Richard Hawkins

navegante y corsario inglés (1562-1622)

Richard Hawkins (conocido en español como Ricardo Achines/Aquines) (1562-Londres, 17 de abril de 1622) fue un navegante y corsario inglés, hijo único del primer matrimonio de John Hawkins con Katharine Gonson.[1]

Richard Hawkins
Richard Hawkins.jpg
Información personal
Nacimiento 1562 Ver y modificar los datos en Wikidata
Plymouth (Reino Unido) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 17 de abril de 1622 Ver y modificar los datos en Wikidata
Londres (Reino de Inglaterra) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Británica
Familia
Padre John Hawkins Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Navegante, explorador y político Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
  • Miembro del Parlamento del Reino de Inglaterra
  • Member of the 1604-11 Parliament por Plymouth Ver y modificar los datos en Wikidata
Rango Almirante Ver y modificar los datos en Wikidata

Desde su niñez estuvo familiarizado con la navegación y el mar y en 1582 acompañó a su tío, William Hawkins, a las Indias Occidentales.

Fue el primer corsario que se conoce que visitó las islas Galápagos (Ecuador). En 1585 fue capitán de un galeón en la expedición de Francis Drake a las colonias españolas en América Central y del Sur; en 1588 participó en la batalla contra la Armada Invencible española al mando del Swallow; en 1590, sirvió con su padre en una expedición a las costas de Portugal que tenía por misión capturar la flota de Indias, pero hubieron de volver a Inglaterra sin haber establecido contacto con esta.

En 1593 compró el Dainty (La Linda), construido originalmente por su padre y usado en sus expediciones a las colonias españolas: las indias occidentales y los mares del sur. Tenía seguramente como objetivo asaltar las colonias del rey de España en América. Aunque Hawkins sostiene, sin embargo, en un escrito realizado treinta años después del viaje, que su interés durante la expedición era puramente el descubrimiento geográfico. La corona Española consideraba como un pirata a cualquier navegante que penetraba al Pacífico, y había ordenado a las autoridades locales tratarlos como si lo fueran... Después de visitar la costa de Brasil, donde hizo algunas presas, el Dainty de Hawkins cruzó el Estrecho de Magallanes en junio de 1594, un año después de dejar Plymouth. Poco después, alcanzó Valparaíso, donde se apoderó de cuatro barcos que estaban en la rada, y de otro quinto que arribó desde Valdivia. Enterado del suceso, el Virrey del Perú García Hurtado de Mendoza IV Marqués de Cañete, armó una escuadra de cinco navíos, donde se embarcaron 500 hombres de guerra en tres navíos, que entregó al mando de D. Beltrán de Castro y de la Cueva, su cuñado. Muchos jóvenes distinguidos de Lima se alistaron en esta escuadra. Este jefe, al parecer encontró al pirata en la altura de bahía de San Mateo, en la costa de Ecuador, donde el Dainty fue atacado por la flota española. Hawkins estaba en gran desventaja, pero se defendió con gran coraje. Al final, cuando se encontraba herido gravemente, con muchos de sus hombres muertos y el Dainty seriamente averiado, se rindió bajo la promesa de Beltrán de Castro de un salvoconducto fuera del país para él y sus hombres. No obstante la promesa del comandante español Beltrán de Castro, puesto preso por la Inquisición y sometido a juicio, fue arrestado y trasladado para declarar ante la Real Audiencia de Lima. La Audiencia concluyó, según las Leyes de Indias (Libro III, título XIII "De los corsarios y piratas"), el enemigo que viola la inmunidad de los mares, debía ser condenado a la pena ordinaria. Dado que el condenado apeló al Real y Supremo Consejo de Indias y Beltrán de Castro insistió al virrey en hacer cumplir la palabra empeñada al corsario, Hawkins fue enviado a España en 1597, primero a Sevilla y luego a Madrid. Al hacer valer sus excepciones ante el Consejo de Indias, en las que evidentemente tuvieron peso y valor la palabra del capitán Beltrán de Castro y de la Cueva, fue puesto en libertad y retornó a Inglaterra en 1602.

En 1603 fue nombrado caballero y en 1604 se convirtió en congresista, por Plymouth, y vicealmirante de Devon. En 1621, fue nombrado vicealmirante, bajo órdenes de sir Robert Mansell, en una flota enviada al Mediterráneo para someter a los corsarios argelinos.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar