Agricultura de subsistencia

Agricultura orientada al auto-abastecimiento.

La agricultura de subsistencia ocurre cuando los agricultores cultivan alimentos para satisfacer sus necesidades y las de sus familias en las pequeñas propiedades.[1]​ Los agricultores de subsistencia tienen como objetivo la producción agrícola para sobrevivir y para satisfacer principalmente las necesidades locales, con poco o ningún excedente. Las decisiones de plantación se toman principalmente con miras a lo que la familia necesitará durante el próximo año, y solo en segundo lugar a los precios de mercado.

Un agricultor bakweri trabajando en su campo de taro en las laderas del monte Camerún (2005)
Agricultores de subsistencia vendiendo sus productos
Agricultura en Vietnam

"Los campesinos de subsistencia son personas que cultivan lo que comen, construyen sus propias casas y viven sin hacer compras regulares en el mercado".[2]

A pesar de la primacía de la autosuficiencia en la agricultura de subsistencia, la mayoría de los agricultores de subsistencia también participan en el comercio hasta cierto punto, aunque generalmente para bienes que no son necesarios para la supervivencia, que pueden incluir azúcar, planchas de hierro para techos, bicicletas, ropa usada, etc. La mayoría de los agricultores de subsistencia operan hoy en países en desarrollo. Aunque su volumen de comercio medido en efectivo es menor que el de los consumidores en países con mercados modernos y complejos, muchos tienen importantes contactos comerciales y artículos comerciales que pueden producir debido a sus habilidades especiales o acceso especial a recursos valorados en el mercado.[3]

La agricultura de subsistencia generalmente presenta: necesidades de capital/financiamiento pequeñas, cultivos mixtos, uso limitado de agroquímicos (por ejemplo, pesticidas y fertilizantes), variedades no mejoradas de cultivos y animales, poco o ningún excedente de rendimiento para la venta, uso de herramientas crudas/tradicionales (por ejemplo, azadas y machetes), principalmente la producción de cultivos alimentarios, realizada en pequeñas parcelas de tierra dispersas, la dependencia de mano de obra no calificada (a menudo miembros de la familia) y (generalmente) bajos rendimientos.

HistoriaEditar

La agricultura de subsistencia fue el modo de producción dominante en el mundo hasta hace poco, cuando se generalizó el capitalismo de mercado.[4]

La agricultura de subsistencia había desaparecido en gran medida en Europa al comienzo de la Primera Guerra Mundial y en América del Norte con el movimiento de aparceros y agricultores arrendatarios del sur y el medio oeste de Estados Unidos durante las décadas de 1930 y 1940.[2]​ En Europa central y oriental, la agricultura de subsistencia y semisubsistencia reapareció dentro de la economía en transición desde aproximadamente 1990.

Prácticas contemporáneasEditar

La agricultura de subsistencia continúa hoy en gran parte de las zonas rurales de África[5]​ y partes de Asia y América Latina. En 2015, alrededor de 2000 millones de personas (algo más del 25% de la población mundial) en 500 millones de hogares que viven en áreas rurales de países en desarrollo sobreviven como "pequeños agricultores", trabajando menos de 2 hectáreas (5 acres) de tierra.[6]

Tipos de agricultura de subsistenciaEditar

Agricultura migratoriaEditar

En este tipo de agricultura en a, se despeja un trozo de tierra forestal mediante una combinación de tala (tala) y quema, y se cultivan cultivos. Después de 2 a 3 años, la fertilidad del suelo comienza a declinar, la tierra se abandona y el agricultor se traslada a limpiar una nueva parcela de tierra en otra parte del bosque a medida que continúa el proceso.[7]​ Mientras la tierra se deja en barbecho, el bosque vuelve a crecer en el área despejada y se restaura la fertilidad del suelo y la biomasa. Después de una década o más, el agricultor puede regresar a la primera parcela de tierra. Esta forma de agricultura es sostenible en densidades de población bajas, pero las cargas de población más altas requieren un desmonte más frecuente, lo que evita que se recupere la fertilidad del suelo, abre más el dosel del bosque y fomenta el matorral a expensas de los árboles grandes, lo que eventualmente da como resultado la deforestación y la erosión.[8]​ La agricultura migratoria se llama dredd en India, ladang en Indonesia, milpa en Centroamérica y México y jhumming en el noreste de India.

Agricultura primitivaEditar

Si bien la técnica de "tala y quema" puede describir el método para abrir nuevas tierras, comúnmente los agricultores en cuestión tienen en existencia al mismo tiempo campos más pequeños, a veces simplemente jardines, cerca de la finca allí donde practican intensivo "no migratorio" técnicas hasta la escasez de campos donde puedan emplear "tala y quema" para limpiar la tierra y (mediante la quema) proporcionar fertilizante (ceniza). Dichos jardines cerca de la granja a menudo reciben desechos domésticos, y el estiércol de cualquier hogar, pollos o cabras se arroja inicialmente en pilas de abono solo para sacarlos del camino. Sin embargo, estos agricultores a menudo reconocen el valor de dicho abono y lo aplican con regularidad a sus campos más pequeños. También pueden regar parte de dichos campos si están cerca de una fuente de agua.

En algunas áreas de África tropical, al menos, estos campos más pequeños pueden ser aquellos en los que los cultivos se cultivan en camas elevadas. Por lo tanto, los agricultores que practican la agricultura de "tala y quema" suelen ser agricultores mucho más sofisticados de lo que sugiere el término agricultores de subsistencia de "tala y quema".

Pastoreo nómadaEditar

En este tipo de agricultura la gente migra junto con sus animales de un lugar a otro en busca de forraje para sus animales. Generalmente crían ganado vacuno, ovino, caprino, camello y/o yaks para obtener leche, piel, carne y lana.[9]​ Esta forma de vida es común en partes del centro y oeste de Asia, India, este y suroeste de África y norte de Eurasia. Algunos ejemplos son los nómadas Bhotiyas y Gujjars del Himalaya. Llevan sus pertenencias, como carpas, etc., a lomos de burros, caballos y camellos.[10]​ En regiones montañosas, como el Tíbet y los Andes, se crían yaks y llamas. Los renos son el ganado en las áreas árticas y subárticas. Las ovejas, las cabras y los camellos son animales comunes, y el ganado vacuno y los caballos también son importantes.[11]

Agricultura intensiva de subsistenciaEditar

En la agricultura intensiva de subsistencia, el agricultor cultiva una pequeña parcela de tierra utilizando herramientas simples y más mano de obra.[12]​ Clima con gran cantidad de días con sol y suelos fértiles, permite el cultivo de más de un cultivo al año en la misma parcela. Los agricultores utilizan sus pequeñas propiedades para producir lo suficiente para el consumo local, mientras que los productos restantes se utilizan para intercambiarlos por otros bienes. Da como resultado que se produzca mucha más comida por acre en comparación con otros patrones de subsistencia. En la situación más intensiva, los agricultores pueden incluso crear terrazas a lo largo de laderas empinadas para cultivar arrozales. Estos campos se encuentran en partes de Asia densamente pobladas, como Filipinas. También pueden intensificarse mediante el uso de estiércol, riego artificial y desechos animales como fertilizante. La agricultura intensiva de subsistencia prevalece en las áreas densamente pobladas de las regiones monzónicas del sur, suroeste y sureste de Asia.

Mitigación de la pobrezaEditar

La agricultura de subsistencia se puede utilizar como una estrategia de alivio de la pobreza, específicamente como una red de seguridad para las crisis de los precios de los alimentos y para la seguridad alimentaria. Los países pobres tienen recursos fiscales e institucionales limitados que les permitirían contener los aumentos de los precios internos y gestionar los programas de asistencia social, lo que a menudo se debe a que utilizan herramientas de política destinadas a países de ingresos medios y altos.[13]​ Los países de bajos ingresos tienden a tener poblaciones en las que el 80% de los pobres se encuentran en áreas rurales y más del 90% de los hogares rurales tienen acceso a la tierra, sin embargo, la mayoría de estos pobres rurales tienen acceso insuficiente a los alimentos. La agricultura de subsistencia se puede utilizar en países de bajos ingresos como parte de las respuestas políticas a una crisis alimentaria a corto y mediano plazo, y proporcionar una red de seguridad para los pobres en estos países.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Bisht, I. S.; Pandravada, S. R.; Rana, J. C.; Malik, S. K.; Singh, Archna; Singh, P. B.; Ahmed, Firoz; Bansal, K. C. (14 de septiembre de 2014). «Subsistence Farming, Agrobiodiversity, and Sustainable Agriculture: A Case Study». Agroecology and Sustainable Food Systems (en inglés) 38 (8): 890-912. ISSN 2168-3565. doi:10.1080/21683565.2014.901273. 
  2. a b Waters, Tony (2008). The persistence of subsistence agriculture : life beneath the level of the marketplace. Lexington Books. ISBN 978-0-7391-5876-0. OCLC 839303290. 
  3. Miracle, Marvin P. (1968). «Subsistence Agriculture: Analytical Problems and Alternative Concepts». American Journal of Agricultural Economics 50 (2): 292-310. doi:10.2307/1237543. 
  4. George Reisman. "Capitalism" (1990), p.16
  5. Goran Hyden. Beyond Ujamaa in Tanzania: Underdevelopment and an Uncaptured Peasantry. Berkeley: University of California Press. 1980.
  6. Rapsomanikis, George (2015). «The economic lives of smallholder farmers». Food and Agriculture Organization of the United Nations. p. 9. Archivado desde el original el 4 de mayo de 2016. Consultado el 11 de enero de 2018. «About two-thirds of the developing world’s 3 billion rural people live in about 475 million small farm households, working on land plots smaller than 2 hectares.» 
  7. «Community Forestry: Forestry Note 8». www.fao.org. Consultado el 30 de mayo de 2020. 
  8. «Agriculture Ecosystems & Environment (AGR ECOSYST ENVIRON)». Soil Erosion from Shifting Cultivation and Other Smallholder Land Use in Sarawak, Malaysia 4 (42). 
  9. Miggelbrink, Judith. (2016). Nomadic and indigenous spaces : productions and cognitions. Routledge. ISBN 978-1-315-59843-7. OCLC 953047010. 
  10. Hymer, Stephen (Spring 2018). «Economic Forms in Pre-Colonial Ghana». Economic History Association 30 (1): 33-50. doi:10.1017/S0022050700078578. 
  11. Miggelbrink, Judith, editor. Habeck, Joachim Otto, editor. Mazzullo, Nuccio, editor. Koch, Peter, editor. (15 November 2016). Nomadic and indigenous spaces : productions and cognitions. ISBN 978-1-138-26721-3. OCLC 1010537015. 
  12. Vaughn, Sharon; Wanzek, Jeanne (May 2014). «Intensive Interventions in Reading for Students with Reading Disabilities: Meaningful Impacts». Learning Disabilities Research & Practice 29 (2): 46-53. ISSN 0938-8982. PMC 4043370. PMID 24910504. doi:10.1111/ldrp.12031. 
  13. de Janvry, Alain; Sadoulet, Elisabeth (1 de junio de 2011). «Subsistence farming as a safety net for food-price shocks». Development in Practice 21 (4–5): 472-480. ISSN 0961-4524. doi:10.1080/09614524.2011.561292. 

Otras lecturasEditar