Abrir menú principal

Netflix

multinacional estadounidense de entretenimiento, centrada en el streaming.

Netflix, Inc. es una empresa de entretenimiento estadounidense cuyo servicio principal es la distribución de contenidos audiovisuales a través de una plataforma en línea o servicio de VOD (video bajo demanda, por sus siglas en inglés) por streaming. Ubicada en Los Gatos, en California, la compañía se fundó en 1997 y comenzó con un servicio de alquiler de DVD a través del correo postal un año después.[2]

Netflix, Inc.
Netflix 2015 logo.svg
Netflix headquarters.jpg
Tipo Empresa de capital abierto
Símbolo bursátil NASDAQ: NFLX
ISIN US64110L1061
Industria Informática
Software
Streaming
Alquiler de películas
Forma legal empresa de capital abierto
Fundación 29 de agosto de 1997
Fundador(es) Reed Hastings, cofundador y director ejecutivo
Sede Los Gatos, California
100 Winchester Circle
Área de operación A nivel mundial, a excepción de China (aunque está disponible en las regiones administrativas especiales), Crimea, Corea del Norte y Siria
Administración Reed Hastings
Productos Netflix recommender system
streaming
Servicios Streaming
DVD
Blu-ray
Alquiler de películas
Ingresos Crecimiento 7000 millones $ (FY 2018)[1]
Beneficio de explotación Crecimiento 402 millones $ (FY 2014)[1]
Beneficio neto Crecimiento 373,4 millones $ (FY 2017)[1]
Activos Crecimiento 7056 millones $ (2014)[1]
Capital social Crecimiento 1850 millones $ (FY 2014)[1]
Propietario Capital Group Companies, BlackRock, Vanguard Group, Morgan Stanley y Reed Hastings
Empleados 3200 (FY 2015)[1]
Miembro de Alliance for Open Media, Fundación Linux y World Wide Web Consortium
Coordenadas 37°15′42″N 121°57′43″O / 37.2618, -121.962
Sitio web http://www.netflix.com

En el año 2000, aún con la alquiler de DVD como único servicio, Netflix introdujo un sistema de recomendación personalizado, el cual se basaba en la calificación de una a cinco estrellas que sus clientes hacían de los materiales que alquilaban a través de su sitio por internet. La mejora continua de este sistema -que en 2017 sería cambiado por uno de "pulgar arriba" / "pulgar abajo"-, así como el uso de otros datos que la plataforma obtiene de sus clientes -conocido como data-mining o minería de datos-, es considerado como el principal responsable del éxito de la compañía.[3][4][5][6]

En 2007, Netflix inició su servicio de VOD en Estados Unidos, exclusivamente para ser usado a través de computadoras personales; a partir de 2008 se agregan diferentes opciones para acceder al catálogo por streaming: consolas de video juegos, televisores inteligentes, tabletas, etcétera.

El 25 de febrero de 2007 entregó su DVD número mil millones[7]​ y dos años después su catálogo físico contaba con 100 mil títulos, mientras que su clientela superaba los 10 millones de suscriptores.[8]

En 2011, la empresa inició operaciones por primera vez fuera del territorio estadounidense y canadiense, ofreciendo su catálogo por streaming en la región de América Latina y el Caribe; en 2012 llegó a algunos países de Europa y a partir de 2016 a todo el mundo con excepción de la región de Crimea, y los territorios de Corea del Norte, China y Siria.[2]

Hasta julio de 2019, la plataforma contaba con más de 151 millones de clientes alrededor del mundo, la mayoría fuera de Estados Unidos.[2]

El 16 de enero de 2014, la nominación del documental The Square a un Premio de la Academia se convirtió en la primera en la historia para una producción original de Netflix.[9][10]

Anexo:Premios y nominaciones al Óscar de Netflix

Índice

HistoriaEditar

 
Oficina central de Netflix en Los Gatos, California.

Netflix surgió en 1997 en California, Estados Unidos como una compañía de alquiler de DVD entregados por vía postal. A lo largo de su historia, la empresa ha sufrido diversas transformaciones hasta que, para el año 2019, se trata de una empresa mediática que participa en la producción audiovisual desde la concepción o adquisición del producto hasta su difusión, en este caso a través de una plataforma por internet.[2][11]

NacimientoEditar

El mito creado por la propia compañía indica que todo empezó cuando Reed Hastings alquiló la película Apolo 13, en la cadena de videoclubes Blockbuster, y al devolverla con unos días de retraso tuvo que pagar una multa de 40 dólares. Resignado, Hastings decidió crear una cadena de videoclubes sin multas ni compromisos. Sin embargo, en el libro Netflixed: the Epic Battle for America's Eyeballs, el cofundador de la empresa, Marc Randolph, relata que la idea surgió con base en el deseo de iniciar un negocio de comercio electrónico que, finalmente, elegiría al DVD como su producto.

Durante meses, Randolph y Hasting fueron depurando su idea en los recorridos que hacían camino a su trabajo en la empresa de software Pure Atria, donde el primero era director de mercadotecnia y el segundo director general. En un principio, Netflix era un videoclub virtual cuyos clientes elegían películas a través de una plataforma en línea y éstas eran entregadas mediante correo postal.

Los suscriptores hacían una selección de varios títulos del catálogo de la empresa, la cual les enviaba el primero en un sobre con el porte pagado para su regreso. Una vez que Netflix recibía de regreso la primera película, enviaba la segunda y así sucesivamente.[12]

 
Logo de Netflix usado desde 2000 hasta 2014

Durante esos primeros años y hasta aproximadamente 2002, la empresa se presentaba a sí misma como "el servicio de alquiler de DVD en línea más grande del mundo".[11]

Introducción de servicio de VODEditar

La primera gran transformación que sufrió Netflix fue al introducir su servicio de visualización vía streaming en 2007. Aunque el servicio de envío de DVD por correspondencia continuó en Estados Unidos, éste no fue incluido en sus planes de expansión internacional en 2007, cuando comenzaron operaciones en América Latina y el Caribe.[2][13][14][15]

Los primeros meses, la visualización del catálogo electrónico era accesible solo a través de computadoras. En 2008 la compañía buscó alianzas con diferentes empresas y productos para incluir una aplicación en consolas de videojuegos como X-Box de Microsoft o en diversas marcas de reproductores de Blu-ray, para que, a través de estos dispositivos, también se pudieran ver las series y películas del catálogo. Un año más tarde, la aplicación se incluyó en algunas televisiones inteligentes, y para 2010 en otros aparatos que se conectaban a internet como el Nintendo Wii, la iPad, iPhone y iPod touch de Apple.[2]

Para sacar adelante esta plataforma digital, Netflix requería ofercer una plataforma funcional en todo momento, que permitiera el visionado de una gran cantidad de personas al mismo tiempo, sin poner en riesgo la calidad de la imagen. Es así que la empresa se alía con los servicios informáticos de Amazon.[15]

El nuevo servicio de streaming pronto ganó popularidad por el acceso ilimitado, personalizado y sin publicidad que ofrecía, además de por la posibilidad de crear distintos perfiles entre las personas que compartían el código secreto de una sola cuenta, situación que Netflix no detuvo, sino que aprovechó pues significaba la obtención de más datos de distintas personas que sirvieron para "alimentar" su algoritmo y conocer mejor los gustos del público.[15]

ActualidadEditar

Luego de que en 2011 iniciara con la producción de contenido propio -que lanzaría en 2013 con House of Cards- y tras la puesta en marcha de su estudio en 2016,[15][16]​ Netflix se definía para 2018 ya como una "global internet TV network" o una cadena global de televisión por internet.[11]

En el libro de 2019 Netflix Nations. The Geography of Digital Distribution, el investigador Ramon Lobato refiere que las formas de pensar y estudiar a Netflix son muy diversas, y que no es posible concebir a esta compañía solo como una productora o distribuidor de contenidos audiovisuales (paradigma de los estudios sobre la televisión) o exclusivamente como una plataforma digital (paradigma de los nuevos medios). Así, según Lobato, algunas de las categorías o roles que cumple Netflix son: plataforma de video, distribuidor audiovisual, cadena de televisión, corporación mediática global, compañía de tecnología, sistema de software, negocio de big-data, industria cultural, estilo de vida, modo de consumo mediático y, un ritual.[11]

InfraestructuraEditar

El índice de velocidad de proveedor de servicios de Internet para Netflix se basa en datos de más de 117 millones de miembros de Netflix en todo el mundo que vieron más de 1000 millones de horas de series y películas de Netflix por mes. Las velocidades indicadas reflejan el rendimiento promedio de todas las transmisiones de Netflix en la red de cada ISP y son un indicador del rendimiento que experimentan normalmente todos los usuarios de red de un ISP. Por lo general, una red más rápida implica una mejor calidad de imagen, tiempos de inicio más veloces y menos interrupciones.

El rendimiento promedio está por debajo del rendimiento máximo. Esto se debe a muchos factores, por ejemplo, la variedad de codificaciones que usa Netflix para transmitir series y películas, además de la variedad de dispositivos que usan los miembros y el estado de las redes domésticas. Estos factores se anulan en la comparación entre ISP.

A partir de febrero de 2016, Netflix utiliza exclusivamente servidores en la nube, culminándose un proceso de migración iniciado en 2008. Sus servidores están situados en la red AWS de Amazon.com. Esto permite ofrecer a sus clientes una tasa de disponibilidad de 99,99%. Las aplicaciones han evolucionado de una arquitectura monolítica a una arquitectura basada en microservicios y un modelo de bases de datos no normalizado sobre manejadores de tipo NoSQL.[17]

FuncionamientoEditar

Netflix funciona con un reproductor basado en Microsoft Silverlight para evitar que se descargue el contenido audiovisual (actualmente ofrece un servicio de descarga de algunas películas o capítulos de serie que sólo pueden ser reproducidos en la aplicación), aunque también cuenta con la opción de usar un reproductor creado con HTML5. Bajo Linux se puede ver Netflix usando el navegador Google Chrome, versión 38 o más reciente.[18]​ Cuando se entra a una película, Netflix precarga una pequeña parte de ésta antes, para evitar los cortes por almacenamiento en búfer.

El servicio que opera Netflix en realidad está basado en más de 700 microservicios que corren independientemente y que se comunican entre sí a través de interfaces de programación de aplicaciones o APIs, por sus siglas en inglés. Cada microservicio está programado para hacer una tarea específica, como por ejemplo cargar las viñetas de presentación de una serie o película recomendada o hacer el cargo mensual de la membresía de cada cuenta. En este sentido, Netflix es un ecosistema de pequeños sistemas con objetivos específicos y no una arquitectura informática monolítica.[11]

Minería de datosEditar

En el año 2000, Netflix comenzó a utilizar un sistema de calificación de las películas en DVD que alquilaba. A través de la plataforma en línea, los sucriptores tenían la posibilidad de calificar las películas vistas, otorgándoles de 1 a 5 estrellas. A partir de esta información, el sistema hacía recomendaciones al usuario. Este primer sistema recibía el nombre de Cinematch.[3]

En octubre de 2006, la compañía lanzó la convocatoria del Netflix Prize o Premio Netflix, que buscaba mejorar este sistema. Dotado con un premio en efectivo de 1 millón de dólares, el objetivo del concurso era generar un algoritmo que mejorara las predicciones de Cinematch en un 10%; el individio o equipo ganador sería aquel que alcanzara primero la meta, por lo cual no había fecha final prevista. Casi 3 años después, el 26 de julio de 2009, el equipo llamado BellKor's Pragmatic Chaos, integrado por investigadores de AT&T logró superar a Cinematch en un 10.6%, ganando así la contienda y superando por tan solo 20 minutos al segundo lugar, The Ensemble, quienes lograron el mismo 10.6% de mejora.[19][20][21]

Hasta antes de la puesta en marcha de su sistema de VOD por streaming los datos con los que contaba la compañía de cada uno de sus clientes eran, entre otros, nombre, código postal, género y la calificación otorgada a ciertas películas. Sin embargo, a partir del visionado de series y películas a través de la plataforma de streaming, el algoritmo tiene un conocimiento más puntual de los gustos del público gracias a datos como desde qué dispositivos se ve el catálogo, la hora del día en que se usa el servicio, durante cuánto tiempo se ve un determinado producto, qué géneros, directores, actores/actrices o año de estreno es que el que prefiere. Con esta información, además de personalizar la experiencia de cada consumidor (qué productos le recomienda, qué foto miniatura o trailer muestra para presentar una serie o película), Netflix ha desarrollado proyectos originales que responden a estos gustos o qué saben que encontrarán una audiencia.[3][4][5][6][19][22]

Incluso antes de empezar con la plataforma de streaming, la gran cantidad de información que acumula la empresa ya suscitaba temores entre los analistas de temas tecnológicos y privacidad. De igual forma, la forma de tratar estos datos ha sido motivo de demandas legales en Estados Unidos, particularmente ligadas a la liberación de información usada por los equipos participantes en el Netflix Prize.[19][23]

ProgramaciónEditar

El uso de un algoritmo como la base en la toma de decisiones de Netflix para producir o adquirir un determinado producto es un elemento mencionado de forma constante entre entre especialistas, analistas y público en general.

Dicha herramienta se trata de un complejo sistema que, entre otras cosas, ordena el catálogo de productos de la plataforma basado en lo que el usuario ha visto previamente y en la forma en que ha calificado ciertas películas o series, generando además una gran cantidad de etiquetas o categorías que ayudan a los clientes a seleccionar qué ver y a la propia plataforma le permite hacer sugerencias. Otros datos de los que se sirve este sistema son los gustos y preferencias de otros usuarios que han sido clasificados como similares, así como los géneros, actores y año de lanzamiento de las producciones que acostumbra la persona, la hora del día en que son vistos, los dispositivos que usa (tableta,computadora, consola de video, etc.), y durante cuánto tiempo usa la plataforma.[24][25]

Los títulos de las etiquetas son generados por seres humanos, empleados por la empresa, quienes revisan todo el contenido del catálogo con el objetivo de otorgar a las series y películas alguna de las más de 200 clasificaciones o etiquetas, basándose en ciertos criterios específicos; en inglés son conocidos como Netflix taggers (etiquetadores de Netflix). Algunas de estas etiquetas se relacionan con un cierto nivel que posee la producción (nivel de comedia/acción/escenas de persecución), otras son conceptos o frases que describen el material, como "cerebral" o "rebelde", mientras que otras hacen referencia a la temática, género o reconocimientos del producto, como "gastronomía", "comedia negra" o "Premios Emmy" / "Globos de Oro". [26][24]

De acuerdo a lo que ha revelado la propia compañía, los combinación de todos estos elementos ha ayudado a prever de manera acertada los gustos del público, lo cual les ha servido para decidir sobre los temas, actores o actrices, o directores en los que debe invertir, o si es pertinente invertir en un proyecto que le proponen. Dos ejemplos a este respecto son la primera serie original del servicio, House of Cards, y la película Roma del cineasta mexicano Alfonso Cuarón. En ambos casos, la información con la que contaba la plataforma en su momento habría permitido saber que, efectivamente, existía público para cada producción.[16][15]

Producción originalEditar

En marzo de 2011, Netflix comenzó a adquirir contenido original para su servicio de suscripción de streaming, comenzando con el drama político de una hora House of Cards, que se estrenó en febrero de 2013. La serie fue producida por David Fincher y protagonizada por Kevin Spacey.[27]​ A finales de 2011, Netflix recogió dos temporadas de ocho episodios de Lilyhammer y una cuarta temporada de la antigua Arrested Development, serie de Fox.[28]​ Netflix anunció que estrenaría la serie de drama sobrenatural Hemlock Grove a principios de 2013.[29]​ En febrero de 2013, DreamWorks Animation y Netflix acordaron producir una nueva serie de dibujos animados llamada Turbo FAST, basada en la película Turbo, que se estrenó en julio de ese año.[30][31]​ En marzo de 2013, Netflix anunció que se firmó con las Wachowski y Michael Straczynski para escribir y producir su nueva serie de ciencia ficción, Sense8 ,[32]​ que se estrenó el 5 de junio de 2015.

Si bien algunas de estas series son concebidas como productos de nicho, otras alcanzan audiencias y éxitos globales como Stranger Things y Narcos.[11]

Además, Netflix produce diversos documentales tanto en formato de largometraje y mediometraje como series documentales, que abarcan diversas temáticas. Entre las series documentales podemos encontrar varias con temáticas asociadas al arte y la gastronomía, como 'Tales by light (fotografía), Abstract (diseño) o Cooked (gastronomía) entre otras.

De acuerdo a lo reportado por la empresa, en 2018 invirtió 8 mil millones de dólares en este rubro, 2 mil más que en el año anterior. Dicha inversión serviría para producir más de 100 obras, de las cuales cerca de 80 serían películas provenientes de 16 países de Europa, Medio Oriente y África, realizadas en 16 idiomas distintos.[33][34][35]

Producción localEditar

Desde el inicio de operaciones en la región de América Latina y el Caribe, Netflix volteó hacia las producciones locales, primero con las ya creadas y posicionadas entre el público, y luego para generar sus productos bajo el sello propio. En el primer caso, las negociaciones con Telemundo, Telefe y Radio Cadera Nacional (RCN), entre otras compañías, le permitieron ofrecer en cierto momento hasta un 20% de telenovelas a sus suscriptores, contra cerca de 80% de películas y series estadounidenses. Posteriormente, el criterio fue desarrollar productos propios en el idioma y con figuras conocidas de cada país, con el objetivo de crear lazos con las audiencias locales y captar la atención de los medios.[36][15]

Siguiendo esta fórmula, la plataforma ha producido o adquirido para su difusión exclusiva, series de gran éxito como Casa de papel (España), Marsella (Francia), Club de Cuervos (México), Narcos (Colombia) o Dark (Alemania).[36]

Soporte de dispositivosEditar

Los dispositivos que son compatibles con los servicios de transmisión de Netflix incluyen reproductores de discos Blu-ray, tabletas, smartphones, Smart TVs, reproductores de medios digitales y consolas de videojuegos (incluidos Xbox One, PlayStation 4, Wii U, Xbox 360 y PlayStation 3).

La transmisión 4K requiere un dispositivo y una pantalla compatibles con 4K, ambos compatibles con HDCP 2.2. La transmisión 4K en computadoras personales requiere soporte de hardware y software de la solución de gestión de derechos digitales Microsoft PlayReady 3.0, que requiere una CPU, tarjeta gráfica y entorno de software compatibles. Actualmente, esta función está limitada a las CPUs Intel Core o posteriores de 7ª generación, Windows 10, las series Nvidia Geforce 10 y AMD Radeon 400 o posteriores, y se ejecutan a través del navegador web Microsoft Edge o la aplicación universal de Netflix disponible en Microsoft Store.[37][38][39][40]

Críticas y controversiaEditar

Invasión de mercados locales e imperialismo culturalEditar

Como sucedió en su momento con la televisión satelital y por cable, Netflix ha sido acusado de invadir y perturbar los mercados locales. De igual forma, ha sido considerado un vehículo para el imperialismo cultural estadounidense.[11]

El inicio de sus servicios en ciertos países ha estado rodeado de acusaciones de saltarse regulaciones impuestas a otros actores mediáticos, lo cual ha logrado al presentarse, según sea el caso particular, como un servicio de internet o cualquier otro estatus distinto al de empresa mediática o de entretenimiento.

En marzo de 2015, con el anuncio del inicio de servicios en Australia, cadenas locales expresaron su descontento porque Netflix no cumpliría con las regulaciones que éstas tenían que seguir. Po su parte, en enero de 2016, cuando Netflix inició operaciones en más de 130 países, Kenia emitió un comunicado a través de su Consejo de Clasificación Cinematográfica (Kenya Film Classification Board en inglés), donde dijo que la entrada de la empresa significaba una violación a las leyes de distribución de televisión y cine, además de considerar que, como país progresista, no podía permitir ser un receptor pasivo de contenidos extranjeros que pueden corromper los valores morales de la niñez y comprometer la seguridad nacional.[11][41]

"The pornography, child prostitution and masive violence themes in some of the movies [availaible in Netflix's catalogue] threaten our moral values (Los temas de pornografía, prostitución infantil y violencia masiva en algunas de las películas [disponibles en el catálogo de Netflix] amenazan nuestros valores morales)" [11][42]

En el mismo año y contexto, el vice-ministerio de Comunicaciones ruso, Alexei Volin, lamentó que Netflix no hubiera consultado con las autoridades del país, incluidas las agencias reguladoras de medios, mientras que el ministro de Cultura, Vladimir Medinsky, equiparó a la plataforma a un caballo de Troya con el que el gobierno estadounidense piensa infiltrarse en los hogares de todo el mundo.[11]

Efectos sociales y en la saludEditar

El modelo de video bajo demanda del que es parte Netflix junto con otras compañías como Hulu o Amazon Prime Video, ha recibido diversas críticas relacionadas con los efectos sociales y de salud que produce el visionado de más de una película o capítulos de serie en una sola sesión, práctica conocida como maratones o binge-watching. Especialmente se critica su sistema que favorece estas prácticas como la existencia de series con episodios con finales inconclusos o impactantes, la reproducción automática de episodios siguientes activada de forma predeterminada, y su presentación en forma de listas de tareas.[43][44][45]

Efectos en la cultura cinematográfica y televisivaEditar

Una de las mayores críticas o posiciones contrarias que se han construido en torno a las plataformas de streaming en general, y de Netflix en particular, gira en torno a la forma en que éstas han cambiando la cultura audiovisual de su público. Estas voces críticas afirman que, al priorizar sus propias producciones y borrar de su catálogo regularmente cada vez más películas y producciones de otras compañías[46]​, así como el tener un catálogo limitado de películas antiguas, Netflix genera cambios en los hábitos de consumo, particularmente, entre sus miembros más jóvenes. [47]​ Uno de los casos más sonados a este respecto es el retiro del catálogo de Netflix de películas y series producidas o bajo control de Disney, esto debido a la gran cantidad de productos que esto significa y al apego del público a muchas de estas producciones.[48]

Esta posición de la industria y de algunos especialistas en medios contrasta con la percepción altamente positiva que tiene Netflix entre sus usuarios, principalmente entre los más jóvenes.[49]​ Ante estas críticas, Netflix se defiende argumentando los altos costos de renovación de las licencias de los productos externos, por lo que cuando su licencia expira y no puede ser renovada, avisa a sus suscriptores con anticipación para que vean el contenido afectado antes de su desaparición.[50]

De manera específica, la empresa ubicada en California ha sido abiertamente criticada por la industria cinematográfica, que considera que el rechazo de Netflix a estrenar sus películas originales en las salas de cine provocará la muerte del modelo como se conoce hasta ahora. Situación que ya se veía desde la aparición de la televisión, el VHS y el DVD.[51][52]​.

En su editorial de diciembre de 2014, el Film Journal International consideró como desleal dicha estrategia de no exhibir sus producciones originales de la manera tradicional en salas antes de ponerlas a disposición de sus socios en el catálogo digital. En el texto, escrito a manera de carta dirigida a Ted Sarandos, el encargado de programación de la compañía, la revista decía:

"Ir al cine es un pasatiempo americano. ¿Quieres ser conocido Ted, como, un traidor?" - An Open Letter to Netflix's Ted Sarandos [53]

Peter Hastings, presidente y fundador de la compañía, ha declarado en 2015 que la televisión quedará obsoleta en 30 años. Esto le causó varias críticas, pues uno de los problemas a los que Netflix y otras plataformas similares se enfrentan es la fragmentación de los contenidos debido a los problemas de licencias.[54]​ Otra crítica es la acusación de sesgo ideológico hacia la izquierda política de las producciones de la plataforma, provocando que algunos sectores conservadores la miren con desconfianza.[55]

Otro aspecto que genera debates sobre Netflix, es la recolección de datos que utiliza de sus usuarios para la producción de nuevos contenidos. Según el periodista Alejandro Eloy Rodríguez, en su libro ‘El planeta Netflix’, indica cómo Netflix estudia el comportamiento de los suscriptores para medir la creación de nuevos contenidos, reduciendo los riesgos económicos de la producción:

"Las producciones de Netflix estarán cada vez más medidas, en base a información que los usuarios ofrecen a la plataforma desde hace años. Lo cual abre nuevos interrogantes en el plano cultural: ¿cuánto lugar habrá para la expresión artística, para lo impredecible, lo instantáneo, aquella sinceridad del espíritu humano que no se explica en algoritmos? Quizás lo preocupante no sea lo que Netflix está haciendo en el mundo televisivo, sino cinematográfico" [56]

Mismo paradigmaEditar

Aunque una gran cantidad de académicos y especialistas de medios consideran a los servicios digitales que distribuyen contenidos audiovisuales por internet como la revolución dentro de la industria del entretenimiento, autores como Michael Wolff tienen una opinión contraria. Para este periodista, la esencia de Netflix es más cercana a la de la televisión que a la de internet.

De acuerdo a lo que plantea en su libro Television is the New Television (La televisión es la nueva televisión, 2015), en lugar de potenciar las características interactivas propias de internet, Netflix decidió favorecer estructuras, narrativas y estéticas ya establecidas por la industria televisiva. De la misma forma, argumenta que al transformarse de una compañía de alquiler de DVD en un estudio digital, la plataforma de streaming trasladó a las pantallas de computadora comportamientos, valores, esquemas y experiencias de la industria televisiva -como la visualización pasiva de contenidos-, haciendo que lo que hasta ese momento se consideraba herramientas interactivas y de flujo bidireccional de información, en algo más parecido a la vieja televisión. [57][11]

En este sentido, el periodista francés Thibault Henneton de Le Monde diplomatique considera que Netflix no deja de ser una "máquina traga talentos", que se alimenta de lo que las cadenas y estudios tradicionales de todo el mundo rechazan. Es así, por ejemplo, que terminó apoyando el proyecto de Roma de Cuarón, no por haber sido parte del desarrollo desde el inicio, sino porque todos los estudios a los que se acercó el cineasta mexicano lo rechazaron. La virtud de Netflix estaría en tener los datos el "valor" de resaldar productos de nicho, y no solamente historias de super héroes, como los estudios de Hollywood.[15]

Por su parte, autores como Toby Miller recuerdan que el poder institucional de la televisión permanece, aunque muchos lo consideren cosa del pasado. Para Miller, la continuidad de la industria televisiva se percibe en la producción de programas y en la publicidad: destacan que mucha de la producción de contenidos distribuidos por internet sigue siendo básicamente televisión, que las cadenas de TV tradicionales (señal abierta o cable) siguen siendo fundamentales para el mercado del streaming. En resumen, apunta en su libro Television Studies: The Basics (Los fundamentos de los estudios sobre la televisión, 2011), la gente sigue viendo televisión e incluso en cantidades más importantes que en otras décadas, lo único que ha cambiado es cómo se distribuyen los contenidos.[11]

Tratamiento de datos personalesEditar

Debido a la gran cantidad de datos personales que administra Netflix, especialistas en el tema han expresado temor a la forma en que estos son tratados por la compañía, incluso antes de la puesta en marcha de su servicio de VOD por streaming.[23]​ La demanda legal conocida como "Doe Vs. Netflix" es un ejemplo de dichos temores.

En diciembre de 2009, una clienta del servicio de alquiler de DVD por correspondencia en Estados Unidos interpuso una demanda en una corte federal por violación a la protección de la privacidad cometido por Netflix. La demandante, conocida bajo el seudónimo de "Jane Doe", era una madre de familia lesbiana residente del estado de Ohio quien culpaba a la empresa de invadir su privacidad al liberar los datos de su registro de rentas -junto con el de casi medio millón de clientes- para que los participantes del Premio Netflix o Netflix Prize pudieran mejorar el sistema de predicción de la plataforma. Aunque dichos datos no incluían el nombre de los clientes sino que los identificaba unicamente con un código numérico, dos semanas después de lanzada la convocatoria del concurso, dos investigadores de la Universidad de Texas, Arvind Narayanan y Vitaly Shmatikovm, fueron capaces de identificar por nombre a algunos de los clientes cuyos datos fueron liberados.

Publicado en línea, el borrador del artículo académico de Narayanan y Shmatikovm afirmaba que, al cruzar los datos de Netflix con reseñas del sitio Internet Movie Database (IMDb) se podían determinar no solo el nombre de la persona sino incluso rasgos de su personalidad como preferencias políticas, afiliación religiosa, sexualidad e incluso complexión física. Aunque la identidad de la mujer nunca fue descubierta por ningún equipo del concurso ni por nadie más, el argumento en la demanda era el temor de que su homosexualidad fuera descubierta a través de su consumo de películas (el cual incluía un alto número de títulos con temática homosexual) y que esta reveleción afectara su vida familiar y profesional.

En marzo de 2010, Netflix y "Jane Doe" llegaron a un acuerdo que nunca se hizo público. Como resultado de la demanda, la segunda edición del Premio Netflix nunca se realizó aunque se había anunciado.[19][20]

Expansión internacionalEditar

 
Disponibilidad de Netflix, a partir de enero de 2016:     Disponible     No disponible

Desde 2016, el servicio de VOD de Netflix está disponible en todo el mundo a excepción de la región de Crimea y los territorios nacionales de China, Corea del Norte y Siria. En el caso de China, todavía en julio de 2019 la empresa estudiaba la forma de ofrecer sus servicios, si bien mucha gente accede a ellos a través de alguna red privada virtual o VPN; mientras que las restricciones establecidas por el gobierno estadounidense impiden que cualquier compañìa haga negocios en Corea del Norte, Siria y Crimea.[58][11]

En muchos países, sin embargo, la disponibilidad del servicio es un hecho en la teoría pero no en la práctica. Esto se debe, muchas veces, a factores ajenos a la empresa, como el ancho de banda y condiciones generales de conectividad a internet o los altos costos de los paquetes de datos de alta velocidad necesarios para soportar el visionado de videos en la plataforma. En otros casos se trata de las condiciones establecidas por la propia empresa, las cuales no pueden ser cumplidas por los clientes, como la restricción de pagar únicamente con tarjeta de débito o crédito. [11][59]

El ejemplo de Cuba sirve para ilustrar lo anterior. En febrero de 2015, Netflix anunció su entrada al país caribeño luego de que la administración del presidente Barack Obama retirara las sanciones impuestas a la isla desde la época de la Guerra Fría. Sin embargo, aunque el servicio esté disponible, solo el 5% de la gente tiene acceso a internet y éste tiene muy baja velocidad; los ciudadanos cubanos no tienen permitidas las tarjetas de crédito y Netflix no acepta pago en efectivo en el país; y finalmente el costo de servicio de 7 dólares 99 centavos por mes es muy alto si se considera que el salario promedio en la isla es de 17 dólares mensuales.[11][60][61]

En opinión de algunos medios y voces expertas, la entrada a ciertos mercados como el cubano tiene una justificación simbólica, como el poder afirmar que Netflix es un servicio global y que fue una de las empresas estadounidenses que llevó sus servicios a un determinado mercado.[60][61]

2010 La compañía comenzó a ofrecer servicio de 'streaming' en el mercado internacional el 22 de septiembre de 2010 en Canadá.[62]
2011 Netflix anunció sus planes para lanzar su servicio de streaming en América Latina.[63]
2012 Netflix inició su expansión en Europa en 2012 con el lanzamiento en el Reino Unido e Irlanda el 4 de enero.[64]

Para el 18 de septiembre ya se había ampliado a Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia.[65]

2013 Países Bajos fue el único país al que Netflix se expandió en 2013, ya que la empresa decidió reducir la velocidad de expansión con el fin de controlar los costes de suscripción.[66]
2014 Netflix está disponible en Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo y Suiza.[67]
2015 Expansión a Australia, Nueva Zelanda, Japón ,[68][69][70]Italia, Portugal y España.[71]
2015-2016 Netflix anunció la expansión en Asia, iniciando con el lanzamiento en Pakistán, Singapur, Corea del Sur y Taiwán a principios de 2016, y las Filipinas y el Sudeste Asiático en un futuro próximo.[72]
2016 Netflix amplió su presencia a 130 países, aumentando su cobertura a todo el mundo, excepto la República Popular China (a excepción de Hong Kong y Macao), Siria y Corea del Norte; además tampoco está disponible en las regiones europeas de Crimea y Sebastopol.
2017 20% de la capacidad de la banda ancha usada en este año en todo el mundo fue para los servicios de Netflix[73]

CompetenciaEditar

Situación en Estados UnidosEditar

El éxito de Netflix fue seguido por el establecimiento de otras muchas empresas de alquiler de DVD, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, Walmart inició un servicio de alquiler en línea en octubre de 2002, pero abandonó el mercado en mayo de 2005. Sin embargo, adquirió más tarde el servicio de alquiler de Vudu, en 2010.[74]

Actualmente su mayor competidor es Hulu, pues ofrece en Estados Unidos y Japón un modo gratuito que incluye anuncios, acceso limitado a su videoteca y sólo un PC, y otro de pago con acceso completo, sin publicidad y menos restricciones. Esto lo hizo popular y le ganó el apodo de "El Spotify de la televisión."

Blockbuster Video entró en el mercado online de EE.UU. en agosto de 2004, con un servicio de suscripción mensual de 19.95$. Esto provocó una guerra de precios; Netflix había planteado su popular plan de tres discos de US $ 19.95 a US $ 21.99 justo antes de la puesta en marcha de Blockbuster, pero en octubre, Netflix reduce esta tasa a 17,99$. Blockbuster respondió con tasas tan bajas como US $ 14.99 por un tiempo, pero, en agosto de 2005, ambas empresas se establecieron a tasas idénticas.[75]​ El 22 de julio de 2007, Netflix dejó caer los precios de sus dos planes más populares en US $ 1,00 en un esfuerzo por competir mejor con Blockbuster en línea.[76]​ El 4 de octubre de 2012, Dish Network desechó planes de convertir a Blockbuster en un competidor de Netflix.[77]​ (Dish adquirió el decadente Blockbuster, LLC en 2011 y continuó licenciando la marca de franquicias, además, mantendrá su servicio de streaming de vídeo "Blockbuster on Demand" abierta). [78]

En 2005, Netflix citaba como un potencial competidor a Amazon.com,[79]​ que hasta el año 2008, ofreció alquiler de videos en línea en el Reino Unido y Alemania. Esta división de la empresa fue vendida a LoveFilm; sin embargo, Amazon la compró en 2011.[80]​ Además, ahora transmite películas y programas de televisión a través de Amazon Video (antes Amazon Video On Demand y LOVEFiLM Instant).[81]

Redbox es otro competidor que utiliza un enfoque kiosco: En lugar de enviar los DVD, los clientes recogen y devuelven los DVD en los quioscos de autoservicio ubicados en áreas metropolitanas. En septiembre de 2012, Coinstar, los propietarios de Redbox, anunciaron planes de asociarse con Verizon para poner en marcha Redbox Instant by Verizon a finales de 2012.[82]​ A principios de 2013, Redbox Instant by Verizon comenzó una versión beta limitada de su servicio,[83]​ que fue descrita por los críticos como "No asesino Netflix",[84]​ debido a "problemas técnicos y la búsqueda mediocre." [85]

CuriosityStream, un servicio basado en suscripción premium libre de publicidad, similar a Netflix, fue lanzado en marzo de 2015, ofreciendo un contenido estrictamente de no ficción, enfocado en las áreas de la ciencia, la tecnología, la civilización y el espíritu humano, se ha denominado el "nuevo Netflix de no ficción".[86]

Hulu Plus, como Netflix y Amazon Prime Instant Video, "tiene sus propias ofertas de contenido exclusivo y original", como Netflix "para no sólo continuar atrayendo nuevos suscriptores, sino también mantener los ya existentes".[87]

Otra compañía que tomó el modelo fue DAZN, que lo aplicó a los deportes, ofreciendo deportes en vivo y grabados con una tarifa plana. Ganó notoriedad recientemente después de que HBO abandonara la transmisión de peleas de boxeo para ser tomadas posteriormente por esta compañía.

Netflix y Blockbuster evitan en gran medida ofrecer pornografía, pero varios servicios de suscripción de vídeos "para adultos" se inspiraron en Netflix, tales como SugarDVD y WantedList.[88][89]

Otros países y regionesEditar

En Australia, Netflix compite con varias empresas locales de streaming, incluyendo Foxtel/Seven West Media empresa de Presto, Nine Entertainment Co./Fairfax Media empresa de Stan y Quickflix. En Escandinavia, Netflix compite con Viaplay, HBO Nordic y CMore Play. En el sudeste asiático, Netflix compite con Astro On the Go, Sky on Demand, Singtel TV, HomeCable OnDemand, e iflix.[90]​ En Nueva Zelanda, Netflix compite con empresas locales de streaming, incluyendo Televisión New Zealand (TVNZ), Mediaworks New Zealand, Sky Network Television, Lightbox, Neon y Quickflix. En Italia, Netflix solo compite con Infinity (Mediaset), Sky Online y TIMvision. En Sudáfrica, Netflix compite con ShowMax.[91]

En Iberoamérica, Netflix compite en México con Blim[92]​ de Grupo Televisa,[93]Cinépolis Klic y Total Play.[94]​ En otros países de la región compite con HBO GO,[95][96]Qubit.tv[97]​ y Clarovideo.[98][99]

En España inicialmente se especulaba que Netflix no entraría a operar sus servicios por los altos precios de derecho de autor comparados con otros países de Europa[100]​ como Francia o Alemania[101]​ y por la alta tasa de sitios web de streaming ilegales[102]​ y piratería.[103]​ En octubre de 2015[104]​ Netflix llegó al país europeo[105]​ de forma independiente, y con Vodafone TV[106]​ en donde estuvo integrado en los decodificadores[107]​ de la compañía Vodafone TV para contrarrestar a Movistar+ y Yomvi.[106]​ Actualmente, Netflix compite con los servicios de streaming de Movistar+,[108][109]HBO, Amazon Prime, Sky, RakutenTV, Filmin, y, en menor medida puesto que son plataformas gratuitas, con Atresplayer y Flooxer (propiedad de Atresmedia), Mitele y MTMad (propiedad de Mediaset España), iTunes y Google Play.[110]

BibliografíaEditar

Libros o artículos en los que Netflix es el objeto de estudio principal o uno de los principales:

En inglésEditar

  • Netflixed: The Epic Battle for America's Eyeballs de Gina Keating (Penguin, 2012).[12]
  • Streaming, Sharing, Stealing. Big Data and the Future of Entertainment de Michael D. Smith y Rahul Telang (MIT Press, 2016)[111]
  • Netflix Nations. The Geography of Digital Distribution de Ramon Lobato (New York University Press, 2019).[11]

En francésEditar

  • Netflix & Cie. Le coulisses d’une (r)évolution de Capucine Cousin (Armand Collin, 2018).[36]

Libros o artículos donde Netflix y/ o alguna de sus producciones originales (series o películas) son mencionadas como ejemplo de diversos temas como la transformación en los consumos audiovisuales, las plataformas de streaming, la industria del entretenimiento en el siglo XXI, etc.:

En inglésEditar

  • Play All. A bingewatcher’s notebook de Clive James (Yale University Press, 2016).[112]
  • We Now Disrupt This Broadcast. How Cable Transformed Television and the Internet Revolutionized It All de Amanda D. Lotz (MIT Press, 2018).[113]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f Hastings, Reed; Wells, David (29 de enero de 2015). «Netflix, Inc. – Annual Report [2014]». ir.netflix.com. Netflix. Archivado desde el original el 8 de marzo de 2014. Consultado el 21 de abril de 2015. 
  2. a b c d e f «About Netflix» [Sobre Netflix]. Netflix. 
  3. a b c Mininger, Dylan (17 de febrero de 2019). «The Netflix algorithm and the success of streaming». Driftwood (en inglés) (Nueva Orleans, Estados Unidos: The University of New Orleans). Consultado el 24 de junio de 2019. «As the years went on, Netflix only grew stronger and stronger, moving its streaming service to various countries and various streaming platforms. It was starting to seem like this was all too good to be true. Yes, they had a tough time getting a large and eclectic collection of films and tv shows, but Netflix was growing larger and larger by the day. Somewhere during this developmental stage, they developed the algorithm. Essentially, the algorithm is a complex system that arranges the large catalog of films they have on their service based on what will interest you, the viewer.» 
  4. a b Heisler, Yoni (10 de febrero de 2016). «What Netflix ratings really mean, and how they work». BGR (en inglés). Consultado el 24 de junio de 2019. 
  5. a b Heisler, Yoni (20 de marzo de 2017). «The secret behind Netflix’s mysterious ratings system». BGR (en inglés). Consultado el 24 de junio de 2019. 
  6. a b Caviaro, Juan Luis (23 de abril de 2017). «Netflix cambió al sistema de pulgares porque no entendíamos cómo funcionaban las estrellas». Espinof. Consultado el 24 de junio de 2019. 
  7. «Netflix Q1 Earnings Up 88%, Adds 3.M Subscribers». SeekingAlpha. 25 de abril de 2011. 
  8. TechCrunch. “Netflix.” Recuperado el 5 de agosto de 2014.
  9. «Netflix original documentary gets Oscar nomination». The Technology Chronicles (en inglés estadounidense). Consultado el 1 de abril de 2016. 
  10. Kung, Michelle (16 de enero de 2014). «Egypt Documentary 'The Square' Could Put Netflix in Winner's Circle at Oscars». The Wall Street Journal Speakeasy Blog (New York City, New York: News Corp). ISSN 0099-9660. OCLC 781541372. Archivado desde el original el 8 de marzo de 2014. Consultado el 8 de marzo de 2014. 
  11. a b c d e f g h i j k l m n ñ o Lobato, Ramon (2019). Netflix Nations. The Geography of Digital Distribution (en inglés). Nueva York: New York University Press. ISBN 9781479841516. 
  12. a b Keating, Gina (2012). Netflixed: the epic battle for America's eyeballs (en inglés). Penguin. ISBN 978-1-101-60143-3. 
  13. García, Juan Manuel (29 de diciembre de 2010). «El servicio de alquiler de películas por internet Netflix podría dar el salto a Europa en 2011». La Vanguardia. Consultado el 31 de julio de 2011. 
  14. Schroeder, Stan (24 de octubre de 2011). «Netflix Coming to UK and Ireland in 2012». Mashable (en inglés). Consultado el 25 de octubre de 2011. 
  15. a b c d e f g Henneton, Thibault (febrero de 2019). «Les recettes de Netflix». Le Monde diplomatique (en francés) (779) (Francia). p. 27. 
  16. a b Smith, Michael D.; Telang, Rahul (2016). «1: House of Cards». Streaming, Sharing, Stealing. Big Data and the Future of Entertainment (en inglés). Cambridge, MA: MIT Press. ISBN 9780262034791. 
  17. «Netflix se muda a la nube». 11 de febrero de 2016. Consultado el 4 de marzo de 2016. 
  18. Michael Tunnell (10 de septiembre de 2015). «How to Watch Netflix Natively on Linux – the Easy Way». Consultado el 4 de marzo de 2016. 
  19. a b c d Singel, Ryan (17 de diciembre de 2009). «Netflix Spilled Your Brokeback Mountain Secret, Lawsuit Claims». Wired (en inglés). Consultado el 1 de julio de 2019. 
  20. a b Hallinan, Blake; Striphas, Ted (2016). «Recommended for you: The Netflix Prize and the production of algorithmic culture». New Media Society (en inglés) 18 (1): 117-137. doi:10.1177/1461444814538646. Consultado el 1 de julio de 2019. 
  21. «Leaderboard». Netflix Prize (en inglés). Consultado el 1 de julio de 2019. 
  22. «Cómo funciona el sistema de recomendaciones de Netflix». Consultado el 1 de julio de 2019. 
  23. a b Demerjian, Dave (15 de marzo de 2007). «Rise of the Netflix Hackers». Wired (en inglés). Consultado el 1 de julio de 2019. 
  24. a b Mininger, Dylan (17 de febrero de 2019). «The Netflix algorithm and the success of streaming». Driftwood (en inglés) (Nueva Orleans, EUA: The University of New Orleans). Consultado el 25 de junio de 2019. «You have seen this every time you open the app: various oddly titled movie and TV show categories such as “LGBTQ Psychological Movies” and “Scary Cult Movies From the 1980s.” These categories are created by a group of human employees from Netflix to assist the algorithm. Alongside the strange and oddly specific categories, they take note of the movies you scroll by. They keep multiple thumbnail pictures for lots of the films, and they will change the picture to something that seems like more of the movie thumbnails you have clicked and watched in the past.» 
  25. «Cómo funciona el sistema de recomendaciones de Netflix». Netflix. 
  26. Stampler, Laura (14 de julio de 2014). «A Professional Binge Watcher Explains What It's Like to Get Paid to Watch Netflix». Time (en inglés). 
  27. Andreeva, Nellie. «It's Official: Netflix Picks Up David Fincher- Kevin Spacey Series 'House Of Cards'». Deadline (en inglés estadounidense). Consultado el 4 de marzo de 2016. 
  28. Andreeva, Nellie. «Netflix Picks Up New Episodes Of 'Arrested Development'». Deadline (en inglés estadounidense). Consultado el 4 de marzo de 2016. 
  29. Finke, Nikki. «lasse_hallstrom.jpg». Deadline (en inglés estadounidense). Consultado el 4 de marzo de 2016. 
  30. Lieberman, David. «DreamWorks Animation To Produce First Netflix Original Series For Kids». Deadline (en inglés estadounidense). Consultado el 4 de marzo de 2016. 
  31. Lieberman, David. «DreamWorks Animation To Produce TV Shows Based On Its Characters For Netflix». Deadline (en inglés estadounidense). Consultado el 4 de marzo de 2016. 
  32. Inc., Netflix,. «Only On Netflix: Sci-Fi Giants The Wachowskis And J. Michael Straczynski Team-Up To Create "Sense8"». www.prnewswire.com. Consultado el 4 de marzo de 2016. 
  33. Lynch, John (27 de septiembre de 2018). «Here are all the confirmed original shows coming to Netflix in 2018». Business Insider (en inglés). Consultado el 31 de diciembre de 2018. 
  34. Spangler, Todd (17 de octubre de 2017). «Netflix plans to release 80 original films in 2018 — and some huge names are on board». Business Insider (en inglés). Variety. Consultado el 31 de diciembre de 2018. 
  35. «Netflix continue le déploiement de son offre d’histoires inédites et diverses venant d’Europe, du Moyen-Orient et d’Afrique» (en francés). Netflix (Sitio de prensa). 18 de abril de 2018. 
  36. a b c Cousin, Capucine (2018). Netflix & Cie. Le coulisses d’une (r)évolution (en francés). Francia: Armand Collin. ISBN 978-2-200-62301-2. 
  37. «All about PlayReady 3.0, Microsoft's secret plan to lock down 4K movies to your PC». PCWorld (en inglés). 24 de abril de 2015. Consultado el 6 de abril de 2019. 
  38. To, Nick Pino How. «How to watch Netflix in UHD». TechRadar (en inglés). Consultado el 6 de abril de 2019. 
  39. Walton, Mark (22 de noviembre de 2016). «Netflix 4K streaming comes to the PC—but it needs Kaby Lake CPU». Ars Technica (en inglés estadounidense). Consultado el 6 de abril de 2019. 
  40. Oh, Nate. «AMD 18.4.1 Driver Brings Beta PlayReady 3.0 Support for Polaris; Support for Vega GPUs & APUs Still to Come». www.anandtech.com. Consultado el 6 de abril de 2019. 
  41. Davidson, Darren (3 de marzo de 2015). «Netflix announces Australian launch date». The Australian (en inglés) (Australia: The Australian). Consultado el 19 de julio de 2019. 
  42. «KENYA FILM CLASSIFICATION BOARD SAYS NETFLIX CONTENT IMMORAL». Kenya Forums (Kenia). 21 de enero de 2016. Consultado el 16 de julio de 2019. 
  43. CJ (julio de 2016). «A preliminary psychology of binge TV watching». Psychologist (British Psychological Society) 29 (7). 
  44. DSouza, Deborah (19 de diciembre de 2017). «Netflix Is Obsessed With Binge Watching and It's a Problem». Consultado el 28 de mayo de 2018. 
  45. Conlin, Lindsey; Billings, Andrew C.; Averset, Lauren. «Time-shifting vs. appointment viewing: the role of fear of missing out within TV consumption behaviors». Communication & Society (en inglés) (Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra, S.A.) 29 (4): 151-164. ISSN 2386-7876. 
  46. https://elrincondenetflix.com/netflix/contenido-eliminado/contenido-retirado-espana/peliculas-series-que-quita-netflix-espana-septiembre-2018/
  47. Gilchrist, Duncan; Luca, Michael (31 de agosto de 2017). «How Netflix’s Content Strategy Is Reshaping Movie Culture». Harvard Business Review (en inglés): 3. «As Netflix and other streaming platforms continue to grow and emphasize exclusive content, we risk losing pieces of our cultural memory — forgetting about some of the classic films that define a generation.» 
  48. Cedillo Novoa, Julio. «Disney deja Netflix: salen películas y series en 2019». Dónde ir. Consultado el 23 de junio de 2019. 
  49. «Netflix retains position as most positively talked about brand among millennials». YouGov. 27 de septiembre de 2018. Consultado el 23 de junio de 2019. 
  50. https://help.netflix.com/es/node/60541
  51. Izquierdo, Adriana (23 de junio de 2017). «Netflix y Amazon no están matando el cine, están revitalizando un Hollywood cobarde entregado a las franquicias». Xataca. Consultado el 3 de noviembre de 2017. 
  52. Zorrilla, Mikel (15 de mayo de 2016). «La otra competición en Cannes: ¿Por qué parte de la industria ama Amazon y odia Netflix?». Espinof. Consultado el 4 de noviembre de 2017. 
  53. «An Open Letter to Netflix's Ted Sarandos». Film Journal International (en inglés) 117 (2): 3. diciembre de 2014. «Sure, digital has changed things and windows have gotten shorter, but a release in movie theatres before delivery to other ancillary media outlets has proven time and again that the theatrical run enhances a picture's value in these other markets. So why are you championing the bypassing of exhibition in favor of VOD, streaming to iPads and mobile devices? Have you run your plan by Christopher Nolan, and asked his reaction to his film Interstellar playing first on computer screens, mobile devices and televisions? You must know that what you are doing, Ted, as you are a smart man, but you continue to incur the wrath of the exhibition community and the Hollywood studios. Or do you? You know, Ted, in just a few short years you have earned the reputation of being an enemy of theatrical exhibition. How does your plan expand the movie business for everyone, Ted? People want to see films on large screens with great sound and in the company of other patrons. Is this outdated, Ted? There certainly is room for Netflix in the motion picture industry--especially now that you are investing in production. But going about it your way is going to cost you in the end. Do you really believe, Ted, that "many movies are just as good if not better at home"? Because if you do, then you are beginning to truly believe your own hype. Going to the movies is an American pastime. Do you want to be known, Ted, as un-American?» 
  54. https://www.fayerwayer.com/2015/12/fundador-de-netflix-en-30-anos-la-tv-tradicional-se-habra-acabado/
  55. https://variety.com/2018/digital/news/netflix-political-republican-approval-perception-decline-data-1202828735/
  56. «El planeta Netflix: La programación televisiva en la televisión on demand- Alejandro Eloy Rodriguez: Amazon.es: Tienda Kindle». www.amazon.es. 
  57. Wolff, Michael (2015). Television is the New Television. The Unexpected Triumph of Old Media in the Digital Age (en inglés). Nueva York: Penguin. ISBN 978-0-698-40552-3. 
  58. «¿Dónde está disponible Netflix?». Netflix. Consultado el 18 de julio de 2019. 
  59. Kazeem, Yomi (14 de enero de 2016). «No matter where Netflix goes in Africa it will run into these two problems». Quartz Africa (en inglés) (Uzabase). Consultado el 18 de julio de 2019. 
  60. a b Epstein, Brian (9 de febrero de 2015). «Why Netflix is entering Cuba even though the internet barely works there». Quartz (en inglés) (Uzabase). Consultado el 18 de julio de 2019. 
  61. a b Glenza, Jessica (9 de febrero de 2015). «Netflix launches $7.99 service for Cuba despite average wage of $17 a month». The Guardian (en inglés) (Nueva York, EUA: Guardian News & Media Limited). Consultado el 18 de julio de 2019. 
  62. Press, Star Staff and Canadian (22 de septiembre de 2010). «Video-streaming service Netflix launches in Canada, and uses actors to pose as excited consumers.». The Toronto Star. ISSN 0319-0781. Consultado el 12 de abril de 2016. 
  63. Pepitone, Julianne. «Netflix expands to 43 new countries». CNNMoney. Consultado el 12 de abril de 2016. 
  64. «Netflix launches UK film and TV streaming service». BBC News. Consultado el 12 de abril de 2016. 
  65. Inc., Netflix,. «Netflix Launches In Sweden, Denmark, Norway And Finland». www.prnewswire.com. Consultado el 12 de abril de 2016. 
  66. Wallenstein, Andrew. «Netflix 2014 European Expansion: A Look Ahead». Variety (en inglés estadounidense). Consultado el 12 de abril de 2016. 
  67. «Centro de Prensa de Netflix». [es] Netflix Media Center. Archivado desde el original el 19 de septiembre de 2014. Consultado el 12 de abril de 2016. 
  68. «Centro de Prensa de Netflix». [es] Netflix Media Center. Archivado desde el original el 29 de noviembre de 2014. Consultado el 12 de abril de 2016. 
  69. «How the Australian Netflix differs from the US service». The Sydney Morning Herald. Consultado el 12 de abril de 2016. 
  70. «Centro de Prensa de Netflix». [es] Netflix Media Center. Archivado desde el original el 5 de febrero de 2015. Consultado el 12 de abril de 2016. 
  71. «Impresa Digital Reader». leitor.expresso.pt. Consultado el 12 de abril de 2016. 
  72. «Centro de Prensa de Netflix». [es] Netflix Media Center. Consultado el 12 de abril de 2016. 
  73. «The television will be revolutionised (Briefing "Netflixonomics").». The Economist (en inglés) (9098) (Amsterdam, Hollywood y Los Gatos). 30 de junio de 2018. pp. 18-20. 
  74. Merrill, Scott. «Walmart buys VUDU». Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  75. «USATODAY.com - Netflix, Blockbuster in all-out DVD rental price war». usatoday30.usatoday.com. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  76. «Forbes.com File Not Found». 15 de octubre de 2007. Archivado desde el original el 15 de octubre de 2007. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  77. «Blockbuster Abandons Plans for Netflix-Like Streaming Service». PCMAG. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  78. Cheng, Andria. «Roll credits: Dish shuttering its remaining 300 Blockbuster stores». Marketwatch. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  79. «Netflix sees a bright future, sans Amazon competition». Ars Technica. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  80. «Amazon Buys Lovefilm, The Netflix Of Europe». Business Insider. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  81. «Amazon Prime Instant Video vs. Netflix vs. Hulu». Digital Trends (en inglés estadounidense). Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  82. «Bloomberg Business». Bloomberg.com. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  83. «Redbox Instant beta invites slowly start rolling out, iOS and Android apps appear». Engadget. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  84. «Redbox Instant is no Netflix killer». CNET. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  85. «Redbox Instant Beta Launches with Glitches, Lackluster Selection». NASDAQ.com. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  86. UTC, Jason Abbruzzese2015-03-19 11:18:43. «CuriosityStream: the new 'Netflix for nonfiction'». Mashable. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  87. «Netflix Finally Realizes How People Really Watch Movies On It». The Huffington Post. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  88. «Netflix Imitators Are Everywhere». WIRED (en inglés estadounidense). Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  89. «Skin City». WIRED (en inglés estadounidense). Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  90. «The Challenges of Video on Demand in Southeast Asia». PCMag Asia (en inglés estadounidense). Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  91. Mohammed, Omar. «Africa’s biggest media company will fight Netflix for control of the global streaming market». Quartz (en inglés estadounidense). Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  92. News, Blasting. «Blim, la nueva competencia de Netflix». Blasting News. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  93. «Pepe Bastón presenta Blim, la competencia directa de Netflix en México». www.quien.com. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  94. «Blim no es una amenaza, pero Netflix sí tendrá competencia | Stuff». www.stuff.tv. Archivado desde el original el 12 de marzo de 2016. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  95. «HBO GO estará disponible en Latinoamérica sin tener que contratar cable». SDPnoticias.com. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  96. «HBO GO llega a Latinoamérica para hacerle la competencia a Netflix | Entretenimiento». radioexitosa.pe. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  97. «Qubit, la competencia de Netflix, traerá bajos costos y nuevo modelo pago». 128619453816698. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  98. «Clarovideo le da guerra a Netflix». www.cnnexpansion.com. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  99. Dairox (30 de mayo de 2015). «Netflix vs. Clarovideo ¿cuál es el mejor servicio de streaming?». www.xataka.com.mx. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  100. «Netflix estaría cuestionándose desembarcar en España por los abusivos derechos de autor». Hipertextual. Consultado el 1 de abril de 2016. 
  101. Julián, Miguel. «Netflix y Amazon miran con recelo el mercado audiovisual español». www.genbeta.com. Consultado el 1 de abril de 2016. 
  102. «ALSD - SeriesYonkis podría ser el Netflix español». www.expansion.com. Consultado el 1 de abril de 2016. 
  103. Press, Europa. «Netflix, duda en España: ¿culpa de la piratería o de los "abusivos" derechos?». europapress.es. Consultado el 1 de abril de 2016. 
  104. 20Minutos. «Netflix llega a España: las siete claves de este popular servicio de televisión por Internet - 20minutos.es». 20minutos.es - Últimas Noticias. Consultado el 1 de abril de 2016. 
  105. «Netflix llega a España en 2015 y no va a ser lo que te esperas». magazine.previsorabilbaina.com. Consultado el 1 de abril de 2016. 
  106. a b González, María (1 de septiembre de 2015). «Netflix es la pieza maestra en el plan de Vodafone para contrarrestar a Movistar Fusión». www.xataka.com. Consultado el 1 de abril de 2016. 
  107. González, María (20 de octubre de 2015). «Netflix ya está disponible en España: esto es lo que debes saber». www.xataka.com. Consultado el 1 de abril de 2016. 
  108. 20Minutos. «La dura competencia de Netflix en España: comienza la pelea por el pastel del 'streaming' - 20minutos.es». 20minutos.es - Últimas Noticias. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  109. Rebato, Carlos. «Alternativas a Netflix en España: catálogo y precios de su competencia». Gizmodo en Español. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  110. Press, Europa. «Esta es la competencia (y sus precios) de Netflix en España». europapress.es. Consultado el 11 de marzo de 2016. 
  111. Smith, Michael D.; Telang, Rahul (2016). Streaming, Sharing, Stealing. Big Data and the Future of Entertainment (en inglés). Cambridge, MA: MIT Press. ISBN 9780262034791. 
  112. James, Clive (2016). «Display of Secrecy». Play All. A bingwatcher's notebook (en inglés). New Haven, MA: Yale University Press. pp. 135-150. ISBN 978-0-300-21809-1. 
  113. Lotz, Amanda D. (2018). «25. Game of Thrones Introduces the Global Blockbuster». We Now Disrupt This Broadcast. How Cable Transformed Television and the Internet Revolutionized It All (en inglés). Cambridge, MA: MIT Press. ISBN 9780262037679. 

Enlaces externosEditar