León V el Armenio

emperador romano de Oriente

León V, llamado el Armenio (775-25 de diciembre de 820), fue emperador bizantino entre 813 y 820, tras distinguirse como general durante los reinados de Nicéforo I y Miguel I.

León V el Armenio

Moneda de León V

Emperador bizantino
813-820
Predecesor Miguel I Rangabé
Sucesor Miguel II

Información personal
Nombre en griego Λέων Ε' ο Αρμένιος Ver y modificar los datos en Wikidata
Nombre en latín Leo V Armenius Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 775
Emirato de Armenia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 29 de diciembre de 820jul. Ver y modificar los datos en Wikidata
Constantinopla (Imperio bizantino) Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Cristianismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Familia Familia Arcruni y Familia Gnuni Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge Teodosia
Hijos Constantino Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Soberano Ver y modificar los datos en Wikidata

Acciones militares

editar

Tras prestar un gran servicio al emperador Miguel I en la guerra contra los árabes en 812, fue llamado en 813 para luchar en la campaña contra Bulgaria. No está claro el papel que desempeñó en la batalla de Versinikia. Se supone que aconsejó al emperador el ataque, pero luego se negó a seguir la táctica acordada, y abandonó la batalla.

 
Miniatura que muestra los ejércitos de Krum (arriba) y de Miguel I (abajo) antes de la batalla de Versinikia

Tras la derrota, fue aclamado emperador por los soldados del tema anatólico, del cual había sido gobernador, y por los tracios y macedonios que habían logrado escapar con vida de la batalla. Desde Adrianópolis marchó sobre la capital, donde recibió la bienvenida del senado y fue coronado emperador por el patriarca Nicéforo. Miguel y Procopia se refugiaron en un convento, y sus hijos fueron castrados.[1]

Seis días después de su coronación, el kan Krum se presentó ante las murallas de Constantinopla, pero fue incapaz de asaltar la triple barrera defensiva. En otoño del mismo año, León derrotó a los búlgaros cerca de Mesembria, y rechazó un nuevo ataque de Krum a Constantinopla en 814. Tras morir este último, firmó una tregua de treinta años con su sucesor, Omurtag.

Vuelta a la iconoclastia

editar

La decisión de volver a la política iconoclasta de los primeros emperadores sirios se basaba en la convicción de que esta política fue la causa de los largos y victoriosos reinados de León III y Constantino V. Su preparación fue cuidadosa, iniciando debates públicos sobre la historia de los emperadores iconoclastas, y argumentando que los emperadores iconódulos fueron siempre derrotados en el campo de batalla. Una comisión presidida por Juan el Gramático, se ocupó de estas cuestiones. A continuación, intentó la negociación con el patriarca Nicéforo, pero este se mostró reticente.

En 814, Leon dio la orden de quitar las imágenes de Santa Sofía, pero Nicéforo se negó, por lo que fue obligado a dimitir. El sínodo convocado en 815 restableció la iconoclastia, que a diferencia del primer periodo iconoclasta, encontró poca oposición en principio, siendo la más notoria la de los monjes estuditas, que sufrieron de nuevo el exilio.[2]

Pero más adelante, sus enérgicas medidas represivas contra los paulicianos y los iconódulos dieron lugar a una importante oposición, y después de abortar una conspiración liderada por su amigo Miguel Pselo, con el encarcelamiento de este último, León fue asesinado en la capilla de palacio el día de Nochebuena de 820.

Enlaces externos

editar

Referencias

editar
  1. Franz G.Maier Bizancio, p.112
  2. Franz G.Maier. Bizancio, p.113

Bibliografía

editar

Franz Georg Maier. Bizancio.Historia Universal siglo XXI 1984.ISBN 84-323-0158-2

Predecesor:
Miguel I Rangabé
Emperador del Imperio bizantino
813 – 820
Sucesor:
Miguel II