Mopso (argonauta)

personaje mítico

En la mitología griega, Mopso, hijo de Ámpix y una ninfa (a veces llamada como Cloris y a veces Aregonis), nacido en Titaresia en el norte de Tesalia, fue un vidente y augur. En Tesalia, el nombre del lugar Mopsion recordaba el suyo.[1]

Mopso fue uno de los dos videntes de los Argonautas,[2]​ y se decía que entendía el lenguaje de las aves, después de haber aprendido el arte del augurio de Apolo.

Compitió en el concurso de pugilato en los juegos funerarios del padre de Jasón[3]​ y estaba entre los lápitas que lucharon contra los centauros. Mientras huía a través del desierto libio de las enojadas hermanas de la de gorgona Medusa, murió debido a la mordedura de una víbora que había crecido de una gota de la sangre de Medusa. Medea no pudo salvarlo, ni siquiera mediante la magia. Los argonautas lo enterraron en un monumento junto al mar, y más tarde se erigió un templo en el sitio.[4]

Ovidio lo sitúa en la caza del jabalí de Calidón, aunque la caza se produjo después del regreso de los Argonautas y la supuesta muerte de Mopso.[5]

La primera evidencia de Mopso en la historia es una inscripción en la correa del escudo de un soldado, que se encuentra en Olimpia y data de ca. 600-575 a. C.[1]

Notas y referenciasEditar

  1. a b Lane Fox, 2008, p. 212.
  2. El otro fue Idmón.
  3. Pausanias, Descripción de Grecia, V, 17, 10.
  4. Apolonio de Rodas, Argonáuticas I, 65-68 y 1502-1536; Ovidio, Las metamorfosis, IV, 618- 621; Higino, Fábulas, 14, 128,; Juan Tzetzes, Sobre Licofrón, 980.
  5. Ovidio, Las metamorfosis, VIII, 316.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar