Abrir menú principal

Blancos y mestizos de Costa Rica

Principal grupo étnico de Costa Rica

Los costarricenses blancos y mestizos son el principal grupo étnico de esa nación. Si bien Costa Rica es un país multiétnico, de acuerdo con el X Censo Nacional del INEC, el cual incluye un ítem de autoidentificación étnica, alrededor del 65.80% de los costarricenses se identificaba como blanco y el 13.65% como mestizos/castizo, dando resultado a más de un 80% de población caucásica.[1]​ Según otros estudios como el Latinobarómetro, los blancos y mestizos suponen un 70% de la población costarricense.[2]

Blancos y mestizos costarricenses
Jóvenes de familia tradicional tica.JPG
Niños costarricenses caucásicos.
Otros nombres Eurocostarricenses
Ubicación Bandera de Costa Rica Costa Rica
Población total 3 597 847 (83% de la población costarricense)
Idioma Español costarricense
Asentamientos importantes
1.º Valle Central (mayoritaria)

Respecto a la composición mitocondrial, se han publicado abundantes estudios en los que se observa que la proporción genética europea oscila entre 61.0%,[3]​ 63.8%,[4]​ 67.5%[5][6]​ e incluso 75%.[7]​ Existiendo además un numeroso conjunto de investigaciones similares en genética de poblaciones, llevadas a cabo en la Universidad de Costa Rica u otras instituciones, en las que se reporta gran variabilidad genómica en la composición promedio del costarricense, con porcentajes más o menos elevados de cada marcador de acuerdo a la metodología aplicada.

De forma histórica, se tiene certeza de la migración numerosa proveniente de países como Italia, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos, Suiza, Polonia (especialmente judía ashkenazi), la España post-colonial, Irán, Rusia y Grecia, así como inmigrantes de otras latitudes latinoamericanas como Argentina y Chile con un alto grado de ascendencia caucásica y castiza-mestiza, así como inmigrantes árabes primordialmente libaneses, sirios y palestinos que también deben ser incluidos como caucásicos. Todos estos grupos étnicos aportaron a la sociedad y la demografía costarricense tanto entremezclándose entre sí y con otras etnias como formando comunidades más o menos cerradas.

El aporte cultural de la inmigración europea, anglosajona y árabe al país se ha visto en la arquitectura, el arte, la política, la sociedad, la economía y la gastronomía. [8]

IntroducciónEditar

 
Familia campesina criolla en 1900.

El mito de la supuesta «blancura» costarricense que ha decrecido en tiempos recientes, fue muy arraigado en el siglo XIX. Apoyado por escritos de la época incluyendo enciclopedias, diarios de viaje y reportajes, o testimonios de escritores como el escocés Robert Glasgow Dunlop o los salvadoreños Gonzalo Ayora y Alberto Masferrer [9]​ Esta idea de que los costarricenses representaban una raza particular diferenciada de sus vecinos era usada a menudo como explicación de la relativa estabilidad política, prosperidad económica y espíritu de paz y democracia del país. [9]​ Hoy en día por las evidencias genéticas se sabe que dicha idealización racial no estaba del todo basada en la realidad, o cuando menos tenía causas más culturales que genéticas.[9]​ Aun así, es claro que el grupo étnico dominante de Costa Rica durante el siglo XIX fue el blanco criollo y el mestizo que no se diferenciara demasiado culturalmente del anterior.[9]

En cuanto al mestizaje; existen amplios registros históricos de la ocurrencia de este en Cartago, la capital colonial de Costa Rica y de donde emergió su aristocracia, [10][11]​ así como denuncias interpuestas ante las autoridades de la provincia de Costa Rica por relaciones ilícitas o concubinatos entre pobladores españoles o mestizos y mujeres mulatas. [9]

HistoriaEditar

La inmigración europea fue un factor dominante para el blanqueamiento de la población costarricense. De izquierda a derecha, inmigrantes: españoles, italianos, polacos y franceses.

Los primeros europeos en tocar suelo costarricense fueron Cristóbal Colón y sus tripulantes el 18 de septiembre de 1502 al tocar lo que hoy es Isla Uvita cerca de las costas limonenses. En 1561 Juan de Cavallón inicia la conquista del país acompañado por soldados españoles y esclavos negros.

Los colonos españoles originales eran vascos, sefardíes y castellanos, que primordialmente tuvieron una descendencia criolla en el país, por la siempre reducida población indígena presente en el territorio. Tras la independencia las migraciones sucesivas de alemanes, británicos, franceses y estadounidenses atraídos por las oportunidades económicas y empresariales y por esfuerzos deliberados del gobierno aportaron significativamente a la ya caucásica corriente genética costarricense, en especial porque estos grupos tendían a casarse con familias de la clase alta y política para facilitar sus negocios e integración al país.[8]​ Más cerradas fueron las inmigraciones posteriores de polacos y árabes que primaban el casarse dentro de sus comunidades. [12][13]​ Asimismo, al inicio de la inmigración italiana fueron comunes los matrimonios intracomuntarios.

A principios del siglo XX comienza a darse una migración de españoles, mayormente catalanes, debido a los conflictos bélicos en España de ésta época. Además de catalanes (que representaban el 80% de los españoles emigrantes de esa época) llegaron también gallegos, castellanos y asturianos rápidamente absorbidos por el país. Luego vendrían más refugiados republicanos huyendo de la dictadura franquista.[14]

En los 60s y 70s otro sector importante de emigrantes llegaron desde otros países latinoamericanos con poblaciones altamente blancas o mestizas, entre ellos argentinos, chilenos y uruguayos escapando de las dictaduras de sus respectivos países. Así como estadounidenses que representan el tercer grupo mayor de inmigrantes.

Grupos étnicosEditar

Al ser la comunidad más grande del país, los eurocostarricenses se dividen en diferentes grupos, según su ascendencia. Las dos mayores comunidades son la española e italiana, que juntas conforman a más del 80% de la población del país. Aun así se pueden encontrar otras aglomeraciones minoritarias cuyo origen proviene de otras naciones de Europa, Norteamérica y el Asia occidental.

HispanoEditar

 
La mayoría de costarricenses tiene algún grado de ascendencia española.

Desde la época colonial los costarricenses de origen español representan la mayoría indiscutible de la población nacional. Actualmente se pueden encontrar linajes provenientes de todas las regiones de España, pero principalmente de Andalucía, el País Vasco, Cataluña y Galicia.[15][16]​ [nota 1]

Uno de los pilares fundamentales de la población costarricense fueron los criollos de ascendencia hispana, que posteriormente también recibieron el aporte de una inmigración española masiva acaecida entre la segunda mitad del siglo XIX y la primera del siglo XX; y una entrada también cuantiosa de otros latinoamericanos de origen español después de la década de los 60. Hoy en día más del 70% de los costarricenses tienen algún grado de ascendencia ibérica.[nota 2]

ItálicoEditar

Por su parte, los costarricenses de ascendencia italiana constituyen el segundo grupo étnico más grande del país, pues se estima que más de un 20% de la población tiene algún grado de origen italiano.[17][18][nota 3]​ De esta manera la comunidad ítalodescendiente de Costa Rica es —después de la presente en el Río de la Plata— la mayor aglomeración porcentual de ascendencia itálica en América.

Esta importante colectividad tiene su origen en diferentes migraciones desde la Península Apenina hacia Costa Rica, desarrolladas a partir del periodo colonial, pero principalmente durante las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del siglo XX.[14]​ Además, se encuentran ciertos grupos relativamente cuantiosos de origen helvético-italiano y dálmata.[19]

Anglo-sajónEditar

También es destacable el grupo de costarricenses con orígenes alemanes, británicos y estadounidenses; que juntos constituyen casi un 8% de la población y son la principal comunidad anglosajona del istmo centroamericano.[19]​ Dentro de este grupo, los de ascendencia alemana son los más numerosos y están presentes de manera cuantiosa en la nación desde finales el siglo XIX.[20]​ En la aglomeración germana también se encuentran comunidades de origen suizo, austriaco, belga y liechtensteiniano.[19]

De igual manera la población con origen estadounidense y británico entró al territorio costarricense de una manera temprana; atraídos por el auge agrícola que experimentó el país a finales del siglo XIX.[14]​ Además, entraron cuantiosos grupos de antillanos de ascendencia inglesa.[21]

EslavoEditar

La colectividad eslava es la que se compone de ciertos grupos provenientes del centro y el este de Europa venidos a Costa Rica principlamente a inicios de los años 1900. En este país existe la más grande colectividad de América Central, principalmente por la población de origen polaco, de la que existen alrededor de 50.000 descendientes.[22][19]

FrancésEditar

Miles de personas con origen francés se han asentado en el país, ya sea provenientes de: Francia, Romandía, la Bélgica francesa o de diversos países del Caribe.[23]​ Por su parte, más de 50.000 costarricenses tienen ascendencia francesa, siendo la mayor comunidad gala de América Central.[19]

ÁrabeEditar

Finalmente, la entrada cuantiosa de árabes también contribuyó de manera notable a la demografía costarricense. La mayoría absoluta proviene del Líbano,[13]​ (cuya comunidad asciende hasta las 50.000 personas),[21]​ pero también se encuentran ciertos grupos de origen sirio y palestino.[14]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Costa Rica es multirracial, último censo lo pone en evidencia
  2. «Informe Latinobarómetro 2016». Slideshare.net. 6 de octubre de 2016. Consultado el 1 de noviembre de 2016. 
  3. Gene admixture in the Costa Rican population
  4. «Admixture and genetic relationships of Mexican Mestizos regarding Latin American and Caribbean populations based on 13 CODIS-STRs». Consultado el 26 de junio de 2019. 
  5. PLoS Genetics. «Geographic Patterns of Genome Admixture in Latin American Mestizos Tabla S2». Consultado el 28 de noviembre de 2012. 
  6. PLoS Genetics. «Geographic Patterns of Genome Admixture in Latin American Mestizos». Consultado el 24 de enero de 2012. .
  7. «Genomic Components in America's demography». Consultado el 26 de junio de 2019. 
  8. a b Herrera Balharry, Eutengio. Los inmigrantes y el poder en Costa Rica
  9. a b c d e Urbina Gaitán, Chester Escritores salvadoreños y las características etnoculturales de los costarricenses Anuario de Estudios Centroamericanos, Universidad de Costa Rica, 40: 139-147, 2014 ISSN 0377-7316
  10. Acuña León, María de los Ángeles Mestizaje La sociedad colonial: el mestizaje en la ciudad de Cartago
  11. Acuña León, María de los Ángeles Mestizaje, concubinato e ilegitimidad en la provincia de Costa Rica, 1690-1821. Cuadernos Inter.c.a.mbio Año 8, n. 9 (2011), 125-144, ISSN 1659-0139
  12. Guzmán Stein, Miguel. La migración sefardita en Costa Rica y la lapidaria fúnebre como fuente de investigación de una comunidad inédita
  13. a b Martínez Esquivel, Ricardo. Inmigrantes libaneses en Costa Rica y sus participaciones en la masonería del país (primera mitad del siglo XX) 25 de octubre de 2010.
  14. a b c d González Chaves, Daniel (2017). «Migración e identidad cultural en Costa Rica (1840 a 1940)». Revista de Ciencias Sociales (155): 131-144. Consultado el 26 de agosto de 2017. 
  15. «Costa Rica Genealogical Records - Most Common Surnames in Costa Rica» (en inglés). Forebears. 2015. Consultado el 13 de enero de 2017. 
  16. Serrano Jarne, María Rosa (2003). «Catalanes en Costa Rica. Aportación política, social y económica, 1906-1994». Romargraf S.A. Consultado el 13 de enero de 2017.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  17. Bariatti, Rita (1997). «La inmigración italiana en Costa Rica. Primera Parte: Prologo». Fragmento de la primera parte de la publicación de la Dr.Bariatti sobre la inmigración italiana en Costa Rica. Universidad Autónoma de Centro America. Consultado el 7 de enero de 2017. 
  18. Ramírez, Kevin (11 de junio de 2012). «Costa Rica e Italia: países unidos por la historia y la cultura». Acontecer - Universidad Estatal a Distancia. Consultado el 7 de enero de 2017. 
  19. a b c d e Campos, A; Guillén, F; d'Onofrio, S (12 de octubre de 2016). «Multiculturalidad en Costa Rica: los inmigrantes y sus descendientes». Sicultura. Consultado el 26 de junio de 2019. 
  20. Herrera Balharry, Eugenio (1988). «Los alemanes y el estado cafetalero» (PDF). Universidad Estatal a Distancia (UNED). Consultado el 26 de enero de 2017. 
  21. a b O'Neal Coto, Katzy (21 de octubre de 2017). «Mezcladiticos, Costa Rica pluricultural: buscando nuestro origen más allá de los genes». Universidad de Costa Rica. Consultado el 25 de junio de 2019. 
  22. Migraciones Judías en Centroamérica y el Caribe: Proyección Epidemiológica de la Enfermedad de Gaucher Academia Biológica Digital
  23. Schoonover, Thomas David (2000). The French in Central America: Culture and Commerce, 1820-1930 (en inglés) (1 edición). Wilmington,Delaware. EEUU: Scholarly Resources Inc. p. 244. ISBN 9780842027922. 

NotasEditar

  1. En el perfil sobre Costa Rica en Forebears, que contiene la lista de los apellidos más populares de los costarricenses se observa que prácticamente todos son de origen español.
  2. En libro "Españoles en Costa Rica" de Jesús Oyamburu y publicado por el Centro Cultural España en 1997 se expone que: Por la migración española a Costa Rica, que de 1850 a 1930 fue masiva, empezaron a nacer ticos con apellidos que eran nuevos en el país, tales como Uribe, Urgellés, Pagés, Penón, Apéstegui, Pozuelo, Rovira, Raventós, Batalla, Crespo, Pastor, Roig, Figuls o Herrero. Entre las familias catalanas, se pueden citar Terán, Ollé, Llobet, Guilá, Llachs, Gomis, Grau y, por supuesto, Figueres.
  3. Rita Bariatti expone que en 1970 eran 100.000 los costarricenses de ascendencia italiana, cuando la población del país era de menos de 2 millones de habitantes. Por su parte la Embajada Italiana de San José publicó en 2012 que más del 10% de la población costarricense es ítalodescendiente con grados directos de consanguinidad. Y estima que la descendencia indirecta puede ser hasta 2 veces más grande.