Paulo III

(Redirigido desde «Pablo III»)

Paulo III o Pablo III (en latín, Paulus PP. III; Canino, Estados Pontificios, 29 de febrero de 1468Roma, Estados Pontificios, 10 de noviembre de 1549) fue el papa nº 220 de la Iglesia católica, de 1534 a 1549.

Pablo III
Tizian (Schule) 001c.jpg

Emblem of the Holy See usual.svg
Papa de la Iglesia católica
3 de noviembre de 1534-10 de noviembre de 1549
Predecesor Clemente VII
Sucesor Julio III
Información religiosa
Ordenación sacerdotal 26 de junio de 1519
Ordenación episcopal 2 de julio de 1519
por el papa León X
Proclamación cardenalicia 20 de septiembre de 1493
por el papa Alejandro VI
Información personal
Nombre Alejandro Farnesio
Nacimiento 29 de febrero de 1468
Bandera de Estados Pontificios Canino, Lacio, Estados Pontificios
Fallecimiento 10 de noviembre de 1549 (81 años)
Bandera de Estados Pontificios Roma, Estados Pontificios
Hijos Costanza Farnese, Ranuccio Farnese y Pedro Luis Farnesio
Alma máter Universidad de Pisa
C o a Paulus III.svg
Escudo de Pablo III

Índice

Orígenes y formaciónEditar

De nombre Alejandro Farnesio (en italiano, Alessandro Farnese), pertenecía a la poderosa familia Farnese o Farnesio, latifundistas en la zona del lago de Bolsena. El abuelo de Alejandro, Ranuccio Farnesio, fue Capitán General de la Iglesia en tiempos del pontificado de Eugenio IV. Sus padres fueron Pedro Luis Farnesio y Giovanella Gaetani.

Se educó primero en Roma, con Pomponio Leto y después en Florencia en el palacio de Lorenzo el Magnífico, donde conoció al futuro León X. Dominaba el latín clásico y el italiano. Su carrera eclesiástica fue meteórica sin llegar a ser sacerdote hasta 1519, año en el que recibió la ordenación[1]​. Inocencio VIII le nombraría protonotario apostólico y el 20 de septiembre de 1493 cardenal diacono con el título de San Cosme y San Damián por el papa Alejandro VI que era amante de Julia Farnesio, hermana de Alejandro. Fue promocionado hasta llegar a ser rector del Colegio cardenalicio. En el pontificado de Clemente VII, es nombrado cardenal obispo de Ostia. También fue obispo de Parma y administrador apostólico de Benevento[2]​, y durante este tiempo tuvo cuatro hijos con una noble romana: Pablo, Constanza, Ranucio, y Pedro Luis, que más tarde serían legitimados por Julio II.

PapadoEditar

En dos ocasiones estuvo cerca de alcanzar el papado. Por fin, a sus 66 años, el 13 de octubre de 1534, el cónclave le eligió papa, sucesor de Clemente VII para gozo del pueblo romano. Desde Martín V, cien años antes, no había sido elegido otro papa ciudadano de Roma. Es coronado el 3 de noviembre.

En su Corte romana llevó una vida lujosa. Practicó el nepotismo contribuyendo al engrandecimiento de su familia. Uno de sus primeros actos como pontífice fue nombrar cardenales a dos de sus nietos, Guido Ascanio Sforza, de dieciséis años de edad, y Alejandro Farnesio, de tan sólo catorce. Este hecho fue criticado y protestado, pero pronto olvidado cuando entraron en el Sagrado Colegio personalidades de la talla de Reginald Pole, Gasparo Contarini, Jacopo Sadoleto y Gian Pietro Caraffa.[3]

Pablo III reformó la corte papal. En 1536 nombró una a una comisión de "reformadores" católicos, con el fin de analizar los "abusos" cometidos por la Iglesia y remediar las "heridas" causadas. El resultado de la comisión dio origen al documento Consilium de emendanda Ecclesia que fue leído al papa el 9 de marzo de 1537​.[4]​ Este papa también reformó la Cámara Apostólica, el Tribunal de la Rota, la Penitenciaría, y la Cancillería.

 
Paulo III con Alejandro y Octavio Farnesio por Tiziano.

Entre sus prioridades estaban asegurar los dominios papales (estados pontificios), y reforzar la posición de la familia Farnesio. Para ello creó un ducado para su hijo, Pier Luigi, uniendo Plasencia y Parma. Esto ocasionó un litigio con el gobernador de Milán. Pier Luigi terminó sus días asesinado y el la ciudad de Plasencia se apartó de los Estados Papales. Después del asesinato de su hijo Pier Luigi, el Papa luchó por mantener Plasencia y Parma en los Estados Pontificios privando a Octavio, hijo de Pier Luigi y yerno del emperador Carlos V, de esos ducados.

Con motivo de la evangelización del nuevo mundo, el 2 de junio de 1537, con la bula Sublimis Deus,[5]​ Pablo prohibió la esclavización de los indios. Defendió la racionalidad de los mismos, en cuanto que son hombres, declaró que tenían derecho a su libertad, a disponer de sus posesiones y a la vez tenían el derecho a abrazar la fe, que debía serles predicada con métodos pacíficos, evitando todo tipo de crueldad. Asimismo, concedió a Santiago de Guatemala el título de ciudad por autoridad apostólica, contenida en su bula del 15 de enero de 1534.

En 1540 enfrentó una insurrección en la ciudad de Perugia en contra de los nuevos tributos que había decretado, conocida como la Guerra de la Sal. Concluyó con la subordinación definitiva de la ciudad al control papal.

 
Bula del Papa Pablo III, Defensa de los indígenas.
 
Pablo III papa 1534-1549

En 1540, aprobó la fundación de la Compañía de Jesús[6]​ y en 1544 las Ursulinas.[7]​ En 1542 estableció el Santo Oficio como cámara de apelación final en casos de herejía, siendo así como dio comienzo a la Inquisición Romana (fue convencido a tal fin por el cardenal Gian Pietro Caraffa, futuro Pablo IV). Puso en marcha la elaboración del primer Índice de libros prohibidos por la Iglesia (que se publicaría en 1559).

En 1543 Nicolás Copérnico, clérigo polaco, publicó su obra "Sobre las Revoluciones de las Esferas Celestes". La creencia popular era que Copérnico “descubrió” que la tierra giraba alrededor del sol. Pero esa noción por lo menos databa de los antiguos griegos. Copérnico, buen católico, publicó su libro pedido por dos eminentes prelados y se lo dedicó al Papa Pablo III, que lo recibió cordialmente.[8]

El concilio de Trento y la reforma católicaEditar

 
Carta a la orden franciscana sobre un privilegio concedido por el papa Pablo III, Cardenal Francisco Quiñonez.

El 2 de junio de 1536, Pablo III convocó un concilio en Mantua para el siguiente mes de mayo, pero la oposición de los príncipes protestantes y el rechazo del Duque de Mantua (Federico II Gonzaga) para asumir la responsabilidad de mantener el orden, frustraron el proyecto. Entonces publicó una nueva bula, convocando un concilio en Vicenza, el 1 de mayo de 1538, pero tampoco pudo llevarse a cabo.

Mantuvo una estricta neutralidad entre Francisco I y Carlos V, a pesar de que Carlos le insistía a que apoyara el imperio sometiendo a Francisco a la reprobación de la Iglesia. El pontífice les indujo a sostener una conferencia en Niza (junio de 1538) concluyendo en una tregua de diez años, conocida como Tregua de Niza. Como muestra de buena voluntad, una nieta de Pablo casó con un príncipe francés y el emperador concedió la mano de su hija, Margarita de Austria, a Octavio Farnesio.

Sin embargo Francisco rompió la tregua en 1542. Las hostilidades entre ambos monarcas terminaron por el Tratado de Crépy, de 18 de septiembre de 1544, y el pontífice recuperó el proyecto de convocar un concilio ecuménico. Los príncipes protestantes no tenían intención de acudir a un concilio presidido por el obispo de Roma, pero el emperador Carlos les instó a asistir por las buenas o por la fuerza de las armas.[9]​ El Papa prometió ayudarle con trescientos mil ducados y veinte mil soldados de infantería con la condición de que Carlos no llegara a tratos con los protestantes que excluyeran al papado y o fueran contra la doctrina católica.

Finalmente, el 13 de diciembre de 1545, el concilio de Trento celebró su primera sesión.[10]​ En siete sesiones, la última el 3 de marzo de 1547, discutieron las cuestiones más importantes de fe y disciplina. Haciendo caso omiso de las amenazas y argumentaciones del bando protestante, se formularon la doctrina Católica acerca de las Escrituras, el pecado original, la justificación, y los Sacramentos. Muy avanzado el concilio, el miedo a una epidemia en Trento motivó la continuación de las sesiones la ciudad de Bolonia. Carlos pidió el retorno del consejo a territorio alemán, pero las deliberaciones del concilio continuaron en Bolonia hasta que el Papa, para evitar un cisma, lo prorrogó indefinidamente el 21 de abril.[11]

MecenazgoEditar

Antes de ser elegido Sumo Pontífice, el cardenal Farnesio habría encargado a Antonio de Sangallo el Joven, la construcción de su famoso palacio en Roma.[12]​ En su elección al papado, el tamaño y la magnificencia de este programa de construcción se incrementó para reflejar su cambio de estado.

El pontífice promovió desde inicios de su pontificado, una Nueva Roma, debido al estado de la urbe después de sufrir el Saco de Roma. Gastó innumerables cifras de dinero en la construcción y reparación de calles logrando mejorar el tránsito de la ciudad.[13]

Durante su pontificado, la Capilla Paulina se construyó en el Palacio Apostólico y se inició la construcción de la Sala Regia.

Entre los protagonistas de esta temporada, el más grande fue Miguel Ángel, establecido en Roma desde 1534 hasta su fallecimiento.

Por encargo del papa Clemente VII y más tarde confirmado por Pablo III, Miguel Ángel aceptó pintar en la pared del altar de la Capilla Sixtina el Juicio Final y dos frescos para la Capilla Paulina: La conversión de san Pablo y El Martirio de San Pedro.

También le encargó la urbanización de la plaza del Capitolio y fue el arquitecto de la basílica de San Pedro.

FallecimientoEditar

 
Moneda de plata con el escudo papal y la leyenda: ·PAVLVS•III• •PONT•MAX•. Y por el otro lado la figura de San Pablo: S•PAVLVS•• •ALMA•ROMA y la marca de la ceca.

Tiempo después de terminado el Primer Periodo del Concilio (1545-1547), el Papa Pablo III murió de forma repentina (10 de noviembre de 1549). Sufrió una fiebre violenta y falleció rápidamente, en el palacio del Quirinal, a la edad de 81 años. Sus restos descansan en la basílica de San Pedro, en una tumba obra de Guglielmo della Porta.[14]

En la cultura popularEditar

Las profecías de San Malaquías se refieren a este papa como Hyacinthus medicorum (El jacinto de los médicos),[15]​ cita que hace referencia a que como papa durante el Concilio de Trento, "sanó" a la Iglesia. Y asimismo por el hecho de que en su escudo de armas figuran dos flores de lis azules (también llamadas jacintos) y a que fue cardenal de San Cosme y San Damián, dos médicos mártires.

ReferenciasEditar

  1. Fue ordenado sacerdote en 1519, pero ya en 1493 había sido nombrado cardenal diácono y como tal pertenecía al estado eclesiástico.
  2. Pompeo Sarnelli: Memorie cronologiche de' vescovi ed arcivescovi della s. Chiesa di Benevento, p. 143.
  3. PAULO III (Papa)(1534-1549)
  4. Hughes, Kevin L. (2011). «El Concilio de Trento». Historia de la Iglesia. El legado de la fe. Chicago: Loyola Press. pp. 77-81. ISBN 978--0-8294-2374-7. 
  5. LA BULA SUBLIMIS DEUS DE PAULO III
  6. Ad maiorem dei gloriam Escrito por Universidad Iberoamericana
  7. Paulo III
  8. El Caso Galileo GEORGE SIM JOHNSTON
  9. PABLO III (1468-1549)
  10. Concilio de Trento
  11. Carlos V contra los Principes Protestantes
  12. Enciclopedia Católica, «Papa Pío Paulo III.»
  13. Enciclopedia Católica, «Papa Pío Paulo III.»
  14. "tumba de Papa Pablo III Vol"
  15. Citas en latín de San Malaquías

Enlaces externosEditar