Predestinacionismo

Predestinacionismo es la herejía de los predestinadores o predestinacianos.

Estos sostenían que Dios predestinaba necesariamente a los hombres, sea a la gloria o al infierno, de modo que los escogidos estaban en la necesidad de ser salvados y al contrario, los réprobos, en la de ser condenados sin dependencia de su albedrío.

Este error esparcido antes entre algunos y condenado después por muchos Concilios fue sostenido por Lucido en el siglo V: después le siguieron Gotbescalc en el IX y Wiclef y Juan Hus en el XIV. Entre los protestantes, hay una postura semejante o idéntica y dicen como consecuencia dien que es en vano obrar bien o mal pues salvarnos o no depende de sola la predestinación, sin mira, ni respeto a las obras, cosa evidentemente contraria a la Escritura, Concilios y Santos Padres.

ReferenciasEditar