Abrir menú principal

Bruselas apareció por primera vez en la historia como Broucsella, que viene de brouc, pantano, y sella, asentamiento, o lo que equivaldría a 'asentamiento en el pantano'.[1]

Índice

Edad MediaEditar

El río Senne era navegable hasta las puertas de Bruselas, que ya para el siglo XI se había convertido en un puesto de comercio en el camino entre Brujas y Colonia.

Bruselas era administrada por los condes de Brabante. Estos iniciaron la construcción del primer castillo en la colina de Coudenberg hacia el siglo XII. Brabante era ya en el siglo XIII un ducado poderoso y próspero. Comprendía, aparte de Bruselas, Lovaina y 's-Hertogenbosch, ciudades como Amberes y Breda y se extendía hasta los Grandes Ríos. En el siglo XIII se construyó la primera muralla de la ciudad. Jan I se convirtió en duque de Brabante a finales de ese siglo. En ese momento decidió que el neerlandés - diets - pasaría a reemplazar al latín para la redacción de los documentos oficiales.

En ese tiempo la ciudad era regida por siete jueces laicos, gente de la clase patricia: los Coudenberge, 's Huge's Kints o Clutine, los Leeuws, Rodenbeke, Serroelofs, Uten Steenwege, Weerts. Entre otras cosas, estos jueces tenían el deber de cuidar las siete puertas de la ciudad.

Hacia 1303 la pequeña burguesía se rebela y obtiene el derecho de participar en la administración de la ciudad. Estaban representados por diecisiete gremios. Esta prerrogativa duró solo hasta 1306, cuando el duque y los patricios se unieron para quitarles el poder. El 1 de mayo estas fuerzas derrotan a los gremios en Vilvoorde.

El 17 de agosto de 1356 el conde de Flandes ocupó Bruselas y reemplazó el diets por el francés como idioma oficial. Esto no duró mucho tiempo porque el 24 de octubre un comando de un centenar de bruselenses liderados por t'Serckaes penetraron Bruselas, expulsaron a los soldados del duque de Flandes y devolvieron el poder al Ducado de Brabante. El diets volvió a pasar a ser el idioma oficial. En 1420 se construyó el Hotel de Ville en la plaza del mercado o plaza mayor.

Edad ModernaEditar

Carlos de Habsburgo, quien había nacido en Gante, volvió a otorgar a Bruselas como la sede del Brabante Flamenco y los consejos de gobierno comenzaron a realizarse allí.[2]​ Esto atrajo inmigrantes a la ciudad que por primera vez supera la importancia de otras ciudades como Lovaina, Amberes y Malinas.

Carlos persiguió a los protestantes desde el comienzo en esta región. El 1 de julio de 1523 fueron ejecutados los monjes agustidos Henricus Vos y Johannes van den Esschen. Estos se convirtieron en los primeros protestantes en ser ejecutados después de que Lutero colocase sus tesis en la puerta de Wittenberg.

En 1556 se celebró la ceremonia de abdicación de Carlos de Habsburgo en el Aula Magna del Palacio de Coudenberg. La inquisición española hacía estragos en los Países Bajos. Eso motivó a que unos doscientos nobles de la región marcharan en 1566 ante el palacio de Margarita de Parma para pedir que se terminase la inquisición en la zona. Felipe II, que tenía a sus soldados concentrados en la guerra contra los turcos en el Mediterráneo, mandó a declarar que aceptaba la petición, pero solo lo hacía porque había sido obligado a ello.

Bruselas fue durante un tiempo una ciudad calvinista miembro de la Unión de Utrecht, pero en 1585 la ciudad capituló ante las tropas de Alejandro Farnesio, el Duque de Parma.

 
Bruselas hacia 1745

El 13 de agosto de 1695, durante el reino de Luis XIV, las tropas del mariscal de Villeroy, que había invadido Brabante, bombardea Bruselas desde el Scheut, en Anderlecht. Los cañones destruyen casi toda la plaza mayor salvo el edificio del ayuntamiento, así como buena parte del resto de la ciudad. Un tercio de la superficie fue afectada: de 3830 a 5000 edificios. Otros gobiernos europeos protestaron por este régimen de terror de los franceses.

Siglo XVIIIEditar

 
Escudo de la ciudad (tiempos napoleónicos)

El 12 de octubre de 1798 se produjo un levantamiento de campesinos contra Napoleon Bonaparte. Los motivos principales fueron los elevados impuestos, la política anticlerical de cierre de iglesias, persecución de curas y la introducción del reclutamiento forzoso. El levantamiento fue finalmente reprimido el 5 de diciembre en Ter Hilst (Hasselt).

Siglo XIXEditar

En 1830, durante la realización de la opera 'De Stomme van Portici' en la Opera de Bruselas, el público se exaltó al escuchar la aria donde se llamaba al levantamiento contra los ocupantes. Parte de la burguesía veía a las tropas de los Países Bajos como tales ocupantes. El público salió de la ópera a ocupar edificios públicos y tras tres días de protestas, consiguieron expulsar al ejército holandés. Esto llevó a un levantamiento en otras ciudades flamencas y a la declaración de la independencia de Bélgica. La ciudad fue declarada capital del Reino de Bélgica.

Bruselas experimentó un desarrollo industrial muy importante en el siglo XIX. Leopoldo II mandó a construir diversos edificios importantes. También se trazaron diversos parques, avenidas como la Avenida Tervuren y Anspach y aparecieron nuevos barrios. El río Zenne (o Sena de Bruselas) fue canalizado y desviado para evitar las enfermedades que traía su profunda contaminación. Se construyó el Palacio de Justicia. En 1853 apareció el Barrio de Leopoldo y en 1864 se trazó la Avenida de Louise (Louizalaan en neerlandés).

Debido a las presiones de las autoridades francófonas y por la inmigración de valones y franceses se produjo una profunda francización de la población. Esto conduciría a que los francófonos se convirtieran en la mayoría de la población el siguiente siglo.

El territorio de la capital también creció. A comienzos del siglo XIX la capital apenas estaba rodeada por media docena de comunas o municipios.

Siglos XX y XXIEditar

Durante todo este tiempo, la población de Bruselas era principalmente hablante de neerlandés, pese a que hasta 1921 el francés era la única lengua oficial de la administración. No obstante, en 1921, Bélgica fue formalmente dividida en tres regiones idiomáticas: Flandes, donde se habla neerlandés; Valonia, donde se habla francés; y la bilingüe Bruselas. Durante el siglo XX la ciudad ha albergado diversas ferias y conferencias, incluyendo la Conferencia Solvay de 1927 y dos ferias mundiales: La Exposición Internacional de Bruselas de 1935 y la Expo'58. Durante la I Guerra Mundial, Bruselas fue una ciudad ocupada, pero las tropas alemanas no causaron muchos daños. Durante la II Guerra Mundial la ciudad fue ocupada de nuevo, y recibió daños importantes durante la presencia de las tropas alemanas antes de ser liberada por los británicos.

Después de la guerra, Bruselas fue modernizada, para mejor y para peor. La construcción de la conexión norte-sur conectando las dos principales estaciones de tren se completó en 1952, mientras que lo que después sería el metro de Bruselas se terminó en 1969. En 1976 se inauguró la primera línea del metro. Desde principios de los años sesenta la ciudad se convirtió de facto en la capital de la futura Unión Europea, se construyeron numerosos edificios modernos. Desafortunadamente, en este desarrollo se procedió con poco cuidado de la estética de los nuevos edificios y diversas joyas arquitectónicas fueron destruidas para dejar espacio a los nuevos edificios que, frecuentemente, no encajaban con las construcciones anteriores, en un proceso denominado como la Bruselización.

La Región-Capital de Bruselas se formó el 18 de junio de 1989 tras una reforma constitucional en 1988. Tiene un estatus bilingüe y es una de las tres regiones federales del país, junto con Flandes y Valonia.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. van Istendael, Geert (1992) Arm Brussel (Amsterdam, essays)
  2. «History of Brussels». brussels.org (en inglés). Consultado el 15 de mayo de 2008.