Abrir menú principal

Los arimaspos (también llamados arimaspi; griego antiguo: Αριμασπός, Αριμασποί) es el nombre de un pueblo legendario del extremo norte de Europa. Eran descriptos como gentes con un solo ojo, habitantes de los extremos septentionales de Escitia, en las laderas de los Montes Ripeos, identificados con los Cárpatos o los Urales.[1][2]

EtimologíaEditar

 
Un sátiro, un grifo y un arimaspos.

Heródoto[3]​ deriva el nombre de las palabras escitas arima "uno" y spu "ojo".[2]​ Según Neumann, el nombre arimaspos podría provenir del mongol, "habitante de la montaña".[4]​ Wilhelm Tomaschek lo relacionó con el iranio y el nombre propio Arimaspo, que supuestamente significaría "dueño de caballos salvajes" de aspa, "caballo" y arima "desierto".[5][6]

Descripción y ubicaciónEditar

Todos los relatos sobre los arimaspos coinciden en remarcar su lejanía, la particularidad de poseer un único ojo y su lucha permanente contra los grifos, quienes guardaban el oro del lejano norte.[7][8]

La mención más antigua que se conserva, es un breve excurso de Heródoto,[3]​ quien los toma de la Arismapea, obra perdida del poeta Aristeas de Proconeso.[9]Esquilo en su Prometeo encadenado los menciona como: "... los jinetes arimaspos de un solo ojo, quienes habitan las riberas del río Plutón que arrastra el oro".[10]​ El poeta Calímaco de Cos, en el siglo III a. C., los describe como rubios y Pausanias indica que vivían más allá de los isedones.[11]Plinio, el viejo indica que su morada eran las tierras del viento Aquilón, cerca de una caverna llamada Gesclithron, es decir; el Gozne de la Puerta de la Tierra.[12]

Relación con otros mitosEditar

Se ha supuesto que los arismaspos pueden ser idénticos a los arimos mencionados por Homero y Hesíodo. En efecto, en la Ilíada se habla de la "tierra de los arimos donde yace Tifeo"[13]​ y en la Teogonía se cuenta que Equidna habita una cueva del país de los arimos.[14]

El relato herodoteo de la lucha entre arimaspos y grifos guarda similutudes con el del Homero sobre el combate entre los pigmeos y las grullas.[15]​ Cheremisin y Zaporozhchenko[16]​ encuentran paralelos de esta leyenda en la mitología germánica (Odín y la hidromiel de la poesía, el águila que roba las manzanas doradas de la eterna juventud) y creen que ambas reflejan una creencia proto-indoeuropea sobre los monstruos que custodian la entrada al otro mundo.

IdentificaciónEditar

Tadeusz Sulimirski sostuvo que los arimaspos eran una tribu sármata originaria del valle superior del Irtish, mientras que Dmitry Machinsky los asociaba con un grupo de figuras ajna de tres ojos halladas en la Depresión de Minusinsk, tradicionalmente atribuidas a la cutura Afanasevo del sur de Siberia.[17]

También se ha sugerido que los grifos han sido deducidos de los hallazgos de fósiles de Protoceratops.[7]

ReferenciasEditar

  1. Encyclopædia Britannica/Arimaspi
  2. a b «THE ARIMASPOI en Theoi». 
  3. a b Heródoto, Historias, IV, 27
  4. Karl Johann Heinrich Neumann: Hellenen im Skythenland, 1856
  5. Kritik der ältesten Nachrichten über den skythischen Norden. I, Ueber das Arimaspengedicht des Aristeas. Sitzungsberichte der Wiener Akademien der Wissenschaften, 116-118, 1888, 761
  6. E. D. Phillips: The legend of Aristeas. Fact and fancy in Early Greek notions of East Russia, Siberia and Inner Asia. Artibus Asiae 18/2, 1955, 173-174
  7. a b Adrienne Mayor & Michael Heaney, ‘Griffins and Arimaspeans’ in Folklore, Vol. 104, No. 1/2, 1993, pp. 40–66,
  8. Heródoto, Historias 3. 116. 1
  9. S. Casson, "The Hyperboreans" The Classical Review 34.1/2 (February - March 1920:1–3);
  10. Esquilo. Prometeo encadenado, v. 805-807
  11. Pausanias, Descripción de Grecia, 1.24.6; 1.31.2.
  12. Plinio el Viejo, Historia Natural 7. 10 :
  13. Homero. Ilíada II, 780
  14. Hesíodo, Teogonía 295
  15. Homero, Ilíada III. 3 ss
  16. Сheremisin, D. V. & Zaporozhchenko, A. V. "The "Sacred Centres" of Eurasia and the Legend about the Arimaspi and the Griffins".
  17. Machinsky, D. A. Уникальный сакральный центр III - середины I тыс. до н.э. в Хакасско-Минусинской котловине. // Окуневский сборник. St. Petersburg, 1997:3.

BibliografíaEditar

  • J. D. P. Bolton, 1962. Aristeas of Proconnesus (Oxford: Clarendon Press, 1962; reprinted 1992)

Enlaces externosEditar