Sabana

ecosistema herbáceo con pocos árboles y plantas

La sabana es un bioma caracterizado por un estrato arbóreo-arbustivo en que su dosel arbóreo tiene una escasa cobertura, ya sea por árboles pequeños o por tener poca densidad de ellos, que le permite un estrato herbáceo continuo y generalmente alto. Combina características del bosque y del pastizal.[1][2][3]​ Normalmente, las sabanas son zonas secas de transición entre selvas y semidesiertos. Las sabanas se encuentran ubicadas en zonas tropicales y subtropicales, sobre todo con climas tropicales secos; aunque en ocasiones también se incluyen ecosistemas templados similares bajo esta denominación.[4][5]

Sabana
Tipos principales de hábitat del WWF
(Bioma 07: Sabana y matorral tropical y subtropical)

Vista de la sabana de Tanzania
(al fondo el volcán Ol Doinyo Lengai en erupción)
Características
Ecozona (s) Neártico, Neotropical, Paleártico
Clima Tropical de sabana, tropical seco, subtropical subhúmedo
Tipo de vegetación Herbazales con arbustos y árboles
Subtipos Sabanas herbácea, arbustiva, arbolada, espinosa e inundada
Latitudes Intertropicales
Localización
Continente (s) América, África, Asia y Oceanía.
Otros datos
Distribución global de las praderas tropicales y subtropicales (Sabanas).
Distribución global de las praderas tropicales y subtropicales (Sabanas).
Ecorregiones en la red Global 200
(86) Sabanas de acacias del Cuerno de África
(87) Sabanas de acacias del África oriental
(88) Sabanas arboladas del Miombo central y oriental
(89) Sabanas sudanesas
(90) Sabanas del norte de Australia y Trans-Fly
(91) Sabanas y pastizales del Terai-Duar
(92) Sabanas de los llanos
(93) Bosques y sabanas del Cerrado
Ecorregiones de sabana
Panorámica de la Gran Sabana, Venezuela, mostrando la vegetación de sabana en los interfluvios y la vegetación predominante de palmas (moriche, especialmente), en las partes bajas, que conservan la humedad más tiempo (selva de galería).

Las sabanas mantienen un dosel abierto a pesar de una alta densidad de árboles.[6]​ A menudo se cree que las sabanas presentan árboles muy espaciados y dispersos. Sin embargo, en muchas sabanas, las densidades de árboles son más altas y los árboles están más regularmente espaciados que en los bosques.[7][8][9][10]​ Los tipos de sabana sudamericana cerrado sensu stricto y cerrado denso suelen tener densidades de árboles similares o superiores a las encontradas en los bosques tropicales sudamericanos,[7][9][10]​ con sabanas que van de 800 a 3300 árboles por hectárea (árboles/ha) y bosques adyacentes con 800-2000  árboles/ha. Del mismo modo, la sabana guineana tiene 129 árboles/ha, frente a los 103 del bosque de ribera,[8]​ mientras que los bosques esclerófilos del este de Australia tienen densidades medias de árboles de aproximadamente 100 por hectárea, comparables a las sabanas de la misma región.[11]​.

Las sabanas también se caracterizan por la disponibilidad estacional de agua, con la mayoría de las precipitaciones confinadas a una estación; están asociadas a varios tipos de biomas, y con frecuencia se encuentran en una zona de transición entre bosque y desierto o pastizal, aunque mayoritariamente son una transición entre desierto y bosque.[12]​ La sabana cubre aproximadamente el 20% de la Superficie terrestre.[13]​ A diferencia de las praderas de Norteamérica y las estepas de Eurasia, que presentarían inviernos fríos, las sabanas se localizan mayoritariamente en zonas de climas cálidos a calurosos, como las de África, Australia, Tailandia, Sudamérica e India.[14]

Distribución editar

 
Un bosque de sabana en el norte de Australia que muestra el espaciado regular entre árboles característico de algunas sabanas.

Muchos paisajes herbáceos y comunidades mixtas de árboles, arbustos y hierbas se describían como sabanas antes de mediados del siglo XIX, cuando se estableció el concepto de clima tropical de sabana. El sistema de clasificación climática de Köppen estaba fuertemente influenciado por los efectos de la temperatura y las precipitaciones sobre el crecimiento de los árboles, y sus suposiciones excesivamente simplificadas dieron lugar a un concepto de clasificación de sabana tropical que hizo que se considerara como una formación de "clímax climático". El significado de uso común para describir la vegetación entra ahora en conflicto con el significado simplificado pero generalizado del concepto climático. La divergencia ha provocado en ocasiones que zonas como las extensas sabanas al norte y al sur del Congo y del río Amazonas queden excluidas de las categorías de sabana cartografiadas.[15]

En diferentes partes de Norteamérica, la palabra "sabana" se ha utilizado indistintamente con barrens, pradera, glade y "apertura de robles".[16]​ Diferentes autores han definido los límites inferiores de la cobertura arbórea de la sabana como el 5-10% y los límites superiores oscilan entre el 25-80% de un área. Dos factores comunes a todos los ambientes de sabana son las variaciones en las precipitaciones de un año a otro y la estación seca los incendios forestales. incendios forestales.[cita requerida] En América, por ejemplo en Belice, América Central, la vegetación de sabana es similar desde México a América del Sur y al Caribe.[17]​ La distinción entre bosque y sabana es vaga y, por lo tanto, ambos pueden combinarse en un único bioma, ya que tanto los bosques como las sabanas presentan árboles de copa abierta con copas que no suelen entrelazarse (formando en su mayoría un 25-60% de cobertura).[18]

En muchas grandes áreas tropicales, el bioma dominante (bosque, sabana o pastizal) no puede predecirse únicamente por el clima, ya que los acontecimientos históricos también desempeñan un papel clave, por ejemplo, la actividad de los incendios.[19]​ En algunas zonas, de hecho, es posible que existan múltiples biomas estables.[20]​ Las precipitaciones anuales oscilan entre 500 mm (19,69 plg) y 1270 mm (50 plg) al año, siendo más frecuentes en seis u ocho meses del año, seguidos de un periodo de sequía. En ocasiones, las sabanas pueden clasificarse como bosques.[14]

En geomorfología climática se ha observado que muchas sabanas se dan en zonas de pediplanos e inselbergs.[21]​ Se ha postulado que la incisión fluvial no es prominente, sino que los ríos en paisajes de sabana se erosionan más por migración lateral.[21]​ La inundación y el lavado de láminas asociado se han propuesto como procesos de erosión dominantes en las llanuras de sabana.[21]

Zona intertropical editar

Se caracterizan por un clima con dos estaciones contrastadas en cuestión de precipitaciones, con un periodo seco acusado, y con diferencias interanuales en temperaturas menores. Entre los ejemplos más representativos se encuentra la del Serengueti que está ubicado en Tanzania y los Llanos colombo-venezolanos.

Se localiza de los 10° a 30° de latitud N y S. Se conoce también como pampas, prados, pastizal, chaparral o llanura. Su clima es cálido y con temperaturas de 20 °C a 30 °C. Las lluvias son estacionales, de unos 5 a 6 meses en promedio para la época de sequía y el resto de lluvias. El suelo es de color rojizo, rico en hierro, el relieve es plano, en época de lluvia se forman pantanos. En la República Mexicana se localiza en la costa del Pacífico, desde Sinaloa hasta Estados Unidos.

Zonas montañosas editar

Se encuentran a altitudes elevadas (zonas alpinas y subalpinas) en diferentes regiones del planeta. Se caracterizan por haber evolucionado como islas, aisladas por las especiales condiciones climáticas y, frecuentemente, albergan muchas especies endémicas. Las plantas características de este hábitat muestran adaptaciones tales como estructuras en roseta, superficies cerosas y hojas pubescentes.

La sabana de Bogotá, ubicada a una altitud promedio de 2550 metros (8370 pies) en el Altiplano Cundiboyacense, Cordillera Oriental de los Andes , es un ejemplo de sabana montana.[22][23]​ Las sabanas de la ecorregión de bosques y la Sabana del Gran Escarpe de Angola son un ejemplo de menor altitud, hasta 1000 metros (3300 pies).[24]​ Otros ejemplos incluyen los bosques montañosos de Al Hajar y la parte sur de la Estepa montana del este de Anatolia .

Vegetación editar

  • Herbáceas: Gramíneas de los géneros Aristida; Andropogon, típico de América; Triodia y Astrebla, típicos de Australia. Estas herbáceas en ciertas ocasiones rozan los 3 m, muchas veces por su tamaño pueden ser confundidas con estepas (pseudoestepas), especialmente entre sabanas y desierto. Las gramíneas tienen xeromorfía con aparato vegetativo en haces densos y rizomas de crecimiento activo, enraizamiento denso y semillas abundantes.
  • Arbustiva: Diversos; sin vegetación emergentes de las hierbas "campos de amazonia". Con árboles y arbustos diseminados "campos cerrados"; con árboles abundantes "bosques claros". Frecuentemente, especialmente en América del Sur, con morichales en las selvas de galería.
  • Arbóreo: Distintas especies de los géneros Acacia, Albizia, Prosopis, etc.
  • Características: Enraizamiento potente y profundo; hojas caducas en estación seca; Troncos bajos y tortuosos; Coronas escalonadas; Corteza fuerte protectora de fuego; Hojas grandes coriáceas.

Ecología editar

Las sabanas de América tropical comprenden árboles de hoja ancha como Curatella, Byrsonima y Bowdichia, con gramíneas como Leersia y Paspalum. El pariente del frijol Prosopis es común en las sabanas argentinas. En las sabanas de África oriental, Acacia, Combretum, baobabs, Borassus y Euphorbia son géneros vegetales comunes. Las sabanas más secas presentan arbustos espinosos y gramíneas, como Andropogon, Hyparrhenia y Themeda. Las sabanas más húmedas incluyen árboles del tipo Brachystegia y Pennisetum purpureum, y hierba del tipo elefante. Los árboles de la sabana de África occidental consisten en Anogeissus, Combretum y Strychnos. Las sabanas indias son en su mayoría desarboladas, pero las reservadas presentan Acacia, Mimosa y Zizyphus sobre una cubierta herbácea compuesta por Sehima y Dichanthium. En la sabana australiana abunda la vegetación esclerófila siempre verde, que incluye el eucalipto, así como Acacia, Bauhinia, Pandanus con gramíneas como Heteropogon y hierba canguro (Themeda).[25]

Los animales de la sabana africana suelen ser la jirafa, el elefante, el búfalo, la cebra, el gnú, el hipopótamo, el rinoceronte y el antílope, que dependen de la hierba o del follaje de los árboles para sobrevivir. En la sabana australiana predominan los mamíferos de la familia Macropodidae, como los canguros y los wallabies, aunque el ganado vacuno, los caballos, los camellos, los burros y el búfalo de agua asiático, entre otros, han sido introducidos por el hombre.[25]

Etimología de la palabra sabana editar

La palabra deriva del español sabana, que a su vez es un préstamo del idioma taíno, que significa "pastizal sin árboles" en las llamadas antiguamente Indias Occidentales por los europeos.[18][26]​ La letra b en español, cuando se sitúa en medio de una palabra, se pronuncia casi como una v inglesa; de ahí el cambio de grafema al transcribirla al inglés.[27]

Pedro Mártir d'Anghiera lo reportó como el nombre local de la llanura (que llaman zauana[28]​) alrededor de Comagre, la corte del cacique Carlos en la actual Panamá. Los relatos son inexactos,[29][28]​, pero suele situarse en la actual Madugandí[30]​ o en puntos de la cercana costa de Guna Yala frente a Ustupo[31]​ o en Punta Mosquitos.[32]​, zonas hoy dedicadas al cultivo moderno u ocupadas por la selva.[33]

Véase también editar

Referencias editar

  1. Anderson, Roger A., Fralish, James S. and Baskin, Jerry M. editors.1999. Savannas, Barrens, and Rock Outcrop Plant Communities of North America. Cambridge University Press.
  2. McPherson, G. R. (1997). Ecology and management of North American Savannas. Tucson, AZ: University of Arizona Press.
  3. Werner, Patricia A.; B. H. Walker; P. A Stott (1991). «Introduction». En Patricia A. Werner, ed. Savanna Ecology and Management: Australian Perspectives and Intercontinental Comparisons. Oxford: Blackwell Publishing. ISBN 978-0-632-03199-3. 
  4. Definición de sabana
  5. Real Academia Española. «sabana». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  6. Alexandro Solórzano, Jeanine Maria Felfili 2008 "Comparative analysis of the international terminaoolgy for cerrado" IX Symposio Nacional Cerrado 13 a 17 de outubro de 2008 Parlamundi Barsilia, DF
  7. a b Manoel Cláudio da Silva Jánior, Christopher William Fagg, Maria Cristina Felfili, Paulo Ernane Nogueira, Alba Valéria Rezende, and Jeanine Maria Felfili 2006 "Chapter 4. Phytogeography of the Cerrado of the Nature. Phytogeography of Cerrado Sensu Stricto and Land System Zoning in Central Brazil" en "Neotropical Savannas and Seasonally Dry Forests: Plant Diversity, Biogeography, and Conservation" R. Toby Pennington, James A. Ratter (eds) 2006 CRC Press
  8. a b Abdullahi Jibrin 2013 "A Study of Variation in Physiognomic Characteristics of Guinea Savanna Vegetation" Environment and Natural Resources Research 3:2
  9. a b Erika L. Geiger, Sybil G. Gotsch, Gabriel Damasco, M. Haridasan, Augusto C. Franco & William A. Hoffmann 2011 "Distinct roles of savanna and forest tree species in regeneration under fire suppression in a Brazilian savanna" Journal of Vegetation Science 22
  10. a b Scholz, Fabian G.; Bucci, Sandra J.; Goldstein, Guillermo; Meinzer, Frederick C.; Franco, Augusto C.; Salazar, Ana. 2008 "Plant- and stand-level variation in biophysical and physiological traits along tree density gradients in the Cerrado", Brazilian Journal of Plant Physiology
  11. Tait, L 2010, Structure and dynamics of grazed woodlands in North-eastern Australia, Master of Applied Science Thesis, Central Queensland University, Faculty of Science, Engineering and Health, Rockhampton.
  12. «Sabana». Pregunte a un biólogo. 25 de mayo de 2014. Consultado el 31 de agosto de 2022. 
  13. Sankaran, Mahesh; Hanan, Niall P.; Scholes, Robert J.; Ratnam, Jayashree; Augustine, David J.; Cade, Brian S.; Gignoux, Jacques; Higgins, Steven I. et al. (Diciembre 2005). «Determinantes de la cubierta leñosa en las sabanas africanas». Nature (en inglés) 438 (7069): 846-849. Bibcode:..846S 2005Natur.438 ..846S. ISSN 0028-0836. PMID 16341012. S2CID 4344778. 
  14. a b «El bioma de los pastizales». UCMP. Consultado el 31 de agosto de 2022. 
  15. David R. Harris, ed. (1980). Ecología humana en entornos de sabana. Londres: Academic Press. pp. 3, 5-9,12,271-278,297-298. ISBN 978-0-12-326550-0. 
  16. Roger C. Anderson; James S. Fralish; Jerry M. Baskin, eds. (1999). Savannas, Barrens, and Rock Outcrop Plant Communities of North America. Cambridge University Press. p. 157. ISBN 978-0-521-57322-1. 
  17. David L. Lentz, ed. (2000). Equilibrio perfecto: transformaciones del paisaje en la América precolombina. New York City: Columbia University Press. pp. 73-74. ISBN 978-0-231-11157-7. 
  18. a b SABANA ARBOLADA Wrangle - EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE EN LA RANGELANDIA MUNDIAL. 2022 Arizona Board of Regents. Recuperado el 17 de septiembre de 2022. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; el nombre «wrangle» está definido varias veces con contenidos diferentes
  19. Moncrieff, G. R., Scheiter, S., Langan, L., Trabucco, A., Higgins, S. I. (2016). La futura distribución del bioma de sabana: contingencia basada en modelos y biogeográfica, Philos. T. R. Soc. B, 371, 2015.0311, 2016. link.
  20. Staver, A.C., Archibald, S., Levin, S.A. (2011). The global extent and determinants of savanna and forest as alternative biome states. Science 334, 230-232. link.
  21. a b c Cotton, C.A. (1961). «La teoría de la plantación de sabanas». Geografía 46 (2): 89-101. JSTOR 40565228. 
  22. Calvachi Zambrano, Byron (2002). «La biodiversidad bogotana». Revista la Tadeo (Universidad Jorge Tadeo Lozano) 67: 89-98. Consultado el 4 de marzo de 2017. 
  23. Pérez Preciado, Alfonso (2000). La estructura ecológica principal de la Sabana de Bogotá. Sociedad Geográfica de Colombia. pp. 1-37. Consultado el 4 de marzo de 2017. 
  24. Angolan Scarp savanna and woodlands
  25. a b Smith, Jeremy M.B.. "savanna". Encyclopedia Britannica, 5 Sep. 2016, https://www.britannica.com/science/savanna/Environment. Accessed 17 September 2022.
  26. ASALE, RAE-; RAE. «sabana – Diccionario de la lengua española». «Diccionario de la lengua española» – Edición del Tricentenario. Consultado el 18 de noviembre de 2019. 
  27. B. A., Seattle Pacific University. «Cómo pronunciar la B y la V en español». ThoughtCo. Consultado el 29 de agosto de 2021. 
  28. a b D'Anghiera, Peter Martyr. De Orbe Novo Decades. Cum Ejusdem Legatione Babylonica. [The Decades of the New World. With the Babylonian Legation.] Arnao Guillén de Brocar (Alcala), 1516 en latín. Traducción al ingles de Richard Eden en The decades of the newe worlde or west India conteynyng the nauigations and conquestes of the Spanyardes with the particular description of the moste ryche and large landes and Ilands lately founde in the west Ocean perteynyng to the inheritaunce of the kinges of Spayne, Book III, §3. William Powell (London), 1555.
  29. Eden (1555), Book III, §6.
  30. Bancroft, Hubert H. (1882). «History of Central America. 1501–1530». San Francisco: A.L. Bancroft & Co. p. LXXIV. 
  31. Bancroft (1882), p. 362.
  32. Bancroft (1882), p. 347.
  33. NASA. "[earthobservatory.nasa.gov/Experiments/ICE/panama/Images/igbp_panama2000289_lg.gif Land Cover Classification]" from Earth Observatory. The Image Composite Explorer. Exercise 4: Vegetation Vital Signs. Accessed 1 August 2014.

Enlaces externos editar