Onceo (en griego, Όγκειον) fue un antiguo asentamiento griego situado en Arcadia.

Según la mitología griega, en este lugar reinó Oncio, a quien se consideraba hijo de Apolo.

Pausanias la sitúa a orillas del río Ladón, a continuación de que este atraviese Telpusa. Añade que allí se encontraba un santuario de Deméter Erinis.[1]​ Cerca de este lugar el río Ladón dejaba a un lado un santuario de Apolo Onceatas y al otro lado, otro de Asclepio Niño.[2]

ReferenciasEditar

  1. Pausanias VIII,25,4.
  2. Pausanias VIII,25,11.