Abrir menú principal
Astroturismo

Astroturismo o turismo astronómico, es un tipo de turismo orientado a satisfacer los intereses de astrónomos y aficionados de astronomía.[1]​También puede ser definido como la afición a visitar lugares propicios para la observación astronómica.[2]

Evolución del concepto de astroturismoEditar

Mamalluca, Chile, observatorio creado especialmente para el astroturismo.

Actualmente, el astroturismo es considerado como una actividad lúdico-científica que ha tenido un gran crecimiento en los últimos años, lo que ha permitido poner en valor una serie de recursos naturales, culturales, paisajes y elementos patrimoniales asociados a la astronomía.[2]

El concepto de astroturismo ha evolucionado desde una concepción de una actividad que se desarrolla en lugares cerrados como observatorios y planetarios, hasta un concepto actual donde esta actividad aprovecha además los recursos naturales y culturales en espacios abiertos ubicados en zonas libres de contaminación lumínica lo que permite conjugar el conocimiento científico de astronomía, la cultura y la naturaleza. [2]

El astroturismo ha contribuido a la divulgación científica de la astronomía como ciencia y a la difusión cultural, natural y turística de los lugares en donde se desarrolla la actividad.[2]

Es astroturismo se ha convertido en un instrumento de desarrollo sostenible de las zonas rurales, especialmente las más despobladas y vírgenes, dado que aporta valor añadido a las pocas zonas que quedan libres de o con escasa contaminación lumínica. [2]

CaracterísticasEditar

Se trata de viajes o excursiones que pueden involucrar visitas a observatorios astronómicos, planetarios, museos o estructuras orientados a la astronomía, tales visitas pueden o no incluir servicio de guías.[2]

El astroturismo se desarrolla principalmente en lugares sin contaminación lumínica producida por las ciudades y zonas habitadas, por esta razón es considerado un tipo de turismo sustentable con el medio ambiente.[2]

Es considerado como un segmento del turismo sustentable y cuyo recurso básico son los cielos oscuros, estos cielos no deben presentar daños de contaminación lumínica permanente. Los destinos turísticos con paisajes de cielos de noches oscuras y libres de contaminación por luz artificial son especialmente apreciados como el recurso principal para el desarrollo de esta actividad turística.[3]

Las personas se reúnen normalmente en grupos que viajan con el fin de observar eventos astronómicos particulares tales como eclipses lunares, eclipses solares, lluvias de estrellas, el paso de cometas, entre otros. Esta observación puede ser hecha con dispositivos ópticos como telescopios o binoculares o a ojo desnudo Para este efecto se han implementado observatorios fijos con fines turísticos o se generan excursiones especiales a espacios naturales abiertos donde se ocupan telescopios móviles.[2][3]

Quienes viajan, lo hacen en forma deliberada con el fin de participar en actividades turísticas relacionadas a la astronomía, son los llamados astroturistas, incluyen a científicos, astrónomos profesionales y aficionados y público en general. Puede tratarse de turistas nacionales o internacionales que al menos pernocten una noche.[3]

OrígenesEditar

 
Camille Flamarion, astrónomo francés.

El concepto de astroturimo es considerado relativamente moderno. Si bien la astronomía, ciencia sobre se basa la actividad, esta considerada como una de las ciencias más antiguas que existe. [4]

Se considera que el astroturismo nace junto a la astronomía amateur, que es una actividad practican las personas como un hobby o solo por placer, tratándose de actividades muy similares a la que realizan los astroturistas. [4]

Es así que el astrónomo francés Camille Flammarion fue quien popularizó la astronomía tras la publicación de su libro “Astronomie Populaire” (Astronomía popular), fundó además un observatorio astronómico en Juvisy-sur-Orge y también creó la Sociedad Astronómica Francesa, en el año 1887. [4]

Otro paso importante fue la creación del primer planetario en el año 1923 por Walther Bauersfeld y fabricado por la empresa Carl Zeiss en Jena, Alemania y que abrió sus puertas en 1926 y pronto se abrieron otros dos en la misma ciudad.[4][5]

Poco tiempo después de la aparición nuevos planetarios en Europa comienzan a extenderse.[5]​ Una nueva ola de creación de planetarios se genera tras la segunda guerra mundial.[6]​ A lo anterior se suma la creación de sociedades de aficionados a la astronomía comienzan a desarrollarse.[4]

La llegada del hombre a la luna en julio de 1969, tuvo un impacto en 600 millones de telespectadores, la quinta parte de la población mundial. Marcó un antes y un después en la divulgación de la carrera espacial y la astronomía.[7]​ Otro aspecto importante en el desarrollo de audiencias ha sido el impacto de internet en la divulgación científica de la astronomía, especialmente la difusión de imágenes espaciales como la NASA y la Agencia Espacial Europea. Un aspecto importante es la campaña que tuvo lugar en julio de 1994 con el impacto del cometa Shoemaker-Levy con Júpiter, nunca un acontecimiento astronómico había sido divulgado de forma tan rápida y eficaz.[8]

 
Planeratio Carl Zeiss, Jena, Alemania

Finalmente, tras la constante degradación de la calidad de los cielos producto de la contaminación lumínica, comienza a ponerse en valor los lugares más adecuados para la observación astronómica y el surgimiento de normativas para su protección que llevan a la creación de la Declaración en defensa del cielo nocturno y el derecho a observar las estrellas en abril de 2007.[9][10]

Este hecho marca la puesta en valor de alternativas turísticas en territorios de interior, especialmente desérticos para aprovechar esta condición y sustentar actividades económicas alternativas y sustentables.[4]​ Surgen de esta manera la creación de observatorios astronómicos especialmente habilitados para la atención de visitantes.

Amenazas para el astroturismoEditar

 
Contaminación lumínica en Europa es una de las amenazas para el astroturismo.

Una de las amenazas que existe para el desarrollo del astroturismo como actividad es actualmente encontrar cielos los suficientemente oscuros para poder contemplar las estrellas y otros astros. Esto ha llevado a revalorizar el concepto de parques astronómicos tanto en Europa como En Estados Unidos bajo el concepto de “reserva de cielo estrellado”, un sistema de certificación desarrollado el año 2007. Sin embargo, agencias de viajes y tour operadores especializados en astroturismo están poniendo cada vez más interés sobre territorios despoblados y lejos de la contaminación de luz artificial que generan las ciudades, carreteras y proyectos de explotación minera. Existe un mayor interés en zonas de desierto, tales como Atacama, Botswana, Namibia e Irán donde la contaminación por luz artificial es muy baja o nula.[11]​De esta manera, las noches oscuras o noches negras se han constituido en un argumento de venta.[12]

Uno de los temas principales abordados en la Feria de Turismo de Berlin del año 2007 fue justamente la amenaza de la contaminación lumínica sobre el astroturismo, considerado una actividad valiosa pero amenazada.[13]

En Europa, España encabeza los países con mayor contaminación lumínica y es el segundo país en términos absolutos, desde finales de los años 90 no existe ninguna zona en todo el territorio español desprovista de luz artificial, siendo Madrid la capital europea mas brillante en cuanto a contaminación lumínica.[14]​ Por su parte Francia comenzó a aplicar medidas para apagar las luces de escaparates desde las ciudades.

En febrero de 2019, nace en Europa el proyecto “Night Light” para evitar la contaminación nocturna. Es así que los Países Bajos, Hungría, España, Luxemburgo, Dinamarca, Eslovenia e Italia se unieron en esta iniciativa que busca revertir los danos que genera la contaminación lumínica en Europa y proteger los escasos espacios que presentan cielos nocturnos naturalmente oscuros.[15]

Los cielos nocturnos se encuentran protegidos por la UNESCO en la Declaración de los Derechos de las Generaciones Futuras desde 1994.[14]

Lugares donde existe oferta entorno al astroturismoEditar

Los mejores lugares para observar estrellas sonEditar

 
Radiotelescopio ALMA en Atacama, Chile.
 
Gran Telescopio de Canarias.
  • Argentina

En Argentina existe actualmente poca oferta de servicios especializados en astroturismo. Sin embargo, algunas localidades están apostando parta desarrollar esta actividad, tales como el Observatorio Félix Aguilar y el Complejo Astronómico El Leoncito, levantados en 1960 y 1983 con fines científicos, ubicados al interior del Parque nacional El Leoncito, en la Provincia de San Juan donde se están apoyando algunas iniciativas.[16]​Adicionalmente, existe oferta turística en torno al Observatorio Astronómico Ampimpa, en Amaicha del Valle en la Provincia de Tucumán,[17]​ y al Observatorio Pierre Auger y el Planetario Malargüe ubicados en Pampa Amarilla, en la Provincia de Mendoza.[18]

  • Australia

En Australia Occidental se encuentran las localidades de: Carnamah, Perenjori, Three Springs, Morawa, Wongan Hills, Mullewa, Cervantes y Mingenew.[19]​ Otros lugares de interés son el Parque nacional Warrumbungle esta certificado como un parque de cielos oscuros y el Observatorio de Sídney, de 1858, parte del patrimonio astronómico en Australia, ambos en Nueva Gales del Sur, el “Charleville Cosmos Centre, en Charleville en Queensland y el santuario de vida natural Arkaroola algo retirado de Adelaida.[20]

  • Colombia

En Bogotá se encuentra el Observatorio Astronómico Nacional, un patrimonio que data de 1803 y que organiza actividades con aficionados a la astronomía al igual que el Observatorio de la Universidad de Los Andes y el Planetario de Medellín.[21]​Junto a lo anterior, el Desierto de la Tatacoa, donde se encuentra el Observatorio Astronómico Astrosur y el Observatorio Municipal, ambos orientados al astroturismo.[22][23]

  • Chile

Chile cuenta actualmente con la mayor concentración de observatorios astronómicos científicos, actualmente concentra el 40% de la capacidad de observación de cielos, pero gracias a los nuevos proyectos internacionales, el año 2025 tendrá el 70% de la capacidad mundial. Lo que que constituye un indicador de la calidad de sus cielos.[24]

Gracias a una política orientada a la protección de sus cielos, el desarrollo del astroturismo como actividad económica, ha permitido ser considerada como una especialidad de turismo en Chile. Las condiciones climáticas y de altitud permiten mas de 300 noches de cielo despejado en el año. Actualmente, Chile es un referente en materia de astroturismo en America Latina.[25][26][27]

Los principales polos de astroturismo en Chile se encuentran asociados al gran desierto de Atacama, tales como, Antofagasta, Taltal, San Pedro de Atacama, Inca de Oro, Copiapó, Valle del Huasco, especialmente el Valle de Elqui y el Valle del Limarí que concentran la mayor parte de la oferta de astroturismo en este país.[28][26]

En los últimos años se ha desarrollado oferta de astroturismo en Santiago de Chile, en el Valle de Aconcagua, en Santa Cruz, San Vicente de Tagua Tagua y en Casablanca, estos últimos con una interesante oferta asociada a las rutas del vino y vinos especializados en temas astronómicos. Finalmente, la oferta más al sur de astroturismo se encuentra junto al Lago Lanalhue.[26][29][30][31]

  • Brasil

Los mejores lugares para observación astronómica en Brasil son: Nueva Friburgo y Teresópolis.[27]​Además, la Sierra de la Mantiqueira y el Observatorio Pico dos Dias, del Laboratorio Nacional de Astrofísica en Brasópolis, Minas Gerais[28][26]

  • España

Uno de los lugares privilegiados para el turismo astronómico en el hemisferio norte es la Isla de La Palma en Canarias. Aquí fue lanzada en el año 2007 con apoyo de la ONU y la Organización Mundial del Turismo la certificación Starlight.[27]​ Aquí se encuentra el Observatorio del Roque de los Muchachos y el Gran Telescopio Canarias.[28]​Junto a los anteriores, se suman las ubicadas en la península ibérica, como el Centro Astronómico de Tiedra, Cielo y Tiedra, en la provincia de Valladolid, El Centro de Interpretación del Cielo (CIC) en Gorafe, el Jardín Botánico de Santa Catalina, en la localidad de Iruña de Oca, el Observatorio de Calar Alto en Almería, el Parque nacional de Monfragüe en Cáceres, el complejo de astro-turismo Encinas y Estrellas, en Higuera la Real en Badajoz, la Sierra Morena en Andalucía, la ruta Camino de Las Estrellas en Galicia, ruta astronómica de Santa Ana la Real y el Centro de Interpretación de las Astronomía de Villanueva de los Castillejos en Huelva.[32][33][34]

  • Estados Unidos

En Estados Unidos se creo la organización de protección de cielos en 1988, ya cuenta con mas de 42 parques de cielos oscuros certificados, en lugares como Utha, Arizona, California, Nevada y Nuevo México. Uno de los lugares más visitado por astroturismo es el Joshua Tree National Park.[27]​El principal destino de astroturismo en los Estados Unidos es Mauna Kea, en la Isla de Hawái[35]​Otro lugar, aunque más vinculado al turismo espacial, es Cabo Cañaveral en Florida que posee parques tematcos orientados al espacio y la exploración.[26]

  • Jordania

El desierto de Uadi Rum en Jordania, también conocido como Valle de La Luna, ha sido escenario de varias películas de ciencia ficción como “Misión a Marte”, “Planeta Rojo”, “Rogue One: una historia de Star Wars” y Prometheus, hoy atrae a muchos turistas por astrofotografía.[28]

  • Marruecos

El poblado de Merzouga al suereste de Marruescos, junto al famoso desierto de Erg Chebbi y sus dunas donde se ofrecen excursiones en dromedario, 4 x4 y trekking.[28]

  • México

En el estado de Puebla, se encuentra el volcán Sierra Negra, donde esta el Gran Telescopio Milimetrico (GMT) el más grande en su clase y otro lugar destacado es el Parque nacional Sierra de San Pedro Mártir, ubicado en Baja California considerado uno de los mejores lugares de observación astronómica del hemisferio norte es.[36][37][28]

  • Portugal

Uno de los puntos más destacados de Portugal es el área de Alqueva, al sureste de Portugal conocida por su certificación de cielos oscuros y que cubre cerca de tres mil kilómetros cuadrados que incluye a pequeñas ciudades como Alandroal, Portel, Mourão, Moura, Reguengos de Monsaraz y Barrancos.[27][28][26]

  • Nueva Zelanda

El Parque nacional de Rakiura, que en maorí significa “cielo brillante”, se encuentra ubicado en la isla Stewart al extremo sur de ese país. Y también en la playa de Castlepoint, en la región de Wairarapa, en la Isla Norte, es considerada un área propicia para la observación de estrellas.[26]

Los mejores lugares para observar equinoccios y solsticios sonEditar

 
Equinoccio en Chichen Itzá.
  • Inglaterra

Uno de los lugares favoritos para reunirse en Europa a esperar el solsticio de invierno es Stonehenge, famosos monumento de piedra que forma parte de una serie de sitios arqueológicos de forma circular.[38]

  • Irlanda

El lugar mas enigmático en Irlanda relacionada especialmente a los solsticios es el túmulo de Newgrange, que tiene alrededor de cinco mil años de antigüedad, ubicado al noreste de Irlanda. Solo un día en el año el sol de invierno ingresa por una galería hasta la sala principal al interior del túmulo para iluminar una pared con arte rupestre. [38]

  • México

Uno de los lugares destacados es Wirikuta ubicado en estado de San Luis de Potosí, está considerado un lugar sagrado de la cosmovisión del pueblo huichol; También destaca Xochicalco, un sitio arqueológico en el estado de Morelos, que en tiempos prehispánicos fue en centro de observación de cuerpos celestes. Otro sitio es Chichén Itzá donde se espera el equinoccio para ver descender la serpiente emplumada.[32][39]

  • Perú

Uno de los espectáculos culturales asociados a ruinas arqueológicas tiene lugar durante los solsticios en Machu Picchu, cada 21 de junio con el solsticio de invierno, también llamado Inti Raymi en quechua y el 22 de diciembre con el solsticio de verano o Cápac Raymi.[32]

Los mejores lugares para observar auroras boreales sonEditar

 
Aurora Boreal en Alaska.
  • Alaska

En Fairbanks, una pequeña ciudad en el centro de la región existen servicios y excursiones para observar auroras boreales durante la temporada.[40]

  • Canadá

Es un país con muchos lugares aptos para observar auroras boreales, sin embargo, el favorito es Manitoba en la en la bahía de Hudson, dado que también pueden observarse osos polares, especialmente en el pequeño poblado de Churchill.[40]

  • Islandia

En Thingvellir un parque nacional en Islandia es considerado el mejor lugar para observación de auroras boreales.[28]

  • Noruega

La ciudad de Tromsø, conocida como el “Paris del Norte”, permite contemplar el espectáculo de auroras boreales y además se ofrecen charlas de astronomía en una visita al planetario Northern Lights entre septiembre y marzo.[26]

  • Suecia

Kiruna, se encuentra ubicado en el extremo norte de Suecia. Un lugar muy conocido por su hotel de hielo y por las auroras boreales.[36][37]

  • Finlandia

Rovaniemi en Finlandia, es la ciudad más septentrional donde además del famoso parque temático de invierno Santa Claus Village y el hotel ártico de nieve. En Rovaniemi se realizan tours fotográficos para captar las auroras boreales.[26][41]

  • Rusia

En Múrmansk una ciudad ubicada en la parte norte de Siberia, en la península de Kola, es el mayor puerto de Rusia en el Ártico. Las auroras boreales se pueden ver 200 días al año. La temporada de auroras va desde agosto hasta abril, siendo los meses de septiembre a octubre y de febrero a marzo, los mejores para observar auroras boreales desde este puerto.[42]

ReferenciasEditar

  1. Damanti, Emanuela (12 de abril de 2013). «Que es el turismo astronómico?». https://turismoastronomico.wordpress.com. Consultado el 24 de marzo de 2019. 
  2. a b c d e f g h Fabregat, Victor (23 de septiembre de 2016). «El astroturismo en la actualidad». http://astromaestrat.es. Consultado el 24 de marzo de 2019. 
  3. a b c Matos, Ana Luísa (2017). Terrestrial Astrotourism – Motivation and Satisfaction of Travelling to Watch the Night Sky (M.Sc.). Aalborg University. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  4. a b c d e f Muntean, Razvan-Gheorghe (2017). Astroturismo (Trabajo fin de grado en turismo). Universidad de La Rioja. Consultado el 17 de marzo de 2019. 
  5. a b Valenzuela, Jorge Luis (28 de febrero de 2017). «¿Qué son los Planetarios? Breve historia de los Domos». https://noticias.planetarios.com. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  6. kukula, Marek (julio de 2018). «Los planetarios y el nacimiento de la ciencia como espectáculo». https://www.investigacionyciencia.es. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  7. Zamorano, Esteban (21 de julio de 2014). «Cómo se logró transmitir al mundo la llegada del hombre a la Luna #Apollo11». https://www.fayerwayer.com. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  8. «Internet y la astronomía». https://www.astromia.com. julio de 2018. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  9. Hernáez, Salvador (29 de julio de 2017). «La Iniciativa Starlight de turismo astronómico». https://www.aboutespanol.com. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  10. Fundación Starlight (13 de febrero de 2019). «Declaración de La Palma en Defensa del Cielo Nocturno». https://www.turismodeestrellas.com. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  11. Agencia EFE (28 de marzo de 2017). «El astroturismo es una actividad en alza pero amenazada». https://www.eltelegrafo.com.ec/. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  12. Bonaventure, Lionel (12 de marzo de 2017). «L'astrotourisme, un secteur en plein essor». https://www.sciencesetavenir.fr (en francés). Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  13. Caballero Reynolds, Andrew (9 de marzo de 2017). «L'astrotourisme, activité prisée mais menacée par la pollution lumineuse». http://www.leparisien.fr (en francés). Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  14. a b Alamillos, Alicia (15 de julio de 2018). «España, en cabeza en contaminación lumínica en Europa». https://www.cuartopoder.es. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  15. «Proyecto Night Light, Europa unida contra la contaminación lumínica». https://www.turismodeestrellas.com. 20 de febrero de 2019. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  16. «Qué es el "AstroTurismo" y por qué un lugar de la Argentina fue elegido como el mejor del mundo para disfrutar el cielo». https://tn.com.ar. 7 de febrero de 2019. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  17. Turismo de Tucumpan, Carmen (30 de octubre de 2018). «Astroturismo en Argentina, la ventana al universo de Ampimpa». https://www.turismodeestrellas.com. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  18. «Astroturismo en Argentina: la provincia de Mendoza». https://www.turismodeestrellas.com. 12 de septiembre de 2018. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  19. «Astrotourism Reaches for the Stars». https://nvnews.com.au (en inglés). 16 de septiembre de 2018. Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  20. Brook, Mitch (24 de julio de 2018). «These Are The Best Places To Go Stargazing In Australia». https://awol.junkee.com (en inglés). Consultado el 28 de marzo de 2019. 
  21. Redacción ciencia (16 de enero de 2019). «Colombia podrá ver el eclipse de Luna el próximo domingo». https://www.eltiempo.com. Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  22. Trujillo, Sergio (4 de septiembre de 2018). «El Desierto de la Tatacoa, el primer territorio colombiano que podría recibir una certificación internacional de observación astronómica». https://www.fayerwayer.com. Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  23. Pérez, José Alejandro (3 de febrero de 2015). «El turismo mira al cielo». https://www.elcolombiano.com. Consultado el 31 de marzo de 2019. 
  24. Aguilar, Carmen (8 de abril de 2019). «Chile tendrá el 70% de la capacidad de observación astronómica mundial». https://www.24horas.cl. Consultado el 30 de marzo de 2019. 
  25. Albertini, Camila (17 de marzo de 2017). «Ruta del astroturismo en Chile espera 750 mil visitantes a 2025». https://www.publimetro.cl. Consultado el 30 de marzo de 2019. 
  26. a b c d e f g h i Fernandes, Victor (25 de agosto de 2018). «Astroturismo: 7 opções para ver o céu e seus fenômenos». https://www.panrotas.com.br (en portugués). Consultado el 28 de marzo de 2019. 
  27. a b c d e Maia, Eduardo (9 de febrero de 2017). «Astroturismo: os melhores lugares para observar estrelas no mundo». https://oglobo.globo.com (en portugués). Consultado el 27 de marzo de 2019. 
  28. a b c d e f g h Lustoza, Larissa (19 de agosto de 2018). «Viajar para ver as estrelas: faça astroturismo em um desses 8 destinos». https://www.metropoles.com (en portugués). Consultado el 28 de marzo de 2019. 
  29. «Observar as estrelas mais de perto no Chile é possível com as dicas que o diario separou, confira». https://diariodoturismo.com.br (en portugués). 8 de agosto de 2019. Consultado el 30 de marzo de 2019. 
  30. Toll, Roser (9 de marzo de 2012). «‘Cabernet Meteorito', un vino chileno que dice traer el sabor del Universo». https://www.elnuevoherald.com. Consultado el 30 de marzo de 2019. 
  31. Generación M (5 de febrero de 2019). «Lanzan la primera Ruta Astroturística de Santiago». https://m.elmostrador.cl. Consultado el 30 de marzo de 2019. 
  32. a b c Sevillano, Elena (3 de octubre de 2018). «Las Perseidas y otras ocho citas astronómicas para mirar al firmamento». https://elviajero.elpais.com. Consultado el 28 de marzo de 2019. 
  33. Ruiz, Elena (28 de marzo de 2018). «Astroturismo: los mejores lugares de España para ver las estrellas». https://www.harpersbazaar.com. Consultado el 29 de marzo de 2019. 
  34. «Una guía para disfrutar de las estrellas en Huelva». http://huelvaya.es. 19 de febrero de 2019. Consultado el 29 de marzo de 2019. 
  35. Hill-choi, Lee (26 de febrero de 2019). «Astronomy lovers, where are the best places to go for the ultimate stargazing experience?». https://www.scmp.com (en inglés). Consultado el 29 de marzo de 2019. 
  36. a b «¿Qué es el astroturismo, la nueva tendencia en viajes sustentable?». https://www.elobservador.com.uy. 18 de febrero de 2019. Consultado el 28 de marzo de 2019. 
  37. a b Carrillo, Zoilo (10 de febrero de 2019). «Los cielos de México se convierten en tendencia de turismo sustentable». https://contactohoy.com.mx. Consultado el 28 de marzo de 2019. 
  38. a b Portillo, Germán (16 de noviembre de 2016). «El solsticio de invierno». https://www.meteorologiaenred.com. Consultado el 29 de marzo de 2019. 
  39. «Chichén Itzá el día de equinoccio y el descenso de la serpiente emplumada». https://www.diariodelviajero.com. 22 de septiembre de 2016. Consultado el 29 de marzo de 2019. 
  40. a b Cruz, Juan (21 de diciembre de 2018). «6 opciones para todos los bolsillos para ir a ver las auroras boreales». https://www.codigonuevo.com. Consultado el 29 de marzo de 2019. 
  41. CM& (1 de marzo de 2019). «Alucinante aurora boreal baila en el cielo de Laponia, Finlandia». https://canal1.com.co. Consultado el 28 de marzo de 2019. 
  42. «Las auroras boreales de los confines de Rusia». https://mundo.sputniknews.com. 9 de marzo de 2019. Consultado el 28 de marzo de 2019. 

Enlaces externosEditar