Tumba del soldado desconocido

(Redirigido desde «Soldado desconocido»)

Tumba del soldado desconocido es el nombre que reciben los monumentos erigidos por las naciones para honrar a los soldados que murieron en tiempo de guerra sin haber podido ser identificados. A veces es una tumba simbólica, o cenotafio, evocando, sin referir a sus identidades concretamente individualizadas, a todos los habitantes de un país que murieron en un determinado conflicto. Algunos contienen los restos de soldados fallecidos durante estos acontecimientos.

HistoriaEditar

El primer memorial conocido es el monumento al Landsoldaten ("Soldado de infantería") (1849), de la Primera Guerra de Schleswig, en Fredericia, Dinamarca. Otro antiguo memorial de esta clase es el memorial del muerto desconocido de la Guerra civil de los Estados Unidos de 1866.

Para poder hablar sobre las tumbas y monumentos dedicados a los caídos durante distintos conflictos bélicos, antes deberíamos contextualizar y analizar las características de los propios cementerios del siglo XX. Armando Petrucci en Ile scriture ultime. Ideologia della norte e strate., Hace un recorrido por toda la epigrafía funeraria, ilustrándonos acerca de ella y haciendo que comprendamos el uso puramente político de estos lugares durante este período.

Tras la Primera Guerra Mundial, no hay ciudad o pueblo europeo que no tenga un monumento dedicado a los caídos. Todos los países que vencieron, elevaron altares a los caídos en combate. Aunque España no participó activamente en ninguna de las dos Guerras Mundiales, durante el franquismo adaptan este ejemplo para los caídos durante la Guerra Civil.

Una vez finalizada la I Guerra Mundial, los países que en ella participaron, comenzaron a habilitar espacios conmemorativos a los caídos en los conflictos, principalmente, los vencedores de la misma guerra. La tradición moderna de esta práctica la comenzó el Reino Unido cuando, terminada la Primera Guerra Mundial, fue el primer país en enterrar a un combatiente desconocido en nombre de todos los ejércitos del Imperio británico, en la Abadía de Westminster en 1920, lo cual llevó a otras naciones a seguir su ejemplo. Una de las tumbas más famosas es la que se encuentra en Francia, bajo el Arco del Triunfo de París, que fue instalada en 1921 para honrar a los muertos sin identificar de la Primera Guerra Mundial.

Estas tumbas se han construido también para conmemorar a estos caídos anónimos en posteriores guerras. Sin embargo, a pesar de que se han erigido monumentos a finales del siglo XX (como en Irak en 1982), es probable que no contengan caídos en el futuro, pues mediante análisis del ADN ya es posible identificar a las víctimas.

Esta tumba es especialmente conocida en Reino Unido por la tradición comenzada por Elizabeth Bowes-Lyon de dejar su ramo de novia como ofrenda. Su hija, la Reina Isabel II del Reino Unido también hizo este gesto el día de su boda con Felipe de Edimburgo. Diana de Gales hizo lo propio con el suyo tras su boda con Carlos de Gales, al igual que la Princesa de Guillermo Arturo Felipe Luis, Catalina de Cambridge, hizo lo mismo con su ramo tras su boda con el Príncipe Guillermo de Cambridge, al igual que lo hizo la duquesa de Sussex Meghan Markle tras su boda con el Príncipe Harry, duque de Sussex. La última en cumplir la tradición ha sido la princesa Eugenia del Reino Unido tras su matrimonio con Jack Brooksbank.

Tenemos que tener en cuenta que los soldados enterrados en estas circunstancias, son personas no identificadas que murieron por su país en alguna de las contiendas acaecidas.

Un caso curioso[1]​ que nos cuenta Sarah Wagner en su obra, ocurre en Vietnam: "Durante 18 años, de 1984 a 1998, la cripta de Vietnam de la Tumba de los Soldados Desconocidos en el Cementerio Nacional de Arlington albergó los restos de un soldado cuyo anonimato ayudó a soportar el dolor de una nación y avivó su memoria. Eran los del primer teniente Michael J. Blassie, un piloto de la Fuerza Aérea derribado sobre territorio hostil en el sur de Vietnam en 1972. El 14 de mayo de 1998, los restos no reconocidos de Blassie se convirtieron en el único conjunto en el monumento en ser desenterrado e identificado: ese acto marcó un cambio importante en la práctica forense y los medios estatales para conmemorar a los miembros del ejército desaparecidos y desconocidos. Al rastrear la historia de la identificación de lo Desconocido de Vietnam, este artículo examina el replanteamiento gradual, pero fundamentalmente, de la conexión entre la memoria nacional y la identidad expresada a través del cuidado de aquellos que "hicieron el último sacrificio". Los cambios en la tecnología y la memoria que han reescrito la historia de lo Desconocido de Vietnam no solo alteraron los modos de conmemoración nacional, sino que también expusieron las conexiones entre cómo se combate la guerra. La muerte está justificada y una nación definida a través de su cuidado por los muertos de guerra."

Aspectos epigráficosEditar

Teniendo en cuenta que este fenómeno se extiende por todo el mundo, y no solo por Europa como comúnmente se piensa, observamos un gran abanico de tipología epigráfica en lo que a las inscripciones funerarias se refiere. Por ejemplo, en Alemania podemos constatar que la letra empleada de manera frecuente es la gótica; mientras que, en España, letra española o de "palo seco".

Ejemplos nacionalesEditar

GaleríaEditar

ReferenciasEditar

  1. Wagner, Sarah. The Making and Unmaking of an Unknown Soldier. 
  2. Sitio oficial www.shrine.org.au
  3. «Plaza de la Ciudadania ~ Fotos y calles». fotosycalles.blogspot.cl. Consultado el 21 de noviambre de 2019. 

Enlaces externosEditar