Abadía de Reichenau

monasterio alemán

La Abadía de Reichenau o Monasterio Mittelzell[1]​ es un monasterio de Alemania, situado en el estado de Baden-Wurtemberg, uno de los dieciséis estados federados de Alemania al suroeste del país, cerca de la isla del mismo nombre en el Untersee, en la zona del interior del lago de Constanza.

Abadía de Reichenau
Kloster Reichenau
 Patrimonio de la Humanidad (parte de «Isla monástica de Reichenau», n.º ref. 974) (2000)
Kloster Reichenau (Foto Hilarmont).jpg
Abadía de Reichenau
Localización
País Alemania
División Reichenau
Localidad Isla de Reichenau
Coordenadas 47°41′55″N 9°03′43″E / 47.698738888889, 9.0620805555556
Información religiosa
Culto católico
Archidiócesis de Friburgo Roman Catholic Diocese of Constance
Orden benedictina
Historia del edificio
Fundación 724
Fundador Pirmino de Reichenau
Primera piedra 724
Demolición 1803
Datos arquitectónicos
Estilo arquitectura románica
Año de inscripción 2000
Mapa de localización
Abadía de Reichenau ubicada en Baden-Wurtemberg
Abadía de Reichenau
Abadía de Reichenau
Ubicación en Baden-Wurtemberg.

El complejo benedictino de Reichenau está formado por tres iglesias con más de mil años de antigüedad, que fue nombrado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.[2]

Se distingue por contar con un westwerk o «macizo occidental» en la parte occidental y por puertas anexas divididas en una estructura tripartita marcada con bandas lombardas. El estilo arquitectónico se corresponde con la arquitectura otoniana de las zonas septentrionales.

HistoriaEditar

 
Basílica de san Pedro y san Pablo de Niederzell
 
Acta de fundación de la Abadía de Reichenau

El monasterio fue fundado en el año 724 por el misionero y obispo católico benedictino san Pirmino de Reichneau (ca. 660-670; ca. 753), con el apoyo de los reyes carolingios, en un pueblo pagano que, tras la construcción del monasterio, se convirtió en un centro intelectual, cuna de importantes obras literarias que fueron de gran influencia en el reino franco.[1][2]

La primera construcción del monasterio data de finales del siglo VIII. Más tarde en el siglo IX bajo la dirección de Waldo de Reichneau, amigo personal de Carlomagno, obispo de Basilea y abad del monasterio entre los años 786 y 806,[3]​ fundó la escuela de Reichenau donde Godescalco de Orbais —en latín Godescalc, Gotteschalchus— siguió las enseñanzas del maestro Talon o Tatton, monje erudito en conocimiento y virtud, que ocupó el cargo de moderador de la escuela de Reichenau.[2][4]

El sucesor de Waldo de Reichneau, Heito —nombrado obispo de Basilea en el año 802—, abandonado en el monasterio a los cinco años, fue abad del mismo entre 806 y 823. A su regreso de Constantinopla, inició la construcción de una basílica en la Abadía de Reichenau completada en el año 816 y que pudo haber sido consagrada por él.[5]​ En el año 888 el emperador carolingio Carlos III el Gordo fue enterrado en la iglesia del monasterio.[1]

El segundo gran periodo de florecimiento de la abadía de Reichenau data de la época de los reyes otonianos, en torno al año 1000, con los llamados obispos «dorados», Witigowo abad desde 985 hasta 997; Immon (1006-1008) y Bernon (1008-1048). Durante este periodo, el monasterio fue una célebre escuela de escritura que reunió a los diferentes iluminadores alemanes de miniaturas de manuscritos de los siglos X y XI del renacimiento otoniano, como el Salterio de Gertrudis —también conocido como Psalterium Egberti o Codex Gertrudianus— , los evangeliarios de Munich y Bamberg; así como los frescos de la iglesia de San Jorge o la historiografía del célebre cronista Herman de Reichenau († 1054), apodado Hermannus Contractus. Albergó durante este periodo una de las bibliotecas más importantes de Europa.[2]​ La última época de esplendor de la abadía tuvo lugar durante el gobierno del abad Diethelm de Krenklingen (1169-1206). Además de la dedicación a las miniaturas, los monjes trabajaron la orfebrería; entre las creaciones destaca la Corona Imperial conservada en Viena.[1]

Durante la Baja Edad Media, el monasterio sufrió una rápida decadencia a pesar de las diferentes tentativas de reforma. En el año 1402, tan solo permanecían en el mismo dos monjes.

Durante el siglo XV el ideal monástico benedictino recuperó su esplendor y la basílica de Mittelzell fue ampliada con un coro del gótico tardío; el cronista Gallus Oehem escribió la historia del monasterio.

En 1540, Markus de Knöringen renunció a dirigir la abadía y se retiró a la sede episcopal de Constanza. Reichenau entonces no era más que un despacho de administración con doce monjes. La comunidad espiritual finalizó con la disolución del monasterio en 1803 a consecuencia de las leyes de secularización.

Una nueva comunidad benedictina se trasladó al monasterio en 2001, a los que se les unieron dos monjas benedictinas para afrontar una etapa de la abadía.[2]

LeyendaEditar

La isla de Reichenau perteneció a un noble llamado Sintlas que vivía en el castillo de Sandeck, en el actual municipio de Salenstein, frente al lado suizo. La isla era conocida en origen como Sintlas-Au o Sindleozesauua en relación con el nombre de su propietario.

Cuando Pirminio de Richneau llegó a Untersee en el año 724, Sintlas solicitó la construcción de una capilla en la región. El lugar que escogió fue la isla de Reichenau. La isla estaba cubierta de un bosque virgen poblado con serpientes, sapos e insectos.

Pirminio obró varios milagros en la isla, hizo manar una fuente en cada lugar donde había pisado. Las alimañas huyeron a los tres días nadando por las aguas del lago. Así, Pirminio juntos otros monjes que le acompañaban, lograron despejar la isla y fundaron en ella el primer monasterio.

CulturaEditar

El monasterio fue uno de los centros culturales y científicos más importante de los reinos carolingio y otoniano de la Alta Edad Media.

El monasterio de Reichenau fue la residencia del abad Walafrido Strabo, autor de Visio Wettini, del año 824 y de la primera labor de botánica, Las Curas de los jardines (Liber de cultura hortorum) escrita en 827.

El más importante e influyente de los abades de Reichenbau fue Hatto II —Hatto de Maguncia— ,que dirigió el monasterio desde el año 888 al 893. Nombrado arzobispo de Maguncia en 891, fue canciller y consejero del rey Arnulfo de Carintia. El abad acompañó a Roma al rey Arnulfo en su coronación como emperador por el papa Formoso en el año 895, recibiendo de manos del papa las reliquias del santo San Jorge, origen de la iglesia de la abadía del mismo nombre.[6]

Tras el óbito de Arnulfo de Carintia en el año 899, Hatto II fue nombrado regente del heredero Luis IV de Alemania —Luis el Niño—, que falleció en 911 con dieciocho años. Le sucedió como rey de la Francia oriental, Conrado I de Alemania, un sobrino de Arnulfo.[7][8]

FiestasEditar

Los habitantes de Reichenau celebran fiestas tradicionales, como la de la Santa Sangre, datada entre el año 923 y 925, festividad en la que se sacan en procesión el lunes después del Domingo de Trinidad varias reliquias y un busto de Cristo. La reliquia procesionada contendría la santa sangre del Gólgota, fragmentos de la Cruz de Cristo y un fragmento de tela de seda ensangrentado. El conjunto se conserva en un relicario de estilo barroco realizado por el orfebre local Franz Andreas Wech en el año 1746.[9]

Manuscritos relacionados con ReichenauEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c d «El monasterio de la isla de Reichenau». Radurlaub-Bodensee. Consultado el 19 de abril de 2020. 
  2. a b c d e «Cuestión de fe - La herencia de los monjes - La isla monástica de Reichenau | DW | 07.07.2018». Deutsche Welle. Consultado el 19 de abril de 2020. 
  3. Stein, W. J; Wood, John M (2009). Ninth century and the holy grail. (en inglés). Reino Unido: Temple Lodge Publishing. p. 64. ISBN 978-1-906999-04-9. OCLC 1026821437. Consultado el 19 de abril de 2020. 
  4. Du Bout, Dom (1890). Etienne Héron de Villefosse, ed. L'Abbaye D'Orbais (en francés). París: Alphonse Picard. Consultado el 18 de abril de 2020. 
  5. «Haito, obispo de Basilea, abad de Reichenau» [Haito, obispo de Basilea, abad de Reichenau]. Consultado el 18 de abril de 2020. 
  6. «Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo». Iglesiapueblo Nuevo. Consultado el 19 de abril de 2020. 
  7. Umberto, Umberto (2016). «El atormentado reino de Berengario I» [Omar Daniel Alva Barrera, Dennis Peña Torres]. La Edad Media I: bárbaros, cristianos y musulmanes. Fondo de Cultura Economica. pp. 225-248. ISBN 9786071642509. OCLC 1103900926. Consultado el 19 de abril de 2020. 
  8. Umberto, Umberto (2016). «El reino teutónico y la consolodidación de los duques de Sajonia». La Edad Media I: bárbaros, cristianos y musulmanes (Omar Daniel Alva Barrera, Dennis Peña Torres, trads.). Fondo de Cultura Economica. p. 251. ISBN 9786071642509. OCLC 1103900926. Consultado el 19 de abril de 2020. 
  9. «Heilig-Blut-Fest Höchster Inselfeiertag und Pilgertag» [Festival de la Sangre más alta fiesta de la isla y día de peregrinación]. Kath-reichenau. Consultado el 19 de abril de 2020. 

Enlaces externosEditar