Abrir menú principal

Genio

ser fantástico de la mitología semítica
Genio con flor de amapola. Bajo relieve del palacio de Sargon II en Dur Sharrukin, Asiria (actual Jorsabad, Iraq), c. 716-713 a. C.

Un genio (del latín genius[1]​) es un ser fantástico de la mitología semítica, fundamentalmente semita. En ocasiones, en vez de genio se usa el término semita, usualmente transcrito jinn, djinn, djin o jinni, de acuerdo con la transcripción francesa o inglesa. Por lo general, estos seres son invisibles, aunque por momentos pueden adoptar diferentes formas (antropomorfas, plantas, o animales) y tienen la capacidad de influir espiritual y mentalmente en el ser humano (posesión psíquica), pero no necesariamente utilizan estos poderes.

En la mitología mesopotámica, están asociados al ámbito divino, aunque no pueden considerarse dioses, sino principalmente, guardianes o seres tutelares de lugares donde los hombres no debían tener acceso. Se piensa que su representación tendría un valor apotropaico. En las tradiciones más antiguas, los genios eran los espíritus de pueblos desaparecidos, que actuaban de noche y se escondían al despuntar el día. Otras tradiciones dicen que son seres de fuego. En todos los casos se trata de seres con características de duendes y otros seres mitológicos elementales de la naturaleza, que pueden, según su talante, atacar o ayudar al ser humano.

Índice

GenioEditar

Arabia preislámicaEditar

 
Genio alado. Relieve del Palacio del Rey Sargón II en Dur Sharrukin en Khorsabad, 716–713 a, C.

Los genios fueron seres adorados por muchos árabes durante el período preislámico,[2]​ pero, a diferencia de los dioses, los genios no eran considerados inmortales. En la antigua Arabia, el término genio también se aplicaba a todo tipo de entidades sobrenaturales entre varias religiones y cultos; así como a los ángeles y demonios zoroastrianos, cristianos y judíos.[3]

Los orígenes exactos de la creencia en los genios no están del todo claros.[4]​ Algunos eruditos del Medio Oriente sostienen que se originaron como espíritus malévolos que residían en desiertos y lugares impuros, que a menudo adoptaban la forma de animales; [24] otros sostienen que originalmente eran deidades de naturaleza pagana que gradualmente fueron marginadas a medida que otras deidades cobraban mayor importancia. Según la creencia árabe común, los adivinos, los filósofos preislámicos y los poetas se inspiraron en los genios.[5][6]​ Sin embargo, también se temía a los genios y se pensaba que eran los responsables de causar varias enfermedades, entre ellas las enfermedades mentales.[7][8]Julius Wellhausen observó que se pensaba que tales espíritus habitaban en lugares desolados, lúgubres y oscuros y que eran temidos[9]​. Uno tenía que protegerse de ellos, pero no eran los objetos de un verdadero culto.

Teología islámicaEditar

Los genios son criaturas sobrenaturales en la mitología y la teología islámicas, así como en la mitología árabe preislámica temprana. El islam incorporó parcialmente la antigua creencia en los genios, y de este modo son hoy personajes presentes en las tradiciones de todos los pueblos del área islámica. Es prácticamente seguro, sin embargo, que esos genios no responden únicamente a los genios semíticos originales, ya que la extensión del mensaje del Corán impuso un mismo nombre a muchas manifestaciones distintas propias de los países islamizados. Así, en lugares donde el mazdeísmo hizo mella antes que el islam los genios son protagonistas de diversas prácticas mágicas alejadas de la ortodoxia sunní; para los tuareg, son tentadores del desierto y ladrones nocturnos, así como para los musulmanes de la India pueden ser molestos invasores del hogar que deben ser expulsados usando ciertas suras del Corán, en una ceremonia no muy distinta del exorcismo católico (referencia).

El islam considera a los genios seres creados de fuego sin humo, dotados como el ser humano de libre albedrío y que pueden obedecer a Dios o bien a Iblís, el demonio, a quien a veces se describe como tal, es decir como ángel caído, y a veces es considerado genio:

Hemos creado al hombre de barro, de arcilla moldeable
Antes, del fuego ardiente habíamos creado a los genios.


(Corán, 15, 26-27)

Los genios son, pues, la tercera clase de seres creada por Dios, junto a los hombres y los ángeles. La creencia en esta tercera raza marca una diferencia respecto a las otras dos religiones monoteístas (cristianismo y judaísmo).

Los genios, a diferencia de los ángeles, comparten el mundo físico con los seres humanos y son tangibles, aunque sean invisibles o adopten formas diversas. Los genios y los humanos pueden casarse y procrear. Por esta razón, la jurisprudencia islámica medieval llegó a regular las condiciones relativas a matrimonio, descendencia y herencia entre genios y humanos. Fueron muchos los pensadores musulmanes medievales que dudaron de la existencia de los genios (no así de la de los ángeles) o directamente la negaron, como Avicena, Al-Farabi o Ibn Jaldún.

La creencia popular en los genios sigue estando muy extendida en las áreas rurales de algunos países islámicos y es muy frecuente su aparición en la literatura popular. En occidente son conocidos sobre todo los genios malignos del tipo ifrit, a través de los cuentos de Las mil y una noches y sus adaptaciones cinematográficas.

Una muestra a la vez de la creencia popular en los genios y de que pueden ser seres dignos de devoción e imitación la encontramos en Marruecos, donde, en el marco del muy popular culto a los morabitos o santones, se inscribe el culto a un personaje que no es humano sino genio. Se trata del morabito Sidi Shamharush, situado en la aldea del mismo nombre en el Atlas, y al cual acude la gente de la zona en peregrinación para ganarse la baraka o bendición divina por intercesión del santón. El culto es similar al que se prodiga a otros morabitos, salvo por el hecho de que en este caso no gira alrededor de una tumba, ya que Sidi Shamharush no está muerto: vive de día bajo la forma de perro negro y por la noche adopta apariencia humana. Otro ejemplo se encuentra en la India, en donde según la tradición islámica local las ruinas del fuerte Feroz Shah Kotla en Nueva Delhi albergan decenas de genios o jinns, que cumplen los deseos de quienes les rezan y, sobre todo, de quienes les escriben sus peticiones en detalladas cartas. Cada jueves, cientos de personas inundan el lugar con pétalos de rosa, incienso, guirnaldas de flores, velas, etc.

Características y tradicionesEditar

Los genios son una especie maliciosa, pero no necesariamente maligna. En sus más benignas formas de comportamiento, suelen ser bromistas y embaucadores. Tienen una miríada de atributos, debido al efecto aglutinante que tuvo la extensión del islam respecto a las leyendas y supersticiones locales de los pueblos islamizados. Pueden ser invisibles o cambiar a voluntad de forma, haciéndose pasar por animales o presentándose con la apariencia de una mujer hermosa para visitar a los hombres por la noche, hacerles el amor y robarles la energía, como si se tratara de súcubos. Pueden también ser dominados a través de un objeto (como la lámpara maravillosa de Aladino) y convertirse así en esclavos de quien posea dicho objeto.

Los genios pueden ser causantes de ciertas formas de locura. La palabra árabe que designa al "loco" es maynun, que etimológicamente significa poseído por los genios. Pueden atravesar sólidas paredes sin dejar de tocar lo material y a los vivos, desplazarse a grandes velocidades, transfigurarse en seres humanos y suplantar a familiares y conocidos. El estado normal de un genio es el de invisible para los humanos, ya que Dios les proporcionó muchas habilidades, pero dificultó de esta forma que pudiéramos relacionarnos normalmente con ellos. Cuenta la tradición que al final de los días esta situación se invertirá y seremos nosotros quienes podamos verlos, obteniendo la ventaja que desde el principio del mundo atesoraron.

Los genios tienen dinastías y jerarquías, y no desmerecen de la misma demonología católica, en este punto. En otras culturas, como en la mitología guanche (Tenerife, Canarias, España), también existía la creencia en seres que podrían calificarse como genios, como los llamados dioses paredros o Maxios (genios domésticos y de la naturaleza), los Tibicenas (genios malignos) y también el demonio Guayota (dios o diablo del mal aborigen), al que, al igual que al Iblís árabe, se le identifica a veces con un genio. Se especula que la cultura guanche era de origen bereber, proveniente del norte de África, lo que reforzaría la hipótesis de un parentesco entre los genios africanos y este panteón isleño.

En la actualidad, se define a un genio como una criatura mágica que suele ser bromista y de aspecto humano o casi humano que generalmente es más poderoso que cualquier brujo, hechicero, mago o hada. Son las únicas criaturas mágicas que pueden conceder tres deseos pero solo cuando no son libres, cuando están prisioneros de su lámpara mágica esperando a alguien que sea su amo para concederles tres deseos. En general, una lámpara mágica se encuentra en lugares casi imposibles de acceder, y únicamente un genio puede ser liberado si se pide de corazón como deseo. Cuando es libre, es posible hacer amistad con él. Un genio libre ya no depende de su lámpara mágica y es completamente inmortal, conserva todo su poder pero pierde la capacidad de conceder tres deseos.

En la cultura popularEditar

Los genios han hecho muchas apariciones en la cultura popular. En estas apariciones se los caracteriza dando deseos a quienes los encuentran.

SeriesEditar

En la serie Supernatural, en el capítulo What is & What Should Never Be ("Lo que es y lo que nunca debió ser"), aparece un genio, que hace creer a sus víctimas que cumple deseos, para alimentarse de ellas; al final del episodio, los protagonistas lo matan con un cuchillo de plata, mojado con sangre de cordero.

En la serie The X-Files, capítulo de la 7.ª temporada: Je Souhaite ("Yo Deseo", en francés), también aparece una genio. Está confinada a una alfombra y al que la desenrolla le debe conceder tres deseos. Antes humana fue transformada en genio por un Ifrit, como su último deseo. Tiene carácter maligno, y los deseos ya concedidos suelen tener consecuencias inesperadas. Al final del episodio, el agente especial Mulder la libera de ser genio.

Una genio es la protagonista de la serie estadounidense Mi Bella Genio. Dicha genio, llamada Jenny, es encontrada por un astronauta. Es posible que el nombre de Jeannie tenga su origen en la transcripción inglesa de la palabra Djinn.


En la serie Charmed, aparece un genio en el episodio 44 de la segunda temporada que cumple deseos a cada una de las hermanas Halliwell.

En la serie American Gods, un genio aparece como el conductor de un taxi en Nueva York que, después de un encuentro con un practicante de la fe musulmana, le concede un deseo. El genio usa unas gafas oscuras que esconden las llamas de fuego que tiene por ojos.[10]


PelículasEditar

En la película Aladdín, el genio es un ser que cumple tres deseos y aguarda a un nuevo amo. Sólo puede ser liberado si uno de sus amos pide su libertad de corazón.

En la serie Los Padrinos Mágicos, existe una película llamada Ídolo Mágico, en la que el antagonista principal es un genio llamado Norm, caracterizado por ser muy astuto, narcisista, mentiroso y estafador, que logra arrebatar a Timmy Turner sus padrinos mágicos.

En la saga Siccin y otras películas de terror turcas.

En la película Under the Shadow, de Babak Anvari, una madre con su hija son atacadas misteriosamente por los genios, quienes se apropian de un objeto de valor sentimental de cada una de ellas.

LibrosEditar

En la saga de libros de Geralt de Rivia, aparece un genio que se representa como un ser que camina entre planos y se alimenta de la magia presente en todas las cosas. Se le puede sellar en un objeto mediante magia muy poderosa, y al liberar el sello para que pueda huir se le pueden pedir tres deseos. Tras cumplirlos, tratará de escapar, y si en ese momento un mago poderoso consigue vencerlo y encadenarlo, podrá extraer su magia para conseguir un poder ilimitado.

En la saga de libros Blue Soul aparece un genio en el primer volumen, "Primera Llama". Tiene poderes psíquicos sobre las personas y mágicos sobre la naturaleza, lo que utiliza para desorientar y atrapar a aquellos que se adentren en su bosque, sin encontrar nunca la salida.

En el manga Magi aparencen numerosos genios (djinn) cuyos poderes pueden ser poseídos por aquellos que conquisten su calabozo. Los genios son insertados en un contenedor metálico. Durante la trama se descubren genios con diferentes poderes así como los genios oscuros. Los genios también aparecen en su adaptación al anime.

Juegos y videojuegosEditar

En la saga de videojuegos de Camelot llamada Golden Sun, los protagonistas obtienen nuevas psinergías de batalla y cambian de clase gracias a unos seres llamados Djinn. Estos les proporcionan su ayuda durante el combate y poseen poderes de uno de los cuatro elementos simbolizados por Venus (tierra), Mercurio (agua), Marte (fuego) y Júpiter (viento).

En el videojuego Uncharted 3, los genios (djinn) son seres encerrados por Salomón que infectaron y maldijeron el agua de Ubar.

En el juego de cartas coleccionables Magic The Gathering, existen numerosas cartas referidas a los djinn o genios en los que es frecuente que el jugador que las emplea sea también perjudicado por ellas, definiendo así el carácter indomable de los genios y su espíritu más o menos maligno.

En los juegos Metal Slug 2 y Metal Slug X, en la segunda misión es posible hallar una lámpara mágica en una zona secreta; al acercarse a ella, aparecerá un genio muy parecido al de Aladdin, pero no concede ningún deseo; solo se convierte en monedas de oro. También aparece en Metal Slug Attack.

En los juegos The Sims 1, 2 y 3 (con las expansiones adecuadas) es posible hallar una lámpara en la que se invoca a un genio que concede tres deseos.

En los videojuegos de Shantae, la protagonista homónima es una semigenio, hija de una genio guardián y un mortal, que lucha contra piratas y muchas otras criaturas para proteger la tierra de Sequin Land.

Véase tambiénEditar

BibliografíaEditar

  • Ascalone, Enrico (2008). Grandes civilizaciones: Mesopotamia. Demonios y genios. Electa. p. 151-157. 

ReferenciasEditar

  1. https://dle.rae.es/?id=J4rRA3C
  2. Amira El-Zein Islam, Arabs, and Intelligent World of the Jinn Syracuse University Press 2009
  3. Amira El-Zein Islam, Arabs, and Intelligent World of the Jinn Syracuse University Press 2009
  4. https://books.google.com/?id=qKL3AgAAQBAJ&printsec=frontcover&dq=ancient+Mesopotamian+genii+and+Islamic+jinn#v=onepage&q=Mesopotamia&f=false
  5. Amira El-Zein Islam, Arabs, and Intelligent World of the Jinn Syracuse University Press 2009
  6. https://books.google.com/?id=qKL3AgAAQBAJ&printsec=frontcover&dq=ancient+Mesopotamian+genii+and+Islamic+jinn#v=onepage&q=Mesopotamia&f=false
  7. Amira El-Zein Islam, Arabs, and Intelligent World of the Jinn Syracuse University Press 2009
  8. https://books.google.com/?id=qKL3AgAAQBAJ&printsec=frontcover&dq=ancient+Mesopotamian+genii+and+Islamic+jinn#v=onepage&q=Mesopotamia&f=false
  9. https://books.google.co.uk/books?id=v_seJ21M0UoC&pg=PT59&redir_esc=y#v=onepage&q&f=false
  10. «Jinn». American Gods Wiki (en inglés). Consultado el 31 de marzo de 2019. 

Enlaces externosEditar