Vibia Sabina (c. 86-137) fue una emperatriz del Imperio romano del siglo II, esposa y prima lejana del emperador Adriano.

Vibia Sabina
Emperatriz romana consorte
Busto de Vibia Sabina (M. Prado) 01.jpg
Busto de Vibia Sabina, expuesto en el Museo del Prado de Madrid.
Información personal
Reinado 117-137
Nacimiento c. 86
Fallecimiento 137
Predecesor Pompeya Plotina
Sucesor Faustina la Mayor
Familia
Dinastía Antonina
Padre Lucio Vibio Sabino
Madre Matidia la Mayor
Consorte Adriano
[editar datos en Wikidata]

Índice

BiografíaEditar

Nació hacia el año 86, hija de Matidia la Mayor, sobrina del emperador Trajano, y de Lucio Vibio Sabino, de rango consular. Sabina, junto con su abuela, su madre y su media hermana Matidia la Menor vivieron y fueron educadas en la casa familiar de Trajano y su esposa, Pompeya Plotina.

Se distinguió desde joven por su refinada belleza, casándose con Adriano en 100 a instancias de la emperatriz Plotina y de Matidia la Mayor. El enlace reforzó las aspiraciones imperiales de Adriano, quien sucedería a Trajano a la muerte de este en 117. El matrimonio, sin embargo, no fue feliz. No tuvieron hijos, debido a que, según se dijo, Sabina usó métodos anticonceptivos para evitar tener descendencia, pues para ella tener hijos con Adriano habría significado «dañar la raza humana». Es probable que haya quedado embarazada de su esposo al menos una vez y que se haya provocado un aborto. Sabina era de carácter fuerte e independiente y sus creencias acerca del matrimonio chocaban constantemente con el emperador.

Se dice que entre los años 119 y 122 aproximadamente, la emperatriz mantuvo relaciones íntimas con el historiador Suetonio, en esos momentos secretario ab epistulis del emperador, lo que motivó, al llegar estos amoríos al conocimiento de Adriano, la caída en desgracia y consecuente expulsión de la corte imperial del historiador oficial alrededor del año 122.

En 128 se le concedió el título de Augusta. Murió en 137, antes que su marido.[1]​ Se desconoce el motivo de su muerte. Hay rumores de que fue envenenada por Adriano, el cual lo habría ordenado para evitarle el placer de sobrevivirlo, pero no hay pruebas de que haya sido así.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Birley, 2003, p. 370.

BibliografíaEditar

  • Birley, A. R. (2003). Adriano (José Luis Gil Aristu, trad.). Ediciones Península. ISBN 848307592X. 

Enlaces externosEditar


Predecesora:
Pompeya Plotina
Emperatriz romana
117-137
Sucesora:
Faustina la Mayor