Abrir menú principal

Sink the Bismarck!

película de 1960 dirigida por Lewis Gilbert

Sink the Bismarck! (¡Hundan al Bismarck! en Hispanoamérica, o ¡Hundid el Bismarck! en España) es un film del género bélico y heroico de 1960, dirigido por Lewis Gilbert de corte histórico basado en las operaciones e inteligencia británicas destinadas a hundir al acorazado Bismarck en 1941.

SinopsisEditar

En mayo de 1941 el capitán de navío Jonathan Shepard (Kenneth More) asume el mando de las Operaciones Navales británicas en Londres. Al ingresar impone un régimen marcial a sus subordinados debido a la relajación de las normas que deben predominar en tan importante servicio de inteligencia. Se le asigna como ayudante a la bella teniente Anne Davis (Dana Wynter), con la que establece cierto discreto vínculo romántico mientras se desarrollan paralelamente las actividades militares.

Shepard es puesto al tanto de que el acorazado Bismarck ha zarpado de Gydnia y coloca a su agente en Noruega para que esté alerta al paso de las unidades alemanas. Tanto el Bismarck como el crucero pesado  Prinz Eugen son detectados en Christianssen, Noruega, y el agente envía la información justo antes de ser eliminado por los alemanes.

Al saber que el almirante de la escuadra enemiga es Günther Lütjens, Shepard decide tomarse la operación como algo personal porque este hundió su barco durante el transcurso de la Operación Berlín. Además, Shepard tiene un hijo que es piloto de Swordfish en el portaaviones HMS Ark Royal.

En la escuadra alemana, Günther Lujens (Karel Stepanek) inicia la operación saliendo al Atlántico por el estrecho de Dinamarca donde se enfrenta al Hood, hundiéndole.[1]​ Shepard organiza la persecución del Bismarck movilizando la mayor cantidad posible de navíos británicos, mientras paralelamente se inicia un acercamiento personal entre Shepard y la teniente Davis. El Bismarck es alcanzado y destruido. Shepard entonces realiza una apertura a su vida sentimental invitando a Davis a una cena.

Aspectos destacables del filmEditar

  • Los efectos especiales exhibidos son notables si se considera los medios y época en que se produjo el film.
  • La trama es inteligente y simple llevando confiriendo al espectador un paso a paso en el drama humano y bélico que involucra la historia.

Imprecisiones históricasEditar

  • Se menciona que el centro británico de operaciones está a 300 m de profundidad, en la época no era posible construir a tanta profundidad.
  • En el film, por el lado alemán; Günther Lütjens se muestra en todo momento cordial, cercano y amistoso con el capitán Ernst Lindemann; cuando en la realidad ambos se detestaron mutuamente desde el inicio de la operación Rhienübung hasta el final mismo del Bismarck..
  • El HMS Hood (51) mostrado en el film como maqueta, se presenta con los manteletes abiertos y no cerrados, una configuración anterior a la modernización de 1940.
  • El HMS Hood (51), es tocado a la tercera salva y vuela completamente, en la realidad es tocado a la sexta salva y se parte en dos.
  • Los Swordfish son repelidos por cañones POM-POM ingleses en vez de los cañones alemanes de 20 mm, Flak 30.
  • El torpedo que inmoviliza los timones del Bismarck es disparado tangencialmente desde el costado de babor de Bismarck; cuando en la realidad el torpedo fue lanzado por la banda contraria y a popa del mismo.
  • Al menos dos Swordfish son abatidos en el film; en la realidad ninguno de ellos fue derribado por la defensa antiaérea alemana.
  • En el film, un destructor británico es destruido de una sola andanada; en la realidad no se perdió ningún destructor en la última noche del Bismarck.
  • En el film, es el HMS King George V quien cañonea al Bismarck hasta su destrucción, en la realidad, fueron el HMS Rodney, y otros mas, incluyendo el mencionado.
  • El Bismarck se hunde a estribor, cuando en realidad se hundió a babor.

ReferenciasEditar