Gifted Hands: The Ben Carson Story (película)

película estadounidense del 2009

Gifted Hands: The Ben Carson Story (titulada Manos milagrosas, en Hispanoamérica y El mundo en sus manos, en España) es una película del 2009 dirigida por Thomas Carter y protagonizada por Cuba Gooding Jr. y Kimberly Elise, inspirada en la historia de la vida del neurocirujano Ben Carson de 1961 a 1987. Presentada por Johnson & Johnson, la película se presentó en TNT el sábado, 7 de febrero de 2009. Su título se volvió a utilizar después de que en 1992 salió un vídeo documental sobre Ben Carson, publicado por Zondervan, aunque no son las mismas películas.[cita requerida]

TramaEditar

La trama de la historia se centra en Ben Carson, cuando tuvo que vivir sin su padre a la edad de 8 años, se tuvo que mudar a Detroit con su madre y su hermano. Mientras se encontraba en cama, se culpaba porque sus papás se habían separado. En la escuela, al iniciar sexto grado, no sacaba buenas calificaciones, pero fue mejorando a un nivel en que fue a un concurso de deletreo y ganó; pero en los años 70 las personas negras no eran apreciadas por la gente blanca, y una de sus maestras con mucha ira dijo que se suponía que los demás alumnos blancos eran mejor que los negros y él no merecía haber ganado. Sus compañeros se sentían apenados porque vieron su progreso. En octavo grado, lo criticaban por su ropa, y llegó a amenazar a su mama por un pantalón que ella le había comprado. Esto antes no era conocido como bullying, sino que se llamaba "capitaliza" que, traducido al español, es la capitalización. El dinero que Ben tenía lo gastó en una navaja de bolsillo, con la que intentó agredir a un compañero que lo molestó, por lo que debería de escuchar en la radio y lo insultó. Ben le enterró el cuchillo, pero se quebró en la hebilla de la faja, y Carson pensó que lo había herido y, preso del miedo, salió corriendo. Cuando se graduó de la secundaria, comenzó a estudiar para ingresar a la universidad de medicina en Yale. En uno de los exámenes, le pusieron un problema que solo él pudo contestar, debido a que la noche anterior tuvo un sueño donde le ponían exactamente la misma pregunta, y apareció su mamá y le dijo "Benji, tú no necesitas el libro, todo lo que necesitas está en tu cabeza". En el examen, sus amigos se rindieron, pero él obtuvo una calificación excelente. Consiguió entrar de médico interno en un hospital. Allí, una niña con convulsiones entró al quirófano, pero cuando le iban hacer la cirugía, el doctor responsable que la tenía que operar no estaba disponible. Y tuvo que tomar una decisión: dejar que la paciente muriera o hacerse cargo de la cirugía, aun sabiendo que lo podían correr del hospital por haber hecho la cirugía él solo. El interno Benjamín Carson le tuvo que advertir a los papás de la niña que podía perder parte de su capacidad del habla y motora. Cuando a él lo llaman donde el director del hospital, le dicen: "Sabes, Benjamín, podrías perder tu lugar aquí", pero él, con toda honestidad, dijo: "Señor, haga lo que es correcto". El director, sabiendo que él tuvo que tomar una decisión de último momento, no lo despidió, y le dijo: "Felicidades, doctor Carson; por eso, el hospital le da una beca para estudiar su especialidad". En los tres años de la especialidad, Carson cuenta que una vez nacieron siameses; les dijo a los papás que podía haber una cirugía que les salvara la vida, pero el riesgo era que no podían sobrevivir a la cirugía a menos de que supiera cómo salvar a los dos bebés sin que hubiera hemorragia. Un día, en su casa, Ben estaba en la cocina con su madre platicando mientras ella lavaba los platos. Carson observa cómo el grifo de la cocina gotea lentamente y momentos después, cuando está jugando billar en la sala de su casa, se da cuenta de que tiene la solución al problema asimilándolo con el mismo grifo. Finalmente, decide realizar la cirugía con la ayuda de cincuenta doctores más y sale el procedimiento con éxito. Carson dice que estuvieron en la sala de operaciones casi 22 horas, pero al fin lograron separarlos. De aquí en adelante, el doctor Carson se hizo de una excelente reputación en la neurocirugía pediátrica.

RepartoEditar

CríticaEditar

En general, ha recibido críticas positivas, y una calificación de 63/100 en metacritic.com. Orlando Sentinel dijo: "Es la película perfecta para un país retado por su nuevo presidente a ser mejor". El Hollywood Reporter escribió: "La película es tan buena que un poco de inmodestia no solo es aceptable, es además comprensible." Y el Washington Post afirmó: "Es muy buena película, perseverante, pasmada por transiciones difíciles y una banda sonora deliciosa.[cita requerida]

Enlaces externosEditar