Abrir menú principal

Giovanni Girolamo Morone

(Redirigido desde «Giovanni Morone»)

Giovanni Girolamo Morone o también conocido en castellano como Juan Jerónimo Morone (Milán, 25 de enero de 1509 - 1 de diciembre de 1580) fue un obispo de Módena creado cardenal en 1542 por el papa Pablo III.[1]

Giovanni Girolamo Morone
Anonimo Giovanni Morone.jpg
El cardenal Giovanni Morone. Anónimo del siglo XVII que se encuentra en la Universidad de Bolonia
Información religiosa
Ordenación sacerdotal 12 de enero de 1533
Ordenación episcopal 12 de enero de 1533
Proclamación cardenalicia 31 de mayo de 1542 por Pablo III
Información personal
Nacimiento 25 de enero de 1509
Milán, Flag of Milan.svg Ducado de Milán
Fallecimiento 1 de diciembre de 1580
Roma, Flag of the Papal States (pre 1808).svg Estados Pontificios
Padres Girolamo Morone
Blason giovanni morone.jpg
Escudo de Giovanni Girolamo Morone

Índice

BiografíaEditar

Origen y formaciónEditar

Giovanni Girolamo Morone nació en Milán, el 25 de enero de 1509, en el seno de una familia noble. Su padre fue el conde Girolamo Morone, quien había sido gran canciller de Milán.[2]​ y quien por oponerse a oponerse al gobierno del emperador Carlos V, fue encarcelado. Una vez libre, el conde se vio obligado a trasladarse con su familia a la ciudad de Módena, donde Giovanni recibió los primeros años de formación.

Giovanni se trasladó a Padua para estudiar jurisprudencia, carrera de la que se graduó con gran distinción. A cambio de importantes servicios prestados por su padre al papa Clemente VII, el 7 de abril de 1529, Giovanni fue nombrado obispo de Módena.[3]​ El conde Girolamo había sido uno de los comisionados que negociaron los términos de la liberación del papa, quien se encontraba recluido en el castillo de San Angelo durante el saqueo de Roma de 1527. Giovanni Morone fue ordenado sacerdote y consagrado obispo el 12 de enero de 1533.

Misiones diplomáticasEditar

A partir de 1535, el papa Paulo III, comisionó en varias ocasiones a Giovanni Morone algunas misiones diplomáticas importantes. En primer lugar, fue enviado ante el rey de Francia, Francisco I para intentar arreglar la paz con el emperador;[4]​ y luego fue enviado como nuncio en 1536 ante Fernando I, emperador del Sacro Imperio. Entre 1539 y 1540 estuvo en Hagenau con la intención de recuperar el territorio para la fe católica.[5]​Morone fue legado pontificio en la Dieta de Espira de 1542.[6]

CardenalatoEditar

El 31 de mayo de 1542, Morone fue creado cardenal por el papa Paulo III, y en 16 de octubre del mismo año se le dio el título de cardenal presbítero de San Vitale.[7]​ Más tarde fue nombrado protector de Inglaterra, Hungría y Austria, de la Orden de San Benito, de la Orden cisterciense, de la Orden de los Predicadores (Dominicos), y de la Santa Casa de Loreto.[8]

Morone, junto con los cardenales Pierpaolo Parisio y Reginald Pole fue nombrado presidente del Concilio de Trento, de hecho, la elección de Trento para celebrar el concilio se dio gracias a su labor diplomática. Debido a la baja asistencia a la apertura del concilio; el procedimiento fue suspendido en 1543 y aplazado hasta 1545. Mientras tanto fue designado como legado papal en Bolonia, desde el 2 de abril de 1544 al 13 de julio de 1548, donde tuvo como vicelegado a Giannangelo de Médicis, futuro papa Pío IV. El 25 de febrero 1549, recibió el título cardenalicio de de San Stefano en Monte Celio.[9]

Entre 1549 y 1551, el cardenal Morone, fue el camarlengo del colegio cardenalicio. La muerte de Paulo III, acaecida el 10 de noviembre de 1549, le privó de un buen amigo. Participó en el cónclave de 1549, donde su amigo y compañero, presidente del Concilio de Trento, Reginald Pole, estuvo a punto de ser elegido Papa.[10]

Relación con los protestantesEditar

Las opiniones de los reformadores protestantes se habían extendido en las diócesis gobernadas por Morone, lo que generó sospechas sobre su simpatía hacia la doctrina de aquellos. Su empeño por la formación del clero le llevó a fundar el seminario diocesano. El 11 de diciembre de 1553 fue le fue designado el título de cardenal presbítero de San Lorenzo in Lucina.[11]​ El papa Julio III, a instancias del Duque de Milán, le dio la rica sede de Novara, cargo que ocupó hasta 1560 cuando le fue concedida la sede suburbicaria de Albano. El mismo pontífice lo envió como nuncio a la dieta de Augsburgo de 1555, pero el 23 de marzo de ese mismo año, murió el papa, razón por la cual tuvo que abandonar el cargo.

Morone participó en el cónclave celebrado del 5 al 10 de abril de 1555, del cual salió elegido papa el cardenal Marcello Cervini, quien tomó el nombre de Marcelo II.[12]​ En el nuevo cónclave resultó elegido el cardenal Gianpietro Carafa, el Gran Inquisidor de la Inquisición romana, tomando el nombre de Paulo IV, considerado por algunos, especialmente por el emperador como un antiespañol y un fanático religioso. Lo cierto es que será un problema para el cardenal Morone.

EncarcelamientoEditar

Morone había recibido el título de Santa María en Trastevere el 12 de junio de 1556.,[13]​ pero el 31 de mayo de 1557 por orden directa del Pablo IV fue encarcelado en el Castillo Sant'Angelo, bajo la sospecha de herejía Luterana.[14]​ El Colegio de Cardenales, encabezados por su decano, el Cardenal du Bellay, exigió un Consistorio al día siguiente, y el Papa se vio obligado a explicar la razón del procedimiento. El pontífice declaró que las dudas sobre las posiciones heréticas del cardenal provenían ya del pontificado de Paulo III. Cabe resaltar que el cardenal Reginald Pole, amigo de Morone, también fue investigado por supuesta herejía. Morone permaneció en manos de la Inquisición mientras se preparaba un juicio de parte de los cardenales.[15]

Una comisión de cardenales fue designada para llevar a cabo los interrogatorios, entre los que se encontraban el cardenal Michele Ghislieri (futuro papa Pío V), el cardenal Scipione Rebiba, el cardenal Giovanni Reuman Suau, y el cardenal Alessandro Farnese.[16]​ La fiscalía fracasó por completo, pues los Cardenales no encontraron motivos para condenarlo. Sin embargo, Morone rehusó salir de la cárcel y retomar el título de cardenal obispo de Albano, a menos que Paulo IV recociera públicamente su inocencia. Ante ello, el pontífice se negó a reconocer el supuesto error, puesto que según él, la Inquisición no se equivocaba. Morone permaneció encarcelado hasta la muerte del Papa, el 18 de agosto 1559. Se cree que Pablo IV publicó su Cum ex officio apostolatus[17]​ para evitar que el cardenal Morone fuese elegido papa en el próximo cónclave. Hasta la muerte el papa afirmó que Morone era un filoprotestante.[18]​ A pesar del reconocimiento de los cardenales de su inocencia, parece que el documento pesó para la elección del cardenal Giovanni Angelo de Medici, quien tomó el nombre de Pío IV.[19]

Luego de la elección de Pío IV, el cardenal Morone fue rehabilitado públicamente y se le ofreció el título de cardenal obispo de Albano,[20]​ hasta 1561 cuando fue nombrado como cardenal obispo de Santa Sabina. En 1562 fu trasladado al título de Palestrina, y finalmente fue nombrado a Porto y Santa Rufina en 1565.

Pio IV nombró de nuevo al cardenal Morone como obispo de la diócesis de Módena, cargo que ocupó hasta 1571. Parece que su fama había adquirido tal relevancia que en el cónclave de 1566 fue considerado un posible candidato como sucesor de Pío IV. Su candidatura contaba con el apoyo del emperador y de personajes ilustres como el cardenal Carlos Borromeo; pero la facción francesa y algunos de los príncipes italianos, como los de Ferrara y Florencia, fueron capaces de excluirlo del trono papal.[21]​ Incluso el cardenal Ghislieri, hizo saber que había reconsiderado el caso del cardenal Morone, y no se atrevía a votar por él para ser papa, las dudas sobre supuesta herejía aún pesaban en su pensamiento.[22]​ Morone había obtenido muchos votos pero no los suficientes para ser elegido, fue el cardenal Ghislieri a serlo, tomando el nombre de Pío V.[23]

Morone se convirtió en el decano del Colegio Cardenalicio en 1570, y asumió el obispado de Ostia y Velletri.[24]​ Por esa razón presidió el cónclave de 1572, que eligió a Ugo Boncompagni como papa Gregorio XIII.[25]​ Como cardenal obispo de Ostia y Velletri, estuvo atento a la aplicación de los decretos del Concilio de Trento en su diócesis, en especial a lo relativo a la celebración de sínodos diocesanos regulares. El 3 de junio de 1573 un sínodo tuvo lugar bajo su autoridad en la diócesis de Veletri, con su obispo sufragáneo, Lorenzo Bernardini, como presidente. En octubre de 1579, el mismo Cardenal Obispo presidió algunas sesiones. Las actas originales conservan su firma y sello.[26]

EstadistaEditar

Una de las preocupaciones del cardenal Morone, que le valieron la acusación de hereje ya mencionadas, fue el intento de unión de católicos y protestantes. Para ello encargó a Nicholas Sander investigar el progreso del protestantismo en Inglaterra, quien elaboró un informe sobre el Estado de Inglaterra en 1560. En 1562, Morone reinició las actividades en el Concilio de Trento, por mandato de Pio IV.

El cardenal Morone, presidió la ceremonia de apertura de la Puerta Santa de la basílica de San Pablo Extramuros, durante el Jubileo de 1575. Ese mismo año fue invitado a unirse a una legación que incluía a Matteo Senarega, un ministro del emperador y un ministro del rey de España, para visitar Génova, que había caído en completo desorden debido a algunos disturbios civiles.[27]​ Morone fue capaz de llevar la paz a la ciudad con una nueva constitución civil escrita en su mayor parte por él. Al año siguiente participó en la Dieta de Ratisbona, en presencia del emperador Maximiliano II, y su sola presencia tenía el efecto de calmar a los participantes. En 1578 fue enviado a Flandes para restaurar la paz en ese territorio, sin embargo, en esta ocasión, no pudo lograr su objetivo.[28]

El cardenal Giovanni Girolamo Morone Murió el 1 de diciembre de 1580 y fue enterrado en la Basílica de Santa Maria sopra Minerva.[29]

ReferenciasEditar

  1. Cf. Giovanni Morone, En: Catholic Encyclopedia, New York 1913.
  2. Cf. Girolamo Rossi, Vita di Girolamo Morone, Oneglia 1865. Carlo Gioda, Girolamo Morone e i suoi tempi: studio storico, Milano 1887.
  3. Giuseppe Cappelletti, Le chiese d' Italia, Vol. 15 (Venezia 1859), p. 287. Frédéric Sclopis, Le cardinal Jean Morone, Paris 1869, p. 2. Nicola Bernabei, Vita del Cardinale Giovanni Morone Vescovo di Modena, Modena 1885, p. 3.
  4. Lorenzo Cardella, Memorie storiche de' cardinali della Santa Romana Chiesa, Tomo IV, Roma 1793, pp. 240-241.
  5. Franz Dittrich (editor), Nuntiaturberichte Giovanni Morones vom deutschen Königshofe 1539. 1540., Paderborn 1892.
  6. Frédéric Sclopis, Le cardinal Jean Morone, pp. 5-9.
  7. Cardinal Title of Ss. Vitale, consultado el 3 de marzo de 2015.
  8. Cardella, 242.
  9. Más conocido como Santo Stefano Rotondo. Cardinal Title S. Stefano al Monte Celio, consultado el 3 de marzo de 2015.
  10. Sede vacante 1549-1550, consultado el 3 de marzo de 2015.
  11. Cardinal Title of S. Lorenzo, consultado el 3 de marzo de 2015.
  12. Sede Vacante, consultado el 3 de marzo de 2015.
  13. Cardinal Title of S. Maria in Trastevere, consultado el 3 de marzo de 2015.
  14. Massimo Firpo, Inquisizione romana e controriforma: studi sul cardinal Giovanni Morone e il suo processo d'eresia, Bologna 1992.
  15. Sclopis, 89-91, «an anonymous report of the events of the two days, found in the Ambrosian Library».
  16. Cf. Cesare Cantù, Il Cardinale Giovanni Morone, En: «Illustri Italiani», Vol. II, Milano 1873, pp. 393-465.421.
  17. Cantù, pp. 440-442.
  18. Cardella 242-243: «(...)furono deputati quattro Cardinali per esaminare la sua causa, tra questi vi fu il Cardinale Michele Ghislieri poi Summo Pontifice col nome di Pio V., il quale avendo sottoposto il Morone a rigidissimo esame in ordine a tutti gli articoli, de' quali era accusato, alla fine pronunciò, che era astatto innocente, e restiticollo all presenze di Paolo IV., quantunque poi si opponesse quando si tratto di farlo Papa. Ebbe dunque il Morone la libertà di sortire dal suo carcere, ma ricusò di aprofittarne, sintanto che il Papa non avesse renduta esatta giustizia alla sua innocenza. Paolo IV. tuttavia ne disserì l' assoluzione, forse per tema di no condannare se medesimo, e lo, e lo lascio prigione fino al Pontificato di Pio IV., in cui rivedutasi con la più squisita, ed esatta diligenza da due Cardinali maggiori di ogni eccezione, cioè dal Puteo, e dal prelodato Ghislieri, la sua causa, fu datto stesso Pontefice Pio IV., non solo giustificato, ma di più dichiarato in pieno concistorio innocente, e ingiustamente carcerato, e della cattolica religione fervido zelatore, e uomo per insigne pietà riguardevole, e chiaro».
  19. Sede vacante 1559, consultado el 3 de marzo de 2015.
  20. Cardinal Suburbicarian See Albano, consultado el 3 de marzo de 2015.
  21. F. Petruccelli della Gattina, Histoire diplomatique des conclaves, Vol. II, Paris 1864, pp. 208-235. T. Adolphus Trollope, The Papal Conclaves, as they were and as they are, London 1876, pp. 250-257.
  22. Conclavi de' Pontifici Romani, Cologne 1692, pp. 292-334.310: «Le creature di Paolo Quarto, erano poche, e trà esse era il Cardinal d' Araceli (D' Olera), il quale, per non alienarse Borromeo, haveva promesso di dare l' ultimo accesso, di maniere che molti stavano sospeti, e fr` esse il Cardinal Alessandro (Ghislieri) apertamente diceva, che in conscienza sua non poteva eleggere Morone Papa, mà che nondimeno non s' opponeva alla conscienza degli altri, ne diceva che non potessero eleggerlo per l' imputatione daragli nelle cose della Religione».
  23. Sede vacante 1572, consultado el 3 de marzo de 2015.
  24. Cardinal Suburbicarian See Ostia
  25. Sede vacante 1572, consultado el 3 de marzo de 2015.
  26. Tommaso Bauco, Storia della città di Veletri, 2a ed., Vol. II, Veletri 1851, pp. 90-91.
  27. Sclopis, 67-79. «In 1528 the famous Genoese admiral, Andrea Doria, having driven out the French garrison, restored the Republic of Genoa in an assembly which produced a new constitution on September 13, 1528, sharing power between the Old Nobility, the New Nobility, and the People. This constitution was modified by Doria in 1547, in the face of continued civil strife, involving as well the Adorno and Fregoso families; it was called the garibetto. Doria died in 1560, and the internal situation of Genoa continually deteriorated, causing alarm throughout Italy, especially to the Grand Duke of Tuscany, Francesco de' Medici, and the Prince of Piedmont, Emmanuel Philibert. In 1575, in a period of terror, the Genoese Senate abolished the garibetto, and a civil war began, made no less dangerous because Genoa was the port for fifty galleons of the navy of Don John of Austria, half-brother of King Philip II of Spain. Gregory XIII intervened in the name of Italian liberty and tranquillity.»
  28. Cardella, 243
  29. Vinzenzo Forcella, Inscrizioni delle chiese e d' altri edificii di Roma, Vol. I, Roma 1869, p. 547 no. 2096 (Morone's epitaph): D O M HIC . IACET . CORPUS . IOANNIS . CARD . MORONI PATRITII . MEDIOLANENSIS . ET . EPISCOPI . OSTIENSIS QUI . IULII . III . LEGATUS . APOSTOLICUS IN . SACRO . CONCILIO . TRIDENTINO ET . PARESES . VIXIT . ANNOS . LXXI . MENSES X . DIES . V . OBIIT . I . DECEMBRIS . MDLXXX ORATE . DEUM . PRO . EO HIERONIMUS . MORONUS . COMES . PONTIS . CORONI . HAERES HORATIUS . MORONUS . EPISC . SUTRIN . ET . NEPESIN FRATRIS . FILII . DNO . AC . PATRUO . OPTIMO EX . TESTAMENTO . MOERENTES . POSUERUNT