Mente (mitología)

En la mitología griega, Mente (también Menthe, Menta o Minte; en griego antiguo Μένθη Ménthē) era una ninfa asociada al río Cocito. Fue el amor ilícito de Hades, el dios del inframundo, hasta que lo descubrió Deméter, madre de la celosa esposa de Hades, Perséfone. Una de estas dos diosas la golpeó tan terriblemente que Mente se desintegró. De sus restos Hades (o según otras fuentes, la propia diosa) creó entonces la planta de la menta.

El sonido -nth- es característico de palabras que vienen de las lenguas pre-griegas, como "acanto", "laberinto" o "Corinto".

El vínculo de la menta con Deméter y Perséfone, divinidades asociadas a la muerte, viene probablemente del uso de la planta de la menta en ritos funerarios, para tapar el olor del cadaver en descomposición. La menta aparece ya mencionada en el pseudohomérico himno a Deméter, como uno de los ingredientes de la bebida que toma la diosa. Es precisamente esta misma bebida la que tomaba los iniciados durante los Misterios de Eleusis [1].

ReferenciasEditar