Lábdaco (en gr. Λάβδακος, 'cojo')[1]​ es un personaje de la mitología griega, rey de Tebas, padre de Layo y abuelo de Edipo. Hijo de Polidoro y Nicteis, era nieto de Cadmo y de Ctonio, un espartoi. El suceso más notable de su reinado fue la guerra que mantuvo con el rey de Atenas, Pandión I, por motivos fronterizos.

Ciclo TebanoEditar

La afrenta del rey Lábdaco inicia el ciclo tebano de maldiciones y castigo que escribieron Esquilo y Sófocles. El primero a través de Los siete contra Tebas y el segundo con sus obras Edipo rey, Edipo en Colono y Antígona. El rey Lábdaco provoca la hamartia (maldición) entre su descendencia al negarse a realizar los ritos que demanda el dios Dioniso. Las Bacantes, sacerdotisas del dios, enfurecidas por su osadía, lo sentencian a muerte y lanzan una maldición contra los miembros de su gens (tribu), los labdácidas.

BibliografíaEditar

  • Apolodoro. Biblioteca Mitológica. Trad. y notas de Julia Moreno García. Madrid: Alianza, 1993, p. 155.
  • Ruipérez, Martín S. (2006): El mito de Edipo. Lingüística, psicoanálisis y folklore, Madrid: Alianza, ISBN 84-206-6016-7.


Predecesor:
Lico
Reyes de Tebas
Sucesor:
Lico

ReferenciasEditar

  1. Según indica Ruipérez (2006: 84), el nombre deriva de la letra lábda o lámbda, cuya grafía (dos trazos oblicuos, uno más largo que el otro) sugiere la imagen de una persona coja