Abrir menú principal

Embalse de Riba-roja

Embalse del río Ebro

El embalse de Ribarroja o Riba-roja se encuentra en el río Ebro, entre las regiones de Aragón y Cataluña. La presa está situada en el municipio de Riba-roja de Ebro, en la comarca de Ribera de Ebro, en Cataluña, y el pantano, que tiene 38 km de longitud, se extiende por los términos de la Puebla de Masaluca, en la Tierra Alta; Fayón, en el Bajo Aragón-Caspe (donde se une el río Matarraña), y Mequinenza, en el Bajo Cinca (donde se une el Segre y las aguas del Cinca), estos dos últimos en Aragón. Por encima de este pantano, en el río Ebro, se encuentra el embalse de Mequinenza (conocido también como Mar de Aragón) en Aragón.

Embalse de Ribarroja
Ribaroja.JPG
Embalse de Ribarroja.
Localización
Embalse de Ribarroja ubicada en Cataluña
Embalse de Ribarroja
Embalse de Ribarroja
Ubicación entre Zaragoza y Tarragona.
País EspañaFlag of Spain.svg España
División AragónBandera de Aragón.svg Aragón
CataluñaFlag of Catalonia.svg Cataluña
Subdivisión ZaragozaFlag of Zaragoza province (with coat of arms).svg Zaragoza
TarragonaBandera actual de la provincia de Tarragona.svg Tarragona
Cuenca hidrográfica Ebro
Río Ebro
Coordenadas 41°14′36″N 0°25′58″E / 41.2434, 0.432664Coordenadas: 41°14′36″N 0°25′58″E / 41.2434, 0.432664
Datos generales
Propietario ENDESA, antes Empresa Nacional Hidroelèctrica de la Ribagorçana (ENHER)
Uso Central hidroeléctrica, regadío y consumo
Obras 1958-1967
Datos de la presa
Tipo Gravedad, hormigón
Altura 60 m
Long. de coronación 565 m
Población cercana Riba-roja d’Ebre
Datos de la central
Potencia instalada 263 MW
Datos del embalse
Capacidad total 210 hm³
Superficie 2029 ha[1]
Poblaciones ribereñas Mequinenza

La población de Ribarroja es la primera que se encuentra el río Ebro al entrar en Cataluña. El pantano abastece de agua potable a las poblaciones de Batea, Villalba de los Arcos y la Puebla de Masaluca.[2]

El río Ebro pasa encajonado entre plataformas tabulares calcáreas que han facilitado la construcción de la presa, aguas arriba de Ribarroja de Ebro. Con una extensión de casi 40 km, llega casi a la confluencia con el Segre, ocupa 2152 ha y tiene un volumen de 210 millones de m3. Con un caudal de 900 m3/s, la central hidroeléctrica tiene una potencia instalada de 262,8 MW.

En 2012 se presentó un proyecto para construir una central hidroeléctrica reversible en Ribarroja que tendría una potencia de 3000 MW, con coste de 2100 millones de euros. Para ello, había que construir otro embalse en el pueblo de La Fatarella, al que se bombearía agua desde el embalse de Ribarroja.[3]​ En 2015, la falta de presupuesto hizo que el proyecto se abandonara de momento.[4]

Índice

HistoriaEditar

 
Cola del embalse de Ribarroja, confluencia del río Ebro (derecha) con el Segre y el Cinca (izquierda) frente a la antigua población de Mequinenza.

El pantano fue construido por la empresa ENHER entre 1958 y las obras finalizaron oficialmente el 31 de diciembre de 1964. Tal como estaba diseñado, cuando se llenara el vaso del embalse quedarían inundadas las localidades de Mequinenza y Fayón, desapareciendo también la estación de ferrocarril utilizada hasta entonces para cargar el lignito, así como los cargaderos y parte de los ferrocarriles mineros y minas de la cuenca carbonífera de Mequinenza que habían tenido un gran auge con la eclosión de la industria catalana, la demanda europea durante la Primera Guerra Mundial y la posguerra civil española.[5][6]

Parte del antiguo casco urbano de Mequinenza puede visitarse hoy en día porque se ha convertido en un gran parque de la memoria al aire libre con los restos que quedan sobre la superficie del Ebro. Se han recuperado algunos de los trazados originales de las calles y de las casas que quedaron por encima del nivel del agua. La Mequinenza antigua (o el Pueblo Viejo como la conocen los mequinenzanos) se sitúa junto a los Museos de Mequinenza (conformados por el Museo de la Mina, el Museo de la Historia de Mequinenza y el Museo del Pasado Prehistórico) conformando un espacio cultural que permite conocer la historia, la cultura y las leyendas de una milenaria población de navegantes y mineros a orillas del río Ebro.

En 1892 se inauguró la línea de ferrocarril de Madrid a Barcelona que pasaba por Fayón, y que tuvo que ser desviada de su curso cuando se construyó el embalse.

Durante la guerra civil española, en el lugar que ocuparía el embalse de Ribarroja se desarrolló una parte importante de la batalla del Ebro.

La ermita románica de Berrús, dedicada a santa Magdalena, fue trasladada piedra a piedra desde el desaparecido pueblo de Berrús durante la construcción del pantano.[7]​ También se encuentra frente al pantano la ermita de Santa Madrona, del 1900.

La central hidroeléctrica de Riba-roja se inuguró tres años después que la de Mequinenza y al mismo tiempo que la de Susqueda.

Medio ambienteEditar

 
Campeonato de pesca en Mequinenza, en la parte final del Embalse de Ribarroja.

En Mequinenza, la cola del embalse de Ribarroja permite disponer de un campo de regatas que está considerado uno de los mejores de toda Europa por su excelente accesibilidad, su lámina de agua estable y sus instalaciones deportivas. Los equipos de Oxford y Cambridge preparan aquí su mítica regata así como diversas selecciones mundiales realizan diferentes stages de preparación para competiciones internacionales​​.​​ El Recinto Náutico del Club Capri es el paraíso para la práctica de deportes náuticos en Aragón así como sede de diferentes competiciones autonómicas y nacionales.[8]

La pesca en Mequinenza es también uno de los deportes más practicado puesto que las condiciones y el entorno son óptimos para este deporte. La popularidad de las aguas de Mequinenza a nivel mundial ha sido en gran parte gracias al siluro, el pez más grande de Europa que puede alcanzar los casi 3 metros de longitud y más de 100 kilos de peso. Gran muestra de ello son los diferentes récords que se han conseguido en la localidad por pescadores internacionales, posicionando con estas capturas a Mequinenza como referente de la pesca deportiva.[9]

En la cola del embalse, la zona de la confluencia de los ríos Segre, Cinca y Ebro en Mequinenza, posee un patrimonio rico en naturaleza, con una excelente variedad de ecosistemas, que van desde las estepas mediterráneas a impenetrables bosques de ribera, convirtiéndola en un paraíso con una biodiversidad incomparable. Es un punto de confluencia de la flora esteparia proveniente de la zona árida de Monegros y la flora mediterránea que asciende por el valle del Ebro. Abarcan desde colonias de ardeídas a todo tipo de rapaces, así como aves propias de ambientes desérticos incluyendo una representación extensa de especies escasas y amenazadas en Europa como las Ardeidas, la garcilla bueyera (Bubulcus Ibis), la garceta común (Egretta Garzetta), el avetorillo común (Ixobrichus minutus), el martinete común (Nycticorax nycticorax), la garceta grande (Ardea alba), la garza real (Ardea cinerea) o la garza imperial (Ardea purpurea). En los bosques de ribera y en los carrizales se pueden observar durante todo el año especies ornitológicas como los rálidos, pícidos, túrdidos, páridos, fríngílidos o emberícidos. El área fluvial del Aiguabarreig es una zona húmeda de gran trascendencia como área de reproducción, hibernación y descanso de la fauna migratoria y un lugar privilegiado para la práctica del birdwatching.

El embalse de Ribarroja posee un atractivo importante para la pesca deportiva. Se encuentran aquí variedades autóctonas de anguila, perca, carpa y tenca, y como especies introducidas la perca americana o black-bass y el siluro.

Su entorno está formado por un conglomerado de montañas, valles, barrancos y entradas fluviales de gran belleza.

Posee varios ecosistemas y permite la práctica de la navegación a vela, remo o piragüismo. En sus orillas se encuentra el camping de Riba-roja,[10]​ en el pla de Pinyeres, y varias empresas alquilan embarcaciones en el puerto fluvial de San Francisco.

A lo largo del río Ebro transcurre la ruta de senderismo de gran recorrido GR-99, que sigue a lo largo del río Ebro.

En la desembocadura del río Matarraña se encuentra el Espacio de Interés Natural de Riba-roja, que incluye una parte del embalse, con una extensión de 6556 ha.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar