Abrir menú principal
Púlpito de estilo manuelino del convento de Cristo en Tomar (Portugal), 1510-1515.

Púlpito, palabra proveniente del Latín pulpitum (tribuna),[1]​ es la plataforma elevada en las iglesias desde la que se predica. Cuando se usan para proclamar las Lecturas se llaman también ambones.

Se sitúan próximos al altar, generalmente adosados a uno de los soportes de la nave principal del templo. Actualmente se usan poco, pues las normas litúrgicas vigentes recomiendan que la homilía, como parte integrante de la misa, se diga desde el presbiterio, junto al altar.

En el teatro clásico se llama púlpito al muro vertical que eleva el proscenio sobre la orchestra.[2]

Índice

Historia y descripciónEditar

 
Ambón o púlpito de Enrique II en la capilla palatina de Aquisgrán.

Los púlpitos se utilizaron en las primitivas iglesias o basílicas, donde eran una variante de los ambones, la destinada a la lectura de los salmos.[2]​ Se disponían a la entrada del coro a manera de tribuna rectangular sobre una plataforma de poca elevación, a la cual se subía por gradas laterales y en ellos se cantaban la epístola y el Evangelio en las misas solemnes y se anunciaban al pueblo las fiestas. Los ambones continuaron con mayor o menor amplitud y elevación hasta el siglo XIV, en que se fue adoptando el actual sistema de púlpitos, los cuales en la época gótica y en el periodo plateresco tienden más a la forma hexagonal, adornándose en todas las épocas con elementos propios del estilo en curso.[3]​ También se solían colocar en los refectorios de los conventos.[2]

La mayoría de púlpitos constan de varias partes: la «escalera», situada alrededor del pilar que sostiene el púlpito o abierta en el mismo o en el muro adyacente; el «sostén», que puede estar en voladizo o reposando sobre el pavimento; la «tribuna», que se divide en «plataforma» —sobre la que se coloca el oficiante— y «antepecho» o «pretil», parapeto que cierra la parte inferior del púlpito; el «atril», soporte para colocar los libros o lecturas; y el «tornavoz», dosel que cubre el púlpito en su parte superior y que favorece la transmisión del sonido.[2]

RománicoEditar

GóticoEditar

 
Púlpito de Anton Pilgram en la catedral de Viena.

RenacimientoEditar

BarrocoEditar

 
Púlpito de la barca de Pedro en la iglesia parroquial de Fischlham (Austria). El cartel dice In verbo tuo laxabe rete ("en tu nombre lanzo la red").

Púlpitos de refectorioEditar

En los refectorios (el comedor de las comunidades monásticas) se suele disponer de un púlpito para que un monje realice lecturas piadosas mientras los demás comen en silencio.

Véase tambiénEditar

  • Preikestolen o "púlpito de roca", una famosa formación rocosa sobre un fiordo noruego.

ReferenciasEditar

  1. Lajo Pérez, Rosina (1990). Léxico de arte. Madrid - España: Akal. p. 173. ISBN 978-84-460-0924-5. 
  2. a b c d Morales Gómez, 2016, p. 500.
  3. Arqueología y bellas artes, de 1922, de Francisco Naval y Ayerbe
  4. Silke Schomburg. Der Ambo Heinrichs II. im Aachener Dom. Dissertation, Technische Hochschule Aachen 1998.
  5. Ficha en La Guía
  6. Ficha en La Guía
  7. Pope-Hennessy, John, Italian Gothic Sculpture, Phaidon, 1986, ISBN 0714824151
  8. Ficha en La Guía
  9. Ignaz Schlosser: Die Kanzel und der Orgelfuss zu St. Stefan in Wien. Logos Verlag. Wien 1925.

BibliografíaEditar

  • Morales Gómez, Adoración (2016). Diccionario visual de términos arquitectónicos. Madrid: Cátedra. ISBN 978-84-376-2997-1. 

Enlaces externosEditar