Abrir menú principal
La circular de Valúev (en:Valuev Circular), promulgada por el ministro del Interior del Imperio ruso, afirmando que el idioma ucraniano "nunca existió, no existe, y no puede existir."

La rusificación de Ucrania fue un cuerpo de leyes, decretos y otras acciones llevadas a cabo, primero por las autoridades imperiales rusas y después por las soviéticas, para fortalecer la posición rusa en los ámbitos nacional, político y lingüístico, en Ucrania. La rusificación se ha visto como parte de una política de genocidio relacionada con la hambruna Holodomor por Raphael Lemkin y otras fuentes.[1][2][3]

Índice

HistoriaEditar

Imperio rusoEditar

En 1720 el zar Pedro I de Rusia promulgó un decreto en el cual ordenaba la depuración de todos los elementos lingüísticos ucranianos en la literatura teológica impresa en los establecimientos tipográficos ucranianos.[4]​ Más tarde la emperatriz Catalina II de Rusia envió una orden secreta al knyaz Aleksandr Alekséievich Vyázemski (Fiscal General del Imperio ruso desde 1764 hasta 1792) en la cual le conminaba a instituir un programa de rusificación para las provincias de Ucrania ("Malorossia", o "Pequeña Rusia"), Livonia y Finlandia, "empleando métodos de mano blanda".[5]​ En la opinión de Vladímir Vernadski, Moscú ya había definido, para el siglo XVII, una política a largo plazo de absorción de Ucrania y la liquidación de las bases de su vida cultural local.[6]​ En 1862, todas las escuelas dominicales ucranianas, que ascendían a más de 100 en esa época, fueron abolidas y proscritas. En 1863, el ministro del Interior Piotr Valúev promulgó la llamada Circular de Valúev, en la cual afirmó que el idioma ucraniano nunca existió, no existe y no puede existir.[7]​ En 1876, el zar Alejandro II de Rusia promulgó el Ukaz de Ems, un decreto secreto prohibiendo el uso del idioma ucraniano en la impresión de documentos, con la excepción de la reimpresión de documentos antiguos.

Período soviéticoEditar

Después de la Primera Guerra Mundial, la cultura ucraniana fue revivida gracias la política bolchevique de korenización ("indigenización"). Si bien esta política estaba diseñada para reforzar el poder de los cuadros locales del Partido, también estaba reñida con el concepto de un pueblo soviético con una herencia rusa compartida. Durante el mandato de Stalin, la "korenización" fue relegada a un segundo plano frente a la idea de una Unión Soviética unida, donde la competición entre las distintas culturas nacionales ya no se toleraba, y el idioma ruso se convirtió cada vez más en el único idioma oficial del comunismo soviético.[8]

 
La caricatura de Vídsich representa al rusohablante increpando a la muchacha ucrainófona por discriminarlo.[9]

Las políticas soviéticas de colectivización de las granjas agrícolas e introducción de la industrialización trajeron consigo una amplia campaña contra las "desviaciones nacionalistas," lo que en Ucrania se tradujo en el final de la política de "korenización" y en un asalto contra la élite política y cultural. La primera oleada de purgas, que tuvo lugar entre 1929 y 1934, tuvo como objetivo la generación revolucionaria del Partido, que en Ucrania incluía muchos partidarios de la ucranianización. Las autoridades soviéticas apuntaron específicamente al comisario de Educación en Ucrania, Mykola Skrýpnyk, por promover unas reformas del idioma ucraniano que eran vistas como peligrosas y contrarrevolucionarias; Skrýpnyk se suicidó en 1933. La siguiente oleada de purgas políticas, la cual tuvo lugar entre 1936 y 1938 eliminó a gran parte de la nueva generación de políticos que habían reemplazado a quienes perecieron en la primera oleada. Las purgas redujeron a la mitad el número de miembros del Partido Comunista Ucraniano, y los mandos políticos ucranianos purgados fueron reemplazados en su mayor parte por los cuadros enviados desde Rusia, que también sufrieron muchas "rotaciones" debido a las purgas de Stalin.[10]

Durante la Segunda Guerra Mundial, la rusificación se vio interrumpida brevemente cuando las fuerzas del Eje ocuparon grandes zonas de Ucrania. Sin embargo, la rusificación de las zonas de Ucrania ocupadas por los soviéticos se intensificó en 1938 bajo las órdenes de Nikita Jruschov, entonces secretario del Partido Comunista Ucraniano. Tras el final de la guerra, Ucrania occidental fue reabsorbida por la Unión Soviética, y la mayoría de los intelectuales ucranianos prominentes que vivían allí fueron purgados o deportados a Siberia. Leonid Brézhnev continuó la política de rusificación de Jruschov en la Ucrania de posguerra.[11]

 
Manifestación de reivindicación de la enseñanza en ucraniano. El cartel reza "¡Escuela ucraniana para niños ucranianos!"

En los años 60, el idioma ucraniano empezó a ser usado más amplia y frecuentemente a pesar de esta política. En respuesta a ello, las autoridades soviéticas centraron su atención en la implementación de la educación básica en ruso. Tras 1980, las clases en idioma ruso fueron instituidas a partir de la educación primaria.[12]​ En 1990, el ruso se convirtió legalmente en el idioma oficial de toda la Unión Soviética, con sus repúblicas constituyentes teniendo el derecho a declarar sus propios idiomas oficiales.[13][14]

ConsecuenciasEditar

La política de rusificación fue más intensa en Ucrania que en otras partes de la Unión Soviética, por lo que este país contiene ahora el grupo más grande de rusófonos que no son rusos étnicos: en 2009 había en torno a 5,5 millones de ucranianos cuya lengua materna era el ruso. Los hablantes de ruso son más numerosos en la mitad sudoriental del país, mientras que tanto el ruso como el ucraniano son usados por igual en el centro, y el ucraniano es la lengua dominante en el oeste.[15]​ Algunos de estos "ucranianos rusificados" hablan ruso, mientras que otros hablan una mezcla de ucraniano y ruso conocida como "súrzhyk"; muchos de ellos también tienen cierto dominio del idioma ucraniano. Las estimaciones de su prevalencia en el país varían, pero según distintos estudios, los "ucranianos rusificados" constituyen entre un tercio y la mitad de la población total de Ucrania.[16]

En la Ucrania postsoviéticaEditar

 
Rusos étnicos por regiones de Ucrania (censo de 2001)
 
Habitantes con el ruso como lengua materna por regiones de Ucrania (censo de 2001)

Después de la independencia (1991-2012)Editar

En la Ucrania postsoviética, el ucraniano sigue siendo el único idioma oficial en el país; sin embargo, en 2012, el presidente Víktor Yanukóvich introdujo un proyecto de ley reconociendo "lenguas regionales", en virtud del cual el idioma ruso en particular podría ser usado oficialmente en las zonas predominantemente rusófonas de Ucrania, en escuelas, tribunales e instituciones gubernamentales. Mientras que el proyecto de ley fue apoyado por los ucranianos en las regiones del este y el sur del país, esta legislación generó protestas en Kiev, donde los representantes de los partidos de la oposición argumentaron que esta ley dividiría aún más al país entre sus partes ucranianoparlantes y rusoparlantes, y haría del ruso un idioma oficial de facto allí.[17]

La televisión y otros medios de comunicación en Ucrania trabajan en ambos idiomas.[18]​ En Ucrania (y, en menor medida, Kazajistán) ha habido intentos de hacer de sus idiomas oficiales los principales idiomas en los medios de comunicación y la prensa (lo cual se conoce como desrusificación en esos países), cuyo éxito ha sido limitado.[cita requerida]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. https://www.unian.info/m/society/151527-excerpts-from-soviet-genocide-in-ukraine.html
  2. Mace, J. E. (1986) "The man-made famine of 1933 in Soviet Ukraine," p 12; in R. Serbyn and B. Krawchenko, eds, Famine in Ukraine in 1932-1933 (Edmonton: Canadian Institute of Ukrainian Studies, University of Alberta).
  3. Lubomyr Y. Luciuk; Lisa Grekul (2008). Holodomor: reflections on the Great Famine of 1932-1933 in Soviet Ukraine. Kashtan Press. ISBN 978-1-896354-33-0.
  4. Бандурка О. М. 350 років мого життя. Харків, 2001 р. "Его Императорскому Величеству известно учинилось, что в Киевской и Черниговской типографиях книги печатают несогласно с великороссийскими, но со многою противностью к Восточной Церкви…вновь книг никаких, кроме церковных крещенных изданий, не печатать. А церковныя старыя книги, для совершенного согласия с великороссийскими, с такими же церковными книгами справливать прежде печати с теми великоросскими дабы никакой разны и особаго наречия в оных не было…
  5. En ruso: "Малая Россия, Лифляндия, Финляндия суть провинции, которыя правятся конфирмованными им привилегиями, нарушать ония отрешением всех вдруг весьма непристойно б было… Сии провинции, также и Смоленскую, надлежит легчайшими способами привести к тому, чтобы они обрусели и перестали бы глядеть как волки в лесу." Лизанчук В. Навічно кайдани кували. Львів, 1995 р. С.57, 60).
  6. Владимир Вернадский «Украинский вопрос и российская общественность»
  7. «нет, не было и быть не может».Circular de Valúev.
  8. Marie-Janine Calic; Dietmar Neutatz; Julia Obertreis (2011). The Crisis of Socialist Modernity: The Soviet Union and Yugoslavia in the 1970s. Vandenhoeck & Ruprecht. pp. 163-4. ISBN 978-3-525-31042-7. 
  9. La palabra 'idioma' en ruso (язык, yazyk) es del género masculino, mientras en ucraniano (мова, mova) es del género femenino.
  10. Paul Robert Magocsi (18 de junio de 2010). History of Ukraine - 2nd, Revised Edition: The Land and Its Peoples. University of Toronto Press. pp. 496-7. ISBN 978-1-4426-9879-6. 
  11. Rodric Braithwaite (2002). Across the Moscow River: The World Turned Upside Down. Yale University Press. p. 168. ISBN 978-0-300-09496-1. 
  12. Borys Lewytzkyj (1 de enero de 1984). Politics and Society in Soviet Ukraine, 1953-1980. CIUS Press. p. 205. ISBN 978-0-920862-33-9. 
  13. Language Policy in the Soviet Union by L.A. Grenoble
  14. ЗАКОН СССР ОТ 24.04.1990 О ЯЗЫКАХ НАРОДОВ СССР
  15. Juliane Besters-Dilger (2009). Language Policy and Language Situation in Ukraine: Analysis and Recommendations. Peter Lang. pp. 7-8. ISBN 978-3-631-58389-0. 
  16. Catherine Wanner (febrero de 2008). Burden of Dreams: History and Identity in Post-Soviet Ukraine. Penn State Press. p. 17. ISBN 978-0-271-03001-2. 
  17. Elder, Miriam (4 de julio de 2012). «Ukrainians protest against Russian language law». The Guardian. Consultado el 11 de noviembre de 2013. 
  18. «Ukraine divided over language row». BBC News. 22 de abril de 2005. Consultado el 23 de mayo de 2010. 

Enlaces exterioresEditar