Usuario:Vanessa gumier/TXT ensayo 01 vanessa gumier

ESTA PÁGINA FORMA PARTE DE UN PROYECTO EDUCATIVO. NO BORRAR. PARA MÁS DETALLES VER LA PÁGINA DEL PROYECTO.

TRADUCCIÓN 1

TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA

Una persona desplazada (a veces abreviada DP) es una persona que se ha visto obligada a abandonar su hogar o lugar de residencia habitual, fenómeno conocido como migración forzada.

Según el ACNUR, a finales de 2014 había 59,5 millones de desplazados forzosos en todo el mundo, el nivel más alto desde la Segunda Guerra Mundial: 19,5 millones eran refugiados, 1,8 millones de solicitantes de asilo y 38,2 millones de desplazados internos [2].

Contenido

   1 Origen del término
   2 Aspectos de derecho internacional
   3 Ver también
   4 Referencias
   5 Bibliografía
   6 Enlaces externos

Origen del término

El término se utilizó por primera vez durante la Segunda Guerra Mundial y los flujos de refugiados resultantes de Europa Oriental [3], cuando se utilizó para referirse específicamente a uno retirado de su país natal como refugiado, prisionero o esclavo. El significado se ha ampliado significativamente en el último medio siglo. Una persona desplazada también puede ser referida como un emigrante forzado. El término "refugiado" también se utiliza comúnmente como sinónimo de persona desplazada, causando confusión entre la clase descriptiva general de cualquier persona que ha abandonado su hogar y el subgrupo de refugiados legalmente definidos que gozan de protección legal internacional especificada. La mayoría de las víctimas de la guerra, refugiados políticos y diputados del período inmediatamente posterior a la Segunda Guerra Mundial fueron ucranianos, polacos, otros eslavos, y también algunos ciudadanos de los países bálticos, lituanos, letones y estonios, que se negaron a regresar a la Unión Soviética Dominada por Europa del Este.

A.J. Jaffe afirmó que el término fue acuñado originalmente por Eugene M. Kulischer. [4]

Aspectos de derecho internacional

Artículos principales: Refugiados y Refugiados

Si el desplazado ha cruzado una frontera internacional y se encuentra bajo uno de los instrumentos jurídicos internacionales pertinentes, se considera un refugiado. [5] Un migrante forzoso que abandonó su hogar a causa de persecución o violencia política, pero que no cruzó una frontera internacional, es comúnmente considerado como la categoría menos definida de desplazados internos (IDP) y está sujeto a una situación internacional más tenue proteccion. El desplazamiento forzado de un número de refugiados o desplazados internos de acuerdo con una política identificable es un ejemplo de transferencia de población. Un desplazado que cruza una frontera internacional sin permiso del país al que ingresa es un inmigrante ilegal. El caso reciente más visible de esto es la crisis migratoria europea de 2014 y hacia adelante.

Un migrante que huyó debido a dificultades económicas es un migrante económico. Un subconjunto especial de esto es el desplazamiento inducido por el desarrollo, en el cual el emigrante forzado fue obligado a salir de su casa debido a proyectos impulsados ​​económicamente como el de la presa de las Tres Gargantas en China y varias presas indias. Por lo general, el desplazado interno se refiere a quien se ve obligado a emigrar por razones ajenas a las condiciones económicas, como la guerra o la persecución. Existe un cuerpo de opinión que sostiene que las personas sometidas a desplazamientos inducidos por el desarrollo deberían tener una mayor protección jurídica que la concedida a los migrantes económicos.

Las personas a menudo son desplazadas debido a desastres naturales o causados ​​por el hombre. El desplazamiento también puede ocurrir como resultado de un cambio climático de inicio lento, como la desertificación o el aumento del nivel del mar. Una persona desplazada debido a factores ambientales que afectan negativamente su subsistencia es generalmente conocida como migrante ambiental. Dicho desplazamiento puede ser de naturaleza transfronteriza, pero frecuentemente es interno. Ningún instrumento jurídico internacional específico se aplica a esas personas. Las naciones extranjeras a menudo ofrecen alivio de desastres para mitigar los efectos de tal desplazamiento de desastres. Bogumil Terminski distingue dos categorías generales de desplazamiento interno: el desplazamiento del riesgo (en su mayor parte el desplazamiento inducido por conflictos, las deportaciones y el desplazamiento inducido por desastres) y el desplazamiento de la adaptación (asociado al reasentamiento voluntario, desplazamiento inducido por el desarrollo y desplazamiento inducido por el medio ambiente).

Tras los efectos del huracán Katrina en 2005, el término "refugiado" se usó a veces para describir a las personas desplazadas por la tormenta y los efectos secundarios. Hubo un grito de que el término no se debe usar para describir a los estadounidenses desplazados dentro de su propio condado, y el término "evacuado" fue sustituido en su lugar. [6] El ACNUR también se opone al uso del término "refugiado" en referencia a los migrantes ambientales, ya que este término tiene una definición legal estricta. [7]


MI TRADUCCIÓN

Personas desplazadas en 2015
Descendencia 63,912 millones
Asentamientos importantes
15,483 millones Refugiados
37,494 millones Desplazados internos
3,219 millones Solicitantes de asilo
637.534 millones Personas en una situación similar a la de los refugiados
El campamento de refugiados Amam recibió ese nombre después del nacimiento de su primer nativo en 2009. Su nombre, Amam, significa paz

Un desplazado (en inglés displaced person, abreviado como DP) es una persona que se ha visto obligada a abandonar su casa o lugar habitual de residencia. Este fenómeno se conoce como migración forzosa.

Según ACNUR, hubo 59,5 millones de personas que fueron desplazadas por la fuerza por todo el mundo a finales de 2014, la cifra más alta desde la Segunda Guerra Mundial: 19,5 millones eran refugiados, 1,8 millones solicitantes de asilo y 38,2 millones desplazados internos.[1]

Origen del términoEditar

El término se usó profusamente durante la Segunda Guerra Mundial y el posterior éxodo de refugiados de Europa del Este. Se empleó para referirse especialmente a un individuo deportado de su país de origen en calidad de refugiado, prisionero o esclavo. Sin embargo, el significado se ha extendido a lo largo de la segunda mitad del siglo pasado. Al emplear la palabra desplazado, también nos podemos estar refiriendo a una persona que ha emigrado forzosamente. Asimismo, el término refugiado se usa habitualmente como sinónimo de desplazado y esto provoca que se produzca una confusión entre el modo de referirse en general al colectivo de personas que ha abandonado su casa y al subgrupo de refugiados definido dentro de la legalidad que goza de una protección específica a nivel internacional y legal. La mayoría de las víctimas de guerra, los refugiados políticos y los desplazados del periodo que siguió a la Segunda Guerra Mundial fueron ucranianos, polacos, otros eslavos, y también algunos ciudadanos de los Estados Bálticos (lituanos, letones y estonios), que se negaron a regresar a la parte de la Europa Oriental que se encontraba bajo el dominio de los soviéticos.

A.J. Jaffe aseguró que fue Eugene M. Kulischer quien acuñó originalmente el término.

Aspectos de Derecho InternacionalEditar

Se consideran refugiados, los desplazados que han atravesado una frontera internacional y pasan a disfrutar del derecho del refugiado. Generalmente, se cree que un migrante forzado que deja su casa por persecución o violencia políticas, pero que no ha cruzado una frontera internacional, pertenece a la categoría peor definida de desplazado interno y, por ello, se ve sujeto a una protección internacional más débil. El desplazamiento forzoso de un número de refugiados o de desplazados internos de acuerdo con una política identificable es un ejemplo de traslado de poblaciones. Un desplazado que atraviesa una frontera internacional sin contar con el permiso del país al que está entrando es un inmigrante ilegal. El caso reciente más visible es el de la crisis migratoria en Europa de 2014 y lo que le ha seguido después.

Un emigrante que ha huido debido a penurias económicas es un migrante económico. Un subgrupo especial de este tipo de emigrantes es el desplazamiento inducido por el desarrollo, en el cual el migrante forzado se ve obligado a abandonar su casa por culpa de proyectos de calibre económico como el de la Presa de las Tres Gargantas en China y los de varias presas indias. El desplazado interno generalmente define a una persona que se ve forzada a migrar por razones que no son condiciones económicas, como la guerra o la persecución. Parte de la opinión pública sostiene que las personas sujetas al desplazamiento inducido por el desarrollo deberían poder beneficiarse de una protección jurídica de mayor calidad que aquella que se les garantiza a los migrantes económicos.

A menudo las personas sufren este fenómeno de desplazamiento a causa de un desastre natural o de catástrofes incentivadas por los seres humanos. Dicho desplazamiento también puede darse como resultado de un cambio climático que evoluciona lentamente, como la desertificación o una subida del nivel del mar. A una persona que se ve desplazada por factores medioambientales que inciden negativamente sobre su subsistencia, se la conoce como migrante medioambiental. Estos desplazamientos pueden ser eminentemente transfronterizos, pero suelen ser internos. No se aplican instrumentos internacionales legales a estos individuos. Habitualmente, algunas naciones extranjeras ofrecen asistencia en caso de catástrofe para mitigar los efectos del desplazamiento. Bogumil Terminski distingue dos categorías generales de desplazamiento interno: el desplazamiento de riesgo (sobre todo los desplazamientos provocados por un conflicto inducido, las deportaciones y los desplazamientos debidos a desastres también instigados) y el desplazamiento de adaptación (más relacionado con el reasentamiento voluntario, el desplazamiento inducido por el desarrollo y el desplazamiento que se produce por motivos medioambientales también provocados).

Después de los efectos del huracán Katrina en 2005, el témino "refugiado" se usaba a veces para describir a las personas desplazadas como resultado de la tormenta y de sus secuelas. Se protestó en contra de la utilización de ese término para referirse a los americanos desplazados dentro de su propio municipio y, como resultado, se empleó el término "evacuado" en su lugar. ACNUR, del mismo modo, se opuso al uso del término 'refugiado' para describir a los migrantes medioambientales, dado que dicho término está estrictamente definido dentro de la legalidad.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar


[[Category:Persecución]] [[Category:Migración]] [[Category:Migración forzosa]] [[Category:Sintecho]]