Atlas (mitología)

titán en la mitología griega

En la mitología griega, Atlante o Atlas (en griego antiguo Ἄτλας, ‘el portador’, de τλάω tláô, ‘portar’, ‘soportar’)[1]​ era un titán de segunda generación al que Zeus condenó a cargar sobre sus hombros la bóveda celeste.[2][3][4][5][6]​Su epíteto, Telamón (cuya etimología es similar a la de Atlas), hace referencia a ese castigo físico.[7]​Era hijo de Jápeto y la ninfa Clímene[8]​ (en otras versiones, de Asia)[9]​ y hermano de Prometeo, Epimeteo y Menecio.[2]Higino, sin embargo, lo hace hijo de la Tierra y el Éter, y lo cita entre los gigantes y no entre los titanes; aunque el texto del Prefacio, donde hace esta afirmación, está algo corrupto.[10]​En cambio un autor lo hace solamente hijo de Jápeto.[11]Pausanias nos dice que un templo de Zeus en Olimpia se exhibía una imagen de madera de Atlante.[12]

Estatua romana de Atlas (siglo II).

Fue el padre de diversas ninfas, tres de ellas colectivas (Pléyades, Híades y Hespérides)[13]​y otras tres individuales, como Mera,[14]Calipso[15]​e incluso Dione.[16]​Su consorte principal es la oceánide Pléyone, quien le dio a las ninfas astrales,[17]​pero a Atlante también se le dan dos consortes más, Etra[18]​ y Hesperis,[19]​ambos nombres parlantes que hacen alusión al brillo celeste. El único hijo varón atestiguado en las fuentes fue Hías o Hiante, catasterizado como la constelación del Aguador.[13]​A Atlante, como ocurre generalmente con los Japetónidas, se lo relaciona con las estirpes humanas. En su caso a través de sus hijas, las Pléyades,[20]​ que fueron el origen de muchas de las genealógicas heroicas, entre las que se encuentran al menos las de Corinto, Esparta, Eubea, Micenas, Tebas y Troya.[21][22][23]​Al menos su nieto Hermes, habido por Maya, es llamado Atlantio como patronímico.[24]

De acuerdo a una interpretación idiosincrática de Robert Graves, los pelasgos creían que su diosa Eurínome había asignado a Febe y Atlante para gobernar la potencia de la Luna, pero este dato es una conjetura que solo mantiene este autor.[25]

EtimologíaEditar

La etimología del nombre Atlas es incierta y sigue discutiéndose: algunos lo derivan de la raíz protoindoeuropea *tel, ‘sostener’, ‘soportar’, mientras otros sugieren que es un nombre preindoeuropeo.[26]​ Dado que las montañas Atlas están en una región habitada por bereberes, podría ser que el nombre latín tal como lo conocemos fuese tomado del bereber.[27]​ De hecho, el sol es llamado a menudo ‘el ojo del cielo’ (Tit), y dado que se pone por el oeste, el océano Atlántico puede ser llamado ‘el lugar de ocultación del sol’ o Antal n Tit. Los griegos podrían haber tomado prestado este nombre para el océano, y usado más tarde su raíz atl- para formar el nombre «Atlas».[26][28]

Atlas como titánEditar

Atlas acaudilló a los Titanes en la Titanomaquia o guerra contra los olímpicos. Hesíodo dice que cuando los Titanes fueron derrotados, Zeus condenó a Atlas a cargar con el cielo, muy cerca del jardín de las Hespérides;Homero, en cambio, no se refiere exactamente a la bóveda celeste, sino que cuenta que «Atlante vigila las largas columnas, sustento del cielo»,[29][30]​y que al menos una fuente ubica en Libia.[31]​También nos dice que conoce todas las profundidades de los mares.[32]​Cuando Faetonte se precipitó montado en el carro del Sol, Atlante tuvo que soportar el dolor del firmamento incendiado.[33]

En un principio solo las ninfas Hespérides eran las encargadas de cuidar las manzanas de oro, pero Hera no confiaba en ellas así que envió a Ladón, juntos eran los encargados de vigilar las preciadas manzanas de oro;[34]​ Atlas recordó la profecía de Temis, amenazó a Perseo y le aconsejó que se fuera. Entonces Perseo sostuvo la cabeza de Medusa ante los ojos del Titán, y así lo convirtió en una enorme piedra a la que se llamaría cordillera del Atlas[35]​ (recientemente se ha descubierto en el Parco delle Madonie). Se decía de estas montañas que eran tan altas que tocaban el cielo, aunque sus árboles eran tan densos que impedían subirlas.[36]

Sin embargo, otras versiones cuentan que Heracles, descendiente de Perseo, engañó a Atlas para que recuperase algunas manzanas de oro del jardín de las Hespérides como parte de sus doce trabajos.[2]​ Prometeo le había aconsejado que no fuese él mismo a buscarlas, sino que enviase a Atlas. Para lograrlo, Heracles se ofreció a sujetar el cielo mientras Atlas iba a buscarlas. Pero al volver, Atlas no quiso aceptar la devolución de los cielos, y dijo que él mismo llevaría las manzanas a Euristeo, el hombre que las había pedido. Heracles lo engañó de nuevo, pidiéndole que sujetase el cielo un momento para acomodarse su capa.[37][38][39]

Atlas como reyEditar

Diodoro Sículo nos ofrece una versión racional del mito. Afirmaba en su Biblioteca histórica que Atlas o Atlante era un mítico rey de Mauritania, en Libia. Se decía que era un sabio filósofo y matemático y un extraordinario astrónomo, descubridor de la esfericidad de las estrellas y artífice del primer globo celeste.[40]​ Ésta sería la razón por la que terminaría convirtiéndose un personaje fantástico que llevaría el firmamento completo sobre sus hombros.[19]

Atlas se casó con Hesperis, hija de su hermano Héspero, con la que tuvo a las seis Hespérides, también llamadas Atlántides. La familia poseía rebaños de hermosas ovejas de color dorado. Busiris, el cruel rey de Egipto, envió piratas a raptar a las Hespérides. Mientras estos estaban de camino, Heracles llegó a Egipto y, por otras razones, mató a Busiris. Mientras tanto, los piratas secuestraron a las muchachas mientras éstas jugaban en un jardín, y se marcharon con ellas. Desafortunadamente para ellos, Heracles les encontró mientras comían en una playa. Tras saber por las Hespérides lo que ocurría, mató a todos los piratas y devolvió a las muchachas a su padre Atlas, quien como recompensa le dio las ovejas de oro (adviértase que en griego μήλο mēlo puede significar ‘oveja’ o ‘manzana’) que le había pedido el rey Euristeo de Micenas.[19]

También se menciona a otro Atlante como el rey epónimo de la Atlántida, cuyo nombre deriva de Ἀτλαντὶς νῆσος («isla de Atlante») citado por Platón. No obstante en la versión platónica Atlante no es hijo de Jápeto, sino de Poseidón y una mortal llamada Clito. De ambos nacieron cinco pares de hijos gemelos, siendo Atlas el mayor de ellos.[41]

DescendenciaEditar

Las fuentes describen a Atlas como el padre, junto con diferentes diosas, de numerosos hijos, la mayor parte hijas. Algunas fuentes son contradictorias entre sí.

Atlas en la culturaEditar

 
Estatua de Atlas en el palacio Linderhof.
  • Aunque desde mediados del siglo XVI es frecuente mostrar al titán Atlas en los atlas cartográficos, no fue a este sino al rey libio a quien el geógrafo Gerardus Mercator rindió tributo cuando usó por primera vez el nombre «atlas» para describir un libro de mapas, al incluir una representación suya en la página-título de su libro Atlas, Sive Cosmographicae Meditationes De Fabrica Mundi... (publicado póstumamente en 1595).
  • En psicología, Atlas se utiliza metafóricamente para describir la personalidad de Atlas, la personalidad de alguien cuya infancia se caracterizó por un exceso de responsabilidades.[46]
  • Atlas Shrugged es el título de la novela distópica de 1957 de la filósofa Ayn Rand. En ella Rand hace referencia a la popular idea errónea de que Atlas sostiene el mundo entero sobre su espalda, comparando a la clase capitalista e intelectual como "Atlas modernos".
  • Atlas, Rise! es una canción de la banda de thrash metal Metallica.
  • El Atlas Fútbol Club es un equipo de fútbol mexicano representativo de la ciudad de Guadalajara.
  • El Atlante F.C. es un equipo de fútbol mexicano con sede en la ciudad de Cancún, Quintana Roo.
  • La carátula del disco 5150 de la banda Van Halen está inspirada en Atlas (en este caso era Rick Valente) sosteniendo una esfera con el logo de la banda y con una placa colgada al cuello con el número 5150.
  • Bioshock, Atlas es el apodo del antagonista en el popular videojuego del año 2007, Frank Fontaine.

Véase tambiénEditar

Galería de imágenes de AtlasEditar

ReferenciasEditar

  1. En cambio Robert Graves, el Los mitos griegos (apéndice onomástico) dice que su etimología sugiere «el que se atreve o sufre».
  2. a b c Hesíodo, Teogonía, 517.
  3. Simónides, fragmento 556
  4. Píndaro: Píticas IV, 290 ss.
  5. Propercio: Elegías III, 22
  6. Suda, voz «Atlas»
  7. Servio: sobre la Eneida de Virgilio I 741 y IV, 246
  8. Hesíodo: Teogonía 507; Higino: prefacio de las Fábulas 11
  9. Apolodoro: Biblioteca I 2, 3
  10. Higino: prefacio de las Fábulas 11
  11. Ovidio: Las metamorfosis IV, 627
  12. Pausanias: Descripción de Grecia VI 19, 8
  13. a b c d e Higino: Fábulas 192
  14. a b Pausanias VIII 12, 7
  15. a b Homero: Odisea I 52; Apolodoro Epítome VII 23
  16. a b Higino: Fábulas 83, Ovidio: Las metamorfosis VI 172
  17. Apolodoro: Biblioteca III 10, 1; Ovidio: Fastos 5.79
  18. Higino: De Astronomia II 21
  19. a b c Diodoro Sículo: Biblioteca histórica IV 26, 2
  20. Esquilo: fragmento 172 (citado en Ateneo, El banquete de los eruditos XI, 80, 491A).
  21. Apolodoro: Biblioteca III 10, 1
  22. Hesíodo: Catálogo de mujeres, fragmento 138; citado en un escolio a Píndaro.
  23. Las ciudades y sus descendientes son, a saber: Corinto (por Glauco), Esparta (por Lacedemón), Eubea (por Abante), Micenas (por Atreo), Tebas (por Anfión y Zeto) y Troya (por Dárdano).
  24. Ovidio: Las metamorfosis II, 750 ss.
  25. Robert Graves: Los mitos griegos. I, "El mito pelasgo de la creación".
  26. a b Beekes, Robert; van Beek, Lucien (2010). "Etymological Dictionary of Greek". 1. Brill: 163.
  27. Estrabón: Geografía 17, 3.
  28. George Doig, "Vergil's Art and the Greek Language" The Classical Journal 64.1 (Octubre de1968, pp. 1-6) p. 2.
  29. Homero: Odisea I, 52 ss
  30. Esquilo: Prometeo encadenado 349 ss.
  31. Licofrón: Alejandra 877
  32. Homero: Odisea I, 52 ss.
  33. Ovidio: Las metamorfosis II, 296 ss.
  34. Pseudo-Apolodoro: Biblioteca II, 114
  35. Poliído, fragmento 837 (en el Etymologicum Magnum) (traducido por. Campbell, Vol. Greek Lyric V)
  36. Atlas: llegará el día en el que tu árbol será despojado de su oro por un hijo de Zeus.
  37. Ovidio: Las metamorfosis IX, 198
  38. Apolodoro: Biblioteca II 1. 19 - 20.
  39. Filóstrato el viejo: Imágenes II, 20
  40. Suda, voz «Prometeo»
  41. Platón: Timeo y Critias.
  42. Higino: Fábulas 192; Higino: Astronomía 2.21; Ovidio: Fastos 5.164
  43. Hesíodo: Astronomía fr. 1
  44. Diodoro Sículo IV 26.2
  45. Hesíodo: Astronmía fr. 3
  46. Vogel, L. Z.; Savva, Stavroula (1 de diciembre de 1993). «Atlas personality». British Journal of Medical Psychology (en inglés) 66 (4): 323-330. ISSN 2044-8341. PMID 8123600. doi:10.1111/j.2044-8341.1993.tb01758.x.  |language= y |idioma= redundantes (ayuda)
  47. «Nautilus Cup». The Walters Art Museum. 

Enlaces externosEditar