Abrir menú principal

El marquesado de Miraflores es un título nobiliario español creado por el Rey Fernando VII, mediante Real Despacho del 23 de agosto de 1817, a favor de Carlos Francisco de Paula de Pando y Álava Dávila, III conde de Villapaterna, señor de Villagarcía, del Pinar de Miraflores, de la casa de Pando en el valle de Carranza y del mayorazgo de Sancho Dávila en Ávila, regidor perpetuo de esta ciudad y alcalde constitucional de Madrid, caballero de Carlos III y maestrante de Granada, mayordomo de semana de S.M.

Marquesado de Miraflores
Corona de marqués.svg
Corona marquesal
Primer titular Carlos Francisco de Paula de Pando y Álava Dávila
Concesión

Fernando VII
23 de agosto de 1817

Grandeza de España por el mismo Rey el 25 de mayo de 1819
Linajes
Actual titular Manuel Álvarez de Toledo y Mencos

El mismo Rey concedió al marquesado la grandeza de España, en cabeza del mismo beneficiario, mediante Real Decreto del 29 de diciembre de 1817 y Real Despacho del 25 de mayo de 1819.

DesambiguaciónEditar

El 24 de diciembre de 1697 se creó el primer marquesado con la denominación de marqués de Miraflores por Carlos II, para Fernando de Angulo y Cárcamo,[1]​ quien casó con Francisca de Corral y Mesa y murió sin sucesión.

Casi setenta años antes de la creación de este título actual, que no tenía relación con el anterior, el 16 de marzo de 1751, el Rey Fernando VI había creado otro con la misma denominación de marqués de Miraflores, en favor de Antonio Flores y de Vergara. Entre ambas mercedes no hubo otra relación que la de tener durante mucho tiempo idéntica denominación. Para evitar la confusión, el 25 de enero de 1985 se cambió la denominación del marquesado más antiguo (el de 1751) por la de Miraflores de San Antonio, en cabeza de María del Pilar Salgado de Tovar, que lo ostentaba desde el año anterior.

Denominación: el Pinar de MirafloresEditar

Los dos primeros marqueses de Miraflores figuran en diversos documentos con el dictado de «señor de Villagarcía y del Pinar de Miraflores».[2]​ Estos estados —que no constituían señorío jurisdiccional— eran dos dehesas que la familia poseía cerca de la ciudad de Ávila. Radicaban respectivamente en el término municipal de Muñana y en el de Vicolozano, hoy incorporado a la capital, y estaban vinculadas al mayorazgo de Sancho Dávila. En 1835 el Pinar de Miraflores figura como lugar despoblado en el nomenclátor de Pedro Sanz,[3]​ y en 1872 como caserío de dehesa en la «reseña político-civil de la provincia» incluida en la Historia de Ávila de Juan Martín Carramolino.[4]​ Este autor refiere que la casa del Pinar de Miraflores era por entonces «objeto de la más esmerada reparación» por parte del II marqués de Miraflores, y la describe como una «elevada casa almenada de piedra berroqueña situada en medio del monte».[5]​ Heredó esta finca Alfonso Álvarez de Toledo y Cabeza de Vaca, XI marqués de Villanueva de Valdueza, nieto de la V marquesa de Miraflores. Este señor aportó la finca a la mercantil Arroyo Hondo, SL, mediante su escritura de constitución, otorgada el 12 de julio de 1976. En 2000, era Administrador Único de esta sociedad su hijo Alonso Álvarez de Toledo y Urquijo, actual marqués de Valdueza.[6]

Marqueses de MirafloresEditar

Titular Periodo
Creación por Fernando VII
I
Carlos Francisco de Paula de Pando y Álava Dávila
1817-1830
II
Manuel María de Pando y Fernández de Pinedo
1830-1872
III
Carlota Ignacia de Pando y Moñino
1872-1890
IV
Honorio de Samaniego y Pando
1891-1917
V
Genoveva Narcisa de Samaniego y Pando
1917-1926
VI
Manuel Álvarez de Toledo y Samaniego
1927-1932
VII
Alonso Cristiano Álvarez de Toledo y Mencos
1952-1990
VIII
Manuel Álvarez de Toledo y Mencos
1991-actual

Historia de los marqueses de MirafloresEditar

El concesionario del marquesado fue

Era dueño del palacio de su título sito en la madrileña carrera de San Jerónimo. Poseía un mayorazgo con asiento en Ávila, fundado por el maestre de campo Sancho Dávila y Daza, el Rayo de la guerra, al que estaban vinculados un regimiento de esta ciudad y las mencionadas dehesas de Villagarcía y el Pinar de Miraflores. Y heredó también otros dos palacios de los Pando, edificados por el primer conde de Villapaterna: el ya citado de Paterna, del que tomaba denominación dicho condado, y otro más suntuoso sito en el barrio de la Lama, parroquia de San Miguel de Ahedo, valle de Carranza y partido de Valmaseda, en las Encartaciones de Vizcaya. Su linaje era originario de la parroquia de San Juan de Pando en el mismo valle.
Nació en Madrid el 27 de diciembre de 1764 y fue bautizado el 1.º de enero de 1765. Era hijo y sucesor de Francisco de Paula de Pando y Pando, II conde de Villapaterna, que nació en Madrid el 28 de abril de 1740 y finó el 1.º de diciembre de 1799, y de Francisca de Asís de Álava y Dávila, nacida en Fuencarral (Madrid) el 2 de octubre de 1738 y fallecida el 11 de diciembre de 1801, que casaron en Madrid el 25 de septiembre de 1763.
Casó en Madrid el 19 de julio de 1783, a los 19 de edad, con María de la Soledad Fernández de Pinedo y González de Quijano, natural de Madrid, hija de Ventura Antonio Fernández de Pinedo y Velasco, II marqués de Perales del Río, conde de Villanueva de Perales de Milla, caballero de Alcántara, gentilhombre de Cámara de S.M., natural de Sevilla, y de Micaela González de Quijano y Vizarrón, que casaron el 4 de enero de 1750.
Y contrajo segundas nupcias en Madrid el 20 de junio de 1827 con Rita de Zárate y Mequizo, fallecida el 11 de enero de 1833. Sin descendencia de este matrimonio.
De la primera tuvo por hijos a:
  1. Francisco de Paula de Pando y Fernández de Pinedo, que combatió en la Guerra de la Independencia y murió mozo en Hellín de las heridas que recibió en la Batalla de Tudela (1808).[7][8]
  2. María de la Concepción de Pando y Fernández de Pinedo, que nació el 13 de diciembre de 1788 y finó el 16 de julio de 1846. Casó el 1.º de octubre de 1806 con José María Messía del Barco y Garro, II duque de Tamames, grande de España, VII marqués de Campollano, hijo de Antonio María Messía y del Barco, VII marqués de Campollano, XXII señor y I duque de Tamames, y de Alfonsa de Garro y Arizcun, hermana del marqués de las Hormazas e hija a su vez de Ambrosio de Garro y Miqueltorena, caballero de Santiago, presidente del Tribunal de la Contaduría Mayor y tesorero del infante Don Luis, natural de Elizondo, y de María Josefa de Arizcun e Irigoyen, de los marqueses de Iturbieta. Con descendencia en que sigue la casa de Tamames.
  3. Manuel María de Pando y Fernández de Pinedo, que sigue,
  4. María del Pilar de Pando y Fernández de Pinedo, que nació en Madrid el 24 de abril de 1794 y falleció el 22 de mayo de 1852. Casó en Cádiz el 28 de abril de 1813 con Antonio Fernández Durán y Fernández de Pinedo, su primo carnal, marqués de Perales del Río y III de Tolosa, nacido en Aranjuez el 28 de abril de 1781 y fallecido el 21 de julio de 1831, hijo de Miguel Fernández Durán y Pinedo, II marqués de Tolosa, caballero de Calatrava, y de María de la Concepción Fernández de Pinedo y González de Quijano, III marquesa de Perales del Río, condesa de Villanueva de Perales de Milla, hermana mayor y entera de Soledad. Con sucesión en que siguen estos títulos.
  5. Y Carlos de Pando y Fernández de Pinedo, que nació el 20 de agosto de 1795 y murió niño el 30 de diciembre de 1807.


Sucedió en 1830 su hijo
Casó con María Vicenta Moñino y Pontejos, II condesa de Floridablanca, grande de España,[15]​ V marquesa de Casa Pontejos y IX condesa de la Ventosa, dama de la Reina Isabel II y de la Orden de María Luisa,[16]​ presidenta de la Junta de Damas de Honor y Mérito de Madrid.[17]​ Nació esta señora en Hellín el 24 de abril de 1795,[7]​ y falleció en Madrid el 14 de febrero de 1867, a los 72 de edad, en el palacio de Miraflores. Era hija de Francisco Moñino y Redondo, Embajador de S.M.C.[18]​ y presidente del Consejo de Indias,[19]​ caballero gran cruz de Carlos III, hermano e inmediato sucesor del I conde de Floridablanca, y de María Ana de Pontejos y Sandoval, IV marquesa de Casa Pontejos y VIII condesa de la Ventosa, que casaron en 1787 en primeras nupcias de ella.[20]​ Durante muchos años, y bajo la representación legal de su marido, Vicenta Moñino litigó sobre la incompatibilidad del título de Floridablanca con los mayorazgos de Pontejos y la Ventosa, y finalmente renunció a aquel condado en favor de su sobrino José María de Castillejo y Moñino, que sacó Carta en 1863.[21]
Fueron sus hijos:
  1. Carlota Ignacia María de Pando y Moñino, que sigue,
  2. Manuel de Pando y Moñino, que nació primogénito el 1.º de enero de 1817[7]​ y murió niño,
  3. Miguel de Pando y Moñino, nacido en 1818 y que también murió niño,
  4. y María de la Soledad de Pando y Moñino, que nació el 20 de abril de 1819 y recibió el bautismo en San Sebastián, siendo madrina la marquesa de Casa Pontejos, su abuela materna. También debió de morir niña, pues al testar su madre nombraba por hija única y heredera a Carlota.


En 1872 sucedió su hija
  • Carlota Ignacia de Pando y Moñino (Carolina, 1815-1890), III marquesa de Miraflores y VI de Casa Pontejos, grande de España, dama de la Reina Isabel II[22]​ y de la Orden de María Luisa,[23]​ promotora de numerosas obras de Beneficencia.[24]​ Nació en Madrid el 31 de julio de 1815; fue bautizada en la parroquial de San Sebastián, apadrinada por Carlos de Pando, su abuelo, marqués de Miraflores, y murió el 28 de diciembre de 1890.
Casó en su parroquia natal el 26 de marzo de 1832, siendo ambos muy jóvenes, con Manuel de Samaniego y Asprer, IX vizconde de la Armería, agregado a las embajadas de S.M.C. en Inglaterra y Francia, caballero de la Orden de Calatrava[25]​ y de la Civil Española de San Juan de Jerusalén,[26]​ nacido el 5 de septiembre de 1813 en Madrid, donde murió el 21 de agosto de 1853. Hijo segundo de Joaquín Félix de Samaniego Urbina Pizarro y Velandia, IV marqués de Valverde de la Sierra, VII de Caracena del Valle, V de Monte Real, IX de Villabenázar y VII de Tejada de San Llorente, II conde de Casa Trejo, VIII vizconde de la Armería, grande de España,[27]consejero de Estado, gentilhombre y mayordomo mayor de los Reyes Fernando VII e Isabel II, académico de las Reales de Ciencias Naturales y de Bellas Artes de San Carlos y San Luis, caballero del Toisón de Oro, gran cruz de Carlos III y maestrante de Valencia, natural de Madrid, y el mayor de los habidos de Narcisa María de Asprer y de la Canal, su segunda mujer, dama de la Reina Isabel II y camarera mayor de la Reina viuda, nacida en Puigcerdá (Gerona).
Fueron padres de
  1. Honorio de Samaniego y Pando, que sigue, y de
  2. Genoveva Narcisa de Samaniego y Pando, que seguirá.


En 1891 sucedió su hijo
Casó el 23 de marzo de 1862 con Filomena Fernández de Henestrosa y Santisteban, dama de las Reinas Mercedes, Cristina y Victoria Eugenia,[35]​ y de la Orden de María Luisa,[36]​ hija de Diego Fernández de Henestrosa y Montenegro, natural de Fuente Obejuna (Córdoba), y de María de los Dolores de Santisteban y Horcasitas, VII marquesa de Villadarias y IV de la Vera, grande de España, IV condesa de Moriana del Río y VIII princesa de Santo Mauro de Nápoles. Honorio murió sin descendencia en 1917 y el marquesado de Miraflores pasó a su hermana Genoveva, que sigue; el condado de Villapaterna, a su sobrino Manuel Álvarez de Toledo y Samaniego, que seguirá, y el vizcondado de la Armería, a su sobrino nieto Mariano Álvarez de Toledo y Cabeza de Vaca.


En 1917 sucedió su hermana
Casó con Real Licencia[41]​ en Madrid el 2 de julio de 1866, en la parroquial de San Sebastián, con Alonso Tomás Álvarez de Toledo y Silva, X marqués de Martorell, coronel de Infantería, maestrante de Sevilla, natural de Nápoles, que fue bautizado en Santa María de las Nieves el 25 de junio de 1835 y expiró en Madrid el 11 de julio de 1895. Hijo segundo de Pedro de Alcántara Álvarez de Toledo y Palafox, XVII duque de Medina Sidonia, XI de Fernandina, XIII marqués de Villafranca del Bierzo, XIII de los Vélez, cuatro veces grande de España, XV marqués de Cazaza en África, XII de Molina, IX de Martorell y VIII de Villanueva de Valdueza, XXV conde de Niebla y VIII de Peña Ramiro, que fue Embajador en San Petersburgo del Rey carlista Carlos V, y después —pasado al servicio de Isabel IIsenador del Reino, ministro de Marina, gentilhombre y caballerizo mayor de la Reina, gran cruz de Carlos III y teniente hermano mayor de la Real Maestranza de Sevilla, y de María del Pilar de Silva Bazán y Téllez-Girón, su mujer, de los marqueses de Santa Cruz.
Tuvieron cinco hijos varones:
  1. Pedro de Alcántara Álvarez de Toledo y Samaniego, primogénito, XI marqués de Martorell, coronel de Caballería de Húsares de la Princesa, caballero de Calatrava,[42]gentilhombre de Cámara de Alfonso XIII con ejercicio y servidumbre, que nació en Murcia el 27 de octubre de 1867 y falleció el 17 de enero de 1925,[43]​ antes que su madre. Fue un destacado jinete y criador de caballos, fundador de la Real Sociedad Hípica Española,[44]​ secretario de la Sociedad de Fomento de la Cría Caballar de España[45]​ y jefe del equipo español de equitación en las Olimpiadas de París (1924).[46]​ La cuadra que poseía —en asociación con Valentín Menéndez y San Juan, conde de la Cimera— ganó los más importantes premios hípicos en el primer cuarto del siglo XX.[47]​ Casó tardíamente en Madrid el 25 de mayo de 1922 con María del Pilar Caro y Széchenyi, en terceras nupcias de ella. Era dama de la Reina Victoria Eugenia, de la Orden de María Luisa y de la Junta de Damas de Honor y Mérito de Madrid;[48]​ había estado antes casada con José María Guillamas y Piñeyro, X marqués de San Felices de Aragón, y con Carlos Martínez de Irujo y del Alcázar, IX duque de Sotomayor, y tenía prole de ambos, pero no la hubo de este matrimonio. Nacida en Palma de Mallorca el 26 de febrero de 1864 y finada en Madrid el 28 de diciembre de 1931, era hija de Pedro Caro y Álvarez de Toledo, V marqués de la Romana, grande de España, y de Isabel Széchenyi y Zichy, de noble ascendencia húngara.
  2. Manuel Álvarez de Toledo y Samaniego, que sigue,
  3. Ildefonso o Alonso Álvarez de Toledo y Samaniego, X marqués de Villanueva de Valdueza, caballero de Calatrava,[49]primer montero del Rey Alfonso XIII,[50]​ natural de Madrid, que fue bautizado en San Sebastián el 18 de mayo de 1870 y murió asesinado en Paracuellos del Jarama en noviembre de 1936 (junto con su hijo el vizconde de la Armería y su sobrino el marqués de Navarrés). Casó con María de la Paz Cabeza de Vaca y Fernández de Córdoba, presidenta de la Junta de Damas de Honor y Mérito de Madrid,[51]​ natural de esta villa y bautizada en San José el 30 de diciembre de 1872, hija de Mariano Cabeza de Vaca y Morales, V marqués de Portago, grande de España, IX conde de Catres, y de Francisca de Borja Fernández de Córdoba y Bernaldo de Quirós, de los condes de Sástago. Con descendencia en que siguen el marquesado de Valdueza y el vizcondado de la Armería.
  4. Honorio Álvarez de Toledo y Samaniego, nacido en 1873.
  5. Y José María Álvarez de Toledo y Samaniego, XI conde de la Ventosa, General de Caballería,[52]​ grandes cruces de San Hermenegildo y del Mérito Militar, que nació el 17 de mayo de 1881 en Madrid, donde finó el 30 de agosto de 1950. Notable fotógrafo aficionado, presidente de la Real Sociedad Fotográfica de Madrid.[53]​ Casó dos veces: primera en Madrid el 19 de marzo de 1912 con María del Pilar Frígola y Muguiro, sin sucesión, hija de Carlos Frígola y Palavicino, barón del Castillo de Chirel, y de María del Patrocinio de Muguiro y Finat, de los condes de Muguiro. Y segunda vez casó el 5 de mayo de 1916 con María de las Mercedes Mencos y Bernaldo de Quirós, también de la Junta de Damas de Honor y Mérito,[54]​ nacida en Pamplona el 30 de abril de 1885, hija de Joaquín María de Mencos y Ezpeleta, IX conde de Guendulain, grande de España, y de María de la Fuencisla Bernaldo de Quiros y Muñoz, su segunda mujer, I marquesa de Eslava, también con grandeza (hija de los marqueses de Campo Sagrado y nieta materna de la Reina Gobernadora). De la segunda tuvo descendencia en que sigue el condado de la Ventosa.


En 1927 sucedió su hijo
Casó primera vez en Pamplona, el 26 de febrero 1896, con María de la Blanca Mencos y Rebolledo de Palafox, XI condesa de Eril y XI de los Arcos, dos veces grande de España, XV marquesa de Navarrés y X de San Felices de Aragón. Nacida el 19 de octubre 1873, era medio hermana de la mujer de José María, e hija de Joaquín María de Mencos y Ezpeleta, IX conde de Guendulain y del Vado, grande de España, marqués de la Real Defensa y barón de Bigüezal, caballero de la Orden de Malta, maestrante de Zaragoza y collar de Carlos III, académico de la Real de San Fernando, senador del Reino por derecho propio, gentilhombre de Cámara de S.M. con ejercicio y servidumbre, y de María del Pilar Rebolledo de Palafox y Guzmán, su primera mujer, de los condes de los Arcos y marqueses de Lazán.
Y contrajo segundas nupcias en 1918 con María del Rosario Mencos y Sanjuán, prima carnal de su primera mujer, que estaba viuda de Pedro de León y Manjón, VI marqués del Valle de la Reina. Esta señora fue dama de la Reina Victoria Eugenia[64]​ y de la Junta de Damas de Honor y Mérito de Madrid.[65]​ Falleció en Burgos el 24 de octubre de 1934, siendo viuda por segunda vez, y fue enterrada en Hernani. Era hija de Alberto de Mencos y Ezpeleta, VII conde del Fresno de la Fuente, maestrante de Sevilla, hermano del IX conde de Guendulain, y de María de los Ángeles de Sanjuán y Garvey, de los marqueses de San Juan, que en segundas nupcias casó con el conde de Benamejí y de las Cuevas del Becerro. No tuvieron prole.
Del primer matrimonio nacieron:
  1. Alonso Cristiano Álvarez de Toledo y Mencos, que sigue
  2. María del Pilar Álvarez de Toledo y Mencos, nacida el 25 de marzo de 1898 en Madrid, donde falleció soltera el 24 de septiembre de 1970.
  3. Sor María Antonia Álvarez de Toledo y Mencos, religiosa del Sagrado Corazón, nacida en Madrid el 26 de mayo de 1899.
  4. Manuel Álvarez de Toledo y Mencos, XVI marqués de Navarrés, maestrante de Sevilla,[66]​ que nació en Madrid el 26 de junio de 1900 y murió asesinado en Paracuellos del Jarama el 9 de noviembre de 1936. Casó en Bañeras (Tarragona) el 7 de octubre de 1929 con María Inmaculada Morenés y Carvajal, nacida el 7 de junio de 1907 en Madrid, donde finó el 18 de abril de 1943, hija de Ramón María Morenés y García-Alessón, conde del Asalto y de la Peña del Moro, grande de España, barón de las Cuatro Torres, caballero maestrante de Zaragoza y del Cuerpo de la Nobleza de Cataluña, gentilhombre de Cámara de Alfonso XIII con ejercicio y servidumbre, y de María Inmaculada de Carvajal y Hurtado de Mendoza, de los marqueses de Aguilafuente, dama de la Orden de María Luisa y de la citada Real Maestranza. Con sucesión en que sigue el marquesado de Navarrés.
  5. Joaquín Álvarez de Toledo y Mencos, XII marqués de Martorell, que nació en San Sebastián (Guipúzcoa) el 10 de julio de 1901 y finó en Madrid el 25 de noviembre de 1991. Casó con María Teresa Merry del Val y García-Zapata, fallecida en Madrid el 5 de febrero de 1996, hija de Pedro Merry del Val y Zulueta, ingeniero que nació en Londres en 1867 y falleció en Tánger en 1958, y de Dolores García Zapata, su mujer. Era sobrina carnal del cardenal Rafael Merry del Val, secretario de Estado de la Santa Sede con el Papa san Pío X, y de Alfonso Merry del Val y Zulueta, I marqués de Merry del Val, embajador de España en Londres, y nieta de otro Rafael Merry del Val, embajador en Bélgica y ante la Santa Sede y ministro plenipotenciario en la corte imperial de Viena, caballero de Malta, en posesión de numerosas condecoraciones y gentilhombre de Cámara de S.M., natural de Sevilla, y de Sofía de Zulueta y Wilcox, que lo era de Londres, de los condes de Torre Díaz. Con prole en que sigue el marquesado de Martorell.
  6. Carlos José Mariano del Pilar Ignacio Álvarez de Toledo y Mencos, gemelo del anterior, que murió niño.
  7. José Ignacio Álvarez de Toledo y Mencos, VII conde de Villapaterna, Coronel de Infantería, que nació en San Sebastián el 2 de octubre de 1902. Casó en Málaga el 10 de noviembre de 1928, en la parroquial de la Santa Cruz y San Felipe Neri, con Julia Gross y Loring, V marquesa de Casa Loring, fallecida en dicha ciudad el 13 de marzo de 1994, hija de Ricardo Gross y Orueta y de Julia Loring y Heredia, III marquesa, naturales los tres de Málaga. Con sucesión en que siguen ambos títulos.
  8. Luis Álvarez de Toledo y Mencos, que nació el 6 de octubre de 1904 y murió de tierna edad el 19 de agosto de 1910.
  9. Genoveva Álvarez de Toledo y Mencos, nacida en San Sebastián el 12 de octubre de 1905, que murió niña el 28 de marzo de 1907.
  10. Sor María Teresa Álvarez de Toledo y Mencos, religiosa del Sagrado Corazón, que nació en Madrid el 9 de febrero de 1907 y expiró el 20 de enero de 1992.
  11. Lorenzo Álvarez de Toledo y Mencos, que nació en San Sebastián el 10 de julio de 1908 y murió en 2001. General de Caballería.[67]​ Fue VII marqués de Villabenázar por rehabilitación en 1983 pero al final de su vida fue desposeído del título en favor de Manuel Vázquez de Parga y Rojí, marqués de Valverde de la Sierra.[68]​ Casó en Fuenterrabía el 30 de octubre de 1931 con María de Liniers y Pidal, que falleció viuda el 22 de febrero de 2002,[69]​ hija de Tomás de Liniers y Muguiro, de los condes de Liniers, y de María del Amparo Pidal y Bernaldo de Quirós. Con prole.
  12. Enrique Álvarez de Toledo y Mencos, nacido en San Sebastián el 10 de agosto de 1909.
  13. Y Francisco Javier Álvarez de Toledo y Mencos, nacido el 3 de abril de 1911 en Madrid, donde murió el 14 de abril de 1994.


En 1952 sucedió su hijo
Casó el 18 de julio de 1921 con Rosalía Blanca Rúspoli y Caro, su prima segunda, nacida en París el 5 de agosto de 1898 y finada en Madrid el 28 de junio de 1926, hija de Carlos Rúspoli y Álvarez de Toledo, III duque de la Alcudia y III de Sueca, XVII conde de Chinchón, tres veces grande de España, y de María del Carmen Caro y Caro, su primera mujer, de los condes de Caltavuturo.
Y contrajo segundas nupcias en Madrid el 25 de septiembre de 1935 con María del Rosario Mencos y Armero, su prima segunda y sobrina carnal de su madrastra, nacida en Sevilla el 6 de octubre de 1915 y fallecida en Madrid el 24 de diciembre de 2010, hija de Alberto Mencos y Sanjuán, VIII conde del Fresno de la Fuente, y de María de la Concepción Armero y Castrillo, de los marqueses del Nervión, naturales de Sevilla.
De la primera tuvo por hija a
  1. María del Rosario Ignacia Álvarez de Toledo y Rúspoli, X marquesa de Casa Pontejos, grande de España, que nació en Madrid el 5 de noviembre de 1923 y no ha tomado estado.


Y de la segunda nacieron:
  1. Íñigo Álvarez de Toledo y Mencos, XIII conde de Eril, grande de España, que nació primogénito en Lisboa en 1936 y falleció sin descendencia antes que su padre en Madrid el 14 de febrero de 1980. Le sucedió su hermano Alberto.
  2. Manuel Álvarez de Toledo y Mencos, que sigue.
  3. María de los Reyes Álvarez de Toledo y Mencos, XII Marquesa de San Felices de Aragón, mujer de Salvador Molina y Moreno. Con descendencia.
  4. Alberto Álvarez de Toledo y Mencos, XIV conde de Eril, grande de España, IX marqués de Lazán. Casó con María de la Soledad Rodríguez-Ponga y Salamanca, nacida en Madrid el 26 de marzo de 1949, hija de Pedro Rodríguez-Ponga y Ruiz de Salazar y de Soledad de Salamanca y Laffitte, de los condes de Campo Alange. Con prole.
  5. Y Mariano de Fátima Álvarez de Toledo y Mencos, XI marqués de Cañizar.


En 1991 sucedió su hijo del segundo matrimonio
Casó en la ermita del Rosario de Chinchón, en mayo de 1970,[73]​ con María Victoria González Quirino, hija de Luis M. González, embajador en Madrid de la República de las Filipinas, y de Victoria Quirino y Syquía, su mujer (que en segundas nupcias casó con Francisco Delgado); nieta materna de Elpidio Quirino y Rivera, VI presidente de dicha República entre 1948 y 1953, y de Alicia Syquía. De este matrimonio tiene tres hijas:
  1. Victoria Álvarez de Toledo y González,
  2. María Álvarez de Toledo y González
  3. y Lucía Álvarez de Toledo y González.


ReferenciasEditar


  1. http://pares.mcu.es/ParesBusquedas20/catalogo/autoridad/54620
  2. Frase que, por error de copia, a veces aparece corrompida como «señor de Villagarcía del Pinar y de Miraflores». Así figura en la web de la Real Academia de la Historia
  3. Pedro Sanz (ed.), Dirección general de cartas en forma de diccionario [...] adicionado y corregido por el que escribió D. Bernardo Espinalt y García y notablemente mejorado en esta nueva edición por D. José Freire, t. I (Madrid, 1835), p. 84.
  4. Juan Martín Carramolino, Historia de Ávila, su provincia y obispado (Madrid, Librería Española, 1872), t. II, p. 184.
  5. Op. cit., t. III, p. 170
  6. 1
  7. a b c Antonio Pérez de Azagra y Aguirre, Títulos de Castilla e Indias y extranjeros concedidos por nuestros Reyes a vascongados, los que entroncaron con vascos y se dieron a sus descendientes y las descendencias de todos ellos (Vitoria, 1945), p. 261. Advertencia: Esta fuente aporta valiosa información sobre los Pando (pp. 259-261) y los Samaniego (p. 321), producto del ingente trabajo de archivo de un fino genealogista, pero por desgracia está plagada de erratas en las fechas. Las que remiten a esta nota no están cotejadas con otras fuentes y deben tomarse con precaución.
  8. Al parecer, los condes de Villapaterna (todavía no eran marqueses de Miraflores) habían tratado el casamiento de Francisco, su primogénito, con Vicenta Moñino y Pontejos, sobrina del conde de Floridablanca y heredera de su casa, de quien se hablará en seguida. Este proyectado matrimonio no pudo llevarse a efecto por la temprana muerte de Francisco, ocurrida en casa de los condes de la Ventosa, padres de su novia. Y ambas familias concertaron entonces casar a Vicenta con Manuel de Pando, el siguiente hijo de los Villapaterna y subrogado en la primogenitura.
  9. Como tal, se cubrió ante el Rey Fernando VII el 7 de julio de 1830. Fue su padrino el duque de Montemar. Certificación obrante en su expediente de Senador.
  10. En 1846 fue Ministro de Estado con Narváez, y le sustituyó brevemente en la presidencia cuando éste dimitió a causa de la división del Gabinete sobre la cuestión de la boda de la Reina. Pero ésta volvió a llamar al de Loja un mes después. Miraflores volvió a ser Ministro de Estado en 1851 con Bravo Murillo, y en 1863 con O'Donnell, a quien sucedió al frente del Consejo de Ministros por presión del Partido Moderado. Su segunda presidencia duró del 2 de marzo de 1863 al 17 de enero de 1864. Diccionario de Ministros del Instituto de Historia (CSIC)
  11. Fue Prócer del Reino de 1834 a 1836; Senador electo por la provincia de Ciudad Real de 1837 a 1839, y por la de Barcelona de 1844 a 1845 (también fue electo por la de Cuenca en 1840 pero renunció sin tomar posesión); Senador vitalicio de 1845 a 1868, y Presidente del Senado en ocho ocasiones: 1845-1846, 1847-1848, 1848, 1849-1850, 1850-1851, 1852; 1866-1867 y 1867-1868. Con expediente personal en el Archivo del Senado.
  12. Nombrado el 7 de octubre de 1838 (GOE 1866, p. 155). Era miembro de la Junta para tratar de los asuntos pertenecientes a esta insigne Orden (p. 156).
  13. Desde el 15 de febrero de 1834 (GOE 1866, p. 158). Miembro de la Asamblea Suprema de esta Orden (p. 157).
  14. Con los nombres de Manuel, María, José, Domingo, Francisco de Paula, Victoriano, Cayetano, Andrés Avelino, Carlos, Diego, Ramón, Antonio de Padua, Fausto, Francisco de Asís, Ventura, Pedro de Alcántara, Casildo y de Todos los Santos. Véase la partida obrante en el Archivo del Senado.
  15. La grandeza de España de primera clase para agregar al condado de Floridablanca fue creada por «Real» Decreto de la Junta Central Suprema y Gubernativa del Reino dado en nombre de Fernando VII el 5 de enero de 1809 y obrante en el AHN, Estado, leg. 1, n.º 239 (imagen 45-46). Este Decreto no era nominativo sino a favor del «heredero» del difunto conde. Poco después, Vicenta Moñino y Pontejos —sobrina y sucesora designada del I conde— ya se titulaba condesa de Floridablanca, y en su nombre la marquesa de Casa Pontejos —su madre, tutora y curadora— solicitó el título de dicha grandeza, rogando a la Junta que supliese a la Cámara de Castilla que debería despacharlo. Ante dicha solicitud, Martín de Garay, primer secretario de Estado de la Junta Suprema, pidió a la secretaría central el Decreto original de concesión de la grandeza, mediante oficio dado en Sevilla el 22 de febrero de 1809 (obrante en el mismo legajo, n.º 249, imagen 61-62). Días después ordenó al secretario de Estado y del Despacho de Gracia y Justicia que se despachase el título de grandeza de España de 1.ª clase, libre de lanzas y medias annatas, mediante otro oficio dado en Sevilla el 3 de marzo de 1809 (obrante en el mismo legajo, n.º 250, imagen 63-64). Y el 9 de marzo se expidió el diploma o «Real Despacho» de concesión a favor de Vicenta. Terminada la Guerra de la Independencia, en 1819 su marido suplicó a S.M. que revalidase la merced (AHN, Consejos, leg. 9.903, exp. 2), pero al parecer no se estimó necesario. Vicenta Moñino tomó la almohada y ostentó la dignidad durante más de treinta años. Pero se entabló un pleito a raíz de que en 1834, por muerte de su madre, pretendiera suceder en los mayorazgos de Pontejos y la Ventosa, que eran incompatibles con la casa de Floridablanca. Y a resultas, hacia 1845, hubo de renunciar esta merced con grandeza en favor de José María de Castillejo y Moñino, su sobrino carnal. Por el resto de sus días, gozó de grandeza personal, además de la del marquesado de Miraflores que desde 1830 poseía su marido.
  16. Desde el 5 de mayo de 1834. Su expediente de nombramiento obra en el AHN, Estado, leg. 7.565, exp. 3. El de pago de derechos, en el mismo Archivo y sección, leg. 7.569, exp. 184. Y el de su fallecimiento, sufragios y recogida de insignias, año de 1867, en el leg. 7.572, exp. 32.
  17. GOE 1866, p. 720. La secretaria de la Junta era Filomena Fernández de Henestrosa, su nieta política, vizcondesa de la Armería. Estaba esta institución benéfica todavía «unida a la Sociedad Económica Matritense», en cuyo seno había nacido a iniciativa de la condesa de Montijo y de la IV marquesa de Casa Pontejos (la madre de Vicenta). Años después llegaría a ser de naturaleza pública y dependiente de la Diputación Provincial.
  18. Fue ministro plenipotenciario ante el gran duque de Toscana y el sultán de Marruecos, y embajador en la serenísima República de Venecia. En 1786 fue nombrado embajador ante la reina de Portugal, pero no llegó a servir el puesto porque fue promovido a gobernador del Consejo de Indias.
  19. Durante muchos años fue ministro de capa y espada del Real y Supremo Consejo de Indias. Como tal, hubo de sacar licencia para contraer matrimonio: su expediente, formado en 1787, obra en el AHN, Fondos Contemporáneos, M.º de Hacienda, leg. 506, exp. 874. En 1787 fue nombrado Gobernador de dicho Consejo por influencia de su poderoso hermano José, Secretario del Despacho de Estado, a quien estaba muy unido. Presidió el Consejo de Indias durante cinco años, pero cesó en 1792 al caer Floridablanca, y también como él sufrió destierro de la corte y confinamiento en el reino de Murcia, donde los Moñino tenían propiedades. Los dos hermanos se retiraron a Hellín, a la casa de campo de Francisco. Aquí permaneció varios años el conde de la Ventosa (título que llevaba por su mujer desde 1801), antes de volver a Madrid, mientras que el de Floridablanca se estableció en Murcia, su ciudad natal, donde edificó el palacio de su título. En el verano de 1808 moría Francisco en Madrid, pocos días después de que su hermano José hubiera sido llamado a presidir la Junta Central. Su elección para este cargo —que comportaba el tratamiento de Alteza Serenísima y honores de Infante de España— supuso la total rehabilitación de Floridablanca poco antes de su muerte, ocurrida el 30 de diciembre de dicho año.
  20. Tras enviudar en 1808 de Francisco Moñino, la marquesa de Pontejos casó dos veces más: con el sevillano Fernando de Silva Meneses y Ascarza, oficial de Guardias de Corps y caballero de Carlos III, y con Joaquín Vizcaíno y Martínez Moles, capitán de Dragones, caballero de Santiago y gran cruz de Isabel la Católica, que después de viudo fue corregidor de Madrid y jefe político de la provincia y fundó la Caja de Ahorros y el Asilo de San Bernardino de la villa y corte. Sólo tuvo descendencia del primer marido.
  21. En 1805 hizo su testamento el I conde de Floridablanca, estableciendo el orden de sucesión de este título en virtud de la facultad que para ello tenía como concesionario de la merced. Vivía todavía su sobrino José Moñino y Pontejos, hermano de Vicenta y primogénito del linaje. Este joven era inmediato sucesor en los títulos y mayorazgos de su madre, la marquesa de Casa Pontejos y condesa de la Ventosa. Y para evitar la acumulación, Floridablanca llamaba a suceder en su título —después de su hermano Francisco— a su sobrina Vicenta, y en previsión de que faltase la descendencia de José, dispuso que el condado de Floridablanca sería incompatible con los mayorazgos de Mariana de Pontejos, su cuñada. El varón murió mozo en efecto, antes que su tío, y en 1809 Vicenta sucedió como II condesa de Floridablanca, siendo agraciada con la grandeza de España. En 1834 murió su madre, y Vicenta pretendió suceder en sus mayorazgos y títulos, entablando sobre ello un pleito con su hermana Mariana. Al parecer pretendía que la incompatibilidad establecida por su tío afectaba al mayorazgo de Pontejos pero no al condado y señorío de la Ventosa y vínculos de los Sandoval, que incluían mucha hacienda en la comarca de Huete. La elección de los apellidos Moñino y Sandoval que usaba Vicenta en su juventud trasluce con claridad su pretensión respecto a estas casas. Sólo hacia 1845, cuando quedó judicialmente establecido que la casa de la Ventosa también era incompatible con la de Floridablanca, decidió renunciar a esta última, que era la de menor importancia patrimonial, y quedarse con lo de su madre.
  22. Desde el 3 de febrero de 1848 (GOE 1882, p. 910).
  23. Desde el 10 de diciembre de 1867. Su expediente de nombramiento obra en el AHN, Estado, leg. 7.570, exp. 76.
  24. Presidenta de la Asociación de Beneficencia Domiciliaria y de la Inclusa y Colegio de la Paz, según reseña conmemorativa publicada en el ABC del 4 de noviembre de 1905, p. 4. Y vicepresidenta de la junta de patronato del Hospital de Nuestra Señora del Carmen (GOE 1882, p. 662).
  25. S.M. le hizo merced del hábito el 24 de julio de 1838 y se le expidió título de caballero el 11 de octubre siguiente. Era el pretendiente a la sazón vizconde de la Armería y agregado a la embajada de S.M. en París. Su expediente de pruebas de nobleza obra en el AHN, Órdenes, Caballeros de Calatrava, exp. 159. Extractado por Vicente de Cadenas y Vicent en Caballeros de la Orden de Calatrava que efectuaron sus pruebas de ingreso durante el siglo XIX (Madrid, Hidalguía, 1976), pp. 98-99.
  26. Ingresó en esta Orden Civil en 1840, a la vez que su hermano menor y entero Mariano. Su padre también pertenecía a la misma. AHN, Estado, leg. 7.212, exp. 34.
  27. Este señor se había cubierto ante S.M. como grande de España de 1.ª clase jure uxoris porque estuvo casado en primeras nupcias con Teresa de Godoy y Pizarro, su deuda, condesa de Torrejón. Y conservó la dignidad de grande con carácter personal durante su segundo matrimonio.
  28. Electo cuatro veces por la provincia de Segovia, desempeñó el cargo durante seis legislaturas anuales, de 1860 a 1866 (Certificación obrante en su expediente de Senador).
  29. Fue senador vitalicio nombrado por la Corona, por Real Decreto de Isabel II del 13 de diciembre de 1867 y hasta el destronamiento de esta reina. Y senador por derecho propio desde 1894 hasta su fallecimiento, ocurrido en 1917. Con expediente personal en el Archivo del Senado.
  30. Nombrado el 24 de marzo de 1903 (GOE 1916, p. 198).
  31. Desde el 23 de enero de 1883 y el 18 de diciembre de 1882, respectivamente (GOE 1916, pp. 202 y 221).
  32. GOE 1882, p. 891.
  33. En 1916 era el más antiguo de los gentileshombres de esta clase (grandes de España), con antigüedad del 27 de diciembre de 1857 (GOE 1916, p. 837). Y también el más antiguo de los maestrantes de Valencia (p. 253).
  34. Se le impusieron los nombres de Honorio, Narciso, Justiniano, Mariano y Manuel. Véase la partida obrante en Archivo del Senado.
  35. Desde el 23 de enero de 1878 (GOE 1882, p. 911). Ya se ha dicho que en 1834, con el título de vizcondesa de la Armería, era secretaria de la Junta de Damas de Honor y Mérito de Madrid. En 1882, con el de condesa de Villapaterna, era vicepresidenta de la junta de patronos del Colegio de la Unión, de Aranjuez (p. 661).
  36. Desde el 19 de noviembre de 1866. Su expediente de nombramiento obra en el AHN, Estado, leg. 7.570, exp. 58.
  37. El Rey Alfonso XIII le concedió la grandeza de España agregada al marquesado de Casa Pontejos (que poseía desde 1891 en sucesión de su madre) mediante Real Decreto del 24 de febrero de 1915 y Real Despacho del 16 de diciembre de 1916. Y al año siguiente sucedió en el marquesado de Miraflores, también con grandeza, por muerte de su hermano Honorio. En 1923 cedió el marquesado de Casa Pontejos a su segundogénito (después subrogado en la primogenitura).
  38. Sucedió en este condado por muerte de su abuela materna, en 1867, y en 1912 lo cedió propter nuptias al menor de sus hijos, José María Álvarez de Toledo y Samaniego.
  39. En 1916, titulándose marquesa viuda de Martorell, figura en primer lugar entre las damas de la Reina al servicio particular de la Reina viuda. Era por entonces —como lo había sido su madre— vicepresidenta de la junta de patronos del Hospital de Nuestra Señora del Carmen (GOE 1916, pp. 212, 606 y 852).
  40. Perteneció a esta Orden de Damas Nobles desde el 1.º de julio de 1866. Su expediente de nombramiento obra en el AHN, Estado, leg. 7.570, exp. 65.
  41. Los Reales Despachos de licencia expedidos a ambos contrayentes el 5 de julio de 1866 obran en el AHN, Consejos, leg. 8.970, a. 1866, exp. 402 y 403.
  42. Expediente de pruebas de nobleza aprobado en 1902. AHN, Órdenes, Caballeros de Calatrava, exp. 375.
  43. Nota necrológica en el ABC del 19, p. 17. Su esquela (publicada seis meses después en el del 16 de julio, p. 33) no expresa el lugar de fallecimiento.
  44. Sociedad fundada en 1901 bajo la presidencia del duque de Uceda, y que en 1909 obtuvo de Alfonso XIII el título de Real. El marqués de Martorell fue su secretario de 1902 a 1921. En 1942 se fusionó con el Club de Campo, en cuya sede aún se conserva un retrato pintado al óleo con el rótulo «Marqués de Martorell, secretario fundador de la Real Sociedad Hípica Española, 1902-1921». Web de la Real Sociedad Hípica Española Club de Campo.
  45. Esta sociedad gestionaba el Hipódromo de la Castellana, y el marqués de Martorell fue su secretario desde 1909 hasta su muerte, ocurrida en 1925. Como tal, era el encargado de confeccionar los programas de las carreras. Accedió a esta responsabilidad cuando la entidad atravesaba una gran crisis, al punto que en 1910 los propietarios de cuadras miembros de la junta renunciaron a cobrar los premios para permitir la supervivencia de las carreras. Pero con él al frente, se remontaron las dificultades y el hipódromo vivió años de esplendor. Buena parte tuvo en ello el apoyo del Rey Alfonso XIII, que era un gran aficionado a la hípica, y —bajo el título de Duque de Toledo— también criador. En 1916 la Sociedad inauguró el Hipódromo de Lasarte en San Sebastián. Web de la Sociedad de Fomento de la Cría Caballar de España
  46. «La representación hípica de España en París», en ABC del 21 de agosto de 1924, p. 17.
  47. Por ejemplo, el Gran Premio de Madrid en sus tres primeras ediciones (1919, 1920 y 1921).
  48. Ingresó en la alta servidumbre palatina el 20 de octubre de 1900, y en la Orden de Damas Nobles de María Luisa el 2 de julio de 1908. En aquellas fechas era duquesa de Sotomayor. En 1929, ya marquesa viuda de Martorell, era secretaria 2.ª de la citada Junta. GOE 1929, pp. 230, 696 y 1009.
  49. Expediente de pruebas de nobleza aprobado en 1902. AHN, Órdenes, Caballeros de Calatrava, exp. 380.
  50. GOE 1929, p. 982. Antes había servido este oficio palatino su tío Honorio de Samaniego y Pando, conde de Villapaterna.
  51. GOE 1929, p. 696.
  52. Promovido al empleo de General de Brigada por Decreto publicado el 4 de julio de 1942 en el Diario Oficial del Ministerio del Ejército (ABC de Sevilla del 5, p. 13),
  53. El conde de la Ventosa fue miembro fundador de la Real Sociedad Fotográfica de Madrid, y su presidente en dos épocas: desde principios de la década de los veinte hasta el comienzo de la Guerra Civil, y de nuevo en los años cuarenta. A él se debe en buena medida la creación de la fototeca de dicha entidad. Fue colaborador de la revista La Fotografía y su obra también apareció en Foto, El Progreso Fotográfico o Photograms of the Year. En 1920 publicó a su costa Por España: impresiones gráficas, un cuidado álbum que además era un capolavoro de diversas técnicas de artes gráficas. Recorrió toda España en busca de paisajes, tipos y escenas costumbristas que capturó en imágenes de profunda sensibilidad artística. Su archivo se custodia en el fondo fotográfico de la Universidad de Navarra
  54. GOE 1929, p. 696. Presidía esta Junta su cuñada la marquesa de Valdueza.
  55. Sucedió en este marquesado en 1923, por cesión inter vivos que le hizo su madre.
  56. Sucedió en este condado en 1917 por muerte de su tío Honorio de Samaniego y Pando.
  57. Por la Universidad Central de Madrid. Su expediente académico (1885-1889) obra en el AHN, Universidades, leg. 3.576, exp. 12.
  58. Nombrado por Real Decreto del 31 de enero de 1931 a designación de la Diputación de la Grandeza. José Miguel de Mayoralgo y Lodo, Conde de los Acevedos, Movimiento Nobiliario 1931-1940. Año 1931, p. 35.
  59. Fue nombrado Comisario Regio y Presidente de la Asamblea Suprema de la Cruz Roja Española, en sustitución del marqués de Hoyos, por Real Decreto de Alfonso XIII del 25 de marzo de 1931. Hasta entonces era vocal de dicha Asamblea (nombrado en junio de 1924). José Miguel de Mayoralgo y Lodo, Conde de los Acevedos, Movimiento Nobiliario 1931-1940. Año 1931, p. 86; ABC del 27 de marzo de 1931, p. 26.
  60. GOE 1929, p. 146.
  61. GOE 1929, p. 682.
  62. Desde el 11 de noviembre de 1907 (GOE 1929, p. 240). Vocal de la Asamblea Suprema de esta Orden (p. 237).
  63. Noticia necrológica en el ABC de Sevilla del 30 de julio de 1932, p. 26.
  64. Desde el 11 de abril de 1927. GOE 1929, p. 1.011.
  65. GOE 1929, p. 696. Era curadora de la Casa de Maternidad de la villa.
  66. GOE 1929, p. 266.
  67. Ascendió al empleo de general de Brigada por Decreto del 9 de abril de 1965, y fue promocionado en el escalafón del Arma por otro Decreto del 22 de marzo de 1968, publicado en el BOE del 20 de abril, p. 5866.
  68. El cual sucedió en el marquesado de Villabenázar por Real Carta del 10 de diciembre de 2002 expedida en trámite de ejecución de la sentencia dictada el 22 de octubre de 2001 por el Juzgado de Primera Instancia n.º 48 de Madrid y declarada firme por resolución del 5 de junio de 2002. El pleito se había iniciado el 1.º de marzo de 2000. José Miguel de Mayoralgo y Lodo, Conde de los Acevedos, y Javier Gómez de Olea y Bustinza, «Los Condes de Torrejón» en Anales de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía, vol. V (años 1998-1999, pp. 185-268), p. 263, n. 260.
  69. Su esquela, en el ABC del 3 de marzo de 2002, p. 76. Nombra por hijos a Manuel y Lorenzo (ya fallecidos), a María (carmelita descalza) y a Santiago [Álvarez de Toledo y Liniers], e hijas políticas. Y por nietos, a Lorenzo, Manuel, Felipe y Jaime [Álvarez de Toledo y Quintana], y a Rafael, Lucas y Lorenzo [Álvarez de Toledo y Mazarrasa].
  70. Sucedió en los títulos de duque de Zaragoza y conde de los Arcos, ambos con grandeza de España, y en el de marqués de Lazán, por fallecimiento, ocurrido en 1961, de su tío José María Mencos y Rebolledo de Palafox, hermano de su madre, anterior poseedor de dichos títulos y del marquesado de Cañizar. El III duque de Zaragoza fue ingeniero de caminos y diseñador de locomotoras, y en su calidad de gentilhombre de Cámara de S.M. con ejercicio y servidumbre, solía conducir el tren real en los viajes de Alfonso XIII. El 15 de abril de 1931 prestó un último servicio conduciendo el rápido en que viajaron del Escorial a Hendaya la Reina Victoria Eugenia y la real familia, camino del exilio. José Miguel de Mayoralgo y Lodo, Conde de los Acevedos, Movimiento Nobiliario 1931-1940. Año 1931, p. 107.
  71. En su calidad de conde de Eril, título en el había sucedido a su madre poco antes. León-Boyd (Enrique Casal), El año aristocrático 1916-1917, t. III (Madrid, 1917), p. 179-180.
  72. Su esquela, en el ABC del 21 de mayo de 1990, p. 131.
  73. Reseña de la petición de mano en el ABC del 6 de mayo de 1970, p. 57, y crónica de la boda en el ABC de Sevilla del 23 de mayo de 1970, p. 62.