Aforismo

declaración concisa y doctrinal

Aforismo (del griego ἀφορίζειν, ‘definir’) es una declaración u oración que pretende expresar un principio de manera concisa, coherente y en apariencia definitiva.[1]

Algunas obras de autores de la Grecia clásica, como Heráclito de Éfeso, Esquilo, Píndaro, Hipócrates o Demócrito contienen pensamientos o máximas aforísticas, para apoyar sus opiniones, teorías, demostraciones y tratados filosóficos, médicos, científicos, etc.[2]

Como otros muchos ejemplos de elementos proverbiales, los estudiosos de sociolingüística proponen que el aforismo es un tipo de paremia, hermano del axioma, la máxima, el adagio, y otras formulaciones del pensamiento breves, moralizantes o sentenciosas (apotegmas, proverbios, etc.)

La variedad de autores que practicaron el “arte del aforismo”, va desde Confucio a Santiago Ramón y Cajal, desde Benjamin Franklin a Cioran, desde Baudelaire a Borges, desde Mark Twain a Oscar Wilde, desde Pessoa a Machado, o desde Platón a Camus. También queda obra de mujeres aforistas como Madame de Sevigné, Simone Weil o María Zambrano.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. También se define como: Una sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en una ciencia o arte. Fuente: [1]
  2. Bernabé, Alberto. De Tales a Demócrito. Madrid: Alianza. pp. 113-114. 

Enlaces externosEditar