Abrir menú principal

En la mitología griega, Ladón (en griego Δρακον Λάδων, Drakon Ladôn) era un dragón de cien cabezas (cada una de las cuales hablaba una lengua diferente), junto con las ninfas Hespérides, era el encargado de custodiar el jardín de las Hespérides, por lo que también se le conocía como Dragón de las Hespérides (en latín Draco Hesperidum). Era hijo de Forcis y Ceto[1]​ o de Tifón y Equidna según la versión.

Hera lo envió a custodiar su huerto de manzanas de oro, ya que no confiaba en las Hespérides hijas de Atlas. Heracles le dio muerte en uno de sus doce trabajos. Para agradecer sus leales servicios, Hera, ascendió sus restos al cielo, lugar donde, desde entonces, forma la Constelación del Dragón.

Diodoro de Sicilia le da una interpretación evemerista, como un pastor humano cuidando su rebaño de ovejas.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Hard, Robin (2008). «El comienzo de las cosas». El gran libro de la mitología griega. Madrid: La esfera de los libros, S.L. p. 63,106. ISBN 978-84-9734-699-3. 

Enlaces externosEditar

  • Higino: Astronomía poética (Astronomica).