Oxfam Intermón

(Redirigido desde «Intermón»)

Oxfam Intermón es una organización no gubernamental de cooperación para el desarrollo (ONGD) española, afiliada a la confederación Oxfam, que engloba a un total de 17 organizaciones que trabajan conjuntamente en 41 países . Su principal órgano de dirección en España es un patronato con personas independientes procedentes de la sociedad civil, la academia, el mundo empresarial y otras entidades. Su actual Director General es Josu Gascón.

A pesar de que cada una de estas 17 organizaciones mantiene su propia identidad e independencia, comparten los mismos principios y trabajan conjuntamente para combatir la pobreza y la injusticia en el mundo. Su unión les permite impulsar estrategias de lucha contra la pobreza y campañas internacionales de gran alcance y les proporciona una gran capacidad de respuesta ante las grandes emergencias humanitarias. Oxfam Intermón es la representación española de Oxfam Internacional desde 1997.

Su lema y estrategia fundamental es «Cambiamos vidas que cambian vidas», abordan los problemas de raíz, desde todos los frentes (económico, social, político medioambiental) y vinculando la acción local y global para que sus acciones y programas sean sostenibles en el tiempo y lleguen a las futuras generaciones, generando un efecto multiplicador.

Índice

Misión y valoresEditar

Su misión es luchar con y para las poblaciones desfavorecidas como parte de un amplio movimiento global, con el objetivo de erradicar la injusticia y la pobreza y lograr que todos los seres humanos puedan ejercer plenamente sus derechos y disfrutar de una vida digna. Se rigen por cinco valores fundamentales que rigen sus acciones en todo el mundo: Justicia, Dignidad Humana, Solidaridad, Compromiso y Coherencia.

HistoriaEditar

Intermón nació el 11 de agosto de 1956, en Barcelona, como Secretariado de Misiones y Propaganda de la Compañía de Jesús, destinado a ayudar en las misiones a Bolivia, Paraguay y la India. Con carácter religioso y asistencialista en principio, durante la década de 1960 adquirió un claro enfoque de denuncia y defensa de la justicia. A partir de la década de 1970 adquiere un carácter laico e independiente, trabajando activamente para generar transformaciones sociales tanto en los países del Norte como en los del Sur.

En 1997, Intermón decidió incorporarse a Oxfam, asociación que agrupa a otras 17 organizaciones y que juntas trabajan en más de 90 países en el mundo. Oxfam es un referente en el ámbito internacional al ser el mayor grupo independiente de ONG de desarrollo del mundo.

Actualmente, Oxfam Intermón trabaja en 39 países del mundo, a través de 76 programas en África, América y Asia, a través de los ámbitos de la cooperación para el desarrollo, la acción humanitaria, las campañas de incidencia política y movilización social, y el comercio justo.

Oxfam Intermón es una fundación y está regida por un Patronato, y cuenta con cinco sedes, ubicadas en las ciudades de Barcelona (sede central), Bilbao, Madrid, Sevilla, Valencia, 43 comités y 38 tiendas de comercio justo.

Camino hacia un solo OxfamEditar

En 2013, y por primera vez, la coalición Oxfam internacional, acordó trabajar conjuntamente en un solo Plan Estratégico para optimizar los esfuerzos y lograr un mayor impacto en la consecución de sus objetivos globales. El Secretariado de Oxfam Internacional es el órgano que coordina la Confederación y la mantiene operando como un sólo Oxfam, asegurando que todo, desde las estrategias operativas para el branding y la identidad de todas las partes de la Confederación van al unísono. Con estos cambios estructurales Oxfam pretende posicionarse como una de las Organizaciones internacionales más fuertes y sólidas en la lucha contra la injusticia y la pobreza.

 
Silvestre Santacruz cosechando caña de azúcar, en la comunidad de Itapirú, en Arroyos y Esteros. Es socio de la cooperativa de comercio justo Manduvirá desde hace 10 años. Intermón Oxfam comercializa en sus tiendas el azúcar orgánico que la cooperativa produce y exporta a más de 17 países de todo el mundo.

Objetivos de cambioEditar

Oxfam nació con la misión de dar respuesta a una hambruna pero ya en sus inicios se dio cuenta de que no podía centrarse en sólo uno de los síntomas o causas de la pobreza. La pobreza es amplia y compleja y afecta a todo el mundo. Oxfam ha madurado, y continúa haciéndolo, como una organización que percibe claramente los vínculos entre las muchas causas subyacentes de la pobreza y las aborda mediante una combinación de conocimientos prácticos y especializados, prestigiosos análisis y una persuasiva incidencia política.

Su experiencia y aprendizaje acumulado a lo largo de todos estos años, ha llevado a la organización a redefinir sus objetivos de trabajo. Desde el 2013 los objetivos de Oxfam Intermón están definidos por la estrategia "La fuerza de las personas contra la pobreza", que guiará su trabajo en los próximos años y en el marco de los siguientes ejes:

El derecho de las personas a ser escuchadasEditar

El simple hecho de exigir y ejercer los derechos y sumarse a la participación ciudadana supone todo un progreso para las personas excluidas, en los márgenes de la sociedad. Oxfam intenta llevar los problemas que afectan a las personas que viven en la pobreza y la exclusión a las agendas políticas nacionales e internacionales para concienciar de la importancia de su causa.

Junto con otras organizaciones aliadas de la sociedad civil, alentan a las comunidades pobres y excluidas a participar en los procesos que afectan a su bienestar, a partir de un enfoque basado en los derechos y en el convencimiento de que empoderar a las personas para que puedan ejercer sus derechos, es la mejor forma de garantizar su bienestar y unos medios de vida dignos.

En su verteinte activista, Oxfam defiende activamente la aplicación de la Tasa Tobin, también conocida como Robin Hood y que es una tasa que grava las transacciones financieras, para evitar movimientods especulativos y cuya recaudación se destina a la lucha contra la pobreza. La tasa Tobin ya es una realidad en 11 países de la Unión Europea.

La promoción de la justicia de géneroEditar

La discriminación de las mujeres y niñas es a la vez causa y consecuencia de la desigualdad que genera la pobreza.

En toda su labor Oxfam trabaja bajo el prisma de los derechos y el liderazgo de las mujeres con el objetivo de fortalecer su propio bienestar e incrementar los beneficios que la contribución de las mujeres y de las niñas puede aportar a las sociedades y a sus economías. Oxfam apoya especialmente a las organizaciones centradas en promover la equidad de género, la reforma legal, el acceso a la información y el fin de la violencia contra las mujeres incentivando el cambio cultural en todas las sociedades.

Todo ello incluye el impulso de lideresas con voz y fuerza en colectivos. Destaca su programa Avanzadoras, que consiste en trabajar con mujeres que avanzan y hacen avanzar, lideresas que haciendo valer sus derechos, que cuestionan la discriminación que sufren y que desafían las injusticias. Mujeres que con su ilusión y empeño construyen una sociedad mejor. Por ejemplo, en Colombia, reclaman la prevención, sanción y reparación de los crímenes de violencia sexual que se producen en el marco del conflicto armado. En Marruecos, colaboran con organizaciones de zonas rurales para llegar a las mujeres más desfavorecidas. En la región de Larache reclaman protección social y trabajo digno para 10.300 trabajadoras de la fresa.

Salvar vidas, ahora y en el futuroEditar

Ayudar a las víctimas de un conflicto armado o un desastre natural, así como evitar que otras personas lo sean en el futuro, es una cuestión de humanidad.

Para reducir la vulnerabilidad de las personas ante las crisis, abogan por reforzar el derecho internacional humanitario, hacer más estricta la regulación del comercio de armas e incrementar el compromiso internacional para ayudar a los Estados frágiles y limitar la incidencia de la guerra, las privaciones y la destrucción. El 2 de abril de 2013, y después de una década de activismo, Oxfam celebró la aprovación por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas de un Tratado sobre el comercio de Armas. La mayoría de los países votaron a favor de un tratado que, por primera vez, regula las transferencias internacionales de armas y municiones.

En el ejercicio 2012-2013, Oxfam respondió simultáneamente a 11 emergencias agudas en más de 30 países con sus propios recursos, un despliegue de medios sin precedentes en la organización. En 2012, más de 18,5 millones de personas se enfrentaron a una grave crisis alimentaria en la región del Sahel, en el occidente y centro de África. Desde el inicio de la emergencia, la coalición Oxfam atendió a alrededor de 1 millón de personas, de las cuales 590.000 se beneficiaron de la respuesta implementada por Oxfam Intermón en Chad, Burkina Faso y Mauritania.

Los sistemas alimentarios sosteniblesEditar

La agricultura local y a pequeña escala es una manera sostenible de acabar con el hambre. Oxfam trabaja para fomentar la productividad de las pequeñas explotaciones agrícolas, ayudando a los productores locales a adaptarse al cambio climático e incrementando el poder y la posición de las mujeres en las comunidades rurales. Además, lucha para poner en práctica las políticas y la financiación adecuadas para estimular a los pequeños agricultores y para asegurar que las empresas agroalimentarias respaldan prácticas medioambientales y de empleo dignas.

Así, promueve la seguridad alimentaria entre las familias campesinas de los países del Sur y luchan para que se proteja su derecho a la producción de alimentos frente al acaparamiento de tierras para producir biocombustibles.

Por ejemplo, en Burkina Faso, han apoyado a más de 75.000 productores de arroz, maíz y frutas (mango y anacardo) para que saquen el mayor provecho de sus cultivos, reforzando sus organizaciones campesinas y mediante la producción de semillas mejoradas o la comercialización conjunta de cereales para obtener precios más favorables. En República Dominicana trabajan para fortalecer las capacidades y la calidad de vida de 1.704 productores y productoras de cacao orgánico y de comercio justo organizados en Cooperativa.[1]

Los sistemas alimentarios sostenibles contribuyen a generar cambios para avanzar hacia estados más eficaces y un sector privado más responsable; elementos clave para lograr la redistribución de poder y combatir la inequidad. Por ello Oxfam apuesta fuertemente por el comercio justo, un sistema comercial solidario y alternativo cuyo objetivo es mejorar el acceso al mercado de los productores más desfavorecidos y cambiar las injustas reglas del comercio internacional, que consolidan la pobreza y la desigualdad mundial. Es, además, un movimiento internacional formado por organizaciones de todo el mundo.

Oxfam dispone de una red de 46 tiendas de comercio justo en distintas ciudades de España, además de su tienda online donde se pueden adquirir distintos productos procedentes del comercio justo.

El reparto justo de los recursos naturalesEditar

A nivel mundial, Oxfam aboga por políticas nacionales e internacionales que promuevan un reparto equitativo de los escasos recursos naturales. En el ámbito local, Oxfam se pone del lado de las comunidades pobres y vulnerables para hacer el seguimiento de las inversiones en actividades de minería y perforación y garantizar que sus vidas y medios de subsistencia no se ven perjudicados y que los flujos de ingresos revierten de forma justa en la riqueza local.

Resulta crucial proporcionar financiación para la adaptación a los efectos del cambio climático sobre los recursos naturales desarrollando la resiliencia en el ámbito local. El derecho a la tierra y el agua, así como a servicios sociales básicos, se está convirtiendo en una cuestión especialmente problemática para las personas pobres de los entornos urbanos y en una cuestión prioritaria para Oxfam.

La financiación del desarrollo y servicios sociales básicos y universalesEditar

Oxfam ha pasado de centrarse en la construcción de hospitales y escuelas a proporcionar un mayor apoyo a las mujeres y a otros grupos de la sociedad civil para que ejerzan sus derechos a la sanidad y la educación.

Los servicios sociales básicos son un derecho humano y Oxfam trabaja, junto a sus organizaciones socias, para lograr una mayor financiación y rendición de cuentas por parte de las autoridades locales, nacionales y multilaterales en la provisión de estos servicios: que todas las poblaciones tengan derecho a disponer de servicios asequibles y accesibles de educación, abastecimiento de agua, saneamiento y sanidad.

Por ejemplo, en Mozambique, Oxfam está desarrollando un proyecto sólido y de largo plazo para una educación accesible y de calidad, complementada con un enfoque de género. En España han estado denunciando activamente los recortes del Gobierno del 70% en la ayuda oficial al desarrollo en los dos últimos años y del 90% en lo relativo a la ayuda humanitaria. A finales del 2012 Oxfam Intermón lanzó el informe Crisis, desigualdad y pobreza mediante el cuál denunciaron, junto a otras organizaciones, que de seguir por la senda de la austeridad y los recortes, España tardará 25 años en recuperar los niveles de bienestar anteriores a la crisis.

Justicia social, ética recaudatoriaEditar

El Informe “Cuanto Tienes ¿Cuánto Pagas?” (2014) denuncia la desigualdad fiscal y la creciente pauperización de grandes sectores de la población española. En 2011, las grandes empresas, debidamente asesoradas, aportaron solo 1’98% a la Hacienda Pública, frente al 91,52% que aportaron las familias, de tal manera que las familias aportaron 46 veces más que las grandes corporaciones.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Memoria 2012- 2013, Cambiamos vidas que cambian vidas. Intermón Oxfam. Barcelona, 2013. 48p.

Enlaces externosEditar