Egipán, Aegipan o Aigipán (en griego, Αιγίπαν, es decir, "cabra-pan"), en la mitología griega, fue uno de los dioses con patas de cabra conocidos como panes o egipanes.[1][2]

Es una divinidad rural de origen tardío y aunque algunas leyendas le consideran que es el propio dios Pan, la mayoría suele diferenciarlos pues en al menos una pintura de vasos atenienses los dos aparecen codo con codo como dos divinidades distintas en el séquito de Dioniso. Cuando los dioses huyeron del monstruoso gigante Tifón, se escondieron tomando una forma animal. Egipán asumió una forma híbrida de cabra con cola de pez.

Cuando Zeus en su contienda con los Titanes fue privado de los tendones de sus manos y pies, junto con Hermes, ayudó a Zeus en su batalla contra Tifón, consiguiendo robar los tendones de Zeus que estaban custodiados en la cueva Coricia por Delfina. Secretamente los restauraron. Como recompensa, Zeus lo colocó entre las estrellas como la constelación de Capricornio, incluida en el Zodíaco. A la madre de Egipán, Aix (la cabra), se la asociaría con la constelación de Capra.[3][4]

Para Higino era hijo de Zeus (otras fuentes dicen que de Apolo) y de la ninfa Ega (también llamada Aega, Boetis o Aix), esposa de Pan.[5]​ Otros hacen a Egipán el padre de Pan, y los describen a ambos como mitad cabra y mitad pez.[6]​ De acuerdo con otra tradición romana mencionada por Plutarco, Egipán habría surgido de la relación sexual incestuosa entre Valeria de Tusculum y su padre Valerio, y era considerado sólo un nombre diferente para Silvano.[7]

ReferenciasEditar

  1. Aigipan. En Theoi. Consultado el 15 de mayo de 2014.
  2. Egipans. B. G. P. Diccionario universal de mitología. Consultado el 15 de mayo de 2014.
  3. Bibliotheca i. 6. § 3
  4. Higino, Astronomía poética l.c.
  5. Higino, Fabulae 155
  6. Eratóstenes, Catasterismo 27.
  7. Plutarco, Vidas paralelas, 22.