Abrir menú principal

Murat Reis (m. Vlore 1638), llamado Morato Arraez en las fuentes españolas contemporáneas, fue un corsario otomano cuya acción más famosa fue la invasión de la isla de Lanzarote.

Índice

Origen e iniciosEditar

Según el español Diego de Haedo, Murat había nacido en Albania en el seno de una familia cristiana. A la edad de 12 años cayó en manos del marino otomano Kara Ali, que lo llevó consigo a Argel. Murat pasó a formar parte de la marina otomana y llegó a capitanear una nave pero, tras la derrota sufrida en el sitio de Malta de 1565, y hastiado de la monotonía y la disciplina, decidió emprender una carrera en solitario. Al regresar a Argel, Kara Ali le castigó retirándole el barco. No obstante, Murat se buscó una galera de 15 remos y partió hacia las costas españolas. Regresó al cabo de siete días con tres barcos enemigos capturados y 140 prisioneros. Ganó así prestigio y pudo pasó a navegar a las órdenes del veterano capitán Uluxh Ali.

En los años siguientes logró nuevos éxitos, como el apresamiento de tres galeras de Malta y, en 1578, la captura de la galera en que viajaba el Duque de Terranova, ex-virrey español de Sicilia. Por estas fechas ya capitaneaba una pequeña flota y recibía el apelativo de Rais.

En abril de 1580 partió de Argel con dos naves hacia las costas italianas. Frente a Toscana derrotó a dos grandes galeras de la armada pontificia, una de ellas el buque insignia del papa Gregorio XIII, en las que capturó un gran botín y liberó a cientos de prisioneros musulmanes y cristianos.

Ataque a LanzaroteEditar

En 1585 Murat Reis emprendió la que resultaría su acción más famosa. Con tres naves partió de Argel hasta Salé, donde añadió varios bergantines a su escuadra. De allí siguió hacia el oeste, internándose en el océano Atlántico a través del estrecho de Gibraltar.

Al atardecer del día 30 de julio de 1586 los buques de Murat avistaron las costas de Titeroygatra (Lanzarote) y permanecieron ocultos hasta la noche para no ser descubiertos desde tierra. Ya entrada la noche, sucedió el desembarco, logrando plenamente el control del puerto. Al día siguiente, el jueves 31 de julio, las tropas berberiscas avanzaron por sorpresa sobre la capital, Teguise, solo siendo descubiertos cuando se hallaban a media legua de ella.

Durante estos ataques los otomanos hicieron unos 300 prisioneros, entre ellos la madre de Agustín de Herrera y Rojas, I Marqués de Lanzarote, su esposa y su hija Constanza. La mayoría de los prisioneros, incluyendo las tres mujeres citadas, fueron liberados a cambio de un cuantioso rescate, según las capitulaciones firmadas por Gonzalo Argote de Molina.

Cuando las noticias del ataque llegaron a la península Ibérica, el almirante Martín de Padilla bloqueó el estrecho de Gibraltar con una flota de 18 galeras para cortarle el paso a Murat. Este, sin embargo, aprovechó una noche de niebla para pasar el estrecho sin ser visto. De allí pasó por Valencia, donde apresó un par de naves, y por fin regresó triunfante a Argel.

Carrera posteriorEditar

Parecer ser que en 1587 encabezó un segundo ataque a Canarias, con 18 naves, en colaboración con Isabel I de Inglaterra. En 1595 tomó el cargo de almirante en Argel y en 1603-1607 en Túnez. En 1607 o 1608 fue nombrado Beylerbey de Morea y en fecha desconocida se trasladó a su Albania natal, donde murió en 1638, supuestamente a la edad de 104 años.

Referencias en la literatura españolaEditar

Murat Reis aparece mencionado en obras de varios autores del Siglo de Oro español como Lope de Vega o Miguel de Cervantes, por ejemplo:

era fama por Denia que Morato / estaba imaginando en sus derrotas / (que por ser ladrón del mar tiene por trato) / en Ibiza con doce galeotas.

Lope de Vega, Fiestas de Denia, 1599

Mira las almas que perdidas lloran / Italia triste, España miserable, / cautivas de los bárbaros que adoran / la rapiña de los cuerpos lamentable. / Los quatro de Argel, corsarios moran, / con daño mío y perdición notable, / Chafer, Fuchel, Mamisali y Morato, / de Tripol, Túnez y Biserta al trato.

Lope de Vega, La Dracontea, capítulo 1, 1604

y saltando dos amigos con hábito turquesco en la barca, arrebataron la nueva Elena, que trasladando della al bergantín enrriquezieron los brazos de Philandro; las voces de los fingidos turcos que apellidauan a Morato Arráez hizieron créer a los que en la barca dexaron libres que fuese indubitadamente el autor del robo.

Lope de Vega, El Peregrino en su patria, 1604

Morato Arraez, gran Señor, / te la presento, y es ella / la primera y la mejor / que del titulo de bella / puede llevarse el honor.

Miguel de Cervantes, Comedia famosa de la gran sultana Doña Catalina de Oviedo, jornada 1, 1615

y desenvainando su alfanje (...) iba con tanta furia contra el gallo como si fuera contra Morato Arraez.

al amanecer se halló muy cerca de la playa de Argel, de donde fué visto; estaban en ella dos galeras de moros que gobernaba Ali Morato, el mayor corsario de la morisma.

Alonso Castillo Solórzano, Noches de placer, 1631

ReferenciasEditar