Abrir menú principal

Los ungidos

término usado por los testigos de Jehová
Consejo directivo en 1918. Se entiende que ellos son ungidos con esperanza celestial

Los ungidos es el término usado por el grupo religioso de los testigos de Jehová para nombrar a una parte especial de sus miembros. Según sus creencias, corresponde a quienes forman parte de un grupo de 144.000 personas quienes tendrían esperanza celestial, es decir gobiernan desde 1914 con Cristo en el cielo y tras el fin del mundo, no vivirán en la tierra. Su definición ha variado durante las últimas décadas. Hasta 2011, su número comúnmente era controlado y notificado en los anuarios de los Testigos de Jehová. Sin embargo, desde entonces se dice que es imposible determinarlos.

Índice

CaracterísticasEditar

A diferencia de la mayoría de los Testigos de Jehová y las personas que se asocian con ellos, estos miembros participan en su versión del rito de la eucaristía, es decir, son los únicos que pueden comer de los emblemas del pan y el vino de la Conmemoración anual de la Muerte de Cristo. Este rito llamado "Conmemoración" se celebra el día que corresponde al 14 de Nisán del calendario judío (que varía entre la última semana de marzo y la tercera semana de abril). La doctrina indica que si bien la mayoría de los 144.000 están ya resucitados en el cielo desde 1914 gobernando junto a Cristo; existe un resto que está aún vivo en la Tierra y siendo inminente que su número se selle para que venga el Armagedón o conclusión del sistema de cosas.[1][2]

Los ungidos que mueren fieles resucitan en el cielo durante los últimos días. ¿Y qué pasa con los demás ungidos? Después de destruir a Babilonia la Grande pero poco antes del Armagedón, Jesús terminará de reunir a los 144.000 en el cielo (1 Tesalonicenses 4:16, 17).

La Atalaya, Febrero de 2014[3]

Comúnmente se asimilaban al Esclavo fiel y discreto como era el nombre asignado al Cuerpo gobernante de los testigos de Jehová, aunque esto es porque todos los pertenecientes a este grupo afirmaban ser del grupo de los ungidos. Hasta 2011 los anuarios consignaban la cuenta de los participantes en la conmemoración de la muerte de Jesús.

HistoriaEditar

En 1920 Rutherford publicó el libro "Millones que ahora viven no morirán jamás" donde deja establecido que el Reino de Dios había comenzado en 1914 y que para otoño de 1925 volverían a gobernar la tierra resucitado algunos profetas previos a Cristo, Se entendía que ellos en cambio pertenecían a un grupo que gobernarían con Cristo en el cielo.

Como ya lo hemos indicado, el gran cielo de jubileos terminará en 1925. En ese entonces será reconocida la fase terrestre del Reino. El Apóstol habló en el capítulo once de la epístola a los Hebreos menciona una larga lista de fieles que murieron antes de la crucifixión del Señor y antes de comenzar la selección de la Iglesia. Estos nunca, pueden ser parte de la clase celestial; ellos no tenían promesas celestiales; pero Dios tenía preparado para ellos una buena recompensa. Estos tales serían resucitados como hombres, perfectos y constituirán los príncipes o gobernantes de la tierra, conforme a la promesa

Página 83-84 Millones que ahora viven no morirán jamás

Con el fracaso de la profecía el asunto quedó sin definición. Para 1935 se estableció la distinción entre los seguidores de los Testigos de Jehová (antes de 1931, Estudiantes de la Biblia), estableciéndose el significado de la Gran Muchedumbre con esperanza de vida en la tierra y el pequeño número de ungidos que eran coherederos con Cristo.[4]​Durante el "memorial o Conmemoración" este grupo siguió comiendo el pan y vino de la ceremonia, mientras el resto de los participantes de la ceremonia, sólo deben observan el paso de estos símbolos.[5]​ En dicha época se estimaba que el Armagedón estaba inminente y que el número de ungidos estaba destinado a disminuir y antes que se acabaran iba a llegar el fin. Sin embargo con el tiempo el número no sólo no dejó de disminuir, sino que comenzó a incrementarse. Actualmente no se lleva la cuenta de los ungidos.

Su relación con el Cuerpo gobernanteEditar

Históricamente han variado su definición de ungidos.

En octubre de 2012, los testigos de Jehová adoptaron una nueva explicación sobre el término. Entienden que el esclavo es nombrado sobre los "domésticos" en el año de 1919, fecha en la que creen que Jesucristo comenzó la inspección de la "casa de la fe". Pero, además, que Cristo lo nombrará "sobre todos sus bienes" cuando sean resucitados a la vida celestial, ya que los bienes de Cristo implican intereses terrenales y celestiales. Se argumenta esto diciendo que Mateo 24:46 dice: "¡Feliz es aquel esclavo si su amo, al llegar, lo hallara haciéndolo así!" (Traducción del Nuevo Mundo) La expresión "al llegar" siempre hace referencia en este contexto a la venida de Cristo como juez del mundo durante lo que según Mateo 24:21 y Revelación 7:14 se llama "la gran tribulación".

Desde julio de 2015, se entiende que al inicio del fin del mundo o gran tribulación, serán raptados inmediatamente al cielo, pero volverán a ayudar.[6]

Previamente los testigos de Jehová enseñaban que los "domésticos" eran los mismos cristianos "ungidos" pero vistos de forma individual. Ahora enseñan que todos, tanto los que tienen la esperanza celestial como los que tienen la esperanza terrenal son "domésticos" de Jesús. Afirman que todos, incluyendo los miembros individuales que componen el "esclavo fiel y discreto" necesitan ser "alimentados" espiritualmente, y por lo tanto son "domésticos" de Jesús.

Eso también cambió la perspectiva que los testigos tienen sobre el "esclavo fiel", y ahora explican que este "esclavo" son los testigos "ungidos" que viven en la Sede Mundial y que tienen participación activa en la producción de "alimento espiritual" (publicaciones que explican las enseñanzas bíblicas), es decir, este "esclavo" sería el Cuerpo gobernante de los Testigos de Jehová.

CríticasEditar

La forma de determinar quién es un ungido ha sido un problema difícil de determinar y justificar, lo que ha significado críticas desde distintos sectores. Otro punto es que se entienda que desde 1914 ya estén gobernando en «forma espiritual» los ya fallecidos, pero al mismo tiempo exista un cierto número que aún no fallece, y que son exclusivamente integrantes de los Testigos de Jehová.[7]

ReferenciasEditar

  1. «La Cena del Señor y la Clase de Ungidos de los 144.000 de los Testigos de Jehová». MIAPIC, Ministerio de Apologética e Investigación Cristiana. Consultado el 28 de enero de 2015. 
  2. «Cómo interpreta la iglesia católica los 144.000 elegidos para la salvación que menciona el libro del Apocalipsis?». Catholic.net. Consultado el 28 de enero de 2015. 
  3. [search_id=f4bc5224-312a-432c-a8ba-4e52cedc44a1&insight[search_result_index]=0 «¡Alegrémonos por la boda del Cordero!»]. La Atalaya. febrero de 2014. Consultado el 24 de noviembre de 2014. 
  4. «Cómo el "Remanente" Sabe que Ellos son Ungidos». How the "Remnant" Know They Are Anointed. Freeminds.org. Consultado el 28 de enero de 2015. 
  5. «Llegarán a ser "un reino de sacerdotes"». La Atalaya. octubre de 2014. Consultado el 24 de noviembre de 2014. 
  6. «Su liberación se acerca». La Atalaya (edición de estudio) (JW.ORG). julio de 2015. «En nuestros tiempos, la etapa inicial de la gran tribulación también se acortará para proteger a “los escogidos”. Jehová no permitirá que los “diez cuernos” acaben con su pueblo(...), aunque en este caso no usamos la palabra “rapto” debido al significado que le dan otras religiones, sí podemos decir que todos los ungidos fieles que queden en la Tierra serán llevados al cielo en un instante (...) cuando todos los ungidos estén allá: “[Los enemigos de Dios] combatirán contra el Cordero, pero, porque es Señor de señores y Rey de reyes, el Cordero los vencerá. También, los llamados y escogidos y fieles que con él están lo harán”. Así es, los 144.000 ungidos irán con Jesús al rescate del pueblo de Dios. De ese modo empezará la guerra de Armagedón, en la que Jehová engrandecerá su santo nombre.» 
  7. «¿Se encuentran en el cielo los patriarcas de las escrituras hebreas? Juan 3:13». 4Jehovah. 28 de enero de 2015. «Cuando examinamos lo que ellos creen acerca de este sistema de salvación dividido en dos clases, es aquí donde descubrimos el agujero más grande en la teología de la Watchtower, porque no existe ni una sola Escritura que apoye sus perspectivas particulares con respecto a este asunto.»