Abrir menú principal

Doctrina

conjunto coherente de enseñanzas o instrucciones

Una doctrina (del latín doctrīna) es un conjunto global de concepciones teóricas enseñadas como verdaderas por un autor o grupo de autores.[1]​ Puede tener una dimensión ideológica que puede ser política, legal, económica, religiosa, filosófica, científica, social, militar, etc. Las doctrinas a veces pueden ser consideradas falaces, sofísticas o dogmáticas por su origen religioso o mitológico.

Índice

EtimologíaEditar

La palabra doctrina proviene del latín doctrīna, su significado es ‘ciencia’, ‘sabiduría’. Está compuesta por el lexema docere ‘enseñar’; el sufijo sustantivante ~tor y el sufijo ~ina ‘relación’, ‘pertenencia’.[2]

El lexema docere proviene de la raíz indoeropea *dek~ que puede significar ‘pensamiento’ o ‘aceptación’. Puede vérsele en dogma, ortodoxo, paradoja, decente, digno y derivados; indagar, discipulo y disciplina, diplodoco, sinécdoque, etc.[2]

Etimológicamente hablando, doctrina es la enseñanaza que se da para instrucción de alguno. Ciencia o sabiduría. La opinión de alguno o algunos autores en cualquier materia. La catequesis que se hace al pueblo explicándole la doctrina cristiana. El concurso de gente que con los predicadores sale en procesión por las calles hasta el paraje en que se ha de hacer la plática. Durante la colonia española, el curato colativo servido por regulares o el pueblo de indios nuevamente reducido a la religión, cuando todavía no se había establecido en él la parroquia o el curato.[3]

Doctrina cristiana o catecismo, la que debe saber todo cristiano por razón de su profesión.[3]

Doctrina común, la opinión que comúnmente llevan la mayoría de autores que han escrito sobre alguna materia.[3]​ ´´´Doctrina Peronista´´´(Política-Argentina), constituida por las 20 verdades peronistas, la tercera posición en política internacional y las 3 banderas Justicialistas: Independencia Económica, Soberanía Política y Justicia Social.

Doctrina y educaciónEditar

El término adoctrinamiento ha adquirido connotaciones negativas a partir del siglo XX, viniendo a ser sinónimo de reeducación o lavado de cerebro.

La diferencia entre doctrina y educación consiste en que en la educación se persigue que el educando, esto es la persona a educar; permanezca lo más superficial posible a los conocimientos acumulados y los analice; mientras que en la adoctrinación, el educando permanece dentro del cuerpo de conocimientos o creencias y absorbe sus enseñanzas. Por ejemplo, estudiar teología puede considerarse como un proceso de adoctrinación, cuyo equivalente educativo sería el estudio comparativo de las religiones. La diferencia entre el teórico y el doctrinario es que el primero acude a datos y argumentos mientras que el segundo lo hace a creencias y premisas de fe.

El doctrinarismo o liberalismo doctrinario es una doctrina y práctica política de los denominados doctrinarios, un grupo político e ideológico francés del siglo siglo XIX, que influyó notablemente en España (el Partido Moderado y Donoso Cortés) y sus colonias.

Doctrina JurídicaEditar

En el ámbito jurídico, doctrina jurídica es la idea de derecho que sustentan los juristas. Son directivas que no son directas para resolver una controversia jurídica, indican al juez como debe proceder para descubrir directiva o directivas decisivas para cuestión en el debate, y ayuda en la creación del ordenamiento jurídico. También se utiliza la palabra doctrina para referirse a un principio legislativo.

Principios estratégicos y planes de acciónEditar

En los campos militar, político, diplomático y de gestión. En este caso la doctrina serían los principios en los que se basaría una estrategia y planes de acción.

MilitarEditar

El término también es aplicable al concepto de un procedimiento establecido para una operación compleja en la guerra. El ejemplo arquetípico es la «doctrina táctica» en la que se emplea un conjunto patrón de maniobras, tipos de tropas y armas como enfoque predeterminado para un tipo de ataque.

Ejemplos de doctrinas militares incluyen:

Casi todas las organizaciones militares tienen su propia doctrina, a veces escrita, a veces no. Algunas doctrinas militares se transmiten a través de programas de capacitación. Más recientemente, en las operaciones modernas de mantenimiento de la paz, que involucran operaciones tanto civiles como militares, ahora están surgiendo doctrinas más integrales, no solo militares; como la «Doctrina Capstone» de operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas de 2008 que habla de operaciones civiles y militares integradas.

ReligiónEditar

Pueden listarse las siguientes doctrinas religiosas como ejemplos:

Un departamento de la curia romana es llamado Congregación para la Doctrina de la Fe.

Sociología de la religiónEditar

Según el sociólogo estadounidense Mervin F. Verbit (1936), la doctrina puede ser entendida como uno de los componentes clave de la religiosidad. Y la doctrina misma puede dividirse en cuatro dimensiones:

  • Contenido
  • Frecuencia
  • Intensidad
  • Centralidad

El contenido de una doctrina puede variar de una religión a otra, así como el grado en que puede ocupar la mente de la persona (frecuencia), la intensidad de la doctrina y la centralidad de la doctrina (en esa tradición religiosa).[4][5][6]

En este sentido, según Charles Glock , una doctrina se aproxima a la dimensión de «creencia» en la religiosidad.[7]

EsoterismoEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. 1). de Echegaray, Don Eduardo (1887). Faquineto, José María, ed. Diccionario general etimológico de la lengua española (Resurso en línea). Tomo II. Madrid: Faquineto. p. 875. Consultado el 17 de marzo de 2018. 

    2). Anders, Valentín et ál. (Sin fecha). «Etimología de doctrina». Consultado el 17 de marzo de 2018. 


    3). Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «doctrina». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. Consultado el 17 de marzo de 2018.  }}

  2. a b Anders, Valentín et ál. (Sin fecha). «Etimología de doctrina». Consultado el 17 de marzo de 2018. 
  3. a b c 1). de Echegaray, Don Eduardo (1887). Faquineto, José María, ed. Diccionario general etimológico de la lengua española (Resurso en línea). Tomo II. Madrid: Faquineto. p. 875. Consultado el 17 de marzo de 2018. 

    2). Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «doctrina». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. Consultado el 17 de marzo de 2018.  }}

  4. Verbit, 1970, pp. 24 y 39.
  5. Küçükcan, 2000.
  6. Küçükcan, 2005.
  7. Faulkner, 1972, p. 39.

BibliografíaEditar

  • Verbit, Mervin F. (1970). «The components and dimensions of religious behavior: Toward a reconceptualization of religiosity» [Los componentes y dimensiones del comportamiento religioso: hacia una reconceptualización de la religiosidad]. American mosaic (inglés) (P. E. Hammond & B. Johnson). 
  • Faulkner, Joseph E. (1972). «On the study of religious commitment» [Sobre el estudio del compromiso religioso]. Religion's influence in contemporary society; readings in the sociology of religion [La influencia de la religión en la sociedad contemporánea; lecturas en la sociología de la religión]. Merrill sociology series (en inglés). Columbus, Ohio, Estados Unidos de América: C. E. Merrill Publisher. Co. pp. 38-56. ISBN 0675091055. OCLC 417055. 

*Küçükcan, Talip (2000). «Can religiosity be measured? Dimensions of religious commitment: theories revisited» [¿Se puede medir la religiosidad? Dimensiones del compromiso religioso: teorías revisitadas] (pdf). www.eskieserler.com (en inglés). Consultado el 18 de marzo de 2018. 

Enlaces externosEditar