Gótico florido es un término utilizado en la historiografía del arte para un periodo del arte gótico caracterizado por su decoración exuberante; pero su definición concreta no es equivalente en todas las fuentes, y se utiliza de forma equívoca.

Como estilo artístico se adecuaba particularmente al llamado "otoño de la Edad Media" (término historiográfico acuñado por Johan Huizinga -1919- para los siglos XIV y XV), al caracterizarse por su amor por el lujo y el refinamiento, y el flujo constante de soluciones y patrones que no se limita a la arquitectura, sino que fluye entre distintas formas artísticas: pintura, miniaturas, joyas, tapices, tejidos, muebles, etc.[1]

Lo más habitual es hacerlo corresponder de forma equivalente a la época del gótico tardío,[2]​ identificado o no con el gótico flamígero o con alguna de las variedades locales del gótico; como el "gótico decorado" inglés (la segunda fase del gótico inglés, caracterizada por el uso de la tracería y la riqueza decorativa),[3]​ con el gótico veneciano,[4]​ o con la transición del gótico español al plateresco o protorrenacimiento español (hispano-flamenco, gótico isabelino, etc.)[5]

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. Véase it:Tardo gotico#Gotico "fiorito" en la Wikipedia en italiano.
  2. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «gótico». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. 
  3. El refinado arte de la Serenísima - El gótico florido
    • Wilfried Koch - "Style w Architekturze", Tytuł oryginału: "Baustilkunde", (Bertelsmann Publishing, Warszawa 1996)
    • Artehistoria