Abrir menú principal

Bedtime Stories

álbum de la cantante Madonna

Bedtime Stories es el sexto álbum de estudio de la cantante estadounidense Madonna, publicado en la mayoría de los países el 25 de octubre de 1994 por las compañías Maverick y Sire Records. Para la producción, colaboró con Dallas Austin, Babyface, Dave «Jam» Hall y Nellee Hooper con el objetivo de cambiar a un sonido más convencional y de suavizar su imagen, luego de que enfrentara respuestas negativas, tanto en lo crítico como en lo comercial, por haber publicado proyectos sexualmente explícitos dos años antes, especialmente con el álbum Erotica y el libro Sex. El lanzamiento del sencillo «I'll Remember», para la banda sonora del filme With Honors (1994), marcó el comienzo de esta nueva transformación y continuó con Bedtime Stories. De géneros pop y R&B, las letras exploran temas como el amor, la tristeza y el romance, pero con un enfoque más suave y menos sexual. No obstante, en otras canciones como «Survival» y «Human Nature» aborda la polémica en torno a sus proyectos anteriores, algo que los críticos lo analizaron como «autobiográfico». Madonna también quería explorar la música club británica, cuyos géneros como el dub habían ganado popularidad, por lo que trabajó con la cantante islandesa Björk en la pista «Bedtime Story».

Bedtime Stories
Álbum de estudio de Madonna
Publicación 25 de octubre de 1994
Grabación 1994
Género(s)
Formato
Duración 51:42
Discográfica
Catálogo 9 45767-2
Productor(es)
Cronología de Madonna
Erotica
(1992)
Bedtime Stories
(1994)
Something to Remember
(1995)
Sencillos de Bedtime Stories
  1. «Secret»
    Publicado: 14 de septiembre de 1994
  2. «Take a Bow»
    Publicado: 6 de diciembre de 1994
  3. «Bedtime Story»
    Publicado: 13 de febrero de 1995
  4. «Human Nature»
    Publicado: 6 de junio de 1995

En términos generales, el disco obtuvo reseñas favorables de los críticos y periodistas musicales, quienes elogiaron la voz de la artista, la producción y la composición de las canciones. Asimismo, fue nominado a los premios Grammy de 1996 en la categoría de mejor álbum de pop. Desde el punto de vista comercial, debutó en la tercera posición de la lista Billboard 200 y recibió tres discos de platino por la Recording Industry Association of America (RIAA). También ingresó al primer lugar en Australia y llegó a los cinco primeros en otros países europeos. El álbum vendió un estimado de ocho millones de copias en el mundo.

Para su promoción, se publicaron cuatro sencillos: «Secret», «Take a Bow», «Bedtime Story» y «Human Nature». El primero de ellos se convirtió en el 35.º tema de Madonna en llegar a los diez primeros puestos de manera consecutiva en el Reino Unido, mientras que el segundo permaneció siete semanas en lo más alto del conteo Billboard Hot 100; sin embargo, los últimos dos no pudieron igualar el éxito de sus predecesores. La artista interpretó «Take a Bow» y «Bedtime Story» en los premios American Music y Brit, respectivamente. También se planificó una gira, pero eventualmente no se llevó a cabo debido a que Madonna había obtenido el papel principal en la película Evita, de 1996.

Publicado en una época en la que los medios y el público seguían cuestionando su carrera, esperaban que este fuese publicitado como una disculpa luego de todos los escándalos que la rodearon años anteriores. Sin embargo, la artista se negó a mostrar arrepentimiento y a abandonar su provocación sexual, y afirmó que había sido malinterpretada. Tras su publicación, fue reconocido por algunas publicaciones como uno de los mejores álbumes de 1994 e incluso la revista Slant lo incluyó dentro de los mejores de la década de 1990. En reseñas retrospectivas, numerosos críticos lo consideraron uno de los trabajos más destacados de Madonna, como así también remarcaron que se trataba de uno sus materiales más infravalorados y progresistas.

Índice

AntecedentesEditar

 
Babyface, uno de los productores de Bedtime Stories.

En 1992 se publicó el libro Sex, que se caracterizó por su contenido sexualmente explícito y por sus imágenes de fantasías voyerísticas. Al mismo tiempo salió a la venta Erotica, el quinto álbum de estudio de Madonna, y tiempo después protagonizó la película Body of Evidence. Todos estos proyectos obtuvieron críticas muy negativas tanto de los periodistas como de los admiradores de la cantante, que la vieron como una renegada sexual e incluso afirmaron que «había ido demasiado lejos» y que su carrera había terminado.[1]​ Aunado a ello, su aparición en el talk show Late Show with David Letterman, en marzo de 1994, se destacó por su comportamiento controvertido, pues usó lenguaje soez que fue censurado en la televisión, hizo insinuaciones sexuales e incluso le entregó a Letterman una de sus bragas para que las oliese. Esto hizo que el episodio fuese el más censurado en la historia de los talk shows de Estados Unidos, aunque al mismo tiempo el programa obtuvo una de las audiencias más altas.[2][3]​ En palabras de Joe Lynch, de la revista Billboard, «por primera vez en una década de estrellato, las personas ya no se sorprendían por sus payasadas y, peor aún, a menudo estaban cansados de ella».[4]​ En marzo de ese mismo año, Madonna grabó la canción «I'll Remember» para la banda sonora de la película With Honors. Recibió opiniones positivas de la crítica y fue vista como el primer paso positivo de la cantante por reconectarse con el público en general y reparar el daño que su personalidad provocativa había causado en su carrera.[5]

En lo que respecta a ese período polémico de su carrera, la artista declaró a Los Angeles Times: «Siento que me han malinterpretado. Traté de hacer una declaración sobre sentirse bien con uno mismo y de explorar tu sexualidad, pero la gente entendió que todos deberían salir y tener sexo con todos, y que yo sería la líder de aquello. Así que decidí dejarlo porque eso es en lo que todos terminaron centrándose. El sexo es un tema tan tabú y es una distracción que preferiría ni siquiera ofrecerlo».[6]​ Durante 1994, Madonna empezó a grabar su sexto álbum de estudio, para el cual colaboró con productores de R&B como Dallas Austin, Babyface y Dave «Jam» Hall, como así también contrató al británico Nellee Hooper para el proyecto.[4][7][8]​ Se convirtió en una de las pocas ocasiones en que trabajó con productores conocidos, la primera desde Nile Rodgers en Like a Virgin (1984).[9]​ Cuando se le preguntó sobre el disco, declaró que quería que la gente se concentrara en los aspectos musicales del mismo y que las canciones hablaran por sí mismas. Agregó que aquello era porque no estaba interesada en conceder muchas entrevistas ni salir en la portada de revistas. Lo describió como «muy, muy romántico» y una «combinación de pop, R&B y hip hop».[10]​ En una entrevista con la revista The Face, explicó las principales inspiraciones detrás de Bedtime Stories, así como la razón para trabajar con productores de R&B.

Estuve en un estado de ánimo reflexivo. Hice muchas búsquedas interiores y me sentí romántica cuando estaba escribiendo el álbum, así que escribí sobre eso. Quería trabajar con un montón de productores diferentes. El álbum de Björk fue uno de mis favoritos durante años, se produjo de manera brillante. Y también quería trabajar con Massive Attack. Así que, obviamente, él estaba en la lista. Nellee fue la última persona con la que trabajé, y no fue hasta ese momento que comprendí el sonido de todo el disco, así que tuve que volver y rehacer mucho.[11]

DesarrolloEditar

Una vez que [Madonna] sacaba sus ideas, estaba abierta a tus ideas. No querías entrar con ella y en seguida decir, «bueno, oigo esto», porque era muy específica y articulada. Ya tenía el sonido en su cabeza. Pero luego de que había hablado, aportábamos nuestro granito de arena.
—La corista Donna De Lory hablando sobre el desarrollo del álbum.[4]

Madonna empezó a trabajar en el álbum primero con Shep Pettibone, quien había coproducido su quinto álbum de estudio, Erotica (1992). Sin embargo, notó que estaban haciendo el mismo tipo de música del disco anterior, lo cual no le agradaba, y ella quería regresar a sus «raíces», el R&B, por lo que abandonó el proyecto.[12]​ En ese momento, era admiradora de la canción de Babyface «When Can I See You» (1994) y se interesó en trabajar con él, ya que quería «abundantes baladas» para su disco. Ambos trabajaron en tres temas en su estudio en Beverly Hills, de los cuales «Forbidden Love» y «Take a Bow» terminarían en el álbum. Con respecto al desarrollo de esta última canción, el productor recordó que había tocado la base de unos acordes y a la cantante le había gustado, de manera tal que empezaron a escribir. Añadió: «No estaba pensando tanto en las listas musicales. Creo que me impresionaba más el hecho de estar trabajando con Madonna. Al principio fue surrealista, pero luego conoces un poco a la persona, recuperas el control y luego es solo trabajo. Y trabajar es divertido». Expresó que para «Forbidden Love» ella escuchó la pista básica y «todo comenzó a salir», y reconoció que había sido un proceso «mucho más fácil» de lo que había imaginado.[4]

Las coristas de Madonna, Donna De Lory y Niki Haris, fueron contactadas para que proporcionaran armonías en «Survival». De Lory declaró que las sesiones de esa canción tomaron «un par de horas» y no hubo repeticiones.[4]​ También mencionó que «en el momento en que entrabas [al estudio], ella ya te estaba dando la hoja con la letra. Ese era el ambiente, no estamos aquí solo para pasar el rato. Es divertido, pero estamos aquí para trabajar y hacer esto».[4]​ Durante las sesiones, se interesó en trabajar con Austin después de que este produjera el álbum debut de Joi, The Pendulum Vibe (1994). Según la cantante, «quería saber: "¿Quién es él? ¿Quién lo produjo? ¿Cómo sucedió esto?"».[13]

Sin embargo, aparte de esto, también quería explorar la música club británica, cuyos géneros como el dub habían ganado popularidad.[14]​ De esta manera, decidió colaborar con varios productores y compositores europeos dentro de la escena electrónica, entre ellos Nellee Hooper, que agradó a la cantante por su «sensibilidad muy europea» y a quien ella reconoció como la mayor influencia en el resultado general.[14][15]​ Luego de que lo invitara a Los Ángeles, las sesiones comenzaron en los estudios Chappell de Encino, en California.[16]​ Björk aceptó la oferta de escribir una canción para el álbum, que llevó por título «Let's Get Unconscious».[7]​ Una vez que se terminó la maqueta, Hooper y Marius De Vries reorganizaron la pista y la versión final se llamó «Bedtime Story», que posteriormente sería publicado como el tercer sencillo.[7]

ComposiciónEditar

Meshell Ndegeocello aparece en la tercera canción, «I'd Rather Be Your Lover».
La cantante islandesa Björk fue una de las compositoras de «Bedtime Story».

Desde el punto de vista musical, Bedtime Stories presentó un cambio notable en comparación a su trabajo anterior, Erotica. Es un álbum de géneros pop y R&B ambientado en ritmos de hip hop.[17][18][19][20]​ Según Sheryl Garratt, de la revista The Face, presenta un sonido más maduro, «con baterías y bajos soul/swingbeat» más pulidos en lugar de los ritmos house de Erotica.[17]​ De manera similar, Joe Lynch de Billboard señaló que el sonido era «más suave» y que Madonna se enfocó en la materia autobiográfica, opinión compartida por otros críticos.[4][21][22]​ La cantante prestó especial atención a la secuencia de las canciones, con el objetivo de crear un «álbum realmente cohesivo».[8]​ Afirmó que todas reflejaban algo en su vida, «ya sea una experiencia que tuve o que estoy teniendo. Son un reflejo de mi actual estado de ánimo».[12]​ Agregó: «Cuando estaba haciendo Erotica, prácticamente estaba trabajando al mismo tiempo en mi libro Sex. En ese momento me interesaba explorar el erotismo y mis fantasías sexuales. Ahora estoy explorando el romance. Musicalmente, Erotica era más club/house y tenía un ambiente algo industrial. Este es el otro lado del amor. Creo que el amor es erótico y romántico».[8]​ En este punto, las letras tratan más sobre el romance, la pérdida del amor no correspondido, la depresión, la soledad y el luto, como así también se explora lo religioso y lo espiritual, especialmente en «Secret» y «Sanctuary».[12][23]​ En otros casos como «Human Nature», hay una actitud defensiva y sarcástica en torno a las críticas que enfrentó por los proyectos publicados anteriormente, y es «una respuesta directa a sus detractores».[15][17]

«Survival», la primera canción, es un «número suavemente funky» que trata de «transmitir una historia poco precisa del castigo que ella soportó de los medios de comunicación y sus sentimientos que condujeron al lanzamiento».[24][25]​ Inicia con el verso I'll never be an angel / I'll never be a saint, it's true / I'm too busy surviving / Whether it's heaven or hell y la letra alude al sencillo «Live to Tell» (1986), en la línea I'm gonna be living to tell,[24]​ con voces fuertes en double tracking y armonías.[11][26]​ Madonna declara que no tiene tiempo para comportarse adecuadamente porque está «demasiado ocupada sobreviviendo» y por esa razón «nunca será un ángel o una santa».[27]​ La cantante realzó más los sonidos rítmicos y redujo los sonidos bajos, con el fin de complacer a la tendencia musical de ese entonces. Con múltiples hooks, la letra trata de dualidades como el cielo/infierno, arriba/abajo, ángeles/demonios.[11]​ «Secret» da inicio con su voz sobre una guitarra rítmica y folclórica en una progresión armónica descendente, para luego pasar a una sección rítmica dispersa y retro.[28]​ En el primer minuto empieza una percusión grave, acompañada por una línea de cuerda de wah-wah ascendente que respalda la guitarra descendente. Hacia el final, se agrega una melodía armónica superior para mostrar la varianza.[29]​ La letra simple presenta una mezcla de anhelo, melancolía, espiritualidad, humanidad y autoempoderamiento.[18]​ Su voz permanece en el centro de la producción, mientras canta líneas como happiness lies in your own hand. A lo largo del tema, también repite My baby's got a secret, aunque nunca se revela cuál puede ser ese secreto.[30][31][32]​ «I'd Rather Be Your Lover» abre con un riff de cuatro acordes y se interpreta en un tempo moderadamente lento; en la letra, Madonna desea lo inalcanzable a través de procesos de negociación: I could be your sister, I could be your mother, We could be friends, I'd even be your brother. Durante el puente, Meshell Ndegeocello hace un break de ocho compases y rapea Tell me what you want / Tell me what you need... La voz de Madonna, en primer plano, se yuxtapone en las breves interjecciones del rap de Ndegeocello y finaliza preguntando Are you surprised?[27]​ Una canción de trip hop con influencias del new jack swing, se compara con las pistas del álbum Dummy, de la banda Portishead, y utiliza un sample de «It's Your Thing», interpretada por Lou Donaldson.[4][29]

Son muy específicas [«Survival» y «Human Nature»]. Las otras canciones podrían ser sobre cualquiera, pero en estas dos es bastante obvio que me dirijo al público. Y básicamente dicen lo mismo: «¡Oigan! Déjenme en paz, no cuelguen todos sus complejos sobre mí».
—Madonna comentando sobre «Survival» y «Human Nature».[15]

«Don't Stop», el cuarto tema de características hip hop,[22]​ posee un bajo vibrante superpuesto con cuerdas que repiten y acompañan los riffs en gestos sostenidos y glissandi. La retórica se muestra en las órdenes de Madonna: Don't stop doin' what you're doin' baby, don't stop, keep movin' keep groovin'.[27]​ «Inside of Me» inicia con el mismo tempo que «Don't Stop», con guitarras, cuerdas sostenidas,[33]​ un bajo «latente» y teclados al estilo jazz, mientras la artista canta en un registro vocal «susurrante».[24]​ La letra se interpreta como un «lamento post-ruptura» y como un aprendizaje para cuidar su memoria,[17]​ cuando Madonna canta Even though you're gone, love still carries on.[34]​ Sin embargo, también se la analizó como una dedicatoria a su madre fallecida, algo que la misma cantante confirmó en algunas entrevistas, específicamente en las líneas When my world seems to crumble all around / And foolish people try to bring me down / I just think of your smiling face.[12][17][35]​ Las cuerdas y el sample de un saxofón hacen de «Inside of Me» una continuación directa de «Erotica», con un intervalo en el que el sonido de la batería disminuye y su voz se expone.[33]​ En «Human Nature», el sexto tema del disco, se enfrenta al machismo y a quienes la «condenaron» en las líneas And I'm not sorry, I'm not your bitch, don't hang your shit on me, mientras repite en susurros el hook express yourself, don't repress yourself.[27][36]​ Trata, de manera explícita, del frenesí que ha soportado por parte de los medios y el «desprecio» que siente por sus críticos.[24]​ Consta de un bajo pesado y sonidos looping de batería en su secuencia de cuatro acordes, y canta en un tono nasal que recuerda al estilo soul de los años 1990. Junto con «Survival», se convirtió en un vehículo para que expresara en las letras sus frustraciones con respecto a las controversias que la rodeaban.[11][33]

En «Forbidden Love», una balada soul,[15]​ Madonna compara el rechazo a un afrodisíaco y descarta cualquier relación que no haya sido tocada por el tabú.[21][37]​ Compuesta en una tonalidad menor y con voces susurrantes como música de fondo —una de ellas es Babyface—, cuenta con una sección de cuerdas en el puente. La instrumentación se mantiene al mínimo para enfatizar las voces y la canción finaliza poco a poco desvaneciéndose.[38]​ «Love Tried to Welcome Me», una balada con influencias del flamenco, está inspirada en una estríper que la cantante conoció en un club y tiene un fetiche sobre el rechazo.[21][37][39]​ Los primeros 42 segundos consisten en una sección de cuerdas y luego comienzan los versos. La canción proyecta un humor sombrío y melancólico; en la letra, afirma que se siente «atraída por la tristeza» y que la «soledad nunca ha sido una extraña».[38][40]​ Al inicio de «Sanctuary», canción que presenta influencias del techno,[40]​ recita una línea del poema Vocalism, de Walt Whitman: Surely whoever speaks to me in right voice, him or her I shall follow.[15][35]​ En la letra, iguala el amor y la muerte y le confiesa a su amante lo mucho que él la consuela.[21][32][37]​ El final se une con el principio de la siguiente pista, «Bedtime Story», que comienza con sus acordes y con el verso Today is the last day that I'm using words, / They've gone out / Lost their meaning.[27][41]​ De género electrónica y con un ambiente psicodélico,[32]​ Madonna pregunta Words are useless, especially sentences, They don't stand for anything, How could they explain how I feel?[41]​ Se repite la palabra travelling a lo largo del tema, que funciona como un hook lírico y una metáfora «central».[27]​ El álbum finaliza con «Take a Bow», una balada pop y R&B orquestal «con un toque japonés» de «Sukiyaki».[4][36]​ El estribillo expresa el tema de despedirse de un amante, quien no supo valorarla.[41]​ El título hace juego sobre el verso que dice all the world is a stage and everyone has their part, una referencia a la línea de la obra Como gustéis, de William Shakespeare: «El mundo es un gran teatro, y los hombres y mujeres son actores».[12][37][41]

Título y publicaciónEditar

El título del álbum proviene de la canción homónima, coescrita por Björk y que en su momento se tituló «Let's Get Unconscious».[7][35]​ La cantante pensó que Bedtime Stories sería un buen nombre para el disco debido a que todas las canciones eran «cuentos para dormir, como un relato, una historia que contar».[8]​ El académico Georges-Claude Guilbert, autor de Madonna As Postmodern Myth, sintió que este era un juego de palabras: «[Madonna] se refiere a historias (posiblemente eróticas) contadas a la hora de dormir (en la cama). En cierto modo (el álbum) es realmente un libro de historias que puedes contar a tus hijos a la hora de dormir, [...] la sexualidad explicada a los niños. [...] Madonna siempre ha pensado que los niños deberían estar mejor informados en ese aspecto».[42]​ Sobre esto, la artista dudó por un momento en cambiarlo, dado que el público podría volver a ver «insinuaciones y artificios» donde en ningún momento se pretendió, como creer que el nombre significaba «canciones antes de tener sexo». Eventualmente desistió de tal idea y comentó: «Todos [iban] a empezar otra vez a acusarme de ser una zorra. Entonces pensé, "a la mierda, es un hermoso título"».[35]

Como parte de las actividades con America Online y CompuServe, Warner Bros. anticipó el lanzamiento de Bedtime Stories a través de un mensaje de audio que estuvo disponible exclusivamente en línea, algo inusual en ese entonces, ya que menos del 15 % de los adultos tenía acceso a Internet.[4]​ En el mismo, dirigido a sus fanáticos, la cantante comenzaba diciendo: «Hola, todos ustedes cibernautas. Bienvenidos a la versión de los 90 de la intimidad: pueden escucharme, incluso pueden verme, ¡pero no pueden tocarme!».[43]​ Además, los suscriptores de ambos servicios informáticos podían escuchar un fragmento del primer sencillo, «Secret», acceder a la información del disco y ver la portada.[44]​ Editado en CD y en casete por las compañías Maverick y Sire,[45]​ su primera fecha de publicación se dio el 21 de octubre de 1994 en algunos países europeos, así como en Australia y Nueva Zelanda.[46][47][48]​ El 24 de ese mes salió a la venta en el Reino Unido y, al día siguiente, en el resto del mundo,[49][50]​ a excepción de Japón, que no estuvo disponible sino hasta el 5 de noviembre de ese mismo año.[51]​ El 12 y el 19 de agosto de 2016, el disco volvió a publicarse en Estados Unidos y en el Reino Unido, respectivamente, en disco de vinilo, esta vez bajo la disquera Rhino.[52][53]

PortadaEditar

 
Para la portada del álbum, Madonna se inspiró en el estilo e imagen de la actriz Jean Harlow.

Bajo la dirección de Fabien Baron, las fotografías para la portada de Bedtime Stories se realizaron en el hotel Eden Roc Miami Beach, en agosto de 1994, y fueron tomadas por el fotógrafo de modas francés Patrick Demarchelier.[54]​ Madonna también trabajó con el estilista Sam McKnight, quien recordó que fue una sesión «simple», con menos de 50 personas, y se realizó en el cumpleaños de Madonna, por lo que concluyó rápidamente ya que debía ir a su fiesta.[55][56]​ Para las fotos lució las cejas arqueadas y se inspiró en la imagen de la actriz Jean Harlow.[57]​ La portada se publicó en línea en septiembre de 1994 junto con el mensaje de audio de Madonna y el adelanto de «Secret».[43]​ Michael R. Smith, de la publicación The Daily Vault, la calificó como «colorida» y señaló que fue uno de los puntos álgidos del lanzamiento.[58]​ En su reseña a la vida y carrera de Demarchelier, Valentine de Badereau la describió como «memorable».[59]

La revista Marie Claire afirmó que Madonna había dejado atrás el personaje de «dominatrix con el diente de oro» y que se veía más «sutil» para esta ocasión. Observó que su maquillaje fue diseñado para adular en vez de intimidar, el cabello «despeinado sugiere que acaba de tener una pelea de almohadas en lugar de una sesión de bondage, y ese negligé banal parece salido de los años 1950».[60]​ La portada de Back to Basics, álbum de la cantante estadounidense Christina Aguilera, recibió comparaciones con la de Bedtime Stories por ser demasiado similar.[61]​ El embalaje del disco presentaba un digitray blanco de plástico que contenía el CD, mientras que la portada era de papel celeste con una textura aterciopelada.[62]​ Durante una entrevista con la artista para la revista Q, el periodista británico Paul Du Noyer dio una descripción detallada de su cambio de imagen con el álbum, y comentó:

Madonna luce más vieja y más joven que en las fotos y en los vídeos: un poco más arrugada y posiblemente cansada, pero también menos madura y elegante. Su actitud es bastante adolescente, no de mujer fatal. Parece dispuesta a hacer travesuras y, sin embargo, es bastante consciente de su poder. Al mismo tiempo, su franqueza es casi inocente. Estas combinaciones son extrañas, y le dan el aire de una niña prematuramente inteligente. Su estilo actual es [...] Jean Harlow y Angela Bowie. No es cautivadora, pero ciertamente es hermosa. Lleva el aro en la nariz que tanto molestó a Norman Mailer en una entrevista reciente. Si la vieras en la calle, pensarías que se parece a una chica que se parece un poco a Madonna.[15]

PromociónEditar

Apariciones públicasEditar

 
Madonna interpretando el primer sencillo del álbum, «Secret», en la gira Drowned World Tour de 2001.

Para empezar a promocionar el material, se emitieron anuncios en los canales de televisión que proclamaban que no habría «referencias sexuales en el álbum», a lo que Madonna comentó: «No porque estoy avergonzada. No porque he cambiado. No porque tengo una visión diferente de la vida. He consumido ese... género, por así decirlo. ¡Soy una nueva yo! Voy a ser una buena chica, lo prometo».[23][25]​ Una de las primeras apariciones que hizo la cantante fue en París, donde la actriz Ruby Wax la entrevistó y habló sobre el disco.[63]​ Según Wax, se encontraba bastante intimidada por Madonna y su séquito y, en sus propias palabras, «[mis] nervios sacaron lo mejor de mí».[63]​ Acompañada de Babyface y de una orquesta completa, interpretó «Take a Bow» en los premios American Music el 30 de enero de 1995.[64]​ La cantante expresó que «nunca antes había estado tan nerviosa», y Babyface declaró: «Eso fue una locura para mí. Estaba pensando, "¡Eres Madonna! ¡Estás en el escenario todo el tiempo!"».[4]​ Jason Lipshutz y Erin Strecker, de Billboard, la calificaron como una de las doce mejores presentaciones en la historia de los premios.[64]

El 18 de febrero de 1995, arribó a Europa para promocionar el disco; ese mismo día, apareció en el programa de televisión alemán Wetten, dass..?, donde concedió una entrevista e interpretó «Secret» y «Take a Bow».[65][66]​ Dos días después, presentó «Bedtime Story» en la 15.ª entrega de los premios Brit; lució un vestido blanco de Versace y extensiones, e incluyó un trío de bailarines vestidos de satén.[67]​ Madonna había invitado a Björk, quien compuso la canción, para que participara en la actuación, pero esta lo rechazó; al respecto, comentó: «Se suponía que tendría el número personal [de Madonna] y la llamaría, pero simplemente no se sentía bien. Me encantaría conocerla accidentalmente, bien ebria en un bar. Es solo esa formalidad la que me confunde».[68]​ El 22 de febrero, cantó «Take a Bow» junto a Babyface en el Festival de la Canción de San Remo, ataviada con un vestido largo de noche y el cabello recogido en un moño;[69][70]​ al finalizar la presentación, agradeció al público en italiano y recibió una ovación de pie.[65]​ Para promocionar el vídeo de «Bedtime Story», MTV emitió un especial titulado Madonna's Pajama Party el 18 de marzo de 1995, que se llevó a cabo en el Webster Hall de la ciudad de Nueva York ante 2000 personas;[71][72]​ en el evento, la cantante leyó un cuento para dormir a los admiradores.[70]​ El productor y DJ Junior Vasquez tocó remezclas tribales y trance de la canción, descritas por Larry Flick como «vanguardistas».[73]

En enero de 1995, el periódico italiano Corriere della Sera reportó que la artista se presentaría en ese país como parte de una gira mundial para promocionar Bedtime Stories en mayo-junio o septiembre-octubre de ese año.[74]​ Sin embargo, tanto la cantante como su representante, Freddy DeMann, cancelaron todos los planes luego de que obtuviese el papel principal de Eva Perón en la película Evita, de Alan Parker.[72]​ Su publicista, Liz Rosenberg, había considerado «una gira más corta» debido al rodaje,[75]​ pero Madonna declaró: «He esperado años para este papel, y tengo que poner cada gramo de concentración en él. Me encanta hacer giras y tengo muchas ganas de salir con este álbum. Pero no puedo, pasaría de estar meses de gira directo al rodaje. Me sentiría agotada y tensa. No sería [bueno] para mí estar menos que mi energía máxima».[72]

SencillosEditar

 
Madonna interpretando «Take a Bow» en Taipéi, como parte de la gira Rebel Heart Tour (2015-16). El sencillo permaneció siete semanas consecutivas en la cima de la lista Billboard Hot 100.

«Secret» se publicó como el primer sencillo del álbum el 14 de septiembre de 1994.[44][76]​ Ocupó el primer lugar en Canadá y en Suiza y estuvo entre los diez primeros en otros mercados musicales, entre ellos Estados Unidos, donde se situó en el tercer lugar.[77][78][79]​ En el Reino Unido, fue la 35.° canción de Madonna en llegar de manera consecutiva al top diez de la UK Singles Chart, desde «Like a Virgin» (1984), y continúa siendo un récord para cualquier artista en la historia de la lista británica.[80]​ Para el videoclip, filmado en blanco y negro y dirigido por Melodie McDaniel, la cantante continuó con la imagen inspirada en Harlow: cabello rubio claro y maquillaje oscuro. En él, pasea por las calles de Harlem e interpreta el tema en el club Lenox Lounge.[70]​ «Take a Bow» salió a la venta el 6 de diciembre de 1994.[81]​ Desde el punto de vista comercial, alcanzó el puesto 16 en el Reino Unido, por lo que supuso el fin del récord anteriormente mencionado,[80][82]​ aunque, por el contrario, se convirtió en su sencillo más exitoso en Estados Unidos, pues permaneció siete semanas consecutivas en lo más alto del conteo Billboard Hot 100, la mayor cantidad para Madonna.[81][83]​ Además de ello, fue su undécimo y vigésimotercer sencillo en llegar al número uno y al top cinco en la lista, respectivamente —un récord para una artista femenina en ese entonces—, y reemplazó a Carole King como la solista que compuso la mayor cantidad de números uno.[84]Michael Haussman se encargó de dirigir el vídeo musical, que fue filmado en Ronda y en la plaza de toros de Antequera, en España.[85]​ La imagen de la cantante se inspiró en los años 1940 e interpreta a la amante abandonada de un torero, estelarizado por el actor y torero español Emilio Muñoz.[86]

«Bedtime Story», el tercer sencillo, salió a la venta el 13 de febrero de 1995 en el Reino Unido y el 11 de abril de ese año en Estados Unidos.[87][88]​ En el Hot 100 alcanzó el puesto número 42, de manera tal que terminó con su récord de 32 sencillos consecutivos en llegar al top 40, que había comenzado con «Holiday», en 1983. Si hubiera estado entre alguna de esas posiciones, Madonna habría sido la tercera mujer en la «era del rock» con la mayor cantidad de éxitos top 40, después de Aretha Franklin y Connie Francis. El «fracaso» en las ventas y en las estaciones de radio impidió que entrara a los cuarenta primeros de la lista.[89]Mark Romanek dirigió el vídeo musical, que en su momento fue el más caro de la historia con un presupuesto de cinco millones de dólares.[90][91]​ Presenta imágenes surrealistas y new age, con influencias de artistas como Remedios Varo, Frida Kahlo y Leonora Carrington, entre otros.[91][92]​ «Human Nature» se publicó como el cuarto y último sencillo del disco el 6 de junio de 1995.[93]​ Al igual que su predecesor, solo alcanzó el número 46, pero se situó en la octava posición en el Reino Unido y entre los veinte mejores en otros países.[93]​ El vídeo, bajo la dirección de Jean-Baptiste Mondino, presenta a Madonna vestida en látex y cuero negro, mientras los bailarines intentan atraparla con una cuerda.[70]

Recepción críticaEditar

Calificaciones profesionales
Calificaciones
FuenteCalificación
Allmusic     [94]
Blender     [95]
Chicago Sun-Times    [96]
Chicago Tribune    [26]
Entertainment WeeklyB+[21]
Jenesaispop6/10[97]
Los Angeles Times     [98]
NME9/10[99]
Pitchfork Media6,5/10[20]
Rolling Stone     [40]
Slant Magazine     [37]
The Daily VaultA-[58]

En términos generales, Bedtime Stories obtuvo reseñas favorables de los críticos y periodistas musicales. Stephen Thomas Erlewine de Allmusic le otorgó cuatro estrellas de cinco y lo llamó un «álbum cálido, con grooves profundos y suavemente vibrantes».[94]​ Sal Cinquemani, de la revista en línea Slant, también le concedió cuatro estrellas de cinco y expresó que era «un álbum conceptual [...] que se despliega como un cuento de hadas musical». En lo que respecta a las letras, el periodista destacó que, en esta ocasión, la cantante «parecía más interesada en la literatura y la psicología humana que en la biología sexual».[37]Billboard comentó que ella «se adhiere a una fórmula pop que cosecha éxitos a montones, con poco exceso de equipaje».[100]​ Jim Farber de Entertainment Weekly elogió la composición de Madonna y declaró que en varias canciones expone una «perversidad emocional con la claridad que una vez tuvo reservada para sus problemas sexuales».[21]​ El crítico Robert Christgau eligió a «Don't Stop» como la más sobresaliente y escribió del disco: «[Un] egoísmo seductor sobre las mejores pistas que la fama puede comprar».[101]​ Calificado como «dulce y pulido», Johnny Dee de NME escribió que era su «LP más perdurable hasta la fecha».[99]Stephen Holden del New York Times lo nombró «fácilmente [su] mejor álbum» y concluyó que es «una mezcla seductora de hip hop suave y baladas agridulces».[102]Jon Pareles, del mismo periódico, notó que muchas de las canciones tenían «melodías pentatónicas», lo que las hacía «concisas y aparentemente inconclusas, con una resaca melancólica; el tono es suave, con toques de abundancia».[103]

En general, la voz de Madonna recibió elogios de la crítica. Para Greg Kot, del Chicago Tribune, los grooves funk le permitieron sacar «el máximo provecho de su limitada voz», especialmente en «Survival» y «Human Nature».[26]​ Tony Power, de la revista Blender, señaló que «Take a Bow» contó con su «mejor interpretación» y elogió los ritmos y samples «geniales» de Hooper, Austin y Babyface.[95]​ J. D. Considine, en su opinión para el periódico The Baltimore Sun, reconoció que a pesar de que el disco no tenía mucho contenido «escandaloso», en esta ocasión el atrevimiento de la cantante tenía que ver más con la música que con las letras. El periodista afirmó que su voz era la «mayor fortaleza del álbum» y que presentó algunas de las interpretaciones «más grandes de su carrera».[24]​ El equipo de redacción de la revista People observó que su registro vocal más bajo, que suena menos agudo que en los discos anteriores, se adaptó bien a los arreglos hip hop. Añadió que su voz «hace que valga la pena quedarse despierto para estos cuentos para dormir».[39]​ Sal Cinquemani concluyó que nunca antes había sonado «más vulnerable emocionalmente o más conectada intelectualmente» que en este disco.[37]​ Por el contrario, en una opinión ambivalente, Barry Walters del San Francisco Examiner señaló que la interpretación de Madonna en el new jill swing era «rica en sofisticación sonora», sin embargo, no poseía las habilidades vocales para hacer que la melodía de una canción «irradiara como el góspel».[18]

La producción también recibió comentarios favorables. Por ejemplo, Erlewine de Allmusic sostuvo que Madonna quiso que los oyentes reconocieran que su música no era «unidimensional», y obtuvo éxito con ese objetivo gracias a la producción del álbum, pues «brinda su música más humana y abierta; es incluso seductora».[94]​ Barbara O'Dair de Rolling Stone reconoció que, gracias al trabajo de los productores, «el álbum verdaderamente reluce» y admitió que Madonna elaboró «sonidos extremadamente cautivadores». Como calificación, le otorgó tres estrellas y media de cinco.[40]​ Stan Hawkins, musicólogo de la Universidad de Leeds, alabó la «combinación de estilos dance y hip hop de los años 90, producida astutamente».[27]​ Michael R. Smith, de The Daily Vault, lo calificó con una «A-» y aprobó la decisión de la cantante de trabajar con «un grupo de los mejores productores de R&B», lo que resultó en un «álbum bien hecho» con melodías «suavemente melódicas»; nombró a «Bedtime Story» como la más destacada.[58]​ Chris Willman de Los Angeles Times le otorgó dos estrellas y media de cuatro y elogió el trabajo de Austin y Hooper. Si bien le pareció el menos «notable» de todos los discos de Madonna, remarcó que no necesariamente era el menor de ellos, pues tenía una sensación «agradable y consistentemente relajante» y ninguna de las canciones «aumentaba innecesariamente por encima del tempo medio».[98]​ J. D. Considine declaró que era «mucho más agradable para los oyentes» que los últimos álbumes de Madonna, y que parecía «notablemente cercano en espíritu» a su primer álbum de estudio, pues hacía hincapié en los grooves dance y en las melodías pop.[24]

Un álbum de R&B producido maravillosamente con un montón de ritmos funky y abundantes teclados, y arreglos de cuerda al estilo de Love Unlimited, Stories detalla la recuperación emocional de Madonna en curso, de nuestra sociedad erotofóbica, de la prensa, de un matrimonio de mierda, de una infancia sin madre, de su propio narcisismo.
—Peter Galvin, de The Advocate.[36]

Otro tema constante en las reseñas fue la comparación con su antecesor, Erotica, en términos de producción, sonido y estilo. De este modo, Jim Farber, de Entertainment Weekly, opinó que en este último la artista había explorado los ritmos oscuros y bajos del género dance de la cultura underground gay, mientras que Bedtime Stories «reemplazó las alianzas gais de Madonna por su obsesión con la cultura negra».[21]J. Randy Taraborrelli, autor de Madonna: An Intimate Biography, elogió el álbum por ser «considerablemente más dócil en estilo e imagen que el sonido etéreo y el contenido sexualmente explícito» de Erotica.[104]​ Greg Kot, del Chicago Tribune, señaló que era un «cambio agradable» en relación a los «escándalos estridentes» del álbum de 1992, y que Madonna se encuentra en su momento «más relajado y seductor en el nuevo disco». Concluyó que era su «placer culpable más irresistible».[26]​ Barry Walters, del San Francisco Examiner, resaltó que la intérprete abandona la provocación del pasado y se dedica a aspectos mucho más sutiles del amor en su «álbum más simple, tan agradable como fue valiente su predecesor».[18]​ Brett Callwood del Metro Times reconoció que después de que sorprendiera al mundo con Erotica, «definitivamente suavizó las cosas» en este disco, que se destacó porque Madonna permitió experimentar un poco, como en la «increíble "Bedtime Story"».[105]​ De manera similar, Brendon Veevers de Renowned for Sound expresó que el álbum presentó a una «reina del pop mucho más suave», con baladas «emotivas» y éxitos pop «minimalistas», luego de que ejerciera por completo los temas abiertamente sexuales con su material anterior.[106]People opinó que «después de un cóctel frío de disco, techno y S&M, que no funcionó tan bien con sus fanáticos, Madonna ha regresado a sus raíces pop para producir un álbum victorioso».[39]​ Francesco Falconi, autor de Loco por Madonna. La Reina del Pop, consideró que el sonido R&B fue «perfecto para enfriar el tono de Erotica y virar hacia un sonido distinto y una imagen menos provocadora». Observó que hubo una mayor atención a las letras y a la música y que la atmósfera que se respira en el material es «refinada y glamour».[70]

En comentarios variados, Troy L. Smith, de The Plain Dealer, dijo que la falla del álbum fue el «fracaso por conquistar completamente el R&B de los años 1990 de la misma manera en que Dangerous de Michael Jackson ascendió a la cima del new jack swing». Aun así, destacó a «Bedtime Story» y «Take a Bow» como las más notables.[107]​ El músico y compositor canadiense Owen Pallett, para Pitchfork, lo valoró con un 6,5 sobre 10; en su análisis a los temas, elogió la producción de «Take a Bow» y «Human Nature» pero criticó la «decepcionante» «Bedtime Story» y la duración «interminable» de «Secret». En un plano general, indicó que el sonido era «suave» y «sensual» y tenía su «encanto seductor», pero en la carrera «astuta de la estrella del pop» sigue siendo un «curioso fiasco, un asterisco a su omnipresencia, otro día caluroso en una ola de calor». Finalizó: «Cuando Madonna juega a ser turista con la cultura gay, con Broadway, con Hollywood, con el jungle del Reino Unido, es capaz de mantener las cosas (generalmente) deferentes e incluso interesantes y, muchas veces, logra la trascendencia. Pero aquí suena, tristemente, fuera de lugar como compositora y cantante [en] estos intentos mediocres de baladas R&B».[20]Jim DeRogatis, del Chicago Sun-Times, quien lo había calificado como un disco de «R&B suave», aseguró que muchas personas «rechazarán [su] álbum sin siquiera prestarle atención» porque «simplemente están hartos de ella».[96]​ Sebas E. Alonso de Jenesaispop lo consideró un álbum «amable y de agradable escucha», pero notó que «[ya] hemos visto a Madonna [...] cerrando mejores conceptos, canciones más personales y baladas más emocionantes».[97]​ Jaime Cristóbal, del mismo sitio, fue más crítico aún; lo llamó su disco «más flojo» y admitió que «no consigue centrar el sonido en nada concreto o particularmente brillante».[108]​ Pese a que Tina Maples del Milwaukee Journal Sentinel distinguió a «Secret», «Take a Bow» y «Bedtime Story» como las mejores del álbum, juzgó los «viejos clichés» y las baladas «soul-pop insulsas que confunden sofisticación con sonambulismo». A su vez, manifestó que Madonna estaba sintiendo las «consecuencias» de construir una carrera a base de escándalos.[109]​ Steve Morse, para The Boston Globe, lo calificó como «monótono» y «apático» y criticó su falta de «vida» y del «sello extravagante» de sus primeros materiales. Añadió que el álbum era un viaje «a ninguna parte» y que la diversión que solía tener Madonna se había ido en «este disco downtempo», pues ahora parecía perdida y sin nada para decir.[22]​ Allen Metz y Carol Benson, autores de The Madonna Companion: Two Decades of Commentary, opinaron que «en lugar de representar una nueva dirección audaz para Madonna, Bedtime Stories apenas se arriesga en lo más mínimo. [...] No ofrece ni la epifanía pop de Like a Prayer ni el descarado jolgorio de [sus] primeros éxitos dance».[30]​ Finalmente, Jim Farber de Entertainment Weekly declaró que sus fanáticos puede que aún anhelen «el optimismo eufórico» de sus primeros éxitos, e incluso los oyentes de mente abierta quizá encuentren que las nuevas pistas funcionan menos como canciones individuales, «pero no se puede negar que Madonna sigue avanzando y cruzando barreras, esta vez, ayudando a otro tipo de música negra a penetrar más en la cultura dominante. Al parecer, la exhibicionista más desvergonzada del pop todavía tiene algo que revelar».[21]

Recepción comercialEditar

 
Madonna interpretando «Human Nature» en uno de los conciertos de la gira The MDNA Tour (2012).

En Estados Unidos, Bedtime Stories debutó el 12 de noviembre de 1994 en la tercera posición de la lista Billboard 200,[110]​ con 145 000 unidades vendidas en su primera semana, por detrás de Murder Was the Case de Snoop Doggy Dogg (197 000 unidades) y II de Boyz II Men (159 000 unidades).[111]​ A pesar de que su debut fue un 15 % inferior a Erotica (1992), que ingresó en el segundo lugar con 167 000 copias,[111]​ su longevidad en la lista hizo que al final vendiese más que su predecesor.[112]​ Luego de la presentación de Madonna en los American Music Awards, las ventas del álbum aumentaron un 19 %.[113]​ Permaneció en total 48 semanas y obtuvo tres discos de platino por la Recording Industry Association of America (RIAA), por envíos de tres millones de unidades en el país.[114][115]​ Según Nielsen SoundScan, para diciembre de 2016 había vendido 2 336 000 copias, cifra que no incluye las ventas de clubes tales como BMG Music Clubs, donde se registraron 195 000 copias más.[112][116]​ En Canadá, ingresó en el cuarto puesto del conteo elaborado por RPM el 7 de noviembre de 1994,[117]​ y la organización Music Canada le entregó dos discos de platino en representación a 200 000 copias.[118]

En Europa vendió dos millones de copias, por lo que fue premiado con dos discos de platino otorgados por la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI).[119]​ El 5 de noviembre de 1994, ingresó a la segunda posición de la lista oficial del Reino Unido, detrás de Cross Road de Bon Jovi,[120]​ y permaneció un total de 30 semanas.[121]​ La Industria Fonográfica Británica (BPI, por sus siglas en inglés) lo certificó con un disco de platino por la distribución de 300 000 copias en dicha nación.[122]​ El álbum también llegó al segundo puesto en Finlandia, Francia, Italia y Portugal,[123][124][125][126]​ y estuvo entre los cinco primeros en Alemania, Escocia, España y Suecia.[127][128][129][130]​ En otros países como Austria, Bélgica, Hungría y Suiza, alcanzó el número siete,[46][131][132][133]​ mientras que en Irlanda y Países Bajos el nueve y el trece, respectivamente.[134][135]​ Por su rendimiento comercial en los mercados europeos, Bedtime Stories se situó en el segundo puesto del ranking European Top 100 Albums.[136]

En Australia, debutó en la cima de la lista el 6 de noviembre de 1994 y estuvo 30 semanas.[47]​ Tras la venta de 140 000 copias, recibió un disco de platino de parte de la Australian Recording Industry Association (ARIA).[137]​ Tuvo un éxito menor en Nueva Zelanda, pues entró en el puesto cinco el 20 de noviembre y solo permaneció nueve semanas dentro del conteo.[48]​ Por último, debutó en la décima posición en Japón y alcanzó la décima segunda en Sudáfrica, donde en este último país obtuvo un disco de platino por 50 000 unidades comercializadas desde su lanzamiento.[126][138]​ En el mundo, Bedtime Stories vendió un estimado de ocho millones de copias.[139]

Reconocimientos y legadoEditar

Ver a Bedtime Stories como algo más que una extensión de lo que [Madonna] había estado haciendo todo el tiempo sería negligente. Y en lugar de seguir simplemente las tendencias estadounidenses de la época, Madge infundió el álbum con los sonidos trip hop que estaban de moda al otro lado del charco. Pero fue su refinado gusto literario, desde Proust a Whitman, como también el rechazo del público y de los medios a su politiqueo sexual, que realmente puso al corriente el álbum.
—Sal Cinquemani, de Slant Magazine, en el artículo «Los 100 mejores álbumes de los años 1990». El álbum figuró en el puesto número 63.[140]

En la 38.ª entrega anual de los premios Grammy, Bedtime Stories obtuvo una nominación en la categoría de mejor álbum de pop,[141]​ aunque perdió ante Turbulent Indigo de Joni Mitchell.[142]​ Madonna obtuvo cuatro nominaciones a los MTV Video Music de 1995, en las categorías de mejor vídeo dance y mejor coreografía, por «Human Nature», y mejor dirección de arte y vídeo femenino por «Take a Bow», de las cuales ganó este último.[143]​ Tras su publicación, fue reconocido como uno de los mejores discos de 1994 por publicaciones como Billboard (puestos 2 y 10), The Village Voice (puesto 26), NME (puesto 30) y Slant Magazine, dentro de las menciones honoríficas.[144]​ También estuvo dentro de los rankings de los mejores álbumes de Madonna, cuyas evaluaciones retrospectivas fueron positivas. Por ejemplo, Jason Lipshutz de Billboard, quien lo ubicó en el sexto puesto de los 13 mejores de la artista, reconoció que aunque no había sido tan explícito como Erotica, «ciertamente no fue un mea culpa por su polarizado proyecto anterior». En su lugar, capturó a la cantante «en transición, alejándose de la sexualidad explítica y confiando en el R&B y la balada, antes de que se lanzara de cabeza a la música dance cuatro años después». Concluyó que «Human Nature», «Secret» y «I'd Rather Be Your Lover» resultaron más «interesantes que la mayoría de la música new jack publicada a mediados de los 90» y «Take a Bow» añadió una «clásica balada» al catálogo de Madonna.[145]​ Steven E. Flemming, Jr., de Albumism, afirmó que era lo «más conmovedor» en su «profundo» catálogo y que «la Madonna que se encuentra aquí es un poco menos áspera y mucho más honesta, un contraste necesario con respecto a los años volátiles de la era Sex».[146]​ En un ranking sobre todos los álbumes de estudio de la cantante, Samuel Murrian, de Instinct, lo posicionó en la quinta posición y concluyó que era su disco «más suave» y que mostraba parte de su habilidad «más atractiva» como compositora.[147]​ En 2013, Chris Gerard de Metro Weekly lo consideró su séptimo mejor trabajo discográfico: elogió su producción, los sencillos y la voz de Madonna y lo denominó «una colección exquisitamente pulida de canciones pop/R&B».[148]​ Figuró en las listas de BuzzFeed, The Advocate, Spy, NME, The Daily Telegraph y Queerty, en los puestos tres, seis, siete, ocho y nueve, respectivamente; como reseña, Priya Elan de NME destacó que fue una «mezcla potente porque ella hizo que el sonido fuese suyo de manera eficaz».[149]

En opinión de Stan Hawkins, de la Universidad de Leeds, Bedtime Stories ha sido aclamado por los críticos como un «importante punto de llegada en la madurez de la artista, al plantarla firmemente dentro de los nuevos campos de la producción, la composición y la interpretación de canciones». Expuso que «la continua metamorfosis de su identidad construye un pluralismo que se ajusta a la agenda del posmodernismo. Esto significa que, en cierto sentido, su continuidad [en la industria] está asegurada dentro de un entorno heterogéneo que forma parte de una memoria social colectiva más amplia».[27]​ A raíz de las controversias por sus proyectos anteriores, Francesco Falconi, en su libro Loco por Madonna. La Reina del Pop, aseguró que el disco significó un «evidente cambio de rumbo» en el «largo recorrido» de su carrera, lo que sorprendió tanto a los fanáticos como a los críticos.[70]​ Carmine Sarracino y Kevin M. Scott, autores de The Porning of America: The Rise of Porn Culture, what it Means, and where We Go from Here, expresaron que todas aquellas críticas negativas que enfrentó a principios de la década de 1990 provocaron una reacción «acalorada» en Madonna, motivo por el cual en Bedtime Stories expresa una «aparente sorpresa de que su trabajo, tan evidentemente calculado para provocar, realmente lo haya hecho».[150]​ Fermín Zabalegui, de la versión en español de GQ, elogió su capacidad de reinventarse en discos «tan legendarios» como Bedtime Stories.[151]​ Jamieson Cox de Time lo llamó «infravalorado»,[152]​ opinión que compartió Graham Gremore, de la revista Queerty, quien además añadió que sigue siendo uno de los menos valorados de su carrera y merece más atención de la que recibió en su momento.[153]​ En este sentido, Troy L. Smith, de The Plain Dealer, explica que fue pasado por alto debido a que se publicó «entre su trabajo más polémico (Erotica) y, posiblemente, su mejor (Ray of Light)».[107]

Por el vigésimo aniversario de su publicación, Babyface contó a Billboard que le pareció toda una «experiencia surrealista» trabajar en el álbum con la cantante: «Hoy, cuando lo pienso, es difícil creer que incluso hice eso con Madonna. Siempre es bueno ser parte de un álbum que es un clásico, pero nunca sabes cuando formas parte de eso en ese momento. Solo el tiempo puede decirlo».[4]​ Patrick DeMarco de Philadelphia afirmó que no fueron únicamente los momentos de «pop puro» lo que hizo «genial» este disco, sino que también consolidó a la artista «como el ícono que conocemos hoy».[154]​ Bradley Stern de MuuMuse se refirió a él como uno de sus más grandes trabajos y como uno de los más progresistas. Con respeto a los nuevos sonidos y géneros, observó que si Erotica «fue hecho para desafiar el nivel de confianza de la sociedad con la sexualidad, Bedtime Stories extendió todas las expectativas de los límites sonoros de Madonna».[23]​ Brendon Veevers de Renowned for Sound lo calificó como una «obra maestra del pop en toda la extensión de la palabra» y agregó que las canciones ayudaron a forjar el éxito de la cantante a mediados de los años 1990, además de que presentó varios sencillos que desde entonces se han convertido en «algunas de las composiciones más valiosas y más apreciadas» de su carrera.[106]

Según la periodista Mary von Aue de la revista Vice, Bedtime Stories es el álbum «más importante» en la discografía de Madonna. Antes de su lanzamiento, se lo había promocionado como una «disculpa» por su comportamiento sexual, y los críticos esperaban que este fuera su «regreso a la inocencia». Sin embargo, en lugar de eso, decidió representarse como una figura sin arrepentimientos por los proyectos anteriores, así como también respondió al problema de las artistas femeninas que son examinadas por su sexualidad en lugar de su música. Se opuso a lo que se estaba describiendo como el tema del álbum en las campañas promocionales y continuó dirigiéndose a sus críticos y a las personas que habían tratado de humillarla por ser provocativa. Por consiguiente, no fue la disculpa exacta que el público exigió, por lo que lo vieron como su regreso a una «expresión más segura de la sexualidad» e ignoraron la profundidad emocional del álbum.[25]​ Para finalizar, la periodista agregó: «Hoy, Bedtime Stories no es el primer álbum que viene a la mente en el legado de Madonna. Sin embargo, es el más relevante para muchas de los diálogos culturales que todavía están sucediendo. Si hubiera aceptado el reclamo del público de disculparse, podría haber establecido una norma peligrosa sobre cómo el público puede decretar el silencio de un artista, y habría permitido que las categorías para las cantantes permanecieran en su lugar».[25]​ De igual manera, Bianca Gracie de Idolator notó cómo el disco nunca dejó de lado su provocación sexual y cómo optó por estar en contra de lo que los medios esperaban de ella en ese momento, disculparse. Además de ello, lo calificó como una de las mayores eras musicales de la cantante y la más «sutil». Señaló que era un álbum más accesible, con un sonido «atemporal», y significó una evolución de Madonna como artista, lo que le ayudó a crear discos como Ray of Light años después. Finalizó:

Bedtime Stories demostró que Madonna nunca perdió su control. Cuando escuchas los sensuales tonos bajos y las influencias de R&B, llegas a comprender cuán perfectamente la cantante podría cambiar su personalidad sin dejar de sonar genuina. Como muchos de sus álbumes, Bedtime Stories tuvo un impacto en muchos artistas de hoy. Pero el LP habla a la nueva generación que prefiere la electrónica fría y el R&B en lugar de los alegres sintetizadores. Personas como Banks, Tinashe, Jhené Aiko y Rihanna tienen un sonido que mezcla voces glaciales con una producción cálida y conmovedora. Por eso, debemos agradecer a Madonna por susurrarnos historias dulces en la comodidad de su dormitorio musical.[32]

Lista de cancionesEditar

Bedtime Stories
N.ºTítuloEscritor(es)Productor(es)Duración
1.«Survival»
  • Nellee Hooper
  • Madonna
  • 3:31
    2.«Secret»
  • Madonna
  • Austin
  • Madonna
  • Austin
  • 5:05
    3.«I'd Rather Be Your Lover» (con Meshell Ndegeocello)
  • Madonna
  • Dave Hall
  • Isley Brothers
  • Christopher Jasper
  • Madonna
  • Hall
  • 4:39
    4.«Don't Stop»
  • Madonna
  • Austin
  • Colin Wolfe
  • Madonna
  • Austin
  • 4:38
    5.«Inside of Me»
  • Madonna
  • Hall
  • Hooper
  • Hooper
  • Madonna
  • 4:11
    6.«Human Nature»
  • Madonna
  • Hall
  • Shawn McKenzie
  • Kevin McKenzie
  • Michael Deering
  • Madonna
  • Hall
  • 4:53
    7.«Forbidden Love»
  • Babyface
  • Madonna
  • Hooper
  • Madonna
  • 4:08
    8.«Love Tried to Welcome Me»
  • Madonna
  • Hall
  • Madonna
  • Hall
  • 5:21
    9.«Sanctuary»
  • Madonna
  • Austin
  • Anne Preven
  • Scott Cutler
  • Herbie Hancock
  • Madonna
  • Austin
  • 5:02
    10.«Bedtime Story»
  • Hooper
  • Madonna
  • 4:53
    11.«Take a Bow»
  • Babyface
  • Madonna
  • Babyface
  • Madonna
  • 5:21
    51:42

    Créditos por samples[155]

    Posicionamiento en listasEditar

    SemanalesEditar

    País (Lista 1994-95) Mejor
    posición
      Alemania (Offizielle Deutsche Charts)[127] 4
      Australia (ARIA)[47] 1
      Austria (Ö3 Austria)[46] 7
      Bélgica (IFPI Bélgica)[131] 7
      Canadá (RPM Top 100 Albums)[117] 4
      Escocia (Scottish Albums Chart)[128] 3
      España (PROMUSICAE)[129] 5
      Estados Unidos (Billboard 200)[110] 3
      Europa (European Top 100 Albums)[136] 2
      Finlandia (Suomen virallinen lista)[123] 2
      Francia (SNEP)[124] 2
      Hungría (Mahasz)[132] 7
      Irlanda (IFPI Irlanda)[134] 9
      Italia (FIMI)[125] 2
      Japón (Dempa Publications Inc.)[126] 10
      Nueva Zelanda (RMNZ)[48] 5
      Países Bajos (MegaCharts)[135] 13
      Portugal (AFP)[126] 2
      Reino Unido (UK Albums Chart)[120] 2
      Sudáfrica (RiSA)[138] 12
      Suecia (Sverigetopplistan)[130] 5
      Suiza (Schweizer Hitparade)[133] 7


    AnualesEditar

    País (Lista 1994) Posición
      Australia (ARIA)[156] 36
      Canadá (RPM Top 100 Albums)[157] 48
      Europa (European Top 100 Albums)[158] 49
      Finlandia (Suomen virallinen lista)[123] 29
      Francia (SNEP)[159] 44
      Italia (FIMI)[160] 30
      Reino Unido (UK Albums Chart)[161] 24
    País (Lista 1995) Posición
      Alemania (Offizielle Deutsche Charts)[162] 25
      Austria (Ö3 Austria)[163] 50
      Estados Unidos (Billboard 200)[164] 28
      Europa (European Top 100 Albums)[165] 33
      Suiza (Schweizer Hitparade)[166] 29

    CertificacionesEditar

    País (organismo
    certificador)
    Certificación Unidades certificadas/
    Ventas
      Alemania (BVMI)[167] Platino 500 000
      Argentina (CAPIF)[168] Oro 30 000
      Australia (ARIA)[137] 2× Platino 140 000
      Austria (IFPI Austria)[169] Oro 25 000
      Bélgica (BEA)[170] Oro 25 000
      Brasil (Pro-Música Brasil)[171] Platino 250 000
      Canadá (Music Canada)[118] 2× Platino 200 000
      España (PROMUSICAE)[129] Platino 100 000
      Estados Unidos (RIAA)[115] 3× Platino 3 000 000
    2 531 000[112][116]
      Francia (SNEP)[172] 2× Oro 200 000
    277 400[173]
      Reino Unido (BPI)[122] Platino 300 000
      Sudáfrica (RiSA)[138] Platino 50 000
      Suiza (IFPI Suiza)[174] Oro 25 000
    Sumario
      Europa (IFPI)[119] 2× Platino 2 000 000
      Mundo 8 000 000[139]

    Créditos y personalEditar

    • Grabado en Axis (Nueva York), Chappel Studios (Los Ángeles), DARP Studios (Atlanta), The Enterprise (Burbank), Hit Factory (Nueva York), Tea Room (Atlanta), The Music Grinder (Hollywood), Soundworks (Nueva York), Wild Bunch Studios (Londres).
    • Masterizado en Sterling Sound (Nueva York).
    • Maverick Recording Company.
    • Comercializado por Sire Records Company. Ⓒ Ⓟ 1994 Sire Records Company, una compañía de Time Warner Inc.

    IntérpretesEditar

    MúsicosEditar

    DiseñoEditar

    • Dirección artística y diseño en Baron & Baron Advertising
    • Fabien Baron: dirección artística, diseño
    • Patrick Li: dirección artística, diseño
    • Patrick Demarchelier: fotografía

    Composición y producciónEditar

    • Madonna: composición, producción
    • Dallas Austin: composición, producción
    • Babyface: composición, producción, programación de batería
    • Björk: composición
    • Scott Cutler: composición
    • Marius de Vries: composición, producción, programación
    • Milo Deering: composición
    • Dave Hall: composición, producción
    • Herbie Hancock: composición
    • Nellee Hooper: composición
    • The Isley Brothers: composición
    • Chris Jasper: composición
    • Kevin McKenzie: composición
    • Anne Preven: composición
    • Colin Wolfe: composición
    • Rick Sheppard: diseño de sonido
    • Michael Fossenkemper: ingeniería
    • Brad Gilderman: ingeniería
    • Darin Prindle: ingeniería
    • Alvin Speights: ingeniería
    • Mark «Spike» Stent: ingeniería
    • Gus Garces: asistente de ingeniería
    • Kevin Parker: asistente de ingeniería
    • Brian Rernenick: asistente de ingeniería
    • Will Williams: asistente de ingeniería
    • Andy Warwick: asistente de ingeniería
    • Jon Gass: mezcla
    • Alvin Speights: mezcla

    Créditos adaptados de Allmusic y de las notas de Bedtime Stories.[155][175]

    Véase tambiénEditar

    ReferenciasEditar

    1. Taraborrelli, 2002, p. 232–235
    2. Tucker, Ken (15 de abril de 1994). «Madonna's shocking David Letterman interview». Entertainment Weekly (en inglés). Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    3. Grierson, Tim (7 de mayo de 2015). «Letterman vs the World: Dave’s 10 Tensest Interviews». Rolling Stone (en inglés). Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    4. a b c d e f g h i j k l Lynch, Joe (6 de octubre de 2014). «Madonna's 'Bedtime Stories' Turns 20: Babyface & Donna De Lory Look Back». Billboard (en inglés). Consultado el 11 de marzo de 2019. 
    5. Feldman, 2000, p. 255
    6. Garratt, Sheryl (23 de octubre de 1994). «The Madonna Complex». Los Angeles Times (en inglés). Consultado el 10 de marzo de 2019. 
    7. a b c d Pytlik, 2003, p. 82
    8. a b c d Dragan, Alina; Tilli, Robert (5 de noviembre de 1994). «Once More Radio Gets In Bed With Lady Madonna» (PDF). Music & Media (en inglés) 11 (45): 13. OCLC 29800226. Consultado el 17 de marzo de 2019. 
    9. Sullivan, 2013, p. 648
    10. «Madonna Interview». FAX. MuchMusic. 25 de noviembre de 1994. min. 30:00. 
    11. a b c d Rooksby, 2004, p. 45
    12. a b c d e Palomino, Érika (21 de noviembre de 1994). «Madonna desiste do sexo e volta ao romantismo». Folha de S. Paulo (en portugués). Consultado el 12 de marzo de 2019. 
    13. Howard, Jacinta (4 de agosto de 2010). «Joi's badass revenge». Creative Loafing. Archivado desde el original el 7 de octubre de 2012. Consultado el 12 de marzo de 2019. 
    14. a b O'Brien, 2008, p. 291
    15. a b c d e f Du Noyer, Paul (diciembre de 1994). «Madonna Talks About Music». Q (en inglés) (99). ISSN 0955-4955. 
    16. O'Brien, 2008, p. 292
    17. a b c d e Garratt, Sheryl (octubre de 1994). «Exclusive Interview! Madonna: "I'm being punished, but I'm not sorry"». The Face (en inglés) 2 (73): 44—53. ISSN 0263-1210. 
    18. a b c d Walters, Barry (27 de octubre de 1994). «Madonna looks for love in all the song places». The San Francisco Examiner (en inglés). p. 3C—5C (11—12). Consultado el 21 de marzo de 2019. 
    19. Anderson, Kylie (3 de marzo de 2010). «Madonna Sees The Light: Wake-Up Video» (en inglés). MTV. Consultado el 15 de marzo de 2019. 
    20. a b c Pallett, Owen (16 de agosto de 2017). «Madonna: Bedtime Stories Album Review». Pitchfork Media (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    21. a b c d e f g h Farber, Jim (28 de octubre de 1994). «Album Review: 'Bedtime Stories'». Entertainment Weekly (en inglés). Consultado el 18 de marzo de 2019. 
    22. a b c Morse, Steve (25 de octubre de 1994). «Madonna sounds bored on 'Bedtime Stories'». The Boston Globe (en inglés). p. 17. Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    23. a b c Stern, Bradley (7 de agosto de 2016). «‘Bedtime Stories’: A Return to the Arms of Unconsciousness with Madonna». MuuMuse (en inglés). Consultado el 24 de marzo de 2019. 
    24. a b c d e f Considine, J. D. (25 de octubre de 1994). «Madonna's latest lets her talent do most of the talking THE 'SECRET' of SUCCESS». The Baltimore Sun (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    25. a b c d von Aue, Mary (24 de octubre de 2014). «Why Madonna's Unapologetic 'Bedtime Stories' Is Her Most Important Album». Vice (en inglés). Consultado el 24 de marzo de 2019. 
    26. a b c d Kot, Greg (27 de octubre de 1994). «Good-Time Girl». Chicago Tribune (en inglés). Consultado el 18 de marzo de 2019. 
    27. a b c d e f g h Hawkins, Stan (1 de enero de 1997). «'I'll Never Be an Angel': Stories of Deception in Madonna's Music» (en inglés). Universidad de Leeds. Consultado el 21 de marzo de 2019. 
    28. Taraborrelli, 2002, p. 237
    29. a b Rooksby, 2004, p. 46
    30. a b Metz y Benson, 1999, p. 23
    31. Taraborrelli, 2002, p. 238
    32. a b c d Garcie, Bianca (24 de octubre de 2014). «Madonna’s “Bedtime Stories” Turns 20: Backtracking» (en inglés). Idolator. Consultado el 23 de marzo de 2019. 
    33. a b c Rooksby, 2004, p. 47
    34. Levine, Nick (25 de febrero de 2015). «the top 10 most underrated madonna tracks». i-D (en inglés). Consultado el 17 de marzo de 2019. 
    35. a b c d Heath, Chris (diciembre de 1994). «Madonna: Come and Get It». Details (en inglés) 12: 130—138; 185. ISSN 0740-4921. 
    36. a b c Galvin, Peter (15 de noviembre de 1994). «Reviews». The Advocate (en inglés) (668): 83—84. ISSN 0001-8996. Consultado el 20 de marzo de 2019. 
    37. a b c d e f g Cinquemani, Sal (9 de marzo de 2003). «Review: Madonna, Bedtime Stories». Slant Magazine (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    38. a b Rooksby, 2004, p. 48
    39. a b c «Picks and Pans Review: Bedtime Stories». People (en inglés). 7 de noviembre de 1994. Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    40. a b c d O'Dair, Barbara (15 de diciembre de 1994). «Bedtime Stories». Rolling Stone (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    41. a b c d Rooksby, 2004, p. 49–50
    42. Guilbert, 2002, p. 79
    43. a b Leiby, Richard (29 de septiembre de 1994). «World Wide Web Is Where It's Richard Leiby». The Washington Post (en inglés). Consultado el 22 de marzo de 2019. 
    44. a b Lichtman, Irv (17 de septiembre de 1994). «The Billboard Bulletin...» (PDF). Billboard (en inglés) 106 (38): 102. ISSN 0006-2510. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    45. «Madonna > Bedtime Stories > Releases» (en inglés). Allmusic. Consultado el 22 de marzo de 2019. 
    46. a b c «Madonna - Bedtime Stories» (en alemán). Austriancharts.com. Hung Medien. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    47. a b c «Madonna - Bedtime Stories (Album)» (en inglés). Australian-charts.com. Hung Medien. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    48. a b c «Madonna - Bedtime Stories (Album)» (en inglés). Charts.org.nz. Hung Medien. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    49. «Bedtime Stories by Madonna» (en inglés). Reino Unido: Amazon. 
    50. «Madonna.com > Discography > Bedtime Stories» (en inglés). Madonna.com. Archivado desde el original el 25 de noviembre de 2010. Consultado el 22 de marzo de 2019. 
    51. «マドンナ ベッドタイム・ストーリーズ» (en japonés). Oricon. 
    52. «Madonna - Bedtime Stories (180 -Gram Vinyl)» (en inglés). Rhino. Consultado el 22 de marzo de 2019. 
    53. «Madonna - Bedtime Stories Vinyl at Juno Records» (en inglés). Juno Records. Consultado el 22 de marzo de 2019. 
    54. Wechsler, Pat; Friedman, Roger D. (12 de diciembre de 1994). «Madonna Wears Clothes». New York (en inglés) 27 (49): 13. ISSN 0362-4331. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
    55. Grinnell, Sunhee (19 de noviembre de 2010). «Q&A with Celebrity Hairstylist Sam McKnight, Pantene Global Ambassador». Vanity Fair (en inglés). Consultado el 14 de marzo de 2019. 
    56. Knight, Nick (13 de agosto de 2015). Sam McKnight for Bedtime Stories by Madonna and Patrick Demarchelier (Streaming) (en inglés). Nueva York: Show Studio. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
    57. Vlach, Anna (1 de julio de 2011). «Fashionista - trends with Anna Vlach». The Advertiser (en inglés). Consultado el 14 de marzo de 2019. 
    58. a b c Smith, Michael R. (18 de mayo de 2008). «Bedtime Stories - Madonna». The Daily Vault (en inglés). Consultado el 14 de marzo de 2019. 
    59. de Badereau, Valentine. «Patrick Demarchelier» (en inglés). Debadereau.com. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
    60. «6 Of Madonna’s Most Iconic Looks Decoded». Marie Claire (en inglés). 12 de noviembre de 1994. Consultado el 22 de marzo de 2019. 
    61. «Christina Aguilera copia Madonna em seu novo CD» (en portugués). Terra Networks. 30 de junio de 2006. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
    62. Jeffrey, Don (17 de junio de 1995). «Surprise packaging». Billboard (en inglés) 107 (24): 76. ISSN 0006-2510. Consultado el 14 de marzo de 2019. 
    63. a b Morgan, 2015, p. 237
    64. a b Lipshutz, Jason; Strecker, Erin (21 de noviembre de 1994). «Top American Music Awards Moments: Past AMAs' Video Highlights». Billboard (en inglés). Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    65. a b «To Europe, With Love». Icon (en inglés) 2 (5). 1995. 
    66. «Madonna performs "Take A Bow" on the German Wetten Dass TV show» (en inglés). Madonna.com. 18 de febrero de 1995. Consultado el 12 de marzo de 2019. 
    67. «30 Best Brit Award Moments Ever». Marie Claire (en inglés). 24 de febrero de 2016. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    68. Pytlik, 2003, p. 82—83
    69. «Madonna and Babyface perform "Take A Bow" at the San Remo Festival» (en inglés). Madonna.com. 22 de febrero de 1995. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    70. a b c d e f Falconi, 2017, p. n/a
    71. Russell, Deborah (25 de marzo de 1995). «Madonna's Vid Sneaks In Theaters». Billboard (en inglés) 107 (12): 42. ISSN 0006-2510. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    72. a b c Smith, Liz (23 de marzo de 1995). «It's all 'Evita' for Madonna». Sarasota Herald-Tribune (en inglés). p. 111. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    73. Flick, Larry (8 de abril de 1995). «5-Year-Old Power House Strictly Rhythm Forges On». Billboard (en inglés) 107 (14): 42. ISSN 0006-2510. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    74. «Madonna ha detto si' : ospite a Sanremo. E il tour mondiale 1995 anche in Italia». Corriere della Sera (en inglés). 6 de enero de 1995. Archivado desde el original el 27 de noviembre de 2015. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    75. «Madonna has to decide between 'Evita' and touring». The Ledger (en inglés). 20 de marzo de 1995. p. 17. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    76. Promis, José F. «Madonna > Secret > Overview» (en inglés). Allmusic. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    77. «Top Singles - Volume 60, No. 17 Nov 14, 1994». RPM (en inglés). Library and Archives Canada. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    78. «Madonna - Secret (Song)» (en inglés). Australian-charts.com. Hung Medien. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    79. «Madonna Chart History - Hot 100». Billboard (en inglés). Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    80. a b Roberts, 2004, p. 342
    81. a b «Madonna.com > Discography > Take a Bow» (en inglés). Madonna.com. Archivado desde el original el 25 de noviembre de 2010. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    82. González Álvarez, 2016, p. 249
    83. Caulfield, Keith (16 de agosto de 2017). «Madonna's 40 Biggest Billboard Hits». Billboard (en inglés). Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    84. McAleer, 2004, p. 230
    85. Narváez, Diego (2 de noviembre de 1994). «Madonna, torea en Ronda». El País. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    86. Loder, Kurt (5 de mayo de 2008). «Madonna Gets Her Way —As Usual— In 1994, In The Loder Files» (en inglés). MTV. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    87. «Madonna - Bedtime Story» (en inglés). Discogs. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    88. Promis, Jose F. «Madonna > Bedtime Story > Overview» (en inglés). Allmusic. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    89. Bronson, Fred (5 de mayo de 1995). «Boyz II Men, Adams Jockey For No. 1». Billboard (en inglés) 107 (18): 94. ISSN 0006-2510. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    90. «Los siete videoclips más caros de la historia». La Nación. Argentina. 27 de marzo de 2017. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    91. a b Rugerio, Mariana Limón (22 de junio de 2017). «Las pinturas de Remedios Varo que inspiraron un video de Madonna». Chilango. México. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    92. Fouz-Hernández y Jarman-Ivens, 2004, p. 46
    93. a b «Madonna.com > Discography > Human Nature» (en inglés). Madonna.com. Archivado desde el original el 25 de noviembre de 2010. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
    94. a b c Erlewine, Stephen Thomas. «Madonna > Bedtime Stories > Overview» (en inglés). Allmusic. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
    95. a b Power, Tony. «Madonna - Bedtime Stories». Blender (en inglés). Archivado desde el original el 28 de agosto de 2004. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
    96. a b DeRogatis, Jim (30 de octubre de 1994). «Madonna Tells Some Seductive 'Bedtime Stories'». Chicago Sun-Times. Archivado desde el original el 18 de noviembre de 2018. Consultado el 18 de marzo de 2019. (requiere suscripción). 
    97. a b Alonso, Sebas E. (28 de marzo de 2012). «Madonna: discografía». Jenesaispop. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
    98. a b Willman, Chris (23 de octubre de 1994). «Album Review». Los Angeles Times (en inglés). Consultado el 18 de marzo de 2019. 
    99. a b Dee, Johnny (29 de octubre de 1994). «My, What Big Hits You Have!». NME (en inglés): 47. 
    100. «Album Reviews». Billboard (en inglés) 106 (44): 74. 29 de octubre de 1994. ISSN 0006-2510. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
    101. Christgau, Robert. «Madonna» (en inglés). RobertChristgau.com. Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    102. Holden, Stephen (5 de enero de 1995). «The Pop Life». The New York Times (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    103. Pareles, Jon (23 de octubre de 1994). «Pop Music; Madonna's Return To Innocence». The New York Times (en inglés). Consultado el 22 de marzo de 2019. 
    104. Taraborrelli, 2002, p. 263
    105. Callwood, Brett (17 de agosto de 2011). «City Slang: “Bedtime Stories” revisited». Metro Times (en inglés). Consultado el 18 de marzo de 2019. 
    106. a b Veevers, Brendon (25 de octubre de 2014). «Record Rewind: Madonna - Bedtime Stories». Renowned for Sound (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    107. a b Smith, Troy L. (11 de agosto de 2016). «Madonna's 'Bedtime Stories' still radiates with sensuality, defiance (Review)». The Plain Dealer (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    108. «Buscando el mejor disco de... Madonna». Jenesaispop. 22 de abril de 2015. Consultado el 18 de marzo de 2019. 
    109. Maples, Tina (25 de octubre de 1994). «Madonna's 'Bedtime' a snore». Milwaukee Journal Sentinel (en inglés). p. 45. Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    110. a b «Billboard 200: The Week of November 12, 1994». Billboard (en inglés). Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    111. a b Mayfield, Geoff (12 de noviembre de 1995). «Between the Bullets». Billboard (en inglés) 107 (11): 116. ISSN 0006-2510. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    112. a b c Trust, Gary (11 de diciembre de 2016). «Ask Billboard: Madonna's Career Album Sales». Billboard (en inglés). Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    113. Russell, Deborah (1 de abril de 1995). «Awards shows pump sales despite ratings». Billboard (en inglés) 107 (13). p. 95. ISSN 0006-2510. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    114. «Madonna - Bedtime Stories Chart History - Billboard 200». Billboard (en inglés). Consultado el 10 de marzo de 2019. 
    115. a b «Gold & Platinum (Madonna; 'Bedtime Stories')» (en inglés). Recording Industry Association of America. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    116. a b David, Barry (18 de febrero de 2003). «Shania, Backstreet, Britney, Emimen And Janet Top All Time Sellers». Music Industry News Network (en inglés). Archivado desde el original el 3 de julio de 2003. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    117. a b «Top Albums/CDs - Volume 60, No. 16 Nov 07, 1994». RPM (en inglés). Library and Archives Canada. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    118. a b «Gold/Platinum (Madonna; 'Bedtime Stories')» (en inglés). Music Canada. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    119. a b «IFPI Platinum Europe Awards - 1998» (en inglés). Federación Internacional de la Industria Fonográfica. Archivado desde el original el 17 de noviembre de 2013. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    120. a b «Official Albums Chart Top 100: 30 October 1994 - 05 November 1994» (en inglés). Official Charts Company. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    121. «Madonna | full Official Chart History» (en inglés). Official Charts Company. Consultado el 10 de marzo de 2019. 
    122. a b Para ver la fecha de lanzamiento y la certificación en el Reino Unido, es neceaario escribir el título del álbum en el buscador y luego hacer clic en el símbolo de la lupa. «BRIT Certified» (en inglés). British Phonographic Industry. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    123. a b c Pennanen, 2006, p. 201
    124. a b Escribir el nombre de la cantante en el buscador Choisir Un Artiste Dans la Liste y luego hacer clic en OK. «Les "Charts Runs" de chaque Album Classé» (en francés). InfoDisc.fr. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    125. a b M., Mario Hamlet. «Madonna: Discografia Italiana» (en italiano). Hit Parade Italia. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    126. a b c d «Hits of the World (Japan; Portugal)». Billboard (en inglés) 106 (47): 44—45. 19 de noviembre de 1994. ISSN 0006-2510. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    127. a b «Madonna - Bedtime Stories (Album)» (en alemán). Offizielle Deutsche Charts. GfK Entertainment Charts. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    128. a b «Official Scottish Albums Chart Top 100: 30 October 1994 - 05 November 1994» (en inglés). Official Charts Company. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    129. a b c Salaverri, 2005, p. 71
    130. a b «Madonna - Bedtime Stories (Album)» (en inglés). Swedishcharts.com. Hung Medien. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    131. a b «Hits of the World». Billboard (en inglés) 106 (49): 51. 3 de diciembre de 1994. ISSN 0006-2510. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    132. a b «Top 40 album-, DVD- és válogatáslemez-lista: 1995. 9. hét (1995. 02. 27. - 1995. 03. 05.)» (en húngaro). Mahasz. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    133. a b «Madonna - Bedtime Stories» (en alemán). Hitparade.ch. Hung Medien. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    134. a b «Hits of the World». Billboard (en inglés) 106 (46): 47. 12 de noviembre de 1994. ISSN 0006-2510. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    135. a b «Madonna - Bedtime Stories» (en neerlandés). Dutchcharts.nl. Hung Medien. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    136. a b «Hits of the World». Billboard (en inglés) 106 (48): 91. 26 de noviembre de 1994. ISSN 0006-2510. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    137. a b Ryan, 2011, p. 207
    138. a b c «Music Divas & Rock Bands Top South African Certifications». Music Industry News Network (en inglés). 5 de febrero de 2002. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    139. a b Deino, Daryl (30 de agosto de 2017). «Madonna’s ‘Career-Ending’ Album ‘Erotica’ Gets Rock Hall Of Fame Recognition». Inquisitr (en inglés). Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    140. «The 100 Best Albums of the 1990s». Slant Magazine (en inglés). 14 de febrero de 2011. Consultado el 22 de marzo de 2019. 
    141. Strauss, Neil (5 de enero de 1996). «New Faces in Grammy Nominations». The New York Times (en inglés). Consultado el 20 de marzo de 2019. 
    142. «38th Annual GRAMMY Awards» (en inglés). Grammy. Consultado el 20 de marzo de 2019. 
    143. «1995 MTV Video Music Awards» (en inglés). Rock on the Net. Consultado el 26 de marzo de 2019. 
    144. Listas de los mejores álbumes de 1994:
    145. «Madonna's Albums Ranked From Worst to Best». Billboard (en inglés). 9 de marzo de 2015. Consultado el 23 de marzo de 2019. 
    146. «Madonna’s 10 Greatest Albums, Ranked & Revisited» (en inglés). Albumism. 21 de noviembre de 2017. Consultado el 23 de marzo de 2019. 
    147. Murrian, Samuel (17 de agosto de 2018). «Madonna’s 13 Studio Albums, Ranked». Instinct (en inglés). Consultado el 23 de marzo de 2019. 
    148. Gerard, Chris (6 de agosto de 2013). «Madonna from worst to first: ranking her 12 albums». Metro Weekly (en inglés). Consultado el 23 de marzo de 2019. 
    149. Listas de los mejores álbumes de Madonna:
    150. Scott y Sarracino, 2008, p. 97
    151. Zabalegui, Fermín (27 de marzo de 2012). «Madonna sí, Madonna no». GQ. España. Consultado el 24 de marzo de 2019. 
    152. Cox, Jamieson (9 de marzo de 2015). «Review: Rebel Heart Is Madonna's Most Consistent Album in a Decade». Time (en inglés). Consultado el 19 de marzo de 2019. 
    153. Gremore, Graham (11 de octubre de 2014). «Something To Remember: The 12 Most Underrated Madonna Songs Of All Time». Queerty (en inglés). Consultado el 24 de marzo de 2019. 
    154. DeMarco, Patrick (30 de octubre de 2014). «Madonna’s Bedtime Stories Turns 20: A Look Back At Its Career-Defining Legacy». Philadelphia (en inglés). Consultado el 24 de marzo de 2019. 
    155. a b Madonna (1994), Bedtime Stories (notas del CD), Europa: Sire Records, Maverick Records, 9362-45767-2 
    156. «ARIA Charts - End Of Year Charts - Top 50 Albums 1994» (en inglés). Australian Recording Industry Association. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    157. «RPM Top 100 Albums of 1994». RPM (en inglés). Library and Archives Canada. Archivado desde el original el 21 de junio de 2013. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    158. «Music & Media 1994 In Review» (PDF). Music & Media (en inglés) 11 (52): 24. 24 de diciembre de 1994. OCLC 29800226. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    159. «Classement Albums - année 1994» (en francés). Disque en France. Syndicat National de l'Édition Phonographique. Archivado desde el original el 15 de marzo de 2012. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    160. «Gli album più venduti del 1994» (en italiano). Hit Parade Italia. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    161. «Top 100 Albums 1994». Music Week (en inglés): 11. 14 de enero de 1995. ISSN 0265-1548. 
    162. «Offizielle Deutsche Charts - Top 100 Album-Jahrescharts 1995» (en alemán). Offizielle Deutsche Charts. GfK Entertainment Charts. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    163. «Jahreshitparade Alben 1995» (en alemán). Austriancharts.at. Hung Medien. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    164. «The Year in Music 1995» (PDF). Billboard (en inglés) 107 (51): 78. 23 de diciembre de 1995. ISSN 0006-2510. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    165. «Music & Media 1995 In Review» (PDF). Music & Media (en inglés) 12 (51—52): 14. 23 de diciembre de 1995. OCLC 29800226. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    166. «Schweizer Jahreshitparade 1995» (en alemán). Swisscharts.com. Hung Medien. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    167. «Gold-/Platin-Datenbank (Madonna; 'Bedtime Stories')» (en alemán). Bundesverband Musikindustrie. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    168. «Discos de Oro y Platino: Madonna». Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas. Archivado desde el original el 20 de octubre de 2013. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    169. «Gold & Platin (Madonna; 'Bedtime Stories')» (en alemán). Austria: Federación Internacional de la Industria Fonográfica. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    170. «Goud en Platina – Albums 1995» (en neerlandés). Ultratop. Hung Medien. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    171. «Certificados: Madonna» (en portugués). Pro-Música Brasil. p. 2. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    172. Seleccionar MADONNA y luego hacer clic en OK. «Les Certifications depuis 1973» (en francés). InfoDisc.fr. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    173. «Les Meilleures Ventes de CD / Albums "Tout Temps"» (en francés). InfoDisc.fr. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    174. «Edelmetall (Madonna; 'Bedtime Stories')» (en alemán). Swisscharts.com. Hung Medien. Consultado el 9 de marzo de 2019. 
    175. «Madonna > Bedtime Stories > Credits» (en inglés). Allmusic. Consultado el 8 de marzo de 2019. 

    Bibliografía consultadaEditar

    En español
    • Falconi, Francesco (2017). Loco por Madonna. La Reina del Pop. Babelcube Inc. ISBN 150717795X. 
    • González Álvarez, Alexis Jesús (2016). De la FM a la Web 1. Lulu.com. ISBN 978-1-326-55656-3. 
    • Salaverri, Fernando (2005). Sólo éxitos: año a año, 1959–2002. España: Fundación Autor-SGAE. ISBN 8480486392. 
    En finés
    En inglés

    Enlaces externosEditar