Pedro I de Montenegro

Pedro I de Montenegro, Pedro Petrovič Njegoš, también conocido como Pedro de Cetinje (en serbio cirílico: Петар I Петровић Његош, Свети Петар Цетињски; Njeguši, 1 de abril de 1747 — Cetinje, 31 de octubre de 1830), fue príncipe-obispo de Montenegro.

Pedro I de Montenegro

Петар I Петровић Његош

Свети Петар Цетињски
Saint Peter of Cetinje.jpg
Información personal
Nacimiento 1 de abril de 1747
Njeguši Flag of Montenegro.svg Montenegro
Fallecimiento 31 de octubre de 1830
(83 años)
CetinjeGrb-Cetinja.gif, Flag of Montenegro.svg Montenegro
Familia
Familia nobiliaria Casa de Petrović-Njegoš Ver y modificar los datos en Wikidata
Padres Marko Petrović-Njegoš Ver y modificar los datos en Wikidata
Andjelija Martinović Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Gobernante, sacerdote, escritor e historiador Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados Abad Ver y modificar los datos en Wikidata
Información religiosa
Canonización Prelado Ver y modificar los datos en Wikidata
Festividad 31 de octubre
(Calendario gregoriano)
18 de octubre
(Calendario juliano)
Venerado en Iglesia ortodoxa
Patronazgo Cetinje (actual Montenegro)
Escudo
Coat of arms of Metropolitan Petar I of Montenegro.png

HistoriaEditar

Fue alistado como diácono a los doce años de edad, en 1760, y acompañó a su tío, el obispo Basilio a Rusia, con la intención de estudiar y establecerse en esas tierras, pero éste murió al año siguiente, por lo que se vio obligado a volver a Montenegro. El joven diácono años más tarde se convirtió en sacerdote y posteriormente alcanzó el grado de archimandrita.

Al morir Sava en 1782, su sobrino Pedro Petrovič subió al trono. Fue conocido como Pedro I de Montenegro y recordado como "el vladika grande y santo".[1]

Hizo mucho por reconciliar a las diversas facciones disidentes del Estado; reorganizó la Administración y en 1798 estableció el primer Código fundamental montenegrino, lo que sirvió para dejar al estado relativamente unido.[2]

Se unió junto a Austria y Rusia en la guerra contra el Imperio otomano, aunque luego no recibió nada, pero posteriormente en 1799 derrotó duramente a los turcos, reconociéndoles estos la independencia y declarando que “los montenegrinos nunca han sido súbditos de nuestra Sublime Puerta”.[1]​ A continuación la población de Brda se unió a Montenegro. Por otro lado también tuvo que hacer frente a las guerras napoleónicas, y se unió con Rusia en Dalmacia para luchar contra el francés ocupando las márgenes del golfo de Kotor, aunque en los tratados posteriores fue entregado a Francia con el tratado de Tilsit en 1807, no obstante en 1813 fueron expulsados los franceses por los montenegrinos con la colaboración inglesa e incluso se llegó a trasladar la capital a Kotor, pero en el Congreso de Viena tuvo que devolver Kotor a los austríacos perdiendo así una salida al Adriático. Pedro intentó unir al pueblo montenegrino para poder defenderse en condiciones de los turcos, resistiéndoles en 1819-21 y posteriormente en 1828-29.
Cuando murió un año después se le consideraba un santo, había duplicado el territorio uniendo al pueblo, defendiéndose del turco y aliándose con los rusos.


ReferenciasEditar

  1. a b DARBY, H.C. et alii, Breve Historia de Yugoslavia, Madrid, Espasa-Calpe, 1972.
  2. H.W.V. Temperley History of Serbia, Londres, 1917.