismo independiente de México, formaron la planilla de periodistas del citado diario otros como María Luisa Ross Landa (una de las más reconocidas mujeres intelectuales del país desde antes de iniciar la Revolución mexicana, en la que sería corresponsal de guerra, convirtiéndose en la primera mujer reportera de México), José Gómez Ugarte y José de Jesús Núñez y Domínguez (poetas y periodistas fundadores de “Revista de Revistas”), Marcos Augusto Jiménez Sotelo (quien, además de periodista, fue un importante compositor mexicano), Pedro Malabehar Peña (quien fuera director del periódico “El Ahuizote”), Luis Gonzaga Urbina y Miguel Necohechea.

Trayectoria en la judicaturaEditar

En 1900 fue diputado por la República y (en abril de ese año) Presidente de la Cámara de Diputados.[16]​ En 1904 se trasladó a Oaxaca donde estableció su despacho de abogado. En 1906 fue nombrado, por el Gobernador Don Emilio Pimentel, Magistrado Interino del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca, cargo que le fue ratificado en 1908. También desempeñó, por esa época, el cargo de Jefe de la Oficina Federal de Hacienda en la ciudad de Oaxaca.

En 1910 y 1911 se desempeñó como Magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca, de donde regresó, en marzo de ese año, a la ciudad de México para encargarse de la dirección de “El Imparcial”, poco antes de la caída de Díaz.

Nuevamente en la política y el periodismoEditar

En los durísimos meses que siguieron a la renuncia del oaxaqueño, le correspondió al chiapaneco abordar las informaciones relativas, presentadas con gran prestancia en ediciones extraordinarias del diario, así como los editoriales definitorios de su posición de prensa independiente ante el nuevo gobierno, primero el interino de Francisco León de la Barra y, luego, el maderista.[17]​ Fue miembro del "Partido Liberal", opositor al gobierno del presidente Francisco I. Madero. El 19 de abril de 1912, en Tuxtla Gutiérrez, dicha asociación política lo nombró candidato suplente a senador, al lado de su amigo Leopoldo Gout, candidato a senador propietario de Chiapas al Congreso de la Unión. Al declinar su candidatura como senador suplente, el "Partido Liberal" se la ofreció a Belisario Domínguez, el 10 de junio de 1912.[18][19]

En 1912, fue electo diputado propietario (con Virgilio Figueroa como su suplente) por el segundo distrito electoral del estado de Chiapas (Tuxtla Gutiérrez) siendo su oponente Rómulo Farrera, impuesto por el gobernador del estado, quien obstruyó sus trabajos como candidato al Congreso federal (don Fausto Moguel no figuraba en la lista que Madero había remitido a su buen amigo Flavio Guillén).[20]​ A pesar de que don Fausto Moguel acreditaba legalmente tener 1,461 votos; Farrera aparecía ante la Cámara de Diputados con mayoría de votos.[21]​ Cabe señalar, al respecto, que la Comisión escrutadora de la Cámara de Diputados del Congreso General, en vez de dedicar sus esfuerzos al estudio de la legítima credencial expedida por la Junta Electoral a don Fausto Moguel y a la revisión de los expedientes que pasaron por manos de la Junta, se ocupó de computar votos de otros expedientes (los que extrañamente favorecían a Farrera, quien además se presentó sin credencial) que llegaron mucho tiempo después del marcado por la ley.[22][23]​ El injusto dictamen de dicha Comisión – desfavorable a don Fausto Moguel “para que no se desnaturalice el voto popular”- fue, por supuesto, aprobado en una forzada votación nominal por la gran mayoría de los representantes del Partido Constitucional Progresista, que sostuvo en las pasadas elecciones presidenciales la candidatura del señor Madero para presidente y del licenciado José María Pino Suárez para vicepresidente de la República. No resultó posible hacerlo en votación económica, debido a la paradójica intervención del líder de los presuntos diputados de oposición, el masón José Castellot, junior, electo diputado propietario por el décimo sexto distrito electoral del Estado de Veracruz, pues –a final de cuentas- las fastidiosas cuestiones jurídicas en torno al despojo de la investidura que legalmente pertenecía a don Fausto Moguel eran menos importantes que las intrigas del poder maderista en su contra. Esa fue una represalia en contra de Moguel por no aceptar las presiones a las que fue sujeto por parte del “’’Apóstol de la democracia mexicana’’” y de su gabinete, pues cómo don Fausto todavía seguía siendo director de "El Imparcial", el Consejo de Ministros había resuelto suprimir dicho diario –porque estaba “desprestigiando” al gobierno (para que resolviera el problema agrario)- o ganarlo para el maderismo.[24][25][26][27]

Tras su “descalabro político”, a mediados de 1912, don Fausto Moguel regresó a Oaxaca, donde arrendó la hacienda “Alemán”, cerca del poblado Santa María Etla, en Magdalena Apasco, no muy lejos de la capital del estado, donde se dedicó, durante casi diez años, a las labores agrícolas, que le eran muy conocidas por tradición familiar.

En diciembre de 1922, fue uno de los candidatos para desempeñar el cargo de magistrado en la administración de justicia del fuero común para el Distrito Federal y los Territorios de la República.[28]

Fue designado Juez correccional interino octavo por la Comisión Permanente de la XXX Legislatura del Congreso de la Unión, en su sesión de clausura del 30 de agosto de 1924, en la ciudad de México,[29]​ fecha en la que también rindió la protesta de ley y comenzó a despachar en los juzgados ubicados en Arcos de Belén.[30]

Fue electo Juez correccional octavo, de entre un grupo de funcionarios judiciales, por la XXXI Legislatura del Congreso de la Unión, en su sesión ordinaria del 19 de octubre de 1925, en la ciudad de México, fecha en la que también rindió la protesta de ley.[31]​ Ese mismo día concedió su libertad al ex juez segundo de lo penal, licenciado J. Jesús Salcedo Ordaz, quién había sido acusado y juzgado por el delito de violación a las garantías individuales.[32]

No obstante que al final de su vida fue mucho mejor conocido por su desempeño en el mundo del periodismo que por los avatares de su carrera política o de su formación jurídica, es de señalar que murió en la indigencia en la ciudad de Oaxaca, el 30 de mayo de 1926, y que los pueblos de Chiapas y de Oaxaca, en reconocimiento a su notable calidad humana, recaudaron dinero para pagar su funeral.

NotasEditar

  1. Los citados políticos, como miembros de la diputación chiapaneca en la XXVI Legislatura Federal, fueron autores de la iniciativa de ley para que el petróleo y sus derivados fueran nacionalizados.

ReferenciasEditar

  1. "Resistencia y utopía: memorial de agravios y crónicas de revueltas y profecías acaecidas en la provincia de Chiapas durante los últimos quinientos años de su historia". Autor: Antonio García de León. Ediciones Era, S.A. de C.V. México, D.F., México 1985. Pp. 202 y 203.
  2. ”Fincas, poder y cultura en Simojovel, Chiapas”. Autor: Sonia Toledo Tello. Universidad Nacional Autónoma de México. Programa de Investigaciones Multidisciplinarias sobre Mesoamérica y el Sureste. Universidad Autónoma de Chiapas. Instituto de Estudios Indígenas. San Cristóbal de las Casas - Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México 2002. P. 54.
  3. “Los gobernadores de Chiapas”. Autor: Alberto Cal y Mayor Redondo. Notario Público. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México 2002. P. 47.
  4. "A rich land, a poor people: politics and society in modern Chiapas". Autores: Thomas Benjamin y Lorenzo Meyer. University of New Mexico Press, Albuquerque, New Mexico, United States of America 1996. Pp. 50 a 55.
  5. Sergio Alejandro López Ruiz. «“Efemérides chiapanecas – Mes de abril”». Consultado el 12 de agosto de 2010. 
  6. ”Instituto de Ciencias y Artes de Chiapas”. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México 1961. P. 98”.
  7. ”Los finqueros extranjeros en el Soconusco durante el Porfiriato”. Autora: María Elena Tovar González. Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México 2006. P. 261.
  8. “La crónica de hoy”. «“Como mármol recién lavado; El Mundo Ilustrado de Rafael Reyes Spíndola”». Consultado el 12 de agosto de 2010. 
  9. Instituto Nacional de Estudios Históricos de las revoluciones de México - Unidad Bicentenario”. «“El periodismo en la revolución mexicana 1908-1917 - El licenciado Blas Urrea inicia sus "cargos concretos"». Archivado desde el original el 23 de diciembre de 2010. Consultado el 12 de agosto de 2010. 
  10. "La Escuela Nacional Preparatoria - Los afanes y los días - 1867-1910". Autor: Clementina Díaz y de Ovando. Instituto de Investigaciones Estéticas y Dirección General de Publicaciones. Universidad Nacional Autónoma de México. México, D.F., México 1972. P. 354.
  11. Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México. «“El Imparcial”». Archivado desde el original el 31 de diciembre de 2010. Consultado el 12 de agosto de 2010. 
  12. ”Panorama mexicano 1890-1910: (memorias)” Autor: Ciro B. Ceballos. Universidad Nacional Autónoma de México. Coordinación de Humanidades. México, D.F., México 2006. P. 332.
  13. "Breve historia del porfirismo (1876-1911)”. Autor: José C. Valadés. Ed. Mexicanos Unidos, México, D.F., México 1971. P. 93.
  14. Jorge Fernando Ituribarría. «“Personajes Célebres”». Archivado desde el original el 3 de febrero de 2012. Consultado el 12 de agosto de 2010. 
  15. Valles Ruiz, Rosa María (julio de 2003). Universidad Nacional Autónoma de México, ed. El México de los cuarenta en los reportajes de Mario Ezcurdia. Compiladora. Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. p. 198. ISBN 970-32-1006-6. «Don Fausto Moguel, a quien “Dalevuelta” llama “mi padre espiritual” lo condujo a México y lo colocó en “El Imparcial”. El 17 de septiembre de 1907 fue la fecha precisa de su ingreso.» 
  16. Diario de los debates de la Cámara de Diputados del Congreso de los Estados Unidos Mexicanos. 1900. Tomo IV. Pp. 168, 862, 869.
  17. “Efemérides oaxaqueñas, 1911”. Autor: Basilio Rojas. Impr. Villegas. México, D.F., México 1962. Pp. 30 y 44.
  18. "Diccionario de la revolución en el estado de Chiapas". Autor: Octavio Gordillo y Ortiz. Programa de investigaciones multidisciplinarias sobre Mesoamérica y el sureste. Universidad Nacional Autónoma de México. San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México 1999. Pp. 16 y 110.
  19. “Belisario Domínguez y el estado criminal, 1913-1914”. Autor: Horacio Labastida. Siglo XXI Editores, S.A. de C.V. México, D.F., México 2002. P. 74.
  20. ”La Revolución tiene la palabra” 1912-1913. Historia de la Cámara de Diputados de la XXVI Legislatura Federal. Tomo II. Autor: Diego Arenas Guzmán. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión de los Estados Unidos Mexicanos. Talleres Gráficos de la Nación, México, D.F., México 1961. Pp. 29, 33 y 34.
  21. "Páginas de la Revolución Mexicana". Tomo I. Autor: Jorge Sayeg Helú. Instituto Politécnico Nacional. 1996. P. 181.
  22. Diego Arenas Guzmán (2006). «Instalación de la XXVI legislatura - Primer debate apasionado por una credencial». Biblioteca Virtual Antorcha. Consultado el 6 de octubre de 2010. 
  23. Diego Arenas Guzmán (2006). «Instalación de la XXVI legislatura - Inconsistencia de la mayoría gobiernista». Biblioteca Virtual Antorcha. Consultado el 6 de octubre de 2010. 
  24. Véase el “Boletín del Archivo General de la Nación”, Archivo General de la Nación. México, D.F., México 2003. Carta del Presidente Madero a Fausto Moguel, Director del Periódico “El Imparcial”, fechada en Chapultepec el 27 de junio de 1912, “El Presidente aseguró no haber ofrecido tierras”. P. 69 y siguientes.
  25. “Historia de la Comisión Nacional Agraria”. Autor: Marte R. Gómez. Centro de Investigaciones Agrarias, Secretaría de Agricultura y Ganadería. México, D.F., México 1975. P. 35.
  26. “Historia de México desde la restauración de la República en 1867 hasta la caída de Huerta”. Tomo II. Autor: Ricardo García Granados. Editorial Jus. México, D.F., México 1956. Pp. 307 y 335.
  27. Pérez Monfort, Ricardo (abril de 1982). Condumex, ed. “Guía del archivo del general Jenaro Amezcua (1909-1947)”. Chimalistac, Ciudad de México (Juan Luis Mutiozabal y Josefina Moguel edición). Fondo VIII-2 J.A., carpeta 1, legajo 76, documento 1: Centro de Estudios de Historia de México. «En una carta de dos fojas dirigida al Lic. Fausto Moguel, Director de “El Imparcial”, Francisco I. Madero desmiente el hecho de haber prometido el reparto de tierras y el despojo de propiedad a terratenientes. Pretende crear y fomentar la pequeña propiedad. Admite no haber cumplido en toda su amplitud la promesa de restituir terrenos a los arbitrariamente despojados, debido a modificaciones del Plan de San Luis en los tratados de ciudad Juárez. Estudia la solución a dicho problema.» 
  28. Diario de los debates de la Cámara de Diputados del Congreso de los Estados Unidos Mexicanos. Año I.- Período ordinario XXX Legislatura. Tomo I. Número 79. Sesión de la Cámara de Diputados efectuada el día 21 de diciembre de 1922.
  29. Diario de los debates de la Cámara de Diputados del Congreso de los Estados Unidos Mexicanos. Año II. Período ordinario de la XXX Legislatura. Tomo III. Número 48.
  30. Diario Oficial de la Federación, del 17 de septiembre de 1924. DECRETO declarando Magistrado Interino del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, y Juez 8o. Correccional de México, a los CC. Lics. Benjamín Peralta y Fausto Moguel, respectivamente.
  31. Diario de los debates de la Cámara de Diputados del Congreso de los Estados Unidos Mexicanos. Año II. Período ordinario de la XXXI Legislatura. Tomo II. Número 29.
  32. Diario de los debates de la Cámara de Diputados del Congreso de los Estados Unidos Mexicanos. Año II. Período ordinario de la XXXI Legislatura. Sesión de la Cámara de Diputados efectuada el día 21 de octubre de 1925. Tomo II. Número 31.

BibliografíaEditar

  • CHASSEN DE LOPEZ, Francie R. 2004. “From liberal to revolutionary Oaxaca: the view from the south, Mexico 1867-1911”. Pennsylvania State University Press, University Park, Pa., United States of America. P. 502.
  • “EL IMPARCIAL”. Colaboración especial. 7 de julio de 2009 - “Día de la libertad de prensa”. “Los primeros pasos del periodismo profesional en México – Fausto Moguel Bustamante – El director crítico de El Imparcial”. Oaxaca de Juárez, Oaxaca, México. Pp. 12 y 13.
  • GARCÍA, Clara Guadalupe. 2003. “El Imparcial: primer periódico moderno de México”. Centro de Estudios Históricos del Porfiriato, A.C. México, D.F., México. P. 41.
  • GARCÍA NARANJO, Nemesio. 1962. “Memorias de Nemesio García Naranjo”. Sexto tomo. Talleres de “El Porvenir”, Monterrey, Nuevo León, México. P. 50.
  • MACÍAS, Armando. 19??. "Páginas de Chiapas". Colegio de Bachilleres de Chiapas, México P. 120.
  • OAXACA, Instituto de Administración Pública de Oaxaca. 1985. “La Revolución en Oaxaca, 1900-1930”. Volumen 8. 75 Aniversario de la Revolución Mexicana. Oaxaca, México. P. 19.
  • OCHOA CAMPOS, Moisés. 1966. “La Revolución Mexicana”, Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. P. 290.
  • ROJAS, Basilio. 1962. “Efemérides oaxaqueñas, 1911: derrumbamiento del presidente de la República general don Porfirio Díaz y del Gobernador del Estado Lic. E. Pimentel – Asciende a la Presidencia de la República el señor Francisco I. Madero y a la gubernatura del Estado D. Benito Juárez M.” Impr. Villegas, México. P. 44.
  • « TRACE: travaux et recherches dans les Amériques du Centre ». Números 31-34. 1997. « Centre d'études mexicaines et centraméricaines ». Institut français d'Amérique latine. México, D. F., México. Pp. 51 y 52.

Enlaces externosEditar


Predecesor:
Emilio Rabasa
Gobernador del Estado de Chiapas
1893 - 1895
Sucesor:
Francisco León