El concilio (del latín concilĭum)[1]​ es una reunión o asamblea de autoridades religiosas (obispos y otros eclesiásticos) efectuada en la Iglesia católica y en la Iglesia ortodoxa, para deliberar o decidir sobre las materias doctrinales y de disciplina.

Índice

Concilios en la Iglesia CatólicaEditar

En la Iglesia católica, hay:

Desde 1054 este tipo de concilios sólo se celebraron en Occidente, por la Iglesia católica, y sumaron otros doce concilios, siendo convocados en todos los casos por el papa y participando todo el episcopado católico (concilios latinos). Otros concilios celebrados alternativamente por la Iglesia ortodoxa no se incluirán en esta línea.
El último concilio ecuménico fue el Vaticano II ya que su sede fue la Ciudad del Vaticano. La convocatoria la realizó Juan XXIII en 1959, iniciado por este mismo en 1962[cita requerida] y fue clausurado por Pablo VI en el año 1965.
  • Los concilios nacionales o plenarios. Son convocados con autorización papal y en ellos sólo participa el episcopado de un continente, estado o región.
Entre ellos están los concilios (nacionales) de Toledo, que fueron juntas de prelados y magnates durante la dominación visigoda, que se celebraron en dicha ciudad para tratar asuntos eclesiásticos y militares.
  • Los concilios provinciales. Son convocados por el obispo metropolitano de la diócesis provincial correspondiente, se celebran periódicamente cada veinte años, y en ellos participan los titulares de oficios eclesiásticos de la diócesis.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar