Manisa

una ciudad del oeste de Turquía

Manisa es una ciudad del oeste de Turquía, situada en la región del Egeo y capital de la provincia de Manisa. Tiene una población de &&&&&&&&&0281890.&&&&&0281 890 habitantes (2007).[1]​ Antiguamente, la ciudad se llamó Magnesia del Sípilo, debido al monte que se eleva sobre la ciudad, el monte Sípilo. Actualmente, Manisa es un centro industrial y de servicios en plena expansión que se ha visto beneficiado por su proximidad a la ciudad de Esmirna y sus hinterland, ricas en cantidad y en variedad agrícolas. Durante la década de 1990, Manisa ha triplicado su tamaño con la construcción de nuevos edificios, zonas industriales y el campus de la Universidad Celal Bayar.

Manisa
Ciudad
Ulu Cami önünden Manisa'nın görünüşü 2010.jpg
Manisa ubicada en Turquía
Manisa
Manisa
Localización de Manisa en Turquía
Manisa location Merkez.svg
Ubicación de Manisa
Coordenadas 38°38′00″N 27°25′00″E / 38.633333333333, 27.416666666667Coordenadas: 38°38′00″N 27°25′00″E / 38.633333333333, 27.416666666667
Entidad Ciudad
 • País Bandera de Turquía Turquía
 • Provincia Manisa
Dirigentes  
 • Alcalde Bülent Kar (AKP)
Superficie  
 • Total 37 km² Ver y modificar los datos en Wikidata
Altitud  
 • Media 71 m s. n. m.
Población (2007)  
 • Total 281 890 hab.
 • Densidad 9640,59 hab/km²
Huso horario UTC+02:00
Código postal 45x xx
Prefijo telefónico 236
Matrícula 45
Sitio web oficial

Durante la época otomana, algunos de los hijos de los sultanes eran educados en Manisa, por lo que actualmente se conoce como la "ciudad de los Şehzade" (Şehzadeler şehri), título que sólo comparte con Amasya y Trebisonda. La ciudad fue ocupada durante 1919-1922 por las tropas griegas, que antes de retirarse la quemaron.[2]

Por primera vez en 2004 y de nuevo en 2006/2007, Manisa se colocó a la cabeza de las ciudades turcas en cuanto a la rentabilidad, el transporte y el desarrollo de la inversión extranjera directa respecto a las ciudades estudiadas en 13 regiones de Europa por la revista fDi del diario Financial Times.[3]

Manisa es una ciudad muy visitada, especialmente durante las fiestas de marzo y septiembre, además del Parque Nacional del monte Sípilo. Además, muchos turistas la utilizan como punto de salida para visitar otros lugares como Sardes y Alaşehir (la antigua Filadelfia). Su cercanía a Esmirna influye enormemente en el ritmo de vida de Manisa, con numerosos trabajadores que viajan cada día de una ciudad a otra por una autopista que, en menos de media hora, llega a cubrir una diferencia de altitud de más de 500 m y cruza el mítico paisaje del monte Sípilo.

HistoriaEditar

PrehistoriaEditar

Los restos prehistóricos de la región de Manisa, aunque escasos, incluyen dos muy interesantes que arrojan luz sobre el pasado de la Anatolia occidental. Los primeros son más de cincuenta huellas humanas fosilizadas que datan de alrededor de 20.000-25.000 a. C., descubiertas en 1969 por Maden Tetkik Arama, entidad estatal turca encargada de las exploraciones minerales, en el pueblo de Sindel, cerca del distrito de Salihli y conocido con el nombre del pueblo. Algunas de estas huellas se pueden ver en el Museo de Manisa. Los segundos restos son las tumbas de la época de Troya (3000-2500 a. C.) del pueblo de Yortan, cerca del centro del distrito de Kırkağaç, al norte de Manisa. Las originales prácticas observadas en los tres sepulcros dieron lugar a la definición de la «cultura Yortan» en la prehistoria de Anatolia, aunque existen numerosos aspectos que aún quedan por descubrir.[4]

Edad AntiguaEditar

 
Sarcófago romano, en el Museo de Manisa.

El centro y sur del oeste de Anatolia entraron en la historia con el todavía oscuro reino de Arzawa, vecinos y, a partir del año 1320 a. C., vasallos del Imperio hitita. Durante el primer milenio a. C. emergieron los meonios, que conseguirían la independencia siglos después bajo el nombre de la civilización Lidia y cuya capital fue la ciudad de Sardes, situada más hacia el interior, y que constituía la frontera oeste de la región de Manisa.[5]

Existen diferentes leyendas que rodean a los personajes históricos de la zona, como el gobernador local Tántalo, su hijo Pélope, su hija Níobe, la marcha de una parte importante de la población para fundar en la actual Italia, según algunas fuentes, la que sería la futura civilización etrusca; todas ellas están enfocadas en el monte Sípilo, donde se ubicó probablemente el primer asentamiento humano. También se cree que la montaña pudo ser el escenario de la historia de Filemón y Baucis, aunque muchas otras fuentes la asocian con Tyana, la actual Kemerhisar, cerca de Niğde.[6]

En la antigüedad clásica, la ciudad se conocía con el nombre Magnesia del Sípilo y tuvo un importante papel por ser el lugar donde, en el año 190 a. C., Antíoco III el Grande fue derrotado en la Batalla de Magnesia por el Imperio romano. Bajo el dominio romano, la ciudad ganó en importancia. Sin embargo, un terremoto casi la destruyó bajo el reinado de Tiberio, quien la restauró e hizo que volviera a florecer.

Edad MediaEditar

 
Busto de Ayşe Hafsa Sultan, madre de Solimán el Magnífico, que vivió en Manisa durante 7 años; inició la fiesta de Mesir y mandó construir un gran complejo religioso en la ciudad.

Bajo el dominio turco, desde su primera conquista por parte del beylik de Saruhan a principios del siglo XIV y, posteriormente, por los otomanos a principios del siglo XV, siguió siendo una ciudad próspera.

Edad ModernaEditar

Manisa se desarrolló especialmente a mediados del siglo XVI. Como capital de la provincia de Saruhan, el desarrollo de la ciudad se vio reforzado al ser elegida centro de formación de los shahzades (hijos de los sultanes), convirtiéndose en una de las zonas más ricas del Imperio, con numerosos ejemplos de arquitectura otomana. Alrededor del año 1700, Manisa contaba con 2.000 contribuyentes y 300 fundaciones religiosas (vakıf), era conocida por sus mercados de algodón y por un tipo de cuero que recibía el nombre de la ciudad. Con tal riqueza, gran parte de la población comenzó a asentarse en la ciudad, convirtiéndose además en una de las últimas paradas de las caravanas provenientes del este, con Esmirna aún en sus primeras fases de crecimiento.[7]

Edad ContemporáneaEditar

Incendio de Manisa
El incendio de Manisa (en turco, Manisa yangını) se refiere a la quema de la ciudad turca de Manisa.[8]​ Comenzó en la noche del martes 5 de septiembre de 1922 y continuó hasta el 8 de septiembre.[8]​ Fue iniciado y organizado por las tropas griegas en retirada,[8][9]​ durante la guerra greco-turca (1919-1922). Como resultado, el 90 % de los edificios de la ciudad fueron destruidos (más de 10 000 edificios).[8][10]​ El número de víctimas en la ciudad y la región adyacente fue estimado en varios millares por el cónsul estadounidense James Loder Park.[10]​ Fuentes turcas afirman que 4355 personas murieron en la ciudad de Manisa.[11]​ La población de la ciudad antes del suceso se estima que era de aproximadamente 40 000-50 000 habitantes. Los eventos se describen en la literatura turca, por ejemplo por los autores Falih Rıfkı Atay y Ilhan Berk. Se estimó el daño total en más de 50 millones de liras.[12]

Lugares de interésEditar

 
Imágenes del festival Mesir Macunu de 2010.

La mezquita Sultan, del siglo XVI, fue construida por Ayşe Hafsa Sultan, la madre de Solimán el Magnífico. En su honor, cada año, en el mes de marzo, se celebra el festival Mesir Macunu alrededor de la mezquita (el mesir macunu es un dulce especiado al que se atribuye propiedades beneficiosas para la salud y la juventud).

La mezquita forma parte de un gran külliye, un centro religioso donde se encuentra, entre otros edificios, el hospital, o darüşşifa. Especializado en enfermedades mentales, el centro médico se mantuvo en funcionamiento hasta principios del siglo XX, cuando se construyeron nuevos edificios en el mismo complejo. Hasta hace poco tiempo, las dos únicas instituciones de Turquía especializadas en enfermendades mentales se encontraban en Estambul (en el distrito de Bakırköy) y en Manisa, lo que dio lugar a una serie de calificativos que ensalzaban el espíritu provocador de los habitantes de Manisa. Una de las figuras más conocidas del siglo XX fue Ahmet Bedevi, el tarzán de Manisa, símbolo de la ciudad que ayudó a proteger el medio ambiente en todo el país y a despertar la conciencia a este respecto. Además, consiguió proteger y enriquecer los bosques del monte Sípilo sin prácticamente ninguna ayuda.

La mezquita Muradiye, del siglo XVI, fue construida por el arquitecto Sinan y finalizada por Sedefhar Mehmet Ağa). La Murad Bey Medresse alberga actualmente el Museo Arqueológico de Manisa.

Cada mes de septiembre, Manisa celebra la fiesta de la vendimia. La ciudad está rodeada de viñedos, que producen uva suficiente como para venderla a Esmirna y producir vino.

Manisa en la actualidadEditar

La Manisa actual se asocia normalmente con la empresa de electrodomésticos Vestel, aunque su economía no depende de una única empresa. Manisa registró una inversión extranjera directa de unos 200 millones de dólares estadounidenses en 2004. Conocidas empresas, como la italiana Indesit, la alemana Bosch y las británicas Rexam e Imperial Tobacco han invertido en Manisa.

La ciudad también acoge al club de fútbol Vestel Manisaspor, que juega en la Superliga de Turquía.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. World Gazetteer Censo de Manisa. Recogido el 25 de junio de 2008
  2. Freely, John (2010). Children of Achilles: The Greeks in Asia Minor Since the Days of Troy. .B.Tauris. p. 212. ISBN 9781845119416. «Manisa, which was burned to the ground by the Greeks when they evacuated the town...(español) Manisa, la cual fue reducida a cenizas por los griegos cuando evacuaron la ciudad». 
  3. Charles Piggott. «European Cities of the Future 2006/07» (en inglés). Revista fDi. Archivado desde (texto completo) el original el 12 de abril de 2008. Consultado el 24 de octubre de 2007.  A Manisa le siguieron de cerca Konya, Bursa, Sivas, Gaziantep, Denizli y Eskişehir.
  4. K. Lambrianides. Anatolian Studies, volumen 42, 1992, pág. 75-78 «Estudio preliminar y muestreo de la costa del Egeo de Turquía» (en inglés). Instituto Británico de Ankara. Consultado el 24 de octubre de 2007. 
  5. Existe otra teoría que afirma que los meonios podrían haber precedido a los lidios en la región y que habrían continuado existiendo como sustrato dentro de la sociedad lidia, vecinos de estos especialmente en la región montañosa al sur. Mientras que la mayor parte de lo que los lidios pudieron haber contado se ha perdido y los historiadores tienen que confiar en fuentes secundarias, existe un pueblo conocido como Menye (oficialmente, Gökçeören) entre Kula y Salihli. Existen restos antiguos alrededor de la ciudad que se descubren a simple vista; no se han iniciado estudios hasta recientemente.
  6. C.P.Jones. Estudios de Harvard en Filología Clásica, vol. 96, 1994 (1994), pág. 203-223+I-IV «Ubicación geográfica de la leyenda de Filemón y Baucis (Las metamorfosis de Ovidio 8.611-724)» (en inglés). Department of the Classics, Universidad Harvard. Consultado el 26 de octubre de 2007. 
  7. Karen Barkey (1994). Bandits and Bureaucrats: the Ottoman route to state centralization, pág. 243, Appendix I: The Study Area (en inglés). Cornell University Press. ISBN 0801484197. 
  8. a b c d Emecen, Feridun Mustafa (2006). Tarihin içinde Manisa. Manisa Belediyesi. p. 6. ISBN 9789759550608. «Yunan kuvvetleri çekilirken 5 Eylül Salı günü şehri ateşe verdiler, akşam söndürülen yangın sabah çarşı kesiminde tekrar başladı ve 8 Eylül'de kendiliğinden söndü. Yangın sırasında halk dağlara kaçtı, bu büyük yangın neredeyse şehrin tamamını etkiledi, 10.700 ev, on üç cami, 2728 dükkân, on dokuz han yandı, Manisa tam bir harabeye dönüştü. 8 Eylül’de Türk birlikleri Manisa yakınlarındaki küçük bir çarpışmanın ardından şehre girdi. Cumhuriyet döneminde bu tahribatın izleri kapandı ve şehir yeniden gelişmeye başladı. (español) "Las fuerzas griegas, mientras se retiraban, prenden fuego a la ciudad el martes 5 de septiembre, que se extinguió en la noche, pero comenzó de nuevo a la mañana siguiente, en el sector del mercado y el 8 de septiembre se extinguió por sí mismo. Durante el incendio el pueblo huyó a las montañas, este gran fuego afectó a casi toda la ciudad, 10 700 casas, trece mezquitas, 2728 tiendas y posada diecinueve fueron quemados, Manisa se convirtió en una ruina completa. El 8 de septiembre después de una colisión menor cerca de Manisa, las tropas turcas entraron en la ciudad. En el período republicano, los rastros de esta destrucción desaparecieron, y la ciudad comenzó a florecer de nuevo. "». 
  9. Freely, John (2010). Children of Achilles: The Greeks in Asia Minor Since the Days of Troy. .B.Tauris. p. 212. ISBN 9781845119416. «Manisa, which was burned to the ground by the Greeks when they evacuated the town.» 
  10. a b U.S. Vice-Consul James Loder Park to Secretary of State, Smyrna, 11 April 1923. US archives US767.68116/34

    Consul Park concluded:
    "1. The destruction of the interior cities visited by our party was carried out by Greeks."
    "2. The percentages of buildings destroyed in each of the last four cities referred to were: Manisa 90 percent, Cassaba (Turgutlu) 90 percent, Alaşehir 70 percent, Salihli 65 percent."
    "3. The burning of these cities was not desultory, nor intermittent, nor accidental, but well planned and thoroughly organized."
    "4. There were many instances of physical violence, most of which was deliberate and wanton. Without complete figures, which were impossible to obtain, it may safely be surmised that 'atrocities' committed by retiring Greeks numbered well into thousands in the four cities under consideration. These consisted of all three of the usual type of such atrocities, namely murder, torture and rape."
    "Cassaba (present day Turgutlu) was a town of 40,000 souls, 3,000 of whom were non-Muslims. Of these 37,000 Turks only 6,000 could be accounted for among the living, while 1,000 Turks were known to have been shot or burned to death."
  11. Ergül, Teoman (1991). Kurtuluş Savaşında Manisa, 1919-1922. Manisa Kültür Sanat Kurumu. p. 337. «Daha acısı 3500 kişi ateşte yakılmak ve 855 kişi kurşunlanmak suretiyle öldürülmüştü. Üç yüz kızın ırzına geçilmişti. Sadece bir mahalleden 500 kişi götürülmüştü. Ölü veya diri oldukları hakkında bir bilgi alınamamiştır. (español) "El más doloroso, que 3.500 personas murieron quemadas y 855 personas murieron por armas de fuego. Fueron violadas trescientas niñas. De un solo distrito, 500 personas fueron deportadas. Se desconoce su destino."». 
  12. Su, Kamil (1982). Manisa ve yöresinde işgal acıları. Kültür ve Turizm Bakanlığı. pp. 26-87. 

Enlaces externosEditar