Abrir menú principal

Provincia de San Salvador (1528 - 1579)

Provincia de San Salvador

Provincia de la Capitanía General de Guatemala

El escudo del Señorío de Kuscatan con símbolo de altepetl.png

1528-1579

Flag of Cross of Burgundy.svg

Flag of Cross of Burgundy.svg

Ubicación de
En verde el territorio que cubría está provincia para 1579
Capital San Salvador en el Valle de la Bermuda (1528-1539)
San Salvador en el Valle de las Hamacas (1539-1579)
Idioma oficial Español
Otros idiomas Náhuat
Lenca
Chortí
Religión Católica
Gobierno Cabildo colonial
Período histórico Colonización española
 • Finalización de la Conquista de El Salvador 1528
 • Creación de la Alcaldía Mayor de San Salvador 1579
Moneda Real español


La Provincia de San Salvador fue una división administrativa del Imperio español creada en 1528 (con la conquista del Señorío de Cuzcatlán y refundación de la villa de San Salvador -la cual había sido fundada con anterioridad en 1525 y despoblada al año siguiente- en el Valle de La Bermuda cerca de Suchitoto donde permaneció hasta 1545 cuando fue trasladada a su sitio actual en el Valle de Las Hamacas, en 1546 el monarca español Carlos I de España le otorgó el rango de ciudad) que se encontraba dentro de la Gobernación de Guatemala (y posteriormente de la Real Audiencia de Guatemala) y que abarcaba el actual departamento de Santa Ana, gran parte de la zona central del actual territorio de El Salvador-, y las poblaciones de Nahuizalco y Santa Catarina Masahuat (estás últimas ubicadas como islas dentro de la llamada provincia de los Izalcos -luego que Jorge de Alvarado les quitara a los conquistadores y fundadores de Salvador las 15 poblaciones que compusieron la provincia antedicha-, que permanecerían hasta 1560 cuando dichas poblaciones pasarían a formar parte de la provincia de los Izalcos que ya para entonces ya era la Alcaldía Mayor de Sonsonate)..[1][2]

HistoriaEditar

El 1 de abril de 1528, Diego de Alvarado y otros 73 españoles que le acompañaban fundan en el valle de La Bermuda la villa de San Salvador -luego de la rendición de la ciudad de Cuzcatlán-, a partir de entonces los distintos pueblos que formaban parte del señorío de Cuzcatlán se rinden y fueron nombrados desde San Salvador los encomenderos para cada una de dichas poblaciones, y todas estás junto con la villa conformaron la provincia de San Salvador.[1]

Los gobernantes de la provincia tenían el título de Justicia mayor o Teniente de gobernador, siendo el primero Diego de Alvarado (capitán de la expedición que fundó San Salvador en 1528) el cual tuvo que hacer frente a la rebelión indígena en el peñón de Cinacantán (acaecida entre 1528 y 1529), inició la conquista de la actual zona oriental de El Salvador (que era dominada principalmente por los potones o Lencas salvadoreños y denominada por los Náhuas de Kuskatan como Popocatepet) específicamente con el combate que se llevó a cabo cerca de Nancuchiname (ubicada en el actual departamento de Usulután) y ejerció el mando hasta el 22 de abril de 1529 cuando se lo entregó a Gaspar Arias Dávila, este tuvo que enfrentarse a una rebelión menor en las poblaciones de Nahuizalco y Masahuat (actual Santa Catarina Masahuat).[3]

En julio de 1529 Gaspar Arias Dávila fue sustituido por el capitán, Diego de Rojas durante su mandato varios vecinos de la villa de San Salvador habían ido a conquistar el territorio de Popocatepet. En 1530 fueron conquistadas las poblaciones Chortís ubicadas en el actual departamento de Chalatenango por los capitanes Hernando de Chávez y Pedro de Amalín; y fueron repartidas por vecinos de San Salvador.[3]

Ese 1530 Diego de Rojas se encontraba luchando con un grupo lenca que se había refugiado en el peñón de Usulután (el cual era el volcán de Usulután) cuando se dio por enterrado de que había otro contingente de españoles en el territorio lenca que venía desde Nicaragua y era liderado por Martín Estete, fue a investigar y a confirmar esto siendo capturado junto con varios soldados, mientras que los que lograron escapar llegaron a la villa de San Salvador donde dieron aviso de lo sucedido pero Estete llegó a la villa y pidió a los habitantes que se unieran a Nicaragua lo cual negaron, razón por la cual fue a la población de Purulapa (actual San Martín, San Pedro Perulapan y San Bartolomé Perulapía) donde fundó la Ciudad de los Caballeros, viendo las intenciones de Estete las autoridades guatemaltecas dirigidas por el gobernador y capitán general Francisco de Orduña envió un contingente liderado por el capitán Francisco López a atacar la Ciudad de los Caballeros pero cuando llegaron está estaba abandonado por lo que persiguieron a Estete hasta cerca de Quelepa o Moncagua donde se encontraron con el ejército de Estete donde se dieron por enterado que Estete y el capitán Salzeda habían escapado hacia la provincia de Nicaragua y donde fueron liberados el capitán Diego de Rojas y los demás prisioneros, algunos soldados del contingente de Estete decidieron unirse al ejército guatemalteco mientras que otros pocos decidieron regresar a Nicaragua.[1]

En abril de 1530, Pedro de Alvarado al regresar a Guatemala desde España se dio por enterrado de lo sucedido en la provincia de San Salvador, razón por la cual nombró a su sobrino Luis de Moscoso como justicia mayor y teniente de gobernado de San Salvador y le encargó la misión de fundar una nueva villa en territorio lenca; el 8 de mayo de ese mismo año Moscoso fundó la villa de San Miguel de la Frontera (ubicada en ese entonces en el actual municipio de Santa Elena, en el departamento de Usulután) la cual fue solo un fuerte militar con ayuntamiento teniendo solo población masculina, la cual se abandonó en 1534 cuando sus pobladores unieron a la expedición de Pedro de Alvarado al Tahuantisuyo o Imperio Inca; posteriormente al año siguiente la villa sería refundada por el capitán Cristóbal de la Cueva en su lugar original en el municipio de Santa Elena (está vez realmente como una villa con población permanente) y a la vez conquistaría a otras 200 poblaciones cercanas.[1]

A principios de 1533, Gómez de Alvarado quién había sido justicia mayor y teniente de gobernador de San Salvador desde principios de 1532, se enroló en la expedición que su hermano Pedro de Alvarado planeó hacia el Tahuantisuyo o Imperio Inca, siendo el último justicia mayor y tenente de gobernador de la provincia de San Salvador pues tal cargo era temporal. En 1533, hubo una insurrección indígena en la Costa del Bálsamo, el 21 de abril de ese año Pedro de Alvarado (que se encontraba en Xiriualtique en la bahía de Jiquilisco, preparando su expedición hacia el Imperio Inca) eligió a Diego de Rojas y Pedro Portocarrero para que fuesen a pacificar a los indígenas de la Costa del Bálsamo, lo cual cumplieron con éxito, pero estos creyeron que tal nombramiento era también para ser justicia mayor y teniente de gobernador en San Salvador y por ello quisieron tener bajo su mandato al cabildo de la villa, por ello el síndico procurador de la villa el 25 de abril de ese año pidió ante Pedro de Alvarado que resolviese la situación, decretando Alvarado (como gobernador y capitán general de Guatemala) que las autoridades de la villa de San Salvador estaban exentas de la jurisdicción de Rojas y Portocarrero; desde ese momento la provincia de San Salvador se vio gobernada por sus alcaldes ordinarios, se desconoce la conformación del cabildo en 1533 solo se sabe que para ese entonces era escribano de número y del consejo Alonso de Vargas.[2]

En 1534, partió Pedro de Alvarado con varios vecinos de la villa de San Salvador y todos los vecinos de la villa de San Miguel para participar de la conquista del Tahuantisuyo o Imperio Inca; se desconoce la conformación del cabildo de la villa de San Salvador ese año y del siguiente, solamente se sabe que en 1534 fungía como uno de sus regidores Isidro Blasco, en 1536 solamente se sabe que como uno de los alcaldes ordinarios de la villa se encontraba Alonso de Oliveros.[2]

En 1539 la villa de San Salvador se mudó de su lugar en Ciudad Vieja, cerca de Suchitoto, al valle de Las Hamacas donde sigue ubicada actualmente. En 1544, Alonso de Oliveros fue electo como procurador de la villa de San Salvador para que fuese a España a solicitar que se le diese el título de ciudad a esa población, lo cual haría, logrando que el 27 de septiembre de 1546 se le diese el título de ciudad a San Salvador por real provisión dada por el, en ese entonces, príncipe Felipe en nombre de su padre el rey Carlos I.[2]

En 1560, el rey de España Felipe II se enteró de que en años anteriores el alcalde mayor de Sonsonate había extendido su jurisdicción a la Provincia de San Salvador, debido a que en esta no había Justicia Mayor o Teniente de gobernador. Por tal motivo el rey ordenó que la Provincia de San Salvador se siguiese gobernando por medio de sus alcaldes ordinarios.[2]

En 1577, una real cédula dada por el rey Felipe II, le otorga el rango de alcaldía mayor; sin embargo habría que esperar hasta 1579 para que la Real Audiencia de Guatemala nombre un alcalde mayor siendo el primero Diego Galán, en ese año desempeñaba como uno de los alcaldes ordinarios Francisco de Cuica.[1]​ A la nueva alcaldía mayor se le agregarían en 1586 las provincias de San Miguel y de Jérez de Choluteca; dentro de la alcaldía mayor, la provincia de San Salvador continuaría existiendo (gobernada igualmente por su par de alcaldes ordinarios de la ciudad de San Salvador) hasta 1786 cuando las reformas borbónicas establezcan una nueva organización territorial con la creación de la Intendencia de San Salvador.[2]

División administrativaEditar

La división administrativa de esta provincia cambio a lo largo del tiempo de su existencia, para el año de 1528 estaba conformada por 79 poblaciones que antes habían sido provincias (estás estaban conformadas por la cabecera de la provincia y las poblaciones tributarias a está) del Señorío de Cuzcatlán; en 1529 el teniente de gobernador de Guatemala Jorge de Alvarado le quitó la «terzia parte de los indios que tenía(n) y se los dio a los vezinos de la ciudad de Santiago»,[4][5]​ estás poblaciones eran las ubicadas en los actuales departamentos de Ahuachapán y Sonsonate, todas pasaron a manos de los vecinos de Santiago a excepción de Nahuizalco y Mazaguat que siguieron siendo repartidas por los vecinos de San Salvador; en total a los vecinos de San Salvador les quedaron 59 poblaciones que habían sido del Señorío de Cuzcatlán, los cuales se repartieron entre ellos y al tener poca ganancia se vieron forzados «de yr a conquystar los chontales que es hazia Nicaragua, por la costa adelante pasado el río Lempa»;[4][5]​ por lo que la villa de San Salvador se añadió a su jurisdicción, las poblaciones lencas ubicadas en la actual zona oriental salvadoreña (llamada por los Náhuas de Kuskatan Popocatepet).[3]

En 1530 todas las poblaciones ubicadas en él territorio de Popocatepet (actual zona oriental salvadoreña) pasaron a manos de los vecinos de la villa de San Miguel de la Frontera, tras fundarse en ese año la villa y la provincia de San Miguel; la excepción fueron las poblaciones de Lolotique y Chaoqueca (actual Chinameca, estás dos poblaciones siguieron en manos de los vecinos de San Salvador hasta 1534); debido a ello «les fue forzado de ir a conquistar a los chontales de la syerra y con mucho trauajo y muertes de cristianos pacificaron veynte leguas a su costa y minción»,[4]​ por lo que se le añadieron a la jurisdicción de la villa de San Salvador las poblaciones lencas ubicadas en el noreste del actual departamento de San Vicente, en el departamento de Cabañas y oriente de Chalatenango, y las poblaciones Chortís del occidente y centro del actual Chalatenango y de los departamentos hondureños de Ocotepeque y partes de Lémpira y parte del de Copán.[3]

Para 1532 la provincia de San Salvador comprendía un total de 90 en 1532, pero posteriormente en julio de 1535 tras fundar la villa de Gracias a Dios en la gobernación de Honduras, Pedro de Alvarado le repartió a sus vecinos las poblaciones chortís y lencas ubicadas en los actuales departamentos hondureños de Ocotepeque, Lémpira y parte de Copán que con anterioridad eran dadas a los vecinos de la villa de San Salvador.[5]

En 1548 el número de poblaciones se había incrementado el número de poblaciones encomendadas a los vecinos de San Salvador debido a que varias poblaciones que antes estaban subordinadas a otras pasaron a recibir el título de pueblo y por lo tanto a tener su propio encomendero; para 1555 tanto las provincia de San Salvador y como la de San Miguel ya se encontraban totalmente pacificadas.[6][5]

Evolución administrativaEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c d e Lardé y Larín, Jorge (1957). Ministerio de Cultura, ed. El Salvador: historia de sus pueblos, villas y ciudades. Departamento Editorial. 
  2. a b c d e f Larde y Larín, Jorge (1983). El Salvador: Descubrimiento, Conquista y Colonización. Concultura. 
  3. a b c d Amaroli, Paul. En la búsqueda de Cuscatlán. 
  4. a b c Carlos I de España (1538). Real Cédula del rey Carlos I de España contra Pedro de Alvarado por denuncias de vecinos de San Salvador. 
  5. a b c d Larde y Larín, Jorge (1957). El Salvador: Historia de sus pueblos, villas y ciudades. Dirección de publicaciones e impresos de la Secretaría de Cultura de El Salvador. ISBN 978-99923-0-054-1. 
  6. Stanislawski, Dan. Guatemala Villages of the Sixteenth Century.